Gaikotsu Kishi-sama Tadaima Isekai e o Dekake-chuu Capitulo 17: El No-muerto

A A A


Editor: Hamlet

Aca el titulo en ingles es: Undead person = Persona no muerta. Pero preferi dejarlo como : ” El no-muerto”


Las llanuras de Kuwana, en una aldea destruida perteneciente a la tribu tigre.

La reciente aparición de los Gigantes de la “Selva Negra” ha provocado la destrucción de muchas aldeas…… parece.

Había oído algunas noticias de los guerreros que habían enterrado a los cinco gigantes muertos.

No se había encontrado sobrevivientes cuando los guerreros registraron los restos de la aldea.

Las inquietantes expresiones en sus rostros mostraban que no había esperanza.

Al menos diez gigantes habían atacado esta pequeña aldea.

A partir de ese momento, el joven que había llegado al pueblo principal del clan Ena era el único superviviente.

Las llamas de venganza que residían en los ojos de los guerreros mientras luchaban contra los gigantes se desvanecieron cuando miraron al pueblo completamente devastado.

Mientras yo podía tratar de revivirlos, la magia no funcionaría con aquellos que perdieron la cabeza o cuyos cuerpos estaban en el estómago de un gigante.

Era algo que había aprendido cuando reviví a un grupo de personas que habían sido asesinadas por bandidos.

La atmósfera lúgubre que quedó tras este incidente también afectó a Chiome, ya que se sentó con una mirada deprimida en la cara.

Se había quedado en silencio desde que Sasuke huyó.

Aunque no era del tipo hablador, había algo diferente en su silencio actual.

Ariane tampoco sabía qué decirle y simplemente evitó su mirada.

Intenté llamarla en mi tono habitual lo mejor que pude.

“Ariane-dono, ¿están bien tus piernas y caderas?”

Ariane era consciente de mi intención e intentó hacer una expresión alegre mientras asintió con la cabeza.

“Estoy bien, mis piernas y mi cadera ya se han recuperado. Gracias, Arc.”

Se frotó un poco la cintura mientras respondía.

Para ser honesto, sus caderas no eran el problema, pero decirle a una mujer a la cara que su trasero había estado lastimando porque había pasado demasiado tiempo en la silla de montar, obviamente no era algo que uno nunca debería hacer.

Ahora no era el momento adecuado para bromear sobre estas cosas.

Aún así, no pensé que la magia de recuperación sería efectiva en un trasero adolorido. Mientras aplique magia sanadora, montar en la montura dragón no debería ser un problema.

Mientras yo estaba considerando esto, el líder del clan Ena y varios otros miembros de la tribu tigre caminaron hacia mí.

Los que siguieron detrás de Hou deben ser los otros líderes del clan ya que llevaban armadura más lujosa que los guerreros regulares y eran más intimidantes físicamente.

Cuando Hou estaba justo delante de mí, sus ojos se entrecerraron inmediatamente en Chiome mientras me hacía una pregunta en un tono serio.

“Arc-dono, dijiste que tu amigo de la tribu de los gatos era del Continente Norte, ¿correcto?”

Asentí con la cabeza mientras estaba confundido sobre por qué me estaba haciendo la pregunta.

“La mitad de los gigantes que atacaron el pueblo persiguieron al gato cuando apareció…”

Aunque había sido una pelea caótica, la gente nos había notado.

“¿Los gigantes estaban persiguiendo a esa persona? ¿¡Fue esa persona la que causó que los gigantes atacaran nuestras aldeas!?”

Hou entonces habló con una hostilidad abierta y ya me di cuenta adónde se dirigía con esta línea de preguntas, pero me quedé preguntándome por qué les pregunto en primer lugar.

“¡No intentes poner excusas! ¡Esa chica de ahí! ¡Está familiarizada con esa persona! ¡Mis hombres vieron a los dos hablando!”

Uno de los hombres que Hou trajo con él empezó a presionar a Chiome para obtener información.

Dieron testimonio de ese intercambio.

Sin embargo, no dije nada mientras nos presionaban… no importaba lo que dijera, no haría mucha diferencia.

Antes de que el líder del clan de con la cabeza caliente pudiera llegar a Chiome, Ariane se adelantó para protegerla.

