Kurasu Marugoto – Episodio 58: Las Huellas del Rey

Kurasu Marugoto

Episodio 58: Las Huellas del Rey

 

Aun así, la diferencia de poder entre él y los enemigos era abrumadora.

Aunque ‘Peón’ era la clase más baja, gracias a la armadura negra, podían obtener una capacidad de combate mucho más superior a la de los monstruos de alrededor.

Además, habían 5 de ellos
No importaba lo mucho que golpeara, era imposible revertir esta diferencia en el potencial de batalla. Sin mucho esfuerzo, podrían pisotearlo, pisarlo, y de hecho, realmente fue por ese camino.

“Por eso te lo advertí. que inútil desperdicio de vida.”

El crucero pesado estaba flotando frente a las costas de Isla Delf. Uno de los Peones que atacaron ahí para capturar a la Reina, miró con odio al hombre que caía de bruces delante de él, parecía un trapo de polvo hecho jirones y murmuró eso.
Este hombre que reencarnó como Faraón -una especie superior de momia- había estado tratando de obstruir su camino utilizando el poder preeminente de la telequinesia. De hecho, su poder era bastante significativo. Romper ese muro invisible, era casi imposible incluso con la fuerza física de los cinco. Si esto fuera uno a uno, se vería presionado a una batalla desesperada.

Pero al final, este Faraón sólo tenía en sus manos habilidades casi iguales a un Peón, en el mejor de los casos. Mientras derramaba su poder para mantener la pared, su cuerpo estaba mayormente indefenso. Podría haber sido una historia diferente si hubiese evacuado al otro lado de la muralla, pero al exponer a propósito su cuerpo fuera de la muralla, este Faraón había asumido una posición que indujo los ataques de los Peones.

¿Quería ganar tiempo?
¿O estaba seguro de que podía desafiar a 5 personas por sí mismo?

Pero lo que sea que estuviera pensando, no se hizo realidad.

Incluso cuando el Peón le hablaba, el Faraón no respondía. Todavía estaba desmayado, acostado boca abajo. Los adornos que decoraban su cuerpo se habían desprendido, las vendas rasgadas, la piel ennegrecida expuesta. Sólo la máscara dorada era estúpidamente resistente o algo así, no tenía ni una sola grieta.

“Este tipo, ¿murió?”

Uno de los Peones, Asaake, murmuró.

“Quién sabe. Pero es seguro que ya no puede moverse. Entremos en la nave y busquemos a la Reina”

Recapturarla era definitivamente su objetivo prioritario.
Los Peones comenzaron a caminar hacia la cabina, en ese momento, un terrible impacto los atacó por detrás.

“¿¡Guoo…!?”

“¿¡Hiiii!?”

Cuando miraron hacia atrás, el Faraón se estaba levantando lentamente, exactamente como si estuviera siendo colgado por algún tipo de hilo invisible. Su expresión no era discernible debido a la máscara dorada. Sin embargo, el Faraón levantó el ankh roto en su mano derecha, y comenzó a atacar a los Peones con misterioso poder.

“¡Este tipo, sigue vivo…!”

El grito de Asaake resonó en sus oídos.

“¡Entonces deberíamos matarlo!”

Al grito de una persona, los otros Peones también asintieron.
Convirtieron la energía de sangre(energía negra carmesí), haciéndola girar en forma de lanza.

La armadura negra, también conocida como la Armadura Promocional, era una armadura que otorgaba poder similar a las otras piezas de ajedrez a los Peones que originalmente no tenían habilidad de combate.
Habilidad física de los Caballos, energía de sangre de los Alfiles. Y luego la abrumadora capacidad de defensa de las Torres.

Lo que era especialmente fácil de usar era esta energía de sangre.

“¡……!”

El Faraón ni siquiera pudo pronunciar palabras y levantó el ankh roto.

“¡Muereeeee!”

