Goblin Kingdom Capítulo 90: Bellan, La Vara De Destrucción

Goblin Kingdom

Capítulo 90

Bellan, La Vara De Destrucción

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 21
Rango Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv1); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv20); Rey Orco Bui (Lv40)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

Los sonidos del hierro chocando resonaron por todo el bosque.

 

“¡Vengad a Gi De!”

 

Aunque cubierto de llamas, un bastón es un bastón, y el guerrero bestia ancestral, Gi Gi, encontró sus manos entumecidas después de un intento fallido de cortarlo.

 

Chispas centelleaban mientras el hacha de Gi Gi chocaba con la vara de hierro de Bellan. En su lucha, Bellan consiguió hacer retroceder el ataque de Gi Gi sobre su cabeza.

 

“Un digno oponente. Doy gracias a Dios por esta oportunidad.” La Vara de Destrucción, Bellan, sonrió, eufórico por haber encontrado un digno oponente.

 

“¡GUuRUuRUUGAAaa!” Rugió Gi Gi mientras enviaba una oleada de ataques a Bellan.

 

La Vara de Destrucción, Bellan, era un aventurero de primera clase, y soportó los ataques de Gi Gi. Pero la batalla alrededor de ellos había empezado a evitarlos. Los druidas que trajo Gi Za habían cambiado completamente el campo de batalla.

 

No había muchos humanos entrenados para luchar contra magos. Los magos de batalla requerían entrenamiento extensivo o un equipo de grado antiguo o una bendición de un dios. Tales cosas estaban naturalmente fuera del alcance del soldado común.

 

Sobre todo cuando los soldados que Gowen dirigía eran en su mayoría soldados jóvenes entre los 10 y 20 años, recogidos de familias campesinas. El poder de luchar contra la magia era algo que ni siquiera podrían soñar.

 

Para empeorar las cosas, era actualmente el tiempo del dios de la noche, el mismo tiempo en que los druidas podían exhibir su mayor poder. Mientras la hoja de viento de Gi Za aullaba alocadamente, matando todo a su paso, Gi Do lanzó su propio hechizo de viento para bloquear el camino de los humanos.

 

A medida que los druidas exterminaban a los humanos circundantes, los goblins que habían cargado hacia delante competían sobre cuál era más atrevido.

 

“¿Qué te ocurre? ¡Te estás haciendo más lento!” Yugil recibió la espada de un goblin que llegó arremetiendo desde los pies con su escudo, pero el gran poder hizo que éste volara. Los goblins dirigidos por Gi Gu Verbena sólo eran normales, pero se movían con perfecta coordinación, hasta el punto de que eran casi como las extremidades de Gi Gu. Uno se ocupó del escudo de Yugil, mientras que los otros dos atacaron al Vitz desde ambos lados.

 

Vitz puede ser un aventurero con experiencia, pero incluso él no podía simplemente deslizarse a través de un ataque de pinza. Para cuando Yugil se recuperó, vio a Vitz ser golpeado con otro impacto.

 

Asaltar sin cuidado podría matar a uno.

 

“¡Maldita sea! Yugil, ¿¡Estás vivo!?”

 

Pero a este paso, acabarán siendo asesinados por Gi Gu de todos modos.

 

“Ku…”

 

Mientras Yugil se levantaba de nuevo, esta vez los goblins volvieron su atención hacia Vitz. Fueron hacia él con un ataque de pinza como antes, el cual esquivó, pero esperándolo después de rodar era un hacha hacia su cuello. Un sonido metálico resonó, cuando el escudo de Yugil llegó a tiempo. Si no fuera por eso, Vitz seguramente habría muerto.

 

“Desde arriba” Dijo Gi Gu, incitando a uno de los goblins a saltar.

 

Los ojos de Yugil siguieron al goblin mientras se elevaba, pero el hacha de Gi Gu ya se dirigía hacia sus piernas. Vitz logró cubrirle y bloquear el hacha con su espada, manteniéndolo vivo. Pero, ¿Quién sabía por cuánto tiempo? Con la batalla así de difícil, era sólo cuestión de tiempo antes de que se rompieran.

 

“Maldita sea, ¿Está Dios dormido? Si sobrevivo a esto, juro que me convertiré en una secta apóstata” Maldijo Vitz mientras dejaba que Yugil cuidara su espalda.

 

“Oh Dios, ten piedad. (God Bless)”

 

¿Fueron esas palabras pronunciadas por un dios o un demonio?

 

“Vayan” Señaló la Mano Blanca de la Vida cuando apareció mientras los soldados que la seguían agarraban sus lanzas y luchaban contra los goblins.

