Goblin Kingdom Capítulo 97: El Retorno Del Héroe

Goblin Kingdom

Capítulo 97

El Retorno Del Héroe

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 36
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv20); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

El lobo gris, Cynthia, gruñó mientras perseguía a un conejo. Cazar estaba bien y era bueno, pero rezo para que no se pierda. Después de cazar el conejo con éxito, ella volvió corriendo hacia mí con el conejo en la boca, colocándolo suavemente ante mis pies antes de cepillarse y bostezar.

 

Parece que intenta darme una parte.

 

“No necesitas contenerte. Toma tu parte.” Acaricié a Cynthia mientras me sentaba con las piernas cruzadas junto a un ciervo lanza que había cazado.

 

“Kuun” Respondió Cynthia.

 

La mayoría de las tribus ya habían regresado a la fortaleza, así que me llevé a Cynthia conmigo para visitar el pueblo orco. Los orcos ayudaron mucho en la batalla anterior. Si no fuera por ellos, se habría derramado más sangre, así que necesito recompensarlos. Voy a hablar de esa recompensa.

 

Hay otra razón por la que me llevo a Cynthia, y es porque Gastra desapareció durante la guerra. Esperemos que este viaje la anime.

 

El pueblo orco está situado al norte del lago. Era la antigua aldea de Gi Za Zakuend. Hablando de eso, él ha estado realmente interesado en aprender el conocimiento de la elfo, pero parece que no puede convencer a la elfo de hablar aún después de hablar con Shumea.

 

Podría ser un problema si se obsesiona demasiado con su búsqueda del conocimiento, pero… Él definitivamente es extraño. Los druidas que hay debajo de él son todos inteligentes, así que en un momento dado, esperaba que se convirtieran en líderes de horda, pero… Por la apariencia de las cosas, son más como eruditos que generales.

 

En cuanto a los que podrían liderar un ataque, está Rashka de las tribus. De la aldea está Gi Ga Rax, que también es el único goblin caballero hasta ahora, el adherente del dios de la espada, Gi Go Amatsuki, y el shishi loco, Gi Zu Ruo.

 

En cuanto a los que pueden liderar desde atrás, están Ra Gilmi Fishiga de las tribus, y Gi Gu Verbena de la aldea, cuya mano derecha sería el ojos bien abiertos Gi Dji. Desgraciadamente, este último tiene las manos ocupadas sólo ayudando, así que tenerlo a él mismo al frente de una horda le llevará algún tiempo.

 

En cuanto a alguien que podría supervisar todo el campo de batalla, desafortunadamente, no hay ninguno. Realmente debería tomar ese asiento por mí mismo, pero me resulta difícil sentarme y ver a mis subordinados morir sin hacer nada. Tan pronto como los veo en peligro, un impulso me atraviesa apresuradamente, obligándome a ir.

 

Este cuerpo es realmente difícil de controlar.

 

En cuanto a quién tomaría ese asiento, tal goblin podría algún día aparecer, o podría encontrar uno en tierras lejanas.

 

Hmm… Atacando otras tierras, ¿Huh?…

 

“¿Nos vamos, Cynthia?”

 

Después de ver a Cynthia terminar el conejo que cazó hace un rato, llevé el ciervo lanza sobre mi hombro, y empezamos a caminar hacia el pueblo orco.

 

◆◆◇

 

La capital estaba muy animada por el regreso del héroe.

 

Las multitudes se reunieron a los lados del camino para ver el regreso heroico del caballero sagrado aventurero. Los guardias del castillo vigilaban para asegurarse de que nadie saliera herido, aunque muchos lo hicieron. Las niñas pequeñas arrojaban flores desde el segundo piso de un edificio, mientras que los niños corrían tras el carruaje, el héroe y la santa cabalgaban, y los lujosos aventureros tiraban papas fritas en los diversos bares mientras bebían y cantaban alegremente.

 

“¿No responderás a la multitud?” Preguntó Gulland.

 

Un carruaje abierto tirado por dos caballos blancos había sido preparado específicamente para las festividades del día. Gulland se paró en el carruaje con un aire de serenidad, mientras Reshia agachaba la cabeza. Su apariencia era un poco rara para empezar, pero con el kimono blanco que el rey había ordenado hacer para ella, se parecía exactamente a una santa noble que ofrecía oraciones a los dioses.

