NEET Receives a Dating System – Capítulo 13: ¿Sólo estás en este nivel?

 

 

A juzgar por su expresión, las intenciones del capitán del club de tenis eran obvias.

Seiji nunca había esperado que un día recibiría la enemistad de otros hombres debido a su bella apariencia. Simplemente no sabía qué hacer con eso.

Bien, ya estaba mentalmente preparado para ello después de ver las actitudes de los chicos antes en clase.

Probablemente debería rechazar la invitación a jugar… pero a juzgar por la expresión del capitán, así como la hostilidad emitida por todos los demás muchachos, Seiji sintió que no sería tan sencillo rechazar su invitación.

Por otro lado, era cierto que no estaba jugando en serio con Mika. Sólo estaba haciendo algunos ejercicios ligeros con Mika. Dado que su estado de capacidad física ya había superado los 60, tenía cierta curiosidad por ver la magnitud de su habilidad si jugaba seriamente, y quería compararse con el capitán que “casi había llegado a las nacionales”.

Después de reflexionar sobre eso durante unos segundos, asintió con la cabeza en acuerdo.

“No sé si realmente tengo tanto talento… pero no puedo ir con todo contra una chica, así que si el capitán está dispuesto a enseñarme algo de tenis, estaría más que feliz.”

Aizawa se sorprendió de que él había aceptado su invitación tan voluntariamente.

¡Los otros chicos viendo esto sintieron que su enemistad aumentaba aún más!

“¡Debe ‘enseñarle’ lo mejor de sus habilidades, Capitán!”

“¡Demuéstrele de qué se trata el tenis, Capitán!”

“¡Es hora de mostrarle su verdadero poder, Capitán!”

Muchas personas se agitaron hasta el punto de gritar en voz alta antes de que inmediatamente sintieran las miradas hostiles de las chicas que los rodeaban.

“¿Qué le estás diciendo a un estudiante de primer año que es sólo un principiante?”

“¿Ustedes están celosos? Qué horror…”

“Es por eso que los chicos de nuestro club son…”

Las chicas hicieron numerosas observaciones negativas, lo que causó que los muchachos sufrieran otro golpe crítico en sus ya lesionados corazones, así como el roce de sal en la herida.

Cuando Aizawa recuperó sus sentidos, miró a los otros miembros masculinos que nunca habían estado tan llenos de energía como un equipo, y les sonrió débilmente, dando un enorme pulgar hacia arriba.

“¡¡¡Capitán!!!”

Los chicos se sentían como si estuvieran llorando por dentro.

‘…¿Parece que soy el malo aquí?’ Siendo testigo de este espectáculo, Seiji se quedó sin palabras.

“Seigo, ¿de verdad vas a jugar contra el capitán?” Mika estaba un poco preocupada por él.

“Mm, es una rara oportunidad para mí… No te preocupes, sólo estoy probando este deporte — esto no es una competencia ni nada.” Seiji sonrió con confianza.

“Pero… Nunca he visto el capitán tan serio antes…”

Al oír esto, Seiji tosió torpemente y permaneció en silencio.

Mika salió del campo de práctica, mientras que Aizawa entró al campo, y se enfrentaron entre sí.

“Puedes servir primero.” Aizawa posó de una manera que le pareció bastante caballerosa mientras arrojaba la pelota a su oponente.

Seiji tuvo un servicio promedio.

Aizawa persiguió la pelota, y como si estuviera actuando, agitó su brazo grandiosamente, ¡y su raqueta hizo un sonido en auge cuando regresó el servicio!

La pelota de tenis se arqueó hacia arriba en el aire, aterrizando a unos tres o cuatro metros al lado de Seiji, rebotando instantáneamente.

“¡Perfecto!” Todos los estudiantes varones suspiraban en alabanza.

“Heh, Harano-san, ¿cómo estuvo esa pelota ahora mismo? Si crees que es demasiado difícil, puedo ir un poco más fácil contigo.” Aizawa hizo su mejor esfuerzo para no sonar pretencioso.