 

“¡Soldados insignificantes!” Mientras Gi Gu balanceaba sus brazos, los tres goblins debajo de él hicieron un baño de sangre con los soldados. Pero como si no tuvieran ninguna consideración por sí mismos, los soldados se lanzaron contra los goblins a pesar de sus heridas. Uno de ellos incluso se las arregló para golpear su lanza contra Gi Gu.

 

Aunque sorprendido, Gi Gu detuvo esa lanza antes de cortar rápidamente la cabeza del soldado.

 

“… ¿Qué hiciste?” Gi Gu miró hacia abajo al ahora inmóvil soldado, y luego giró sus ojos para mirar a la Mano Blanca de la Vida.

 

“Parece que te odiaban tanto que no podían soportar vivir bajo el mismo cielo que tú… Aunque eso significara morir ellos mismos” La Mano Blanca de la Vida sonrió como un dios o un demonio.

 

“¡O-Oi!” Gritó Vitz al ver cuán extraños actuaban los soldados.

 

Pero la Mano Blanca de la Vida le sonrió como siempre. “Deberíamos retirarnos ahora. Creo que esto también es la voluntad de Dios.”

 

“Sólo qué hiciste…”

 

“Los propios soldados deseaban esto: convertirse en la vanguardia de Dios.”

 

Los soldados fueron heridos y sus piernas incluso estaban rotas, pero se levantaron fácilmente como si todo estuviera bien con el mundo. Entonces en el instante siguiente, lanzaron un grito de batalla ensangrentado y corrieron hacia los goblins. Uno de esos soldados era el mismo soldado al que Vitz había prestado hombro anoche.

 

“¡Oi!” Gritó Vitz, pero el soldado ni siquiera se volvió hacia él mientras se lanzaba a los goblins.

 

“¿¡Qué demonios hiciste!?” Preguntó Vitz con voz de pánico.

 

A lo que la chica sonrió a pesar del infernal trasfondo que era la guerra. “Es simplemente la voluntad de Dios. ¿No crees que es demasiado hermoso cuando lo piensas de esa manera?” (Krailus: Lo dije antes y lo vuelvo a decir ¡¡MÁTENLA!!)

 

◆◇◇

 

El Líder Scout Yuan estaba liderando el camino cuando escuchó la voz del rey goblin, incitándolo a acelerar el paso.

 

“… Sir, los heridos no podrán seguir así” Dijo uno de sus hombres.

 

Pero no se detuvo ni por un momento. De hecho, se apresuró aún más. La verdad es que simplemente seguía las órdenes de Gowen de abandonar el bosque, pero los hombres no lo veían así. Para ellos era simplemente un cobarde.

 

“¡Líder Scout Yuan!” Un soldado agarró su hombro, forzando a Yuan a darse la vuelta. “¿¡Estás planeando abandonar a nuestros camaradas!?”

 

“¡No! Pero a este ritmo…”

 

Los dos estaban a punto de empezar a discutir cuando una voz resonó, silenciando a los dos.

 

“¡Esta voz!” Dijo Yuan.

 

“¡Está cerca!” Dijo el soldado.

 

“¡Nos vamos ahora! ¡Tenemos que irnos lo más lejos posible!” Dijo Yuan.

 

Los soldados se movieron ante las palabras de Yuan. No importaba si estaban heridos o no, la voz del rey era como un estimulante que los obligaba a arrastrar sus cuerpos.

 

“Sólo un poco más y podremos contactar con los demás afuera. Si podemos llegar a ellos, seremos capaces de luchar contra los goblins.” Dijo Yuan para animar a los soldados.

 

Pero entonces el bosque tembló, las hojas secas se movieron, y de repente, la esperanza parecía desaparecer, incluso cuando la mañana estaba a punto de saludar a la oscuridad, incluso cuando el final parecía más cercano que nunca.

 

“¡¡GURUuuuAAaa!!”

 

Para el momento en que Yuan se volvió cuando un aullido y un grito resonaron juntos, ya era demasiado tarde. Con llamas negras en la mano, el rey goblin destrozó a los soldados.

 

“Tch… ¡Protejan a los heridos! ¡Los que pueden luchar, formen un muro! ¡Es sólo un goblin! Si ponemos todo en juego, ¡Podremos matarlo!”

 

El rey goblin danzaba en el centro de la formación de los soldados, blandiendo las llamas del infierno para rasgar fácilmente y sin esfuerzo las armaduras de hierro, mientras que enviaba soldados volando con sus puños duros como la roca.

 

Entonces tomó con una mano a uno de los lanceros, y lo arrojó a la línea de lanzas que habían formado los soldados. Sin embargo, a pesar de esa apabullante destreza física suya que podía fácilmente levantar a un hombre y lanzarlo, lo que realmente aterrorizaba a los soldados era su ingeniosa mente que le impulsaba a romper su línea en ese preciso momento.