 

“…” Reshia no respondió, sólo miró silenciosamente hacia abajo como si la multitud no existiera.

 

Gulland se golpeó los labios, pero siguió saludando a la multitud.

 

Poco después de que el carruaje pasara por las puertas del castillo, y cuando se cerró, la santa y el héroe salieron del carruaje. Soldados abarrotaron el castillo; miraron con ojos de envidia al héroe, mientras que las miradas de añoranza y compasión caían sobre Reshia.

 

“El rey te estaba esperando, gran héroe, Gulland. Y a usted también, Lady Reshia Fel Zeal. Estamos contentos de verle a salvo y bien.”

 

Era un caballero de mediana edad quien salió a saludarlos.

 

“Permítanme escoltarlos.”

 

La santa y el héroe le siguieron silenciosamente, pasando por salones de piedra y pilares de mármol hasta una puerta gigante desde la que se había desenrollado una alfombra escarlata, junto a la cual unos guardias imperiales vestidos con armadura completa vigilaban, cada uno con una lanza en la mano.

 

“El héroe ha vuelto” Dijo el viejo caballero.

 

Los soldados abrieron la puerta gigante desde el exterior, revelando la figura del Rey Ashtal en su glorioso trono y las innumerables personas de influencia que estaban junto a la alfombra escarlata.

 

“Por favor” Dijo el caballero de mediana edad.

 

Gulland y Reshia procedieron hacia el trono, deteniéndose a mitad de camino para arrodillarse solemnemente ante el rey.

 

“Me alegro de ver vuestro regreso a salvo, Caballero de la Tormenta” Dijo el rey mientras se apoyaba en el reposabrazos de su trono.

 

“Es sólo por la gracia del rey que hoy estoy aquí” Dijo Gulland.

 

“… Lady Reshia, la Santa, es un placer conocerla. Yo soy Ashtal, el rey de este país” Dijo el rey.

 

“… Mi más profundo agradecimiento por rescatarme, Su Alteza” Dijo Reshia.

 

Cuando Reshia levantó su rostro para hablar con el rey, varios espectadores suspiraron al ver lo hermosa que era.

 

“Pareces estar profundamente conectada a la Torre de Marfil, suficiente para hacer que uno sienta envidia…”

 

“En absoluto…”

 

El desprecio y la sospecha se reflejaban en los ojos del rey mientras hablaba, pero casi como si llevara una máscara, la luz de esas emociones nunca afectó la suave sonrisa en su cara. Cuando Reshia miró inadvertidamente hacia abajo, el rey volvió a hablar desde lo alto de su trono.

 

“Le desearía un rápido regreso a la torre, pero después de ser capturada por monstruos, seguro que está exhausta. Por favor, descanse en mi castillo mientras tanto.”

 

“Muchas gracias por la consideración del rey.”

 

Reshia habló bruscamente, esta vez sin siquiera levantar la vista de la alfombra.

 

“Ahora entonces, Caballero de la Tormenta.”

 

“Sí, Su Majestad.”

 

“La santa seguramente se sentiría incómoda si pasara su tiempo ociosamente en el castillo sin nadie con quien hablar. Por lo tanto, te ordeno que la acompañes.”

 

Voces de admiración surgieron de los espectadores al ver lo considerado que era el rey.

 

“Como ordene el rey.”

 

“Eso sería todo.”

 

El primero en irse fue el propio rey, seguido de Reshia y Gulland, y luego el resto de los espectadores. Si uno escuchaba atentamente, la mayoría de los presentes hablaban de la belleza de Reshia o del heroísmo de Gulland, al tiempo que alababan la consideración del rey.

 

“Por aquí” Dijo el caballero de mediana edad mientras llevaba a Reshia y Gulland a una habitación no muy lejos del trono. Estaba bellamente decorado, habiendo sido construido para los huéspedes. Cuando el caballero de mediana edad abrió la puerta, una chica familiar vestida con armadura los vio y abrió los ojos de par en par. Era Lili.

 

“¡Lady Reshia!”

 

“Sra. Lili.”

 

Cuando el caballero de mediana edad vio a Reshia y Lili correr hacia la otra, se excusó en silencio.

 

Gulland resopló. “Si necesitas algo, sólo pregúntale a los sirvientes, oh Bendita Santa.”

 

Había una sonrisa vulgar en sus labios mientras le daba la espalda.