Un Peón proyectó una lanza. Más rápido de lo que el Faraón podía disparar telequinesia, esa lanza se extendió hacia adelante, penetrando profundamente en su pecho.

“¡¡……!!”

Incapaz de detener el impulso de esa lanza, el cuerpo del Faraón fue clavado en la pared de la cabina.
Continuando después de eso, otros Peones también dispararon lanzas de energía de sangre una tras otra. Todas las lanzas golpearon al Faraón. De su cuerpo reseco, la sangre ni siquiera fluía. Su cabeza, con la pesada máscara puesta, se inclinó hacia abajo. Su mano perdió su fuerza, el ankh roto hizo un ruido y rodó por el suelo de la cubierta.

“¿Lo hicimos…?”

“¡Este tipo realmente nos dio muchos problemas…!”

“¡Pérdida de tiempo innecesaria…!”

Los Peones unánimemente maldijeron, pero, aun así, cautelosamente se distanciaron del Faraón.

Lo golpearon, lo mataron, murió, justo en el momento en que estaban convencidos de esto, se levantaba y hacía un ataque sorpresa contra ellos, esto no se trató de algo que ocurrió una sola vez. Ni uno solo de los presentes podría estar seguro de que realmente murió después de todo eso. Sin embargo, confirmaron que el Faraón finalmente había dejado de moverse por completo, todo el mundo comenzó a entrar en la nave.
Más que un enemigo fuerte, era un enemigo ominoso. Lo derrotaron una y otra vez, pero resucitaba y se levantaba. Los monstruos no muertos originales tenían una imagen dura, aun así, este Faraón parecía sobresalir entre ellos.

Después de que todos los Peones habían entrado en la nave, no quedaba nadie que notara que el dedo del Faraón se movió de nuevo.

 

 

*****Espaciador Jefe Multifases*****

 

 

Cuando entraron en el barco, las puertas que parecían conducir a la habitación de los marineros estaban alineadas a ambos lados. Los Peones con cautela abrieron todas y cada una de ellas.

“Extraño…”

Uno de ellos murmuró, los otros también asintieron.

“Es verdad, no puedo encontrar ningún otro monstruo.”

Pensando con calma, era difícil imaginar que los únicos que fortalecieron la defensa de este crucero pesado fueran ese Faraón e Íncubo. Imps y tales podrían decirse que eran monstruos salvajes domesticados por el íncubo.
Tokihara les había dicho que pronto se iba a celebrar una feria comercial en Albadanba, y los estudiantes de este crucero iban a participar en ese evento. Una gran mayoría de los estudiantes parecía haber sido asignada allí, y faltaría la defensa del crucero pesado, fue con esa predicción que habían atacado en ese momento. Pensando en eso, el hecho de que el número fuera poco en sí mismo no era nada extraño. Pero como era de esperar, esto era demasiado poco.

¿Sintieron el ataque y escaparon, o están aguantando la respiración, buscando una abertura? Sea lo que sea, no podemos ser descuidados.

Avanzando cautelosamente por el estrecho pasillo, abrieron las puertas una a una. En ese momento, uno de los vampiros de repente levantó la voz.

“¿Oya…?”

“Asaake-san, ¿encontraste algo?”

“Ahh, no…. parece la habitación del capitán. Una habitación estúpidamente amplia”

Cuando miraron la habitación en la que Asaake había estado mirando, ciertamente ocupaba más espacio que las otras habitaciones de marineros.
La Reina parecía no estar aquí, pero en cambio, vieron una gran cantidad de documentos. En la parte superior de la cubierta había un mapa de este mundo que era más preciso de lo que pensaban, algo se le añadió en japonés.

“Esto es…”

Un Peón lo recogió y dijo.

“¿Su futura ruta planeada?”

“Parece que iban a la península de Werneus después de dejar Albadanba.”

Mirando desde un lado, su camarada también murmuró.