 

“¡GURUuuuUAaaAAa!”

 

Cada vez que el rey goblin aullaba, la presión se hacía más fuerte. El aire se sentía como plomo, ya que mover las extremidades se hacía casi tan difícil como en el agua. Uno de los soldados intentó golpear al rey por detrás, pero la fuerte cola del rey le azotó, aplastando sin esfuerzo su armadura y noqueándole.

 

“¡Arreglen la formación! Esos heridos… ¡Sólo huyan!” Dijo Yuan precipitadamente, pensando que era necesario hacer algo, pero sus órdenes sólo hicieron que el grupo que luchaba en primera línea se desmoronara.

 

Los soldados consiguieron recuperar su formación, pero la multitud de soldados que corrían bloqueaban su camino, haciendo que murieran sin esfuerzo bajo la mano del rey goblin.

 

Yuan era impotente mientras veía que todo esto pasaba.

 

“¡Mierda! ¡Mierda! ¡¡Mierda!!” Maldijo Yuan mientras apretaba los dientes y sacaba su espada. “¡Si no fuera por ti!”

 

Cuando el rey goblin derribó a los dos soldados junto a Yuan, él se deslizó bajo sus cadáveres para alcanzar el pecho del rey. Girando las caderas, atacó al rey goblin. Su espada rozó el costado del rey, hiriéndole, pero en el momento siguiente, la cola del rey goblin se movió, y Yuan se encontró chocando contra un árbol.

 

“¡Líder Scout Yuan!”

 

Eso fue lo último que escuchó Yuan.

 

◆◇◇

 

“¡Ga Ga GAaRUGUaaGAAa!”

 

La lanza se balanceó, y con ella vino otra cabeza. La lanza de hierro que Gi Zu había tomado como premio estaba tan desgastada que era doloroso de mirar, pero la habilidad del Perro Loco llevó a Gi Zu a seguir luchando a pesar de eso. Aplastó, empujó, pateó a todos los que se interpusieron en su camino.

 

Luchó con un fervor que sugería que no se refrenaría ni siquiera contra un aliado, y atacó temerariamente a los humanos como si fuese un perro loco.

 

La visión de Gi Zu matando todo en su camino, los heridos y los soldados que luchaban por igual, forzó finalmente a un jefe de pelotón a bloquear personalmente su camino.

 

“¡Atacadlo desde ambos lados! ¡Yo lo tomaré por delante!”

 

No importaba que tuviera que posponer el dar órdenes al resto del ejército, lo que importaba ahora era tratar con Gi Zu.

 

Dos espadachines sanos tomaron posición en los flancos de Gi Zu.

 

Gi Zu fue derecho hacia arriba con su lanza, ignorando a los dos, pero su lanza fue derribada, y luego sellada cuando el jefe de pelotón se puso sobre ella, y finalmente, los dos soldados de los flancos golpearon sus espadas contra Gi Zu.

 

“¿¡Nu!?”

 

Pero la fuerza de Gi Zu fue multiplicada varias veces por la habilidad. Perro Loco, permitiéndole recuperar su lanza deformada para atacar a los soldados que se acercaban. Cuando se volvió hacia el líder del pelotón—

 

“¡No nos mires con desprecio!” Dijo el líder del pelotón mientras balanceaba para cortarle el brazo a Gi Zu.

 

“¿¡GUuuaaAaa!?”

 

La sangre corrió, pero el líder del pelotón no se detuvo. Cortó de nuevo desde el hombro hasta el muslo, y otro desde el brazo hasta la espinilla. Pero incluso mientras el vapor se elevaba del cuerpo de Gi Zu, se mantuvo de pie.

 

Gi Zu golpeó su lanza con furia, pero esa lanza era fácil de esquivar con habilidad, permitiendo al líder del pelotón quitarle su lanza.

 

“¡Muere!”

 

El pelotón atacó para cortar a Gi Zu del hombro, cuando–

 

“¡GURURURUuuAaGAGAAa!”

 

“—!?”

 

Gi Zu saltó hacia el líder del pelotón, permitiendo que su hombro recibiera el golpe para detener el ataque.

 

“¡Impudente!”

 

No podía cortar a Gi Zu estando tan cerca. Necesitaba separarse primero, pero Gi Zu se agarró firmemente a su armadura. Por un momento, la visión del líder de pelotón se estremeció. Para cuando su visión estaba clara de nuevo, la boca de Gi Zu estaba abierta de par en par, mostrando sus afilados dientes caninos.

 

El sonido de la armadura que estaba siendo removida resonó mientras la coraza se deformaba y los colmillos de Gi Zu se enterraban profundamente en el cuello del líder del pelotón, luego usando sus manos, Gi Zu arrancó la cabeza del líder del pelotón.