El líder del clan era alto, incluso para los miembros de una tribu de tigres, y tenía un físico impresionante, pero el resplandor de Ariane y las llamas que emanaban de su cuerpo lo mantuvieron a raya.

Aunque los hombres de la tribu tigre y los beastmen normales no podían ver los espíritus que flotaban alrededor de su cuerpo, sus cabellos se pararon al sentir el espíritu luchador que ella estaba proyectando.

El líder del clan aguantó la respiración mientras Ariane empezaba a hablar.

“Es verdad que los dos se conocen… pero él ya no es su aliado”

Los hombros de Chiome se desplomaron cuando oyó a Ariane.

Sin embargo, el jefe del clan no entendió lo que estaba diciendo y volvió a levantar su voz.

“¿Cómo podemos confiar en lo que dices? ¿Por qué deberíamos siquiera confiar en forasteros con nuestra guerra?”

Los ojos de los miembros de la tribu tigre que lo rodeaban perforaron a mi grupo cuando lo oyeron.

La situación con los gigantes había sido urgente y Hou no había tenido tiempo de explicar por qué habíamos venido.

Mientras que Ein y los de Urira conocían nuestras circunstancias, la mayoría de los guerreros aún estaban en la oscuridad.

Los ojos de Ariane estaban fijos en la multitud cuando tomó su decisión.

“La persona que apareció allá atrás era un no muerto”

Lo que ella dijo fue noticia para mí. Los líderes del clan también se sorprendieron por su revelación y empezaron a mirar hacia delante y hacia atrás entre ellos.

La mayoría de los guerreros circundantes quedaron en un estado de confusión.

Basado en sus reacciones y en los trozos de conversación que recogí, la tribu de los tigres no estaba familiarizada con el concepto de ser no-muertos.

Ariane comenzó a explicarse más cuando vio cómo reaccionaban.

“Parece que no aparecen en estas llanuras, pero los no-muertos son los muertos que se levantan y vagan. Los elfos como yo son capaces de detectar las impurezas que se adhieren a ellos”

Proporcionó una breve explicación mientras sus dorados ojos miraban a la multitud para medir sus reacciones.

Los ojos elfos tenían la habilidad de ver espíritus que eran invisibles para los humanos.

Cuando Sasuke apareció, debe haber visto las “impurezas no muertas” que salían de él.

Chiome habría sido incapaz de ver esas impurezas, pero podría haber captado el olor de la muerte en él.

Su olfato era efectivo a grandes distancias, así que debe haberse dado cuenta de la condición en la que estaba Sasuke cuando estaba frente a ella.

Bueno, uno definitivamente querría creer que cometieron un error cuando uno de sus amigos estaba de repente frente a ellos como un no-muerto.

Su continuo en silencio frente a las afirmaciones de Ariane, probablemente significaba que aún no había aceptado los hechos.

Pero sus ojos y nariz tenían el poder de percibir la verdad mejor que cualquier ser humano.

En mi forma esquelética, era incapaz de ver las impurezas vivas como Ariane y otros elfos, ya que esa habilidad parecía ser afectada por mi maldición.

Estaba en una situación similar a la de Chiome y algunos otros del Clan Blade Heart.

Mientras que ellos eran capaces de utilizar el poder de los espíritus para usar habilidades especiales, no tenían manera de identificar a los no-muertos al verlos.

¡Kyun!

Ponta expresó un grito de ánimo como si hubiera adivinado lo que yo estaba pensando.

“Bueno, no serías engañado por las apariencias”

Mientras le daba palmaditas en la cabeza a Ponta y la felicitaba, yo evaluaba lo que sabía.

De alguna manera la figura del hermano de Chiome, Sasuke, había aparecido en el sur del continente.

Incluso yo había pensado que Sasuke se veía pálido cuando lo vi, pero su apariencia no había cambiado hasta el punto de que Chiome no podía reconocerlo.

Pero Ariane había hecho su declaración en un tono de la realidad.

“… Es fácil decirlo, pero ¿dónde está la prueba para respaldar tu declaración?”

Los otros líderes del clan asintieron con la cabeza caliente.

Sólo una persona, no, Hou y Ein fueron los únicos que nos miraron directamente a Ariane y a mí.

No tenía sentido presionarnos para obtener información aquí.