Werneus era una península que sobresalía mucho del sureste del continente. Estaba lejos del territorio dominado por el Imperio, por lo que un cuerpo de monstruos como esos tipos podría actuar con relativa facilidad. Trazando la flecha, se dirigían directamente hacia el norte desde la península, tomando una ruta hacia el bosque en la parte oriental del continente.

“¿El este? ¿A qué apuntan esos tipos?”

“No lo sé. ¿No están corriendo al azar para escapar de nosotros…?”

Tokihara,’el Peón de Albadanba’, había sido instruido por el Alfil Akeno a determinar la futura ruta planeada de esos tipos. Por una simple razón: mientras conozcan el movimiento de esos tipos, sería más fácil para el clan de sangre actuar.

Mientras pudieran apoderarse de la Reina, esto sería un asunto trivial, pero no había pérdida en recordar esta información.

“Todavía hay muchos documentos que me preocupan, pero primero está la Reina…”

Otros Peones asintieron a esas palabras. Salieron de la habitación y comenzaron a investigar el cuarto de los marineros de nuevo.

Sí, era la Reina.

La Reina del clan de la sangre, Akai Asuka. Su traición llegaría pronto a los oídos del Rey. Sin embargo, la autoridad de dominación del Rey no tenía ningún efecto en la Reina que estaba en un lugar lejos de ese castillo.
El Rey, que tenía el factor original del clan de la sangre, tenía una autoridad abrumadora sobre todos los miembros del clan de la sangre que tenían copias de ese factor. Era una maldición encadenada con la que podía tratar de mantener fuertemente su voluntad por su bien, pero nunca podrían escapar. Por así decirlo, todo el clan de la sangre era algo así como los vástagos del Rey. La Reina no era una excepción. Si ella se paraba frente al Rey, y si el Rey lo quería, su libre albedrío sería arrebatado, su cuerpo se movería como el deseo del Rey.

Naturalmente, incluso esta autoridad de dominación no era perfecta.

Para dominar al oponente, el Rey necesitaba saber su ubicación exacta. Hablando concretamente, tenía que percibir claramente su existencia. Por lo tanto, en un lugar tan lejano como éste, ni siquiera el Rey podría manipular a la traicionera Reina.
Básicamente, el Rey había estado ordenando al clan de la sangre que le presentase su sangre. El Rey nunca olvidaba el sabor y el olor de la sangre que había bebido una vez. Dondequiera que estuvieran, el Rey sería capaz de captar con precisión la ubicación del objetivo. El acto de dedicar sangre tenía el significado de que el Rey percibiera esa existencia en cualquier parte del mundo, y para el clan de la sangre, también tenía el significado de ponerse un collar que nunca podrían quitar.

La única que no dedicó su sangre al Rey fue la Reina. Fue favorecida por el Rey. Esa Reina que fue tan obediente al Rey desde el principio, para traicionarlo, ni siquiera el propio Rey pensó en ello. (BryanSSC: ¿No les parece un poco idiota este rey del que tanto hablan? -.-)

Por esta razón, iban a asegurar a la Reina. Si la arrastraran ante la presencia del Rey, el resto se conformarían solos. Usando la autoridad de dominación del Rey, podría hacer que la Reina escupiera información, forzarla al suicidio, hacer que presentara su sangre y así ponerla bajo control total, todo era posible.
Naturalmente, ella también se resistiría. Su Enfermedad de Abstinencia estallaría pronto, aun así, la Reina era la Reina. Sería difícil para ellos, que sólo eran Peones, capturarla a salvo. Estaban equipados con cuchillos cargados con la saliva de un hombre lobo, ¿pero eso sería suficiente para detener su poder?

En caso de que capturarla fuera difícil, se limitarían a recolectar sólo su sangre. Mientras pudieran entregar su sangre al Rey, el resultado sería el mismo. Y en el caso de que no tuvieran más remedio que usar su carta de triunfo. Todos miraron a Asaake. La botella de sangre y el cuchillo que le había confiado Tokihara.

“Contamos contigo, Asaake-san.”