“Estuvo bien.” Seiji dijo débilmente mientras agarraba la pelota que Mika le devolvió, “No necesita ser tan amable conmigo, capitán — siéntase libre de jugar como guste.”

Mientras decía esto, sirvió otra vez.

Aizawa lo devolvió una vez más, ¡y esta vez la pelota aterrizó aún más lejos de Seiji!

Y entonces, justo cuando todos pensaban que la pelota rebotaría sin respuesta de nuevo, ¡Seiji repentinamente aumentó su velocidad y devolvió con precisión la pelota antes de que volara fuera de los límites!

‘Ha, a pesar de que aumentó su velocidad, sin embargo… ¡todavía es inútil!’ Aizawa triunfalmente gritó en su corazón mientras devolvía la pelota maravillosamente una vez más.

Esta vez, Seiji no fue capaz de alcanzar el balón, así que Aizawa anotó de nuevo.

“Ah, me disculpo. Pensé que serías capaz de mantener el ritmo — parece que te sobreestimé. De ahora en adelante, tendré cuidado de no ser tan duro contigo.” Los ojos de Aizawa brillaban con una luz burlona mientras hablaba.

Era evidente que estaba tratando de ocultar su deleite, pero sus palabras y actitud lo delataron. Esto era obvio para todos los que observaban.

¡Él estaba disfrutando la sensación de vencer a un novato!

“¿Qué es esto, el capitán tenía este tipo de personalidad…?”

“Ya pensaba que era demasiado coqueto. Nunca pensé que su verdadera personalidad fuera aún peor que eso.”

Las muchachas seguían murmurando secretamente para sí mismas — todas ellas estaban pensando en lo injusto que era para el estudiante de primer año.

‘¡Capitán, nunca olvidaremos su sacrificio!’ Los chicos, que apenas podían distinguir lo que decían las chicas, sintieron temblar sus corazones.

Al lado del campo de prácticas, Mika Uehara ya estaba comenzando a hacer pucheros.

Ya había sentido antes de que el capitán parecía poco confiable, y esta vez su impresión de él se arruinó por completo.

‘Humph, él está acosando Seiji — ¡qué despreciable!’

“No hay necesidad de enojarse — sólo mira el espectáculo en silencio.” Chiaki Wakaba, que había estado observando en silencio hasta ahora, dijo, “Ese es tu héroe — ¿realmente careces de confianza en él? Dudo que tenga todos esos músculos para nada. En mi opinión, es probable que todavía ni siquiera esté usando la mitad de su fuerza.”

En el campo.

“Dije que no hay necesidad de ser tan amable conmigo, Capitán,” Seiji pronunció cada palabra claramente mientras abría los botones de su uniforme de la escuela occidental: “Puedes jugar como gustes. Yo… también te trataré bien.”

Mientras hablaba, se quitó lentamente el uniforme de la escuela occidental y lo colocó fuera del campo de prácticas antes de abrir también los botones de su camisa y quitarse la corbata.

“¡Wow! ¡Tan guapo!”

¡Al ver esta escena, todas las chicas empezaron a gritar locamente, y sus ojos brillaban con entusiasmo, ya que repetidamente tomaban fotos con sus teléfonos!

La cara de Mika Uehara también se enrojeció, y silenciosamente levantó su teléfono…

¡Urgh! Aizawa sintió como si hubiera sufrido un gran golpe, y su boca temblaba. No sólo este tipo estaba aprovechando su cara hermosa, ¡ahora se estaba quitando la ropa!

‘¿A quién le importa si es alto? ¿¡Es realmente increíble si tiene buenos músculos!?’ Aizawa maldijo en su interior.

Mientras estaba maldiciendo dentro de su corazón, Seiji sirvió la pelota por tercera vez.

‘Humph, no importa lo guapo que seas — ¡todavía apestas en el tenis!’ Aizawa usó todo su poder para devolver este servicio.

¡Esta vez, la velocidad de Seiji aumentó aún más! Golpeó con precisión y regresó la pelota.

Smack… smack… smack… La pelota de tenis siguió yendo y viniendo, y en realidad parecía que estaban igualados.