 

El líder del pelotón ni siquiera podía gritar antes de morir. Mientras Gi Zu pasaba por encima de su cadáver, miró a un hombre que manejaba llamas.

 

“¡GURUuuGAGAGAaa!”

 

El odio llenó a Gi Zu mientras atacaba a su próxima presa.

 

◇◇◆

 

El fuego quemó sus heridas. Mientras sonaba el sonido del asado de carne, la Vara de Destrucción, la vara de hierro de Bellan se apartó del hacha de Gi Gi.

 

Pero entonces una de las bestias de los domadores de bestias vino por sus piernas.

 

“Hmph.” La vara ardiente de Bellan se balanceó desde la parte superior de su cabeza hacia abajo para aplastar el cerebro de la bestia, matándola instantáneamente.

 

“¡Vamos! (Toto)” Dijo Gi Gi mientras montaba su triple cabeza, pareciéndose a un caballero que cabalgaba sobre una bestia en lugar de un caballo.

 

“¡Ridículo! ¡Pensar que lucharías contra mí montando!” Bellan corrió hacia Gi Gi mientras mantenía su cuerpo cerca del suelo. Estaba tan cerca de él que parecía que se iba a caer, pero en vez de eso, cogió una pequeña piedra para tirarle a Gi Gi.

 

“¿¡Ku!?”

 

Gi Gi vaciló un momento, pero eso fue suficiente para Bellan.

 

“¡Gue!”

 

Bellan parecía que chocaría contra la triple cabeza cuando repentinamente esquivó hacia un lado y cortó las piernas de la triple cabeza. Gi Gi intentó balancear su hacha, pero para entonces, Bellan se había retirado hacía mucho tiempo detrás de él. La triple cabeza cayó al suelo, y Bellan se acercó tranquilamente a Gi Gi.

 

Para la fortuna de Gi Gi, se las arregló para salir arrastrándose de debajo de la Triple Cabeza a tiempo para recibir el ataque de Bellan.

 

“… Fue divertido, ¡Pero este es el final!”

 

Sus armas se trabaron mientras la vara y el hacha chocaban entre sí, pero de repente las llamas de Bellan comenzaron a arder aún más fuerte. Esas llamas alcanzaron gradualmente a Gi Gi para quemar su piel.

 

“¡GUuRUGAGAAagaa!”

 

Gi Gi rugió ferozmente, pero justo cuando parecía que toda esperanza se había perdido, Gi Zu vino saltando hacia la aparentemente indefensa espalda de Bellan. Sin embargo, Bellan era un aventurero de primera clase, así que era sólo un hecho que él sería capaz de percibir esa densa intención de matar que le venía por detrás.

 

Bellan golpeó sus labios mientras se giraba, saltando hacia atrás para hacer algo de distancia entre él y los dos goblins. Entonces, cuando fijó su mano en su vara, la tocó para hacer que el fuego fuera más pequeño, recogiéndolo únicamente alrededor de la joya roja en la punta de su vara.

 

“El segundo es un perro rabioso… Maldición, estos tipos saben cómo entretenerte.” Una sonrisa demasiado feroz apareció en la cara del ex caballero Bellan.

 

El temerario Gi Zu corrió hacia él. Al mismo tiempo, Gi Gi también lo hizo.

 

“¡GAGAGAaaAa!”

 

La fuerza detrás de ese brazo era mucho mayor de la que normalmente podía reunir Gi Zu, pero Bellan vio tranquilamente a través de todo. Sin embargo, mientras intentaba mover su vara, llegó el hacha de Gi Gi.

 

“Lucharé contigo.” Gi Gi hizo uso de los salvajes ataques de Gi Zu para encerrar a Bellan. Gi Gi siempre trabajaba junto a las bestias, por lo que era fácil para él igualar sus movimientos con el violento Gi Zu.

 

Su hacha bloqueó nuevamente la vara de Bellan, pero el que tenía la ventaja esta vez era él. Si sólo pudiera mantener a Bellan bloqueado así, Gi Zu podría acabar con Bellan.

 

Con una configuración como esta, ni siquiera Bellan tendría otra opción que luchar defensivamente… O al menos no debería haber tenido otra opción, pero…

 

Después de que Bellan se distanció de ellos, evitó los golpes mientras seguía retrocediendo. La habilidad de Gi Zu era realmente pobre en suprimir a la gente. Sin embargo, incluso sin saberlo, Bellan tranquilamente inutilizó la loca carga de Gi Zu y se defendió del hacha de Gi Gi.

 

“¡Vamos (Toto)! ¡Gi Zu!” Dijo Gi Gi.

 

“¿¡A esto llamas