Master Hunter K – Capítulo 58: Meseta Tahrakhan – Parte 3

Master Hunter K

Capítulo 58: La Meseta Tahrakhan – Parte 3

 

“¡Muere! ¡Por favor!”

El Inquisidor movió su maza desesperadamente.

“Baaa~”

La cabra montés soltó un grito mientras caía muerta. Rápidamente sacó una poción de recuperación de su cinturón y la bebió. La herida de su costado se cerró rápidamente.

Los efectos de la “Poción de Recuperación” eran bastante buenos, pero no adormecía el dolor en absoluto. El Inquisidor presionó sobre su herida mientras miraba a su alrededor. Esta vez habían matado 3 cabras y 2 arpías a la vez. Según la hoja informativa, matar a 20 monstruos invocaría automáticamente a la reina arpía.

(Es tan difícil matar a cada monstruo… a este paso, podríamos tener dificultades para llamar al jefe a tiempo…)

Mientras pensaba en el progreso del grupo a través de las incursiones, comprobó el estado de los otros tres cazadores. Los tres tenían heridas pequeñas y medianas.

Esta era una situación inevitable para todos ellos. Debido a que las Cabras y Arpías los atacaron repentinamente en masa, no había podido cubrirlos a todos. Fue un golpe de buena suerte que aún no hubieran muerto.

‘¿Están todos bien?’

Era una frase que cualquiera ya habría pronunciado, pero los hombres estaban en silencio. Cada uno estaba muy ocupado sacando pociones de los cubos y bebiéndolas.

Después de luchar contra la primera arpía, habían creado diferencias irreconciliables entre ellos y estaban demasiado ocupados teniendo en cuenta las acciones de los demás. El estallido de ira había arruinado sus posibilidades de trabajar en equipo.

‘No sé cuándo podrían volverse en mi contra’

Debido a su incertidumbre, no podían trabajar juntos ni relajarse entre ellos. El Inquisidor Weiden Peller miró al hombre japonés que casi había empezado una pelea antes.

Era hábil. Sorprendentemente, sus puños eran más poderosos que los cazadores con armas.

(Pero… ya no puedo confiar en él.)

Era fuerte, pero eso se convirtió en motivo de ansiedad, ya que no sabía cómo tratar con él más tarde si el Boxeador lo traicionaba de repente.

(Por ahora, tendremos que trabajar juntos hasta que lleguemos al jefe… pero…)

Mientras pensaba así, miró hacia al Cazador de Tesoros. Era hablador, pero su habilidad real era mediocre.

Tenía una daga de aspecto elegante, pero todo lo que hacía era robar muertes en el último segundo cuando no había riesgo para sí mismo. Durante las peleas, estaba demasiado ocupado huyendo del peligro.

(Piezas Ocultas… qué broma. ¿Cómo podemos ir en busca de tesoros si ni siquiera podemos completar el objetivo?)

Luego volvió su atención al Pirata, el último. Tenía buenas habilidades, pero nada de él era particularmente confiable. En apariencia, habría encajado bien en cualquiera de las zonas de conflicto del Medio Oriente.

(El título siempre podría referirse a su anterior trabajo como Pirata Somalí…)

Este capítulo sólo tenía gente que no le gustaba. Cogió su escudo y a maza y giró la cabeza. Ahora que lo pensaba, había otra persona que lo cabreó.

“Vayan a cazar arpías o algo así”

De repente se fue sin avisar, ese hombre, Kei.

En cierto modo, era el peor de todos. Las incursiones eran bastante difíciles ya que se necesita de los cinco cazadores cooperando para completarlas. Pero se había escapado desde el principio. El poder del equipo comenzó en 4/5 de los niveles normales.

(Maldita sea, ¿se suicidó o algo así?)

Al insultar a otros en su mente, volvió su mirada hacia adelante. Podía sentir que los demás le seguían. Nadie quería hablar, pero aun así cooperaban entre ellos en un nivel instintivo.

A pesar de su hostilidad y desconfianza mutua, su trabajo en equipo fue impulsado por el instinto de supervivencia y la necesidad, a pesar de su incómodo silencio.

(Qué maldito capítulo retrasado)

 

 

*****Espaciador En Guardia*****

 

 

Al mismo tiempo, Sungjin montaba la alfombra mágica a lo largo por el borde exterior de la meseta. Intentaba ver si podía divisar algún nido construido en la pared del acantilado.