“Ja ja ja ja. Por favor, déjenmelo a mí”

Los Peones finalmente se pararon en frente de una habitación. Había una presencia de alguien dentro.

Tal vez, ¿era este lugar? Pensando así, intentaron agarrar el pomo de la puerta en ese instante.

Todo su cuerpo fue atacado por una sensación de estremecimiento. La fuerte hostilidad y la malicia se convirtieron en presión y apretó sus cabezas, era ese tipo de sensación. Su cuerpo se endureció. El frío hizo que quisieran escapar de inmediato. Y el origen de eso estaba claramente emitiendo desde el otro lado de esta puerta.

Ya no había lugar a dudas. Un Peón se sacudió de su rigidez y abrió de una patada la puerta.

Dentro había una chica con uniforme de marinero, sentada en la cama, mirando hacia aquí.

“Finalmente te encontramos, Reina.”

“…¿Para qué vinieron aquí?”

Dijo ella, con una voz fría que contenía un frío penetrante.

Pelo lacio y largo que se extendía hasta la cintura. Pero no había ninguna impresión clara y ordenada en absoluto, si se presionara a decir algo, sería que su imagen era agresiva. En la profundidad de sus ojos de almendra se arremolinaba la ira de color sangre. Los Peones naturalmente hicieron flotar una sonrisa en su boca. Todo su cuerpo se sentía como si temblara violentamente.

“…Tú-”

Ese Peón apenas podía abrir la boca.

“Hemos venido a entregarte al Rey.”

“Deja de bromear.”

Ella dijo claramente.

“Nunca volveré a ir con ese hombre. Si alguna vez hay una próxima oportunidad de ir allí…”

La Reina se levantó y miró hacia aquí.

“Será el momento de cortarle la cabeza a ese tipo mientras duerme.”

Inmediatamente después, una ola negra brotó del cuerpo de la Reina y lanzó fácilmente a los Peones. Ellos, junto con su armadura, flotaron hacia arriba e inmediatamente fueron lanzados contra la pared. ¿Está sufriendo realmente la enfermedad de abstinencia? Esa duda revoloteó por sus mentes. Hasta ese punto, el poder era abrumador.

Pero, esa duda fue inmediatamente sacudida. Cuando levantaron la cabeza y miraron a la Reina, su cara estaba bañada en sudores, la respiración áspera se estaba repitiendo. Era un aspecto que la Reina nunca mostraría. La fatiga la había atacado inmediatamente por el uso del poder.

Como pensaban, la Reina no estaba en condiciones normales.

“¡Capturen a la Reina pase lo que pase!”

Al mismo tiempo, los peones sacaron los cuchillos que Tokihara les había dado. Si la herían con eso, causaría los mismos síntomas que ser mordida por un hombre lobo. Los factores restantes volverían a su estado de base también, la Enfermedad de Abstinencia progresaría aún más. Si todos los factores vampíricos volvieran al estado base, alcanzarían un nivel en el que incluso las actividades normales se verían interrumpidas. Una vez que llegara a ese punto, incluso la Reina sería más impotente que un bebé humano.
Mientras dejaban a la Reina apenas viva en ese estado, la llevarían ante el Rey.

Naturalmente, eso sería imposible con un solo disparo. Pero si la golpeaban una vez, la Reina se debilitaría definitivamente, si seguían así y la cortaban una y otra vez, ese momento siempre llegaría. Ese era su plan original.

Sin embargo-

“¡No me desprecien…!”

Junto con una voz airada, la Reina levantó su mano derecha. La ola negra que se extendía desde ese brazo ataba al peón que se estaba luchando en lo más alto.

“¡Gaah…!”

El grito del hombre resonó en la estrecha cabina. Aprovechando esa brecha, otro Peón intentó cortar por un lado.

“¡……–!”

“¡Uoo!”

La Reina canceló la contención del Peón atado, cogió el cuchillo del otro Peón entre los dedos.

El cuchillo tenía la misma estructura que el colmillo de una serpiente venenosa. La saliva de hombre lobo almacenada dentro estaba siendo secretada por la punta. Mirando el líquido transparente que caía lentamente, la Reina entrecerró los ojos.

“…Aunque he oído que Inugami ha desaparecido.”

“Buena suposición”

Dentro de la estrecha habitación, los Peones se separaron a izquierda y derecha y se acercaron lentamente, uno de ellos respondió así a las palabras de la Reina.

“Pero, después de todo, es sólo un perro. A diferencia de tus otros compañeros”

“¿… Kaoru y Harao que deberían haber estado en cubierta?”

“No logramos atrapar al íncubo, pero el Faraón se resistió, así que lo castigamos un poco. Bueno, probablemente esté a salvo.”

“Ya veo.”

Eran solo dos palabras cortas, pero estaba cargada de una clara cólera más que cualquier otra palabra que la Reina había pronunciado hasta ahora.

La Reina todavía agarraba el cuchillo con los dedos de una mano, la otra mano tomó la forma de una lanza. ∗Zuwa∗, haciendo ese sonido, aparecieron garras venenosas de color rojo sangre desde las puntas de sus delgados dedos blancos. Todos en este lugar comprendieron la acción que la Reina iba a tomar a continuación, pero ninguno de ellos llegó a tiempo para hacer frente a ello.
La lanza atravesó el pecho de un peón. Rompió la armadura, aplastó los huesos, rompió el corazón que era la fuente de la vida de un vampiro.

“¡Gah…!”

El hombre gritó, sus ojos se volvieron hacia atrás, y luego desapareció como cenizas en el viento.

La Reina lo mató. Un peón, sin dudarlo, en un instante.
Respirando con dificultad, la Reina parecía que se iba a desmayar pronto, pero ni siquiera le dio tiempo de resistirse. Si le apetecía, incluso derrotarlos a todos aquí sería posible. Los peones estallaron en sudores fríos, se estremecieron.
En este momento, no podían decir nada optimista como capturarla. Incluso si trataban de robar su sangre y retirarse, aún no se sabía si podrían o no escapar.

En ese caso-
Tenemos que cambiar nuestra estrategia.

La conciencia de los Peones se dirigió naturalmente a Asaake. Tenía dos cuchillos.
Uno era igual que los demás, con saliva de hombre lobo. Y el otro era un cuchillo con la misma estructura, pero dentro había sangre.

Este cuchillo era originalmente algo que el Alfil Akeno hizo en broma. Su propósito original no era verter veneno en el cuerpo del oponente. Nació en el proceso de tratar de simplificar la ceremonia de transformación del vampiro. Es decir, lo que se pretendía almacenar no era ni veneno ni saliva de hombre lobo, sino sangre de vampiro. Y esa tenía que ser fresca.
Lo que estaba guardado en el otro cuchillo que Asaake sostenía, era eso.

¿Podemos hacerlo? Todos miraron a la Reina.

Estaba enfadada. La familia Akai era del linaje más antiguo incluso entre el clan de la sangre, eran orgullosos, siempre tenían compostura contra todas las cosas. Siempre elegantes. En cualquier momento, ellos siempre mostraban superioridad en su actitud, la cual nunca estuvo destinada a colapsar. Su manera de pelear no tenía nada de eso.
A pesar de que su cuerpo estaba pegajoso por sudor, ella liberó poder, hizo un ataque desarmada usando garras de sangre que no podían llamarse elegantes en absoluto, pero no lo eran porque estaba presionada por la Enfermedad de Abstinencia. Estaba enfadada.

Una vez. Una sola vez era suficiente. Si es este plan, entonces no necesitamos cortarla varias veces.

“¡……!”

