Neet dakedo Hello Work: Volumen 4 – Prólogo

Volumen 4 – Prólogo

 

Nuestra boda terminó bien, al día siguiente me desperté sin mucha motivación. Kreuk y Silver visitaron nuestra casa antes de la cena.

Cuando las dos personas pasaron por nuestra sala de estar, mis esposas, como si supieran qué hacer, fueron a preparar la cena. Recientemente, Ellie también ha estado ayudando. Más tarde apreciaré sus habilidades culinarias, pero eso tendrá que esperar. Por mucho tiempo.

 

“Realmente ha pasado un tiempo. ¿Lo estás haciendo bien?”

“Sí, realmente me sorprendió escuchar que Masaru san ya se casó, pero ahora no te ves diferente.”

 

Kreuk cambió su posición ligeramente, y me dijo eso.

 

“¿Cómo lo hiciste, Masaru-san?”

“No, no es eso. Ni siquiera podemos negar el hecho de que te casaste con estas 4 chicas a la vez. Masaru-san, no, por favor deja que te llame Masaru-aniki.”

 

Silver asintió.

 

“¿Qué están diciendo? Somos amigos, ¿no? ¿Ya no confirmamos nuestra amistad hace mucho tiempo?”

“¿Que amigos? Somos mejores amigos.”

 

Silver también asintió.

 

“Oi, paren. Solo soy tu amigo de todos los días, Masaru. No me importa incluso si me llamas Masaru-chan, pero por el amor de dios deténganse.”

“No, no llegaremos tan lejos como para llamarte Masaru-chan.”

“Sí, de ninguna manera.”

 

Como de costumbre, Silver estuvo de acuerdo. Este hijo de puta

 

“Ya veo. Ahora me arrepiento de haber dicho eso.”

“Bueno, bromas aparte, felicidades por tu boda. Los monstruos en mi corazón me susurran que debería matarte, pero te bendeciré por hoy.”

“Felicitaciones, Masaru””

“Ah, esto es una especie de sorpresa, pero gracias a los dos. Aun así, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que los vi.”

“Aceptamos una misión de escolta a largo plazo, nuestro cliente fue al Imperio “.

“Ho, eso es bueno. Nunca he estado en una ciudad imperial antes.”

 

Nunca he estado en la capital del reino, desde que vine a este mundo los únicos lugares donde he estado son Siory y la Fortaleza Gorbas.

 

“La misión no fue tan buena, ¿sabes?”

“¿Por qué? Es una misión de escolta fácil. En comparación con ustedes, mi situación en la fortaleza fue mucho más grave.”

“Demasiado fácil.”

“¿No es eso algo bueno?”

“Escuchamos acerca de la fortaleza de Gorbas y la misión urgente tan solo un día después de nuestra partida.”

“No sabemos si el momento fue bueno o malo.”

 

Tal vez el momento fue realmente bueno. De todos los días, ocurrió durante las incursiones de las Arpías de la última vez. Estos chicos tal vez tienen alguna habilidad especial para evitar peligros hacia ellos. Realmente quiero convertirlos en mis esclavos y examinar esta habilidad a fondo…

 

“Fue un mal momento, de verdad. Lazard-san estaba muy enojado.”

“¿Por qué?”

“Quería que ayudáramos en la misión de rescate. Como estábamos en el medio de nuestra misión de escolta, no hay forma de que podamos abandonarla a mitad de camino, ¿verdad?”

“Es verdad.”

“Es por eso que traté desesperadamente de persuadirlo para que nos deje ir. Pero si deliberadamente abandonamos la búsqueda a mitad de camino, entonces las penalizaciones impuestas serían muy pesadas. Aunque muchos aventureros participaban en la misión de ayuda, nuestro líder más fuerte, Lazard-san, no pudo hacerlo.”

“Entonces, esa es la razón de su mal humor…”

“Eso no es todo. En el camino a la ciudad imperial, vimos las tropas del ejército. Por supuesto, eran las tropas del Reino y las tropas imperiales.”

“Eehh…”

“Ver que el reino enviaba a sus tropas a la Fortaleza realmente me ayudó a calmar mis nervios. Además, no quedan monstruos en un camino que el ejército haya atravesado.”

“Por eso es que estábamos tan relajados.”

“Realmente no había nada. Incluso cuando llega la noche, no había señales de monstruos acercándose en absoluto. Nuestro cliente, el comerciante incluso dijo: Si hubiera sabido esto desde el principio, ¡no habría contratado acompañantes! O algo así.”

“Hahah…”

“Sin la interferencia de Reed-san, la cabeza del comerciante jefe podría haber sido cortada. Ni siquiera se dio cuenta cuando estaba en una situación en la que podría morir en cualquier momento.”

“Guau.”

“¡Estábamos realmente asustados, sabes!”

 

Silver también mostró un movimiento exagerado para enfatizar su historia.

 

“Ya veo. Ustedes también enfrentaron algunas dificultades.”

“¿Cómo está la situación a tu lado? Solo volvimos hoy y solo escuché un poco sobre la fortaleza.”

“Ah, en ese día, nosotros…”

 

Comienzo con nuestro primer día, cuando estábamos en el camino hacia la Fortaleza. Luego, continúe con lo que sucedió en la Aldea Pionera, tal como lo escuché de la gente de la Orden, y luego sobre lo que sucedió dentro de la Fortaleza.

Seguimos hablando mientras comemos nuestra cena. Ellie también intervino de vez en cuando, como Ellie había sido enviada antes a la Aldea Pionera para una misión está más informada sobre la situación que yo.

Ambos se excusaron después de la cena.

 

“No queremos molestarlos recién casados.”

“Ya veo. Realmente quiero hablar más con ustedes.”

“Si es así, ven al campo de entrenamiento del gremio mañana por la mañana. Podemos continuar allí.”

“… ¿Solo hablaremos?”

 

(Alphard: …. MMMMmmm… MMmmm… Creo que lo de arriba quedo mal ¿Qué dices Eagle?)

 

“Por supuesto. De ninguna manera estoy pensando en matarte disfrazado de entrenamiento, ¿verdad?”

“Oi.”

“Es una broma. Bueno, medio bromeando al menos.”

“Como sea, solo sentí un escalofrío por mi espina dorsal. Si estás bien, puedo ser tu compañero (de combate) ¿sabes?”

“Ho… Entonces, nos vemos mañana.”

“Oi, no te atrevas a llamar a Lazard-san.”

“… ¡Está bien, no lo llamaré, lo prometo!…”

 

No hace falta decir que, al día siguiente, los destroce a ambos con el bokken (espada de madera).

 

Traductor y Editor: Alphard Uroboros

AnteriorIndice Siguiente

Índice