Según la pista que obtuvo, el elemento oculto debe ser alguna forma de huevo. El Operador dijo

“Sólo los que rompen su caparazón y regresan vivos”

Ella lo había dicho.

Mientras volaba por el acantilado,

(Kei…)

Besgoro le llamó. Detuvo el vuelo y contestó.

“¿Qué pasa? ¿Encontraste un nido con un huevo?”

Besgoro estaba vigilando cuidadosamente los alrededores buscando el huevo. Sin embargo, las palabras que salían de su boca fueron diferentes a las que Kei había estado esperando.

(Tienes invitados)

Sungjin levantó su mirada hacia el cielo. Las arpías volaban hacia él.

(Uno, dos, tres… cinco en total)

Una vez que terminó de contar a sus enemigos, rápidamente miró por debajo de la Alfombra Mágica. La interminable pared del acantilado continuaba infinita.

Tratar de luchar contra oponentes alados mientras estaba parado en la alfombra mágica con su espada no parecía una decisión sabia.

(Es hora de la magia)

Una vez que se decidió, Sungjin empezó a intentar lanzar el hechizo.

“Trueno asesino…”

Pero fue interrumpido.

“¡Trueno asesino, salta de enemigo en enemigo!”

El cráneo de Besgoro gritó por sí solo.

“¡Cadena Relámpago!”

Un rayo se juntó en la punta de Espectro Lunar, y Sungjin inmediatamente lo señaló hacia los monstruos voladores.

‘¡Bzzzzt!’

El relámpago llegó a la arpía más cercana y saltó a todas las demás arpías. Las dos primeras cayeron como piedras, y las otras tres arpías quedaron aturdidas por un momento.

“Whoa”

Exclamó Sungjin.

(Este es Canto Sustituto. Haré la encarnación de cualquier hechizo que estés pensando usar.)

No parecía que pudiera controlar el momento de la activación del hechizo, pero eso no era un problema. Si lo cronometraba bien, probablemente podría lanzar dos hechizos simultáneamente. Besgoro añadió:

(Ten en cuenta que cuesta el doble de maná normal)

“Lo tengo, gracias Besgoro”

Poder usar dos hechizos simultáneamente le daría a Sungjin todo tipo de ventajas en combate. Pensando en las posibilidades…

“¡Kyah!”

Una de las arpías supervivientes voló hacia Sungjin blandiendo sus afiladas garras. Sungjin movió hábilmente la Alfombra Mágica evitando esos talones.

Al principio, sólo una arpía luchó contra él. Pero debido a la inexperiencia con el vuelo, un afilado talón rozó la cabeza de Sungjin. No le dolió, pero hizo que el pelo de la nuca se parara.

“¡Keeeyah!”

La segunda harpía se unió a la pelea. Mientras esquivaban sus ataques, Sungjin repentinamente bajó su altitud rápidamente, evitando un ataque en el último minuto. Esta vez, esquivó las garras por un gran margen. Ahora que se estaba acostumbrando a los enemigos y a volar, descubrió cómo luchar contra ellos.

Una vez que se sintió confiado, esperó hasta que el tercero llegó para inclinar la Alfombra Mágica y balancear sus afiladas espadas.

Las espadas atravesaron una de las patas derechas de la arpía, y la otra cortó el ala izquierda de otra arpía.

“Keey… ¡Ahhhh!”

El característico grito de guerra de la arpía se convirtió en un grito de terror al caer del cielo. Sungjin la vio caer y sonrió.

(El combate aéreo no es tan malo…)

Pero de repente, el operador le advirtió.

[Por favor vuelva al área de caza. Esta área está prohibida a los cazadores. Si te quedas en el área restringida después de 10 segundos…]

Sungjin miró a su alrededor. Había bajado demasiado su altitud mientras intentaba esquivar los ataques de la arpía.

[Morirás. 10…]

Podía soportar docenas de ataques de las arpías y seguir vivo, pero si la cuenta atrás terminaba, estaba acabado.

(Hey, Kei.)

Besgoro debe haberse sentido amenazado por el mensaje de advertencia.

“Lo sé”

Sungjin inmediatamente elevó su altitud con la Alfombra Mágica, pegándose cerca de la pared del acantilado. Las dos arpías continuaron su persecución.

(Tan molesto…)

Sungjin levantó sus espadas. Era difícil exhibir el 100% de su potencial mientras montaba la alfombra, pero mientras él las rozara, debería causar la muerte instantánea.

Sungjin fácil cortó a una de las arpías.

