NEET Receives a Dating System – Capítulo 8: ¡Ven a nuestra escuela!

 

 

Las palabras de la chica de cabello negro, Natsuya Yoruhana, la presidenta del consejo estudiantil, sorprendieron a la mesa dejándolo en silencio durante un largo período de tiempo.

“Erm… Hola.” El rostro de Seiji se contrajo, “Me gustaría preguntar… ¿Qué quería decir justo ahora?”

“Fue exactamente como sonó.” Natsuya Yoruhana miró fijamente a su rostro y sonrió ligeramente: “Pero eso fue algo de hace mucho tiempo.”

La mente de Seiji estaba repleta de preguntas. Miró a Mika a su lado y descubrió que aún estaba sentada allí, aturdida, con la boca abierta y los ojos completamente ensanchados.

*Cough cough.*

Forzó un ataque de tos.

“Bueno… parece que realmente deberíamos tener una buena charla, mm… Señorita Yoruhana, usted y Mika deberían echar un buen vistazo al menú primero y elegir algo para comer.”

Finalmente había aliviado la atmósfera tensa. Mientras las dos chicas de secundaria miraban el menú, Seiji suspiró internamente.

Esta presidenta no actuó como lo haría la mayoría de gente común.

“Presidenta, esa bebida es especialmente para que una pareja beban juntos…”

“¿Eh? Parejas juntas… en un lugar público… Hmph, ¡qué desvergonzado!”

Los pensamientos de Natsuya eran indeterminables mientras sus mejillas se sonrojaban ligeramente, y su expresión clara y recta de repente se volvió más pura.

Justo cuando Seiji la estaba observando con una leve sorpresa, la expresión de la chica de cabello negro recuperó instantáneamente su indiferencia.

¿Quizás era una de esas mujeres legendarias que nunca salían?

Seiji nunca había esperado que se encontraría a tal personaje en la vida real.

Bueno, ¿tal vez la apariencia de una dama portadora de espadas no era tan extraña en este mundo llena de elementos 2-D?

Después de que todos habían pedido algo de comida, la mesa se quedó en silencio una vez más.

“Señorita Yoruhana, ¿no tiene la intención de explicar nada más?” Seiji rompió el silencio una vez más.

“Realmente no hay mucho que decir. Honestamente, el incidente fue de hace mucho tiempo y no tiene mucho sentido hacia tu ser actual.” Natsuya lo miró profundamente: “A pesar de que fue un recuerdo de la infancia inolvidable para mí, nunca me has conocido antes, así que nunca nos hemos comunicado. Admito que hablé demasiado precipitada, pero fue sólo un desahogo de mis emociones.”

“Oh…”

“Si te sorprendí, me disculpo.” Natsuya sonrió suavemente. “Esta reunión de hoy fue por mi deseo, así que aprecio que hayas aceptado mi invitación. También, al reunirme contigo aquí, además de darle a mi memoria una cara con la que puedo asociar tu nombre, también es una oportunidad para agradecerte.”

“¿Agradecer? No creo que he hecho nada antes para que la Señorita Yoruhana deba agradecerme.”

“Arriesgaste tu vida y protegiste a mi compañera de clase, Uehara-san, una importante estudiante de nuestra escuela, así que merece mi gratitud como presidenta del consejo estudiantil.”

La sonrisa de Natsuya fue substituida por una expresión seria. “Muchas gracias, Seiji Haruta. Protegiste a una chica de secundaria y evitaste un gran escándalo en nuestra escuela. ¡Nuestra escuela — Genhana High School, está en deuda contigo!”

Formalmente bajó la cabeza en seriedad mientras terminaba de hablar.

“Presidenta…” Viendo esta escena, Mika estaba bastante conmovida.

“No hay necesidad de ser tan cortés; solo hice lo que debía.” Seiji sonrió,

“De todas formas, es la Presidenta-san quien hizo la mayor parte del trabajo. Después de todo, usted fue quien protegió a Mika. De lo contrario, si ese tipo hubiera hecho un movimiento en la escuela, yo… habría sido impotente.”

*¡Ding!* El sistema indicó que su índice de favorabilidad hacia él había aumentado.

“Acabo de hacer lo que el presidente debería hacer… Ha, esto es exactamente lo mismo que acabas de decir.” Natsuya levantó la cabeza, y sonrió de nuevo.

En ese momento, sus postres llegaron.

“Los dulces de esta tienda son bastante deliciosos — debe probarlos.” Como empleado, Seiji naturalmente les dio algunas recomendaciones.

Tanto Mika y Natsuya usaron sus cucharas para probar un bocado, y sus ojos se iluminaron al instante.

“¡Es realmente delicioso!”

“Parece bueno… Nunca he probado este sabor antes.”

Los tres comían felizmente juntos.