“No conozco las circunstancias personales de Chiome-dono, pero sé que su clan ha estado investigando el paradero de ese hombre. Fue por pura coincidencia que nos encontramos con él aquí. Yo fui el que sugirió este viaje en primer lugar”

“¡Tal cosa…!”

Uno de los líderes del clan intentó levantar un argumento en mi contra.

“… ¿Qué se logrará con esto?” Treinta gigantes fueron avistados, diez fueron encontrados en esta aldea, ¡pero sólo cinco fueron derrotados! No sé por qué los gigantes lo seguían, ¿pero no hay otros pueblos en la dirección a la que se dirigían?”

No sólo los líderes, sino también los guerreros de los alrededores comenzaron a reaccionar ante mi pregunta.

No tenía ni idea de si había aldeas en la dirección que iba Sasuke, pero lo dije de todos modos para medir sus reacciones.

Los guerreros suplicaron a los líderes del clan y les rogaron que siguieran a los gigantes.

Hou fue el que puso fin a toda la conmoción.

“Perseguiremos a los gigantes, confirmaremos el bienestar del pueblo y lo protegeremos”

Un grito de guerra se escuchó en la declaración de Hou.

Mientras los guerreros corrían a montar monturasdragón, mis ojos se centraron en Hou mientras se acercaba a mí.

En una postura armada, hizo una declaración.

“…¡Demuéstranos!”

Solo diciendo eso, Hou y el resto de los líderes del clan vuelven a sus propias monturas dragón.

Aunque no podía entender su razonamiento, entendí lo esencial.

La buena voluntad que yo había estado acumulando para usar en las negociaciones más adelante parecía haber sido utilizada para despejar temporalmente nuestras sospechas.

“… Lo siento, Arc-dono”

Chiome, que había estado observando en silencio la conversación, se disculpó y bajó la cabeza.

“No hay necesidad de disculparse Chiome-dono. ¿Estarás bien de ahora en adelante?”

Una cosa era lidiar con los gigantes, pero otra cosa era que Chiome se enfrentara a su antigua compañero.

Chiome me miró a los ojos y asintió con la cabeza.

“Este es el problema de mi clan. Así que…”

Emociones crudas se filtraron en la voz de Chiome mientras apretaba su puño y se ahogaba en la última mitad de su declaración antes de caminar hacia nuestra montura.

Algo estaba faltando en sus expresiones y ella se portaba como un fantasma. Le pregunté a la igualmente preocupada Ariane por la situación.

“Ariane-dono, ¿no son los no-muertos como Sasuke-dono… no son los no-muertos como él los que se supone que son raros?”

Ariane levantó una ceja ante mi pregunta y frunció el ceño.

Mi imagen de los no-muertos eran los comunes como zombis y esqueletos, ninguno de los cuales parecía o se movía como Sasuke.

Se parecía más a un vampiro que a cualquier otra cosa, pero ni siquiera sabía si existían en este mundo.

Los únicos monstruos no-muertos ágiles que había visto eran los Gusanos Ghoul que encontramos en las cavernas cerca del territorio del Rey Dragón, pero aun así parecían cadáveres en descomposición.

Sasuke pasó por car beastman común.

Mientras que los elfos en este mundo podían detectar las impurezas no muertas que él libero, yo no podía ver nada, aunque yo pudiera ver las luces que los espíritus activos liberaban.

“Esta es la primera vez que veo a un no-muerto como ése… tal vez mi padre… u otros ancianos del pueblo pueden saber algo al respecto”

Ariane miró hacia donde Sasuke había escapado mientras hablaba.

Desafortunadamente, no tuvimos tiempo de volver al pueblo y preguntarle. También había una posibilidad de que no pudiera ayudarnos y aún así nos quedaríamos a oscuras.

“No podemos hacer nada sin seguir a los gigantes”

Dejando atrás esa afirmación, me dirigí hacia nuestra montura dragón que estaba descansando mientras masticaba hierba y salte sobre el sillín.

Agarré las riendas de la montura después de levantar a Chiome sobre el sillín y una vez más Ariane se subió a regañadientes con un suspiro.

Cuando miré hacia los otros miembros de la tribu tigre vi a Hou dando una señal delante del grupo.

Los guerreros se dirigen inmediatamente a las llanuras.


Traductor: Hamlet


 

Índice