Aizawa se asombró cada vez más al seguir jugando. El oponente de Aizawa no sólo estaba mostrando su aspecto después de quitarse la ropa, sino que en realidad estaba yendo a por todas, ¡y había aumentado su velocidad a un nivel en el que podía devolver cada pelota!

Aizawa estaba usando técnicas de tenis, mientras que Seiji, un principiante, ¡estaba devolviendo todas sus pelotas puramente con reacciones y velocidad!

El tenso rally continuó durante varios minutos.

Los miembros del club de tenis también quedaron asombrados mientras observaban, ¡ya que habían descubierto que Seigo Harano se mantenía a la par con el capitán puramente con su asombrosa capacidad física!

“Eres increíble, Harano-san!” Las chicas lo elogiaron con entusiasmo.

“¿A quién le importa si tiene buena resistencia? ¡No hay tal cosa como la resistencia ilimitada, y el capitán ganará al final!” Todos los chicos se quejaban.

Pero, inesperadamente para los chicos, el primero en cometer un error debido a la fatiga fue Hideya Aizawa.

Después de que la situación de estancamiento persistiera por alrededor de siete u ocho minutos, Aizawa finalmente resbaló y falló la bola. Él sólo podía mirar impotente como su oponente anotaba.

“¡Anotó!” Los aplausos surgieron al lado del campo de prácticas.

Mika Uehara estaba tan contenta que comenzó a saltar hacia arriba y abajo antes de darse cuenta que todos la miraban, lo que la hizo sentir incómoda.

Seiji sonrió y miró a su oponente.

“Capitán, ¿deberíamos continuar?”

“¡Por… por supuesto!” Aizawa rechinó los dientes mientras se levantaba.

Fue sólo un pequeño error. El oponente Aizawa había usado mucha más resistencia que él, por lo que su oponente, sin duda, ¡sería el primero en caer!

Y así, la pelota de tenis comenzó a volar de un lado a otro.

Unos minutos más tarde, Aizawa fue quien perdió el punto, y tenía una mirada de shock en su cara. Su expresión era reacia, ya que no era capaz de aceptar el resultado.

“Esto no es posible…”

Unos minutos más tarde, Aizawa perdió un tercer punto.

“Esto no…”

Aizawa perdió un cuarto, quinto, sexto, y finalmente un séptimo punto…

“Pant… pant… pant…”

Aproximadamente media hora después, todos observaron en silencio como Aizawa, cubierto de sudor luchaba para recuperar el aliento. Su expresión era similar a la de un perro muerto.

Mientras tanto, en el otro lado, Seigo Harano ni siquiera respiraba pesadamente.

Había un evidente contraste entre sus condiciones actuales.

¿¿¡¡Era un monstruo!!??

Este tipo había estado ejercitándose energéticamente por más de cuarenta minutos, devolviendo cada bola con precisión con varios movimientos. A pesar de que no había perdido una sola pelota, ni siquiera estaba respirando con dificultad. De hecho, apenas había sudado — ¿¡cuán monstruoso era su resistencia!?

¡Todos los chicos no podían creer lo que estaban viendo!

Seiji se rascó la cara con torpeza.

“Siento que hemos estado practicando por un tiempo demasiado largo. Me estoy cansando — ¿qué tal si paramos ahora?”

Aunque eso fue lo que dijo, ¡nadie creyó sus palabras! Era evidente que esto no era más que una excusa para poner fin a la práctica.

Aunque Aizawa se resistía a que terminara así, comprendió que ya no había manera de salvar la gran diferencia de puntos.

Su capacidad física ni siquiera estaba cerca del nivel de su oponente.

Mientras que sus técnicas de tenis de las que se enorgullecía lo habían ayudado, ¡la abrumadora resistencia de su oponente lo había aplastado por completo!

Sin importa qué técnicas utilizó, o con cuánta fuerza golpeó la pelota, su oponente siempre se las arregló para devolver con precisión la pelota; ¡era como si estuviera frente a una pared, no a un humano!

Desde que aprendió a jugar tenis, nunca había sentido una sensación de derrota.