 

“Hasta entonces, lamentable princesa, que se enamoró de un goblin.”

 

No fue hasta cuando Gulland finalmente cerró la puerta que Reshia finalmente mostró su dolor.

 

“Lady Reshia… Estoy seguro de que todo estará bien, yo- ¡Uwah!”

 

“¡uUUOon!”

 

Lili intentó consolar a Reshia cuando Gastra de repente sacó la cabeza de su pecho. El lobo gris miró a su alrededor para comprobar si la costa estaba despejada, luego se liberó del angosto y estrecho espacio, sacudiendo su cabeza mientras ladraba.

 

“… Lo estás haciendo bien.” Reshia sacó a Gastra, y el lobo gris lamió sus mejillas, asomando descaradamente su nariz sobre Reshia.

 

Lili sonrió felizmente mientras observaba el breve intercambio entre el lobo gris y la santa. Sólo un poco, una sonrisa había vuelto a su cara.

 

“¿Qué vas a hacer ahora?” Preguntó Lili.

 

“Tendré que quedarme en la capital por un tiempo, aunque planeo volver pronto a la Torre de Marfil.”

 

“La Torre de Marfil…”

 

Hogar de los sabios en un país del norte nevado. Sonaba como algo salido de un cuento de hadas, pero realmente existía, y muchos burócratas han salido de allí.

 

“Umm… Ya sabe, Lady Reshia, si lo desea, no me importaría salir a escondidas del castillo con usted para volver al bosque. Estoy segura de que Gastra también preferiría volver.”

 

“No, si hago eso el bosque será invadido de nuevo. No puedo permitir eso.”

 

Reshia supo por su audiencia con el rey justo ahora que los humanos atacaron porque alguien de la Torre de Marfil había enviado una petición. Una persona que podía mover incluso a los reyes de otras naciones era rara incluso dentro de la torre. Ella podía pensar en varias personas que podrían, pero cuál fue exactamente era un misterio. De todos modos, ninguna de esas personas era alguien con quien se pudiera tratar fácilmente.

 

“Entonces…”

 

“Hay algo que quiero hacer en la capital. Confiaré en ti para que nos consigas permiso para salir, ¿De acuerdo, mi querida caballero?”

 

Reshia sonrió dulcemente y Lili asintió.

 

◇◆◆

 

La oficina del rey. Si el trono era responsable de tratar con entidades extranjeras, entonces la oficina del rey podría decirse que es el pilar principal del gobierno. Todos los días le serían enviados documentos, y personas importantes lo utilizarían para conferencias secretas, convirtiéndolo en un espacio indispensable para el bienestar del país.

 

No estaba tan bien decorado como el trono, pero los muebles utilizados seguían siendo de la más alta categoría, lo que hacía que cualquiera que los viera se volviera loco ante el asombroso valor del mobiliario.

 

Fue en esa misma habitación donde cierto caballero se arrodilló sobre la alfombra azul mientras el Rey Ashtal apoyaba su barbilla sobre sus manos encima del escritorio.

 

“Gowen… ¿Realmente perdiste 250 soldados de élite?” Preguntó el rey.

 

“Mis más sinceras disculpas” Dijo Gowen.

 

Gowen corrió a informar al rey tan pronto como pudo que ni siquiera tuvo tiempo de quitarse su ropa de batalla. La velocidad a la que regresó sobrepasó incluso a Reshia y Gulland causando mucha sorpresa al rey.

 

“La expedición ha fracasado.”

 

Gowen corrió tan rápido como pudo a pesar de sus viejos huesos chirriantes para reportar ese mensaje. Al oírlo, el rey decidió inmediatamente celebrar una gran ceremonia para recibir a la santa y al héroe.

 

Un héroe era necesario para ocultar la derrota.

 

“Gene Marlon también ha sido asesinado en acción… Era un poco excéntrico, pero sus habilidades eran verdaderas.”

 

El rey se volvió pensativo durante un momento antes de continuar.

 

“¿Cuánto tiempo llevará la recuperación?”

 

“2 años, Su Alteza.”

 

“2 años… ¿Crees que los monstruos no se moverán hasta entonces?”

 

“No pueden ganar una batalla en las llanuras.”

 

“Entonces, necesitamos tiempo… En ese caso, tendré que nombrar un nuevo caballero sagrado.”