Mientras dudaban, la Reina se movió. Después extendió sus garras de sangre hacia delante. Ese Peón dobló su cuerpo y lo evitó por poco, pero la habitación era estrecha. No había lugar donde retirarse. Inmediatamente fue acorralado. Otros Peones trataron de sujetar a la Reina con energía de sangre por detrás, pero esos fueron inmediatamente retirados.
Ese peón agarró su cuchillo y atacó a la Reina. La Reina contraatacó con garras de sangre. Sus garras fácilmente rompieron su armadura y se clavaron en su pecho. Retorció su cuerpo, evitó por poco un golpe directo a su corazón. La sangre entró en su tráquea y regurgitó. Pero para evitarlo, la Reina le retorció el cuello con su mano libre y lo tiró contra la pared. La blanca pared de la cabina estaba manchada de sangre.

En ese momento, los dos brazos de la Reina estaban ocupados. Los 3 Peones restantes sacaron sus cuchillos y simultáneamente empezaron a correr.

La Reina extrajo sus garras de sangre que habían sido clavadas en el pecho del Peón, y se preparó para interceptar a los tres peones. Ella movió sus garras de sangre, cortando el brazo que sostenía el cuchillo del primero, cogió el cuchillo del segundo con una mano. Y por último, cuando Asaake saltó, usó las garras de sangre de la mano derecha que aún estaba libre para cortarle hábilmente la mano que sostenía el cuchillo de la muñeca.

La Reina odiaba que la atacaran desde arriba. Pateó el primero y rompió la mandíbula del tercero, Asaake.

“¡Fugaah!”

Con su mentón roto, Asaake hizo una extraña voz. El brazo que estaba blandiendo, estaba agarrando otro cuchillo.

Si este ataque golpea, podemos ganar.

Las garras de sangre que crecían de los dedos de la Reina, penetraron el pecho de Asaake. Pero al igual que el ataque de hace algún tiempo, apenas evitó un ataque directo a su corazón, escapando de una herida fatal. Pero inmediatamente después de eso, una hoja rasgó el aire y perforó el hombro de la Reina.

“¿¡…–!?”

La Reina pateó al Segundo Peón al que estaba inmovilizando con un brazo y Asaake, y luego sacó el cuchillo perforado en su hombro. Pero llegó demasiado tarde. La ‘sangre’ almacenada ya había fluido en el cuerpo de la Reina a través de sus venas.
Probablemente notó que la cosa guardada dentro de ese cuchillo no era saliva de hombre lobo. Tiró eso, y después de pisotearlo, miró a los Peones.

“¡Tú, de ninguna manera…!”

“Como pensé, ¿lo entiendes?”

El Peón al que le perforaron el pecho, le retorcieron el cuello, se rió, pero nunca se descuidó, mientras se distanciaba, dijo.

“Esa es la sangre de Tokihara. Es fresca. Los factores también están en estado de excitación”

Los factores vampíricos no son del todo poderosos. Se puede suprimir resistiendo con voluntad. Por lo tanto, la ceremonia de transformación de vampiros necesita suprimir mejor la resistencia del otro lado. Haz que se desmayen, que lo hagan mientras duermen o que elijan como objetivo a seres humanos obedientes. Si se tiene en cuenta esto, este cuchillo de truco es sólo un producto con una facilidad de uso ligeramente mejor que una jeringa.

Sin embargo, todas las cosas tienen excepciones.

El caso de los factores vampiros se inyectan en un objetivo que ya se ha convertido en un vampiro. En este caso, ya son vampiros, por lo tanto, no pueden suprimir los factores conscientemente. Los factores que están allí desde el principio y los factores recién inyectados chocan entre sí.
La fuerza de los factores está determinada por la densidad de la sangre de vampiro. El linaje de la Reina, que había acumulado muchas generaciones y había continuado ininterrumpidamente desde el momento en que se fundó el clan de la sangre, era aterradoramente fuerte, los Peones que sólo habían pasado por una o dos generaciones desde que se convirtieron en vampiros, eran débiles. Cuando los factores débiles fluyen en el cuerpo de un sostenedor fuerte de los factores, los factores fuertes destruirán los factores débiles.