Pero incluso si no quería admitirlo, una derrota era una derrota. Si actuaba como un mal perdedor, sólo se avergonzaría aún más.

Después de permanecer en silencio durante mucho tiempo, Aizawa finalmente apretó los dientes y asintió lentamente.

“Vamos a parar aquí.”

“Capitán—” Todos los chicos estaban llorando por dentro por su capitán.

“Ves, como dije, no tenías que preocuparte.” Chiaki tenía una expresión como si ya había visto a través de todo, pero incluso ella fue sorprendida por la excelente resistencia de Seiji.

El rostro de Mika estaba ligeramente roja mientras asentía en silencio.

Y al final, esto fue todo a lo que llegó un jugador de nivel casi nacional.

Seiji realmente se sintió algo insatisfecho. Sentía como si aún no hubiera utilizado todo su potencial, pero desafortunadamente, su oponente ya había quedado muy atrás de él.

Seiji decidió olvidarse de eso. Al menos había descubierto que sus habilidades físicas eran ahora significativamente mejores que las de una persona normal. Si recibía otra oportunidad en el futuro, podría ponerse a prueba otra vez.

Después de que Seiji dejó el campo de práctica, aceptó la toalla y el agua que Mika le dio, y limpió su sudor con él y bebió un poco de agua.

¡Después de eso, terminó siendo rodeado por todas las chicas!

“Harano-san, tu resistencia es increible! ¿Cuál es exactamente tu rutina de ejercicios?”

“Harano-san, tus músculos son tan fuertes — ¿puedo apretarlos?”

“Harano-san, únete a nuestro club — ¡esta hermana mayor puede enseñarte todo!”

Seiji se sintió mareado al escuchar su charla interminable.

*¡Ding!* De repente, hubo un ligero sonido, y vio que algunas palabras aparecieron delante de él—

 

[Ahora hay cinco mujeres que tienen un índice de favorabilidad de más de 90 hacia ti, y el sistema [puntos de acción] ya está disponible. Puede utilizar varias [acciones] para obtener [puntos de acción]. El sistema [items] ya está disponible; puedes utilizar tus puntos de acción para intercambiarlos por varios items y usarlos.]

 

¿¡Nuevas opciones de sistema!?

Seiji se sorprendió y sintió la necesidad de comprobarlo al instante, pero era incómodo para él hacerlo en este momento.

Después de que finalmente consiguió lidiar con la pandilla de chicas, con Mika escoltándolo, se escabulló del grupo y escapó.

Después de dejar del club de tenis.

“¡Jaja, sus ojos eran como de lobos!” Chiaki se rió, “¿Por qué no te uniste en ese momento? A juzgar por sus acciones, ¡probablemente podrías iniciar un harem después de unirte al club de tenis!”

“¡Chiaki!” Mika la miró mientras los alcanzaba, “¡Qué tontería estás diciendo!”

No era tonterías… Seiji sólo podía sonreír irónicamente a sí mismo. ¡Había cinco chicas que actualmente tenía una calificación de favorabilidad de más de 90 hacia él! ¡Aparte de Mika, eso significaba que había por lo menos cuatro mujeres en el club que estaban dispuestas a tener sexo con él si él lo pidiera, y todo lo que hizo era jugar algo de tenis allí!

¿Debería decir que había muchas mujerzuelas en el club de tenis, o que los chicos mega-guapos siempre lo han tenido así de fácil?

“Ese fue un ejercicio bastante bueno, pero no parece adecuado para mí.” Seiji negó con la cabeza. Honestamente, sintió algo de arrepentimiento, pero si en realidad se quedaba en ese club, temía que…

“Sigh (suspiro), qué lástima…” Chiaki se encogió de hombros, “Entonces, ¿a dónde te gustaría ir a visitar ahora?”

“Mm… ¿Qué tal el club de teatro? Me gustaría echarle un vistazo a tu club, Wakaba.”

“¡Ok!” Chiaki se rió entre dientes, “Nuestro club tiene muchas niñas lindas en él — ¡creo que te encantará!”

 

Traductor: Bītā

 

Índice