(Una menos.)

Y luego se preparó para la siguiente. Pero la última…

“¡Kaa! ~”

Salió un largo grito y se giró para huir. Sungjin estaba a punto de dar caza cuando decidió no hacerlo. La velocidad de vuelo de la Alfombra Mágica y las arpías era aproximadamente la misma.

Perdería tiempo precioso intentando perseguir a la arpía. También-

‘Las arpías tienden a huir cuando todos sus aliados han sido asesinados. Si logran escapar, regresarán con un gran número de refuerzos.’

La “hoja informativa” lo decía. La arpía se mostraría de nuevo, y con muchos camaradas a cuestas.

(Como tengo que matarlos de todos modos, es muy conveniente que vayan a reunirse todos en mi nombre)

Sungjin pensó mientras volvía a inspeccionar las paredes del acantilado. En realidad, había un límite de tiempo para la inspección aérea. La alfombra mágica sólo podía volar durante un total de 20 minutos.

Una vez que esto sucede, tendría que buscar el huevo a pie, colgado en la pared del acantilado. Cuando pensó en ello, Sungjin empezó a ponerse nervioso.

(¿Cuánto tiempo me queda?)

Pero fue en este momento que notó algo. Entre el afloramiento de minerales, notó algo brillante. Besgoro habló.

(Kei)

“También lo vi.”

 

Sungjin se acercó al objeto brillante. En él había un gran nido. Era varias veces más grande que un nido típico de pájaro.

Y en su interior, había un huevo de aproximadamente tres veces el tamaño de los huevos normales de gallina.

Disminuyendo la velocidad de la Alfombra Mágica, se acercó cuidadosamente al nido. Sintió una extraña sensación de dignidad contenida en el huevo.

El huevo tenía un color ligeramente dorado. Parecía que el huevo era casi el doble de una gema preciosa.

(Precioso, sobrevivió y creció…)

Sungjin recordó la pista de antes. Guardó sus espadas y levantó suavemente el huevo con ambas manos. El Operador dio un anuncio.

[¡Felicitaciones! Has obtenido la Pieza Oculta]

[Ra – Huevo de Oro]

“He, La la~”

Cantando de felicidad, Sungjin revisó la ventana de estado del huevo.

 


Ra – Huevo de Oro
Huevo raro

Habilidad pasiva
Temblor del Principio (I) – Temblará una vez al día

La nobleza no es determinada por el nacimiento, sino por la conducta diaria en la vida.


 

“¿Hmm?”

Sungjin inclinó su cabeza confundido. Era una habilidad misteriosa. De hecho, era extraño llamarlo habilidad, o habilidad pasiva.

Más que nada, temblaría una vez al día de su elección. No tenía ninguna utilidad o función por ahora. Sungjin decidió preguntarle a Besgoro

“Disculpa, Besgoro, ¿sabes algo de este huevo?”

(No, es la primera vez que veo uno.)

Besgoro era inútil justo cuando lo necesitaba. Cuando Sungjin estaba a punto de releer la página de estado…

“¡Kyah~!”

Podía oír gritos no deseados en la distancia. Cuando giró la cabeza para comprobar, vio a una bandada de arpías volando hacia allí.

(Oh mi…)

Sungjin rápidamente metió el huevo en el cubo y contó a sus enemigos.

(Uno, dos, tres…)

Había demasiados esta vez para un conteo preciso. Una docena o más. Sungjin levantó la vista; siguió la pared del acantilado hasta la meseta. Ahora que encontró el huevo, no tenía más negocios aquí.

No importa lo fuerte que fuera, desafiar a docenas de monstruos alados en el aire con un ítem de vuelo temporal sería una tontería. Especialmente tan cerca de la frontera que no se le permite cruzar.

La más rápida de las arpías estaba casi sobre él, pero Sungjin la ignoró y siguió subiendo.

Y una vez que finalmente llegó a la llanura de la Meseta Tahrakhan, saltó de la alfombra mágica y giró dos veces en el aire antes de aterrizar en el suelo de la meseta. Detrás de él, incontables arpías se lanzaron sobre él.

Sungjin desenvainó su espada y murmuró

“Vengan entonces, tontas moscas de fruta; vengan al infierno furioso con sus propias alas.”

 

 

BryanSSC: Imaginar el momento en que una docena de lindas arpías devorahombres aparecen desde debajo del acantilado me eriza la piel 😀

Trad. BryanSSC

Índice