Por lo tanto, en este caso, aunque derramaran sangre en la Reina, los cambios que podían obtener no eran -de un vistazo- en absoluto.

“Es lo mismo que tener un transmisor incrustado. Es la sangre de un Peón, así que no durará mucho en el cuerpo de una Reina como tú, pero debería permanecer de 20 a 30 minutos”

En otras palabras, durante 30 minutos, la existencia de la Reina sería percibida por el Rey. Durante esos 30 minutos, su existencia estaría descubierta.

Eran sólo 30 minutos. Una vez que eso pasara, la sangre de Tokihara desaparecería completamente del cuerpo de la Reina. Pero 30 minutos eran suficientes para ello. Suficiente para recoger la sangre de la Reina y escapar de su rango de ataque.

“D-Deten-te…”

La Reina sostuvo su frente e inclinó la cabeza. Su expresión, que solo podía verse un poco, estaba retorcida por la angustia.

Esas palabras probablemente no eran para los Peones. Era sólo un grito fugaz tratando de oponerse a una voluntad diferente que estaba entrando en ella, tratando de dominar su cuerpo.

“¿Comenzó…?”

Ahora que habían logrado esto, la Reina ya no era su ‘enemiga’. En un sentido literal. Durante 30 minutos después de esto, la Reina Akai Asuka dejaría de ser su “enemiga”.

Ellos ganaron. No podían tomar el mejor plan con seguridad, pero bueno, era merecían el crédito. Sin embargo, el pensamiento amargo era más fuerte que la alegría de la victoria.
En primer lugar, pagaron un sacrificio. El grado de 1 Peón solo era un daño insignificante si se miraba desde el clan de la sangre en su conjunto. Pero era un colega para ellos. Y, sobre todo, a pesar de ser el segundo mejor plan, habían tomado este plan que nunca quisieron tomar, ese hecho también fue amargo.

“A, u…”

La Reina levantó la cabeza y levantó una voz angustiada.

“¡N, no… no entres…!”

La angustia pronto dio paso a los gritos. Pero ya era demasiado tarde.

“Invitarás al ‘Rey’ a tu propia casa.”

Mirando a la Reina, que se había arrojado sobre la cama y pronto sólo podía gemir débilmente, un Peón murmuró a nadie.

 

 

*****Espaciador Colapsado*****

 

 

Cuando Goubayashi y Sakuma llegaron a la Sucursal Escolar, la cubierta todavía estaba al punto de ser siniestra.
Podían ver rastros de una violenta batalla, pero no había ni una sola alma allí. Debería haber varios estudiantes alojados en esta Sucursal Escolar. En la cubierta estaban Harao y Kaoru, así como la unidad de imps y sahagins que lideraba Kaoru. Gofunkawahara, la unidad de Goblins y varios otros estudiantes también estaban añadidos como guardias de Akai.

No se veían por ningún lado, lo que significaba que algo había sucedido.
Que los goblins, imps y sahagin no pudieran ser encontrados, era probablemente porque Gofunkawahara y Kaoru, que eran sus líderes, no estaban por aquí. En caso de que no tuvieran líder, a menudo se escondían y se quedan quietos, o van por ahí buscando a su líder.

“Es como un barco fantasma…”

Murmuró Sakuma. Goubayashi asintió en silencio.

No había nadie aquí. Exactamente como un barco fantasma. Era porque conocían esta cubierta donde los estudiantes siempre estaban en fila o en movimiento, que este sentimiento era aún más excesivo. Por cada paso que daban, asumían el peor de los casos, su ansiedad empeoraba. No había nadie aquí, era demasiado extraño.
Pero cuando las dos personas se acercaron a la cabina, vieron a su compañero crucificado en la pared y contuvieron el aliento.

“¿¡Ha, Harao-kun…!?”

El que estaba expuesto en este trágico estado, era inequívocamente su compañero de clase, Harao Masaki.