 

Él hubiera preferido enviar inmediatamente a su ejército al bosque, pero había muchos disturbios en el sur y el norte. Gene Marlon estaba a cargo del sur. Una vez que las distintas ciudades se enteren de su muerte, ¿Quién sabe cómo se moverá el enemigo? Los bandidos de las montañas del dios de la nieve (Yggdrasill) también se han recuperado durante la ausencia de Gulland, y recientemente han comenzado a volverse activos.

 

El reino podría estar aquí hoy debido a su fuerte ejército. Si esa proeza militar se debilitara, los enemigos vecinos seguramente desnudarían sus colmillos y atacarían. Lo que necesitaban priorizar ahora no era la batalla con los monstruos sino con los otros humanos.

 

“Caballero de la Destrucción, Zelkov, Caballero del Brazo de Hierro, Gowen, Caballero de la Tormenta, Gulland” El Rey Ashtal miró a Gowen “Caballero de las Espadas Gemelas, Vald, Caballero de la Decapitación, Sivara, Caballero de Ojo Agudo, Jize, y el último caballero del relámpago, Gene Marlon. ¿Conoces a alguien con habilidades iguales a estas personas?”

 

Gowen no podía contestar. El sistema de los caballeros sagrados era una piedra angular importante en la protección del país. Todos y cada uno de sus miembros ostentaban un poder comparable al de todo un ejército. Sus miembros eran renombrados y poderosos, pero uno de ellos desapareció ahora.

 

Gene estaba a cargo del sur. Su ausencia significaría seguramente el empeoramiento de la guerra entre las diversas ciudades.

 

Gulland era otro gran nombre, pero él estaba a cargo de las montañas del dios de la nieve al norte, que los bandidos frecuentaban. No podía dejar su puesto sin supervisión. Y por supuesto, Gowen tampoco podía, ya que necesitaba vigilar el Bosque de las Tinieblas. El resto de los caballeros también tenían sus respectivas misiones.

 

“Hablando de eso, esa chica tenía un caballero con ella, ¿No?”

 

“Sí… Lili Aureya. La hija de un plebeyo y un aventurero.”

 

“Hmm… Aureya… Aureya… huh.”

 

Ashtal murmuró el nombre varias veces antes de volverse repentinamente para mirar hacia el techo como si recordara el pasado.

 

“La santa… ¿Qué piensas de esa chica?”

 

“Una jovencita sabia, Su Alteza. Aunque debe haber algo más para que la Torre de Marfil esté tan apegada a ella.”

 

El poder de sanar era una cosa, pero incluso eso se podía encontrar después de mirar a través de un centenar de personas más o menos.

 

“Algo más de ella… Tengo una idea de lo que podría ser, así que quiero hacer algo como un seguro.”

 

“Seguro, usted dice…”

 

Ashtal sonrió. “Designaré a Lili Aureya como un caballero sagrado.”

 

“Pero…”

 

Su nombre no tenía poder, pensó Gowen. Y ni siquiera su fuerza era suficiente.

 

“Dale Sky Splitter (Vashinant), eso debería poner su nombre a la par.”

 

La espada maldita de la familia real, Vashinant. Era difícil de controlar, pero quienquiera que la manejara se haría famoso.

 

“¿Por qué ella?”

 

Gowen no podía evitar preguntar al ver lo parcial que era el rey. Si fuera sólo como seguro, sería suficiente con capturarla.

 

“Los Aureya… Me preguntaba dónde lo había oído antes, y acabo de recordar. La vieja sangre de Aureya. Hace mucho tiempo, antes de que la casa real de Germion gobernase estas tierras, el gobernante era Guansham Aureya. Manejó a Vashinant con una mano y luchó contra el bosque. El suyo era un clan de espadas que hacía llover sangre.”

 

Y ahora, 100 años después, esa misma espada maldita regresaría a su legítimo dueño.

 

“Su clan se derrumbó hace 80 años debido a los problemas relacionados con el sucesor del trono, pero con una crisis a mano, la espada maldita volverá a sus manos. ¿No te parece una historia romántica? Que trabaje duro. En el peor de los casos, sólo dos años bastarán.”

 

Gowen no podía decir nada para replicar la confianza del rey.

 

“Como el rey ordene…”

 

Unos días después, Lili Aureya sería convocada por el rey.

 

——————————————————————————————-

En 2 años el Rey ya estará aún más roto.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice