Jinrou e no Tensei, Maou no Fukukan – Capítulo 69: La última puerta del Nigromante (Parte 1)

A A A

 

 

Capítulo 69: La última puerta del Nigromante (Parte 1)

 

Y así se decidió que el Castillo de Glenstadt celebraría una coronación para la sucesión del nombre del Señor Demonio. No podríamos proceder sin ninguna ceremonia, y al menos aclararía las cosas de una vez por todas. También tenía el propósito de ser una conmemoración al difunto Señor Demonio.

La maestra también había decidido hacer de Ryun Height su base después de tener éxito en el trono.

En cuanto a eventos públicos celebrados en Glenstadt, este parecía ser el último.

 

La noche antes de la coronación.

En una habitación en el Castillo de Glenstadt, escuché a la maestra mientras hablaba.

«Ser el Señor Demonio no se trata simplemente de ser ‘el demonio más fuerte’. Debes poseer un poder divino; trascender».

«Puedes decir eso, pero ni siquiera tú puedes ser como el difunto Señor Demonio».

No hay duda de que la habilidad mágica de la maestra es de clase mundial, pero eso es sólo cuando se compara con humanos y demonios.

Ella no es como el Señor Demonio, cuyo poder era como el de un dios.

 

La maestra asintió con la cabeza ante mis palabras y continuó.

«Eso es correcto. Pero mientras tome el nombre de Señor Demonio, no servirá para que me desmaye cada vez que use magia en secuencia».

«Ni siquiera llegas tan lejos en el mejor de los casos…».

Incluso cuando ella intenta usar magia consecutivamente, no poder reunir los tipos de poder necesarios la impide. Es necesario que ella espere un momento.

Es muy similar a los cooldowns para la magia y los ataques especiales en los juegos.

 

«La verdad es que hay algo que puedo hacer acerca de este problema de quedarme sin poder mágico».

Las palabras fueron tan inesperadas que me sorprendieron.

« ¿Hay algo que puedes hacer?».

«Sí. Si tengo éxito en esto, también obtendré poderes iguales a los del Señor Demonio… ».

« ¿Obtener?».

«…tal vez».

Eso es ciertamente vago.

«En verdad, debería haberlo probado hace mucho tiempo, pero el siempre preocupado Señor Demonio lo había prohibido por mucho tiempo».

Qué será.

 

En primer lugar, no entiendo la necesidad de que la maestra sea más fuerte.

«Maestra, no es como si hubieses sido elegida para ser el Señor Demonio debido a tu fuerza prometedora».

Para la Primera División; fueron tú y la larga e inquebrantable relación de confianza con el fallecido Señor Demonio.

Para la Segunda División; Fue tu bondad lo que los salvó dos veces.

Para la Tercera División; fue tu personalidad.

Las razones varían, pero todas te aceptaron como Señor por factores distintos a la fuerza. En todo caso, creo que no les importa demasiado en lo que respecta a tu fuerza.

Si eso es cierto, entonces podría ser la primera vez en la historia de los demonios.

 

Sin embargo, la maestra negó con la cabeza.

«Lo entiendo bien. Pero también entiendo que no puedo permitir que me maten accidentalmente».

La maestra aclaró su garganta; De repente, una mirada lejana apareció en sus ojos.

«Cada vez que un Señor muere, los subordinados son sacudidos. Si el segundo Señor Demonio muriese justo después de la pérdida del difunto Señor Demonio, ¿entonces no crees que nos estaríamos alejando aún más de la voluntad del Señor Demonio?».

«Eso es, bueno… eso es verdad».

Si la maestra muriese de alguna manera, ciertamente nos causaría aún más abatimiento a todos los que ya estamos desanimados.

 

La maestra esbozó una sonrisa y continuó.

«No te preocupes. No tengo intención de tomar riesgos imprudentes. Teóricamente, no existe un peligro inminente real para ello».

«Um, eso en realidad tiene un sonido muy preocupante».

La maestra dio una risa forzada.

«Eres realmente imposible. Te lo explicaré ahora, y espero que escuches bien».

Una lección improvisada ahora comenzó debido a mi comentario innecesario.

 

«La nigromancia no es mera brujería. También es filosofía. Una filosofía para enfrentar la muerte».

Ella murmuró mientras sostenía su pequeña mano sobre la llama de una vela.

«Y los Nigromantes tienen algo que llaman la ‘última puerta’. ¿Sabes qué es eso?».

La última puerta abierta por aquellos que enfrentan la muerte.

« ¿Tu propia muerte?».

«Bien hecho».

La maestra mostró una sonrisa infantil.

 

«Uno puede llamarse Nigromante, pero mientras seas carne viva; morirás. Es entonces cuando tu verdadero valor como Nigromante se pone en tela de juicio. Cómo enfrentas tu propia muerte».

Hace mucho tiempo, la maestra estuvo cerca de morir y aun así no murió. En mi vida anterior, esto sería como estar en coma, acostado en la cama con un tubo conectado desde arriba; pero aún vivo.

Y entonces ella no ha abierto la «última puerta» todavía.

 

La maestra asiente; como si leyese mis pensamientos.

«Cuando me enfrente a la muerte, todo lo que soy, se pondrá en tela de juicio. “¿Qué es la vida, qué es la muerte?”, Ese tipo de preguntas fundamentales».

«Eso es difícil…».

«Lo es. Pero bueno, he vivido una larga vida. Al menos, he llegado a mis propias conclusiones sobre esos asuntos».

La maestra se rio y se levantó de la silla.

 

«Sin embargo, si abro esta puerta, nunca podré revertir lo que suceda. Y no puedo negar la posibilidad de que pueda afectar negativamente mi personalidad».

¿Qué diablos va a pasar?

La maestra me miró; apeló con una expresión sobria.

«Y por seguridad, quiero contar con tu ayuda, mi aprendiz».

 

«Creo que Mereen sería mejor…».

La maestra negó con la cabeza desdeñosamente.

«No puedo confiar en nadie más para esta tarea. La persona debe ser un hechicero hecho y derecho, además de ser experimentado en el arte del combate».

«Oh, este tipo de cosas otra vez…».

 

De todos los grandes filósofos, aprendices de Gomoviroa, soy el más acostumbrado a las situaciones difíciles. Soy un hombre lobo después de todo.

Y gracias a eso, me han obligado a participar en muchos experimentos y rituales horribles. Todo a pesar de especializarme en el fortalecimiento de la magia.

Oh bien. Le ayudaré.

Es por el bien de la maestra.

 

«Entiendo. Pero te lo ruego, no convoques a más demonios».

«Así que sigues con eso. Te dije que fue sólo un accidente».

Ser perseguido por un demonio que fue convocado desde una dimensión diferente, la pesadilla de sus continuos y feroces ataques; No quiero volver a experimentar eso de nuevo.

Pensé que volvería a su casa por la mañana, pero ese jodido demonio, se quedó y siguió atacando a la maestra durante días. Él debería sentir lo que es tener que proteger a alguien.

Si alguna vez nos encontramos de nuevo, lo destrozaré.

 

La maestra aclaró su garganta y anunció:

«Este será fácil. Ahora, ven conmigo al laboratorio subterráneo».

« ¿Subterráneo?».

«Te contaré algunas viejas historias en el camino».

«Las viejas historias de los ancianos son demasiado largas…».

« ¿Incluso una charla especial de la gran sabia Gomoviroa?».

 

La voz de la maestra resonó por los escalones en espiral del castillo.

«Hubo una vez un pequeño reino de humanos aquí. Y este reino fue gobernado por una familia de hechiceros. Usaron el poder de la hechicería para proteger a su país de los monstruos y los ejércitos extranjeros».

Sin embargo, este reino cayó demasiado pronto debido a la lucha entre humanos; Ella explicó.

«Pusieron demasiada confianza en su propia magia. Cegados por el poder, habían olvidado lo que era importante. Que no hay nada más temeroso que la malicia de otro».

La arrogancia del rey causó el resentimiento de los cortesanos, se dice que su traición causó la caída del reino.

 

El castillo estaba rodeado de traidores, la familia real fue secuestrada y todos ejecutados.

«Yo fui la única excepción. Mi madre me puso un hechizo de curación que simuló la muerte, me recuperé lentamente mientras estaba en un estado de aparente muerte».

«Ya veo… ¿qué?»

« ¿Qué dices?».

«Entonces, ¿esta es tu patria? Y… ¿eres una verdadera princesa?».

«Éramos una línea colateral, así que no estaba en condiciones de suceder al trono. Aunque, oficialmente, éramos parte de la familia real».

No había escuchado esto antes. Estoy sorprendido.

 

La maestra hizo una mueca como si no fuese nada, y se encogió de hombros.

« ¿No te parece extraño que el ejército del Señor Demonio haya podido convenientemente adquirir este castillo en ruinas?».

«Sólo pensé que alguien lo descubrió…».

«No, en verdad, soy la arrendadoradel ejército del Señor Demonio».

Entonces este lugar estaba siendo alquilado, huh.

 

«Bueno, en cualquier caso, este país cayó, las ciudades, los campos y los bosques fueron enterrados. Pensé que sería perfecto para un pequeño escondite».

Había llegado al final de la escalera de caracol y ahora estaba de pie frente a una puerta que parecía muy vieja.

«Me perforaron la garganta con una lanza, al igual que los demás miembros de mi familia. Fue años después que finalmente recuperé la conciencia; puedes imaginar lo asustada que estaba».

«Una experiencia increíble…».

Debe haber sido doloroso, y tan aterrador.

«Lo que más me sorprendió fue que el reino había caído y se había convertido en una ruina. No sé lo que ocurrió, pero claramente, los traidores no eran prósperos».

Debe haber sido un conflicto interno. Si ese fue el caso, es un final bien merecido.

 

«El resto de mi familia se había podrido y se había convertido en huesos. Además de eso, mis propias heridas se habían curado alrededor de la lanza en mi garganta, la herida tenía que ser reabierta cuando la quité. Sufrí esa agonía durante tres días y tres noches».

Finalmente entiendo por qué la maestra, tímida como es, teme a los humanos más que a los monstruos.

No es sorprendente haber experimentado tal cosa en la infancia.

 

La maestra explicó que luego ella vivía sola en las ruinas abandonadas.

Destruido o no, no había falta de lugares para vivir en el castillo, y el mundo exterior era demasiado peligroso para ella; Todavía una niña.

«Día tras día, lo contemplé por mi cuenta. Sobre por qué algo como esto tenía que suceder. Y comencé a investigar Nigromancia con la esperanza de resucitar a mi padre y mi madre».

 

Por supuesto, la maestra descubrió rápidamente que esto no era posible. La irreversibilidad de la muerte es terriblemente fuerte, ningún secreto de la Nigromancia podría hacer posible la resurrección de los muertos.

Si bien es posible conjurar los espíritus de los muertos, esto generalmente equivale a una aparición borrosa, que dura sólo unos segundos antes de desaparecer.

Y entonces la maestra había perdido su razón de vivir. Ahora, viviendo a través del tiempo sin fin, no podía hacer nada más que seguir adquiriendo el conocimiento de la Nigromancia.

Ella dice que sería más de cien años después que conocería a otra persona.

 

«En ese momento, todavía no había encontrado la respuesta a la ‘última puerta’. Sin embargo, después de ser llamada sabia y otras cosas y tomar aprendices, finalmente encontré la respuesta».

« ¿Es eso así?».

La maestra se rio entre dientes y me miró.

«Tú eres el que me mostró la respuesta».

« ¿Yo?».

 


Nota:

1. Landlord (Propietario, arrendador, dueño) elegí la que más consideraba correcta, pero no estoy seguro.   

 

Traductor: Arkadia

 

Índice