En el cuerpo de Harao estaban clavadas 5 cosas parecidas a lanzas. Por un momento, dudaron si estaba bien sacarlos, pero nunca se desangraría hasta morir con ese cuerpo. Sacaron las lanzas, dejaron su cuerpo en la Sucursal Escolar. Harao ni siquiera se movió.
¿Qué diablos había pasado? Era cierto que hubo una batalla. Como resultado, Harao perdió y fue crucificado de esta manera. No solo Harao, Okama Kaoru debería haber estado aquí también, pero ese tipo no estaba por ningún lado.

“Goubayashi-kun, Harao-kun está…”

Preguntó Sakuma con voz temblorosa, pero Goubayashi agitó la cabeza.

“No podemos inferir si está vivo o muerto con pulso o respiraciones. Así que tampoco sé si está entre los vivos o entre los muertos”

Sus palabras eran tranquilas, pero una fuerte ira emanaba de su voz.

Sakuma agarró las inamovibles e inmóviles manos de Harao, y las hizo cruzarse ante su pecho. Ahora, ella sólo podía creer en sus palabras: ‘Harao no muere, él sólo duerme’.

“Kaoru-chan… ¿dónde está?”

“No lo sé. Pero, Kaoru no está aquí, Harao fue derrotado, lo que significa…”

“Asuka-chan también…”

Sakuma tragó. Eran demasiado lentos. Puede que ya haya cambiado al peor de los casos.

No, era demasiado pronto para desesperarse. De alguna manera, remodelando su corazón que casi se había marchitado de un tirón, buscó a tientas la siguiente idea constructiva.
Primero, deben terminar de confirmar la situación. También tenían que confirmar la seguridad de Akai. Y si ella estaba a salvo, era muy posible que supiera algo sobre este caso.

“Sakuma, cuida de Harao aquí. Iré dentro de la nave”

Aparentemente, Goubayashi también llegó a la misma conclusión. Sakuma dudó en asentir durante un instante, pero aun así, asintió inmediatamente. Considerando el riesgo de enemigos dentro, si Sakuma le seguía, podría convertirse en un obstáculo.
Sin embargo, justo cuando Goubayashi empezó a ponerse de pie, ∗clank∗, se abrió la puerta que se dirigía al interior del barco.

Sakuma se echó hacia atrás, Goubayashi adoptó una postura.

Dentro del ambiente tenso, la persona que apareció del otro lado de la puerta era una persona inesperada.

“¿…Akai?”

Goubayashi abrió la boca.

Si, vieron a la persona por cuya seguridad se habían estado preocupando más, la propia Akai Asuka. Estaba a salvo, lo que significaba que era muy probable que fuera capaz de repeler a los atacantes de alguna manera. Pero en ese caso, aun así era extraño que no pudieran encontrar a Kaoru por ningún lado.

“Akai, por favor, explica la situación.”

Goubayashi se acercó a ella y le preguntó eso.

” Harao está derrotado, Kaoru no puede ser encontrada, pero estás a salvo. ¿Qué demonios está pasando?”

“……”

Akai no contestó. Simplemente sonrió.

“¿Akai…?”

Extraño, quien pensó eso no fue sólo Sakuma, sino también Goubayashi. La débil sonrisa de Akai era diferente a la que había mostrado hasta ahora. El silencio expandió gradualmente la sensación de incomodidad. La sensación de incomodidad pronto se convirtió en miedo que se arrastraba por todo su cuerpo.

“(Mal…)”

El miedo se convirtió en convicción.

“¡Sepárense!”

Sakuma dio a luz lo que ella pensó al instante.

“¡Esa chica es Asuka-chan, pero no Asuka-chan!”

Inmediatamente después, una rápida patada giratoria lanzó al cuerpo gigante de Goubayashi.

 

 

BryanSSC: Como odio el control mental… es tan… conveniente…

Trad. BryanSSC

~Lista de Personajes~

Índice