“En realidad, Señorita Yoruhana, tengo algo en la mente. Um… Escuché que la compañía de la familia del rubio de repente quebró, hizo… ¿acaso hizo eso?”

“No fui yo. Aunque ya había hecho los preparativos para hacer eso si él no prestaba atención a mi advertencia. Pero sin que yo moviera un dedo, esa compañía de repente se declaró en bancarrota.” Natsuya negó con la cabeza.

“¿Así que sólo fue una coincidencia?”

“En mi opinión, sí. Desafortunadamente, él centró todo su odio en Uehara-san, por lo que terminó cometiendo tal crimen.”

Natsuya suspiró profundamente.

“Y en realidad no lo esperaba… Si no fuera por ti, Haruta-kun, algo realmente lamentable podría haber sucedido.”

En realidad, si no fuera por el hecho de que Seiji tenía la capacidad de guardar y cargar, todos lamentarían lo que había sucedido.

Así que Seiji podía entender las frustraciones de la presidenta, ya que algo que ella pensaba que ya había terminado repentinamente se había convertido en un mal final; esos caprichosos giros del destino eran difíciles de aceptar para cualquiera.

“Todo ha terminado ahora, y Mika está a salvo; eso es suficiente para mí.”

“Sí, estoy muy agradecida con los dos. Presidenta, Seiji… gracias a ustedes, yo no…” Mika pensó de nuevo en el incidente, y una lágrima se formó en la esquina de su ojo.

La mesa se volvió a quedar en silencio, pero esta vez había una atmosfera suave que impregnaba todo el silencio.

“Haruta-kun, actualmente estás viviendo solo y has dejado la escuela. Tienes que trabajar para mantenerte, ¿verdad?” Natsuya cambió el tema de la conversación.

Seiji sonrió irónicamente y asintió con la cabeza.

“Nuestra escuela está en deuda contigo — si estás de acuerdo, me gustaría brindarte algo de ayuda… Si no puedes volver a tu escuela original, ¿por qué no consideras transferirte de escuela a Genhana High School?”

“¿Eh?”

Mika amplió los ojos sorprendida, y Seiji también quedó aturdido.

“Tus errores anteriores no son de importancia, ya que en la actualidad pareces una buena persona para mí. No deberías desperdiciar tu tiempo así; deberías ir a la escuela y estudiar diligentemente.” Natsuya se tomó en serio esto.

“Si necesitas trabajar, nuestra escuela también permite trabajos a tiempo parcial, y puedo presentar algunos buenos trabajos que pueden ayudarte con tus gastos de manutención. Si estás dispuesto, puedo encargarme de todos los procedimientos por ti, y tu tutor ni siquiera necesita involucrarse. Así que, ¿qué te parece?”

Después de Natsuya dijo esto, las opciones de conversación aparecieron —

 

[A: No quiero volver a la escuela, no es necesario, gracias.]

[B: ¿Realmente puedo hacer eso? Por supuesto que me gustaría volver a la escuela…]

[C: Esta es una decisión importante; necesito un poco de tiempo para considerarlo.]

 

Dado que las opciones de conversación habían aparecido, significó que estaba relacionada con su valoración de favorabilidad. Y a juzgar por la importancia de estas opciones, probablemente valió la pena hacer un buen número de puntos.

‘Esta era probablemente la decisión crítica que comenzaba la ruta de la presidente del consejo estudiantil… si había tal ruta’ Seiji comentó en su interior.

“Seiji… la idea de la Presidente-sama parece buena…” Aunque se sorprendió por la repentina propuesta de la presidenta, Mika no pudo contener su entusiasmo. ¡Naturalmente, ella se había dado cuenta al instante que esta era una oportunidad maravillosa! “Nuestra escuela es muy bonita, si vienes… ¡definitivamente será genial!”

Se imaginó a sí misma yendo y regresando a casa de la escuela junto con él, estando en las mismas clases, almorzando juntos, y participando en el mismo club o actividades. ¡Ella deseaba desesperadamente que aceptara la propuesta de Natsuya!

Seiji miró a Mika y notó que su expresión estaba llena de expectativa para que dijera que sí.

Hmm… parecía que esta elección afectaría seriamente las calificaciones de favorabilidad de dos chicas hacia él, así como sus rutas futuras.

Seiji lo pensó seriamente.

Después de un tiempo, llegó a la conclusión de que no tenía ninguna razón para negarse.

Su principal objetivo después de reencarnar era disfrutar de su nueva vida. Y volver a la escuela se sentía mucho más emocionante que seguir trabajando.

A pesar de que tenía el alma de un adulto de treinta años de edad, y volver a la escuela secundaria era un poco desvergonzado, ¡aún así era divertido!

La única preocupación que tenía era que él aumentaría el contacto con Mika, así que ella podría enamorarse aún más de él. Pero tal vez era demasiado narcisista de su parte pensar eso, y tal vez lo contrario también ocurriría.

Como un otaku virgen, Seiji no tenía confianza en su capacidad de llevarse bien con las mujeres.

Y así, la respuesta que eligió fue la B.

“¿Realmente puedo hacer eso? Por supuesto que me gustaría volver a la escuela otra vez… pero he cometido algunos errores graves antes; si la noticia de esto se propaga, entonces podría ser una mala influencia en su escuela.”

Seiji expresó su deseo con una pizca de nerviosismo.

“¡Mientras quieras, entonces no hay problema! Si estás preocupado por los rumores, hay un método…” Natsuya sonrió ampliamente, “puedes cambiar tu nombre.”

“¿Eh?”

Seiji y Mika ambos ensancharon sus ojos en asombro.

“De acuerdo con la ley, los jóvenes que han cometido un delito o cometido graves errores en el pasado, pero muestran signos de reforma se les permite utilizar temporalmente un nombre falso. Esto es para ayudarles a adaptarse a una nueva vida. Siempre y cuando reciban el permiso de la escuela o lugar de trabajo pertinente, son libres de comenzar de nuevo.” Natsuya cruzó los brazos, causando que sus pechos voluptuosos se abultaran ligeramente; Seiji tuvo que admitir que la vista era bastante impresionante.

Seiji se contuvo en la máxima medida de mirar a esos montículos asesinos, mientras que en el interior pensó: ‘¿Había este tipo de leyes en este mundo? ¿¡No era este mundo demasiado conveniente!?’

Bueno, no era como si fuera un experto legal en su vida anterior. ¿Tal vez había leyes similares en su viejo mundo que él no conocía?

De todos modos, ya que era la primera vez que había oído hablar de una ley tan extraña, casi se sentía como si hubiera sido creado sólo para él…

“Así que escucha atentamente, Haruta-kun. Tu apariencia actual es muy diferente a la de antes, ¿verdad? Si cambiaste tu nombre y te transfirieres a una nueva escuela, nadie te reconocería, así que naturalmente no habría ninguna noticia negativa difundiéndose alrededor.” Natsuya habló en un tono lleno de confianza.

“Así es… si Seiji cambiara su nombre, con la forma en que tenía antes, cualquiera que lo conociera antes probablemente… No, definitivamente no lo reconocería — ¡estoy segura de eso! Mika Uehara dijo con firmeza.

¡El cambio en Seiji Haruta era demasiado grande!

Cualquiera que conociera previamente al gordo otaku definitivamente nunca se imaginaría que él se había convertido en un muchacho guapo, y si no fuera por el hecho de que Mika era la hija de la propietaria y presenció personalmente el cambio en él, ella no lo habría reconocido o creído a sus propios ojos.

¡Porque su cambio era definitivamente un milagro!

“Además… si Uehara-san está dispuesta a ayudar, podemos incluso hacer el proceso aún más perfecto.” Natsuya miró a Mika.

“¿Yo?”

“Sí, si Haruta-kun cambia su nombre, en lugar de elegir un nombre al azar, sería más convincente si tuviera antecedentes familiares. Por ejemplo, si él cambió su apellido a ‘Uehara’, y dijéramos que él es su primo mayor, agregaría una capa adicional de protección. Por supuesto, esto es sólo si su familia lo consiente, Uehara-san”

Seiji estaba sin palabras.

¡Mika fue sorprendida momentáneamente antes de que los latidos de su corazón aumentaran a velocidad máxima!

¿¡Dejar que Seiji cambie su apellido a ‘Uehara’!?

Si ella tuviera el mismo apellido que él, tendrían que fingir que eran primos cercanos. Tendría la excusa perfecta para hacer varias cosas con él, y su rostro comenzó a arder mientras se imaginaba esto en su mente.

‘¡Estoy dispuesta!’ Ella gritó apasionadamente en su corazón.

“Oh… Todo esto es un poco excesivo; va a ser problemático para Mika y la Señorita Propietaria.” Seiji sonrió irónicamente y decidió evitar esta ruta.

‘¡No es ningún problema en absoluto!’ Mika quería gritar esto en voz alta desesperadamente, pero como sus últimos fragmentos de orgullo femenino le impedían hacerlo, mantuvo su silencio con una cara enrojecida.

“Está bien, podemos cambiar el nombre. ¿Qué te parece, Haruta-kun?”

“La Señorita Yoruhana ha considerado todos los detalles. Simplemente escucharé sus sugerencias.”

“De acuerdo, está decidido.” Natsuya miró al joven, con los ojos brillando,

“Bienvenido a Genhana High School, Haruta-kun.”

“Gracias… Estoy muy agradecido por esta oportunidad que me ha dado para empezar de nuevo, Señorita Yoruhana, no… Presidenta Yoruhana.” Seiji la miró y sonrió: “Le prometo que no la decepcionaré.”

 

Traductor: Bītā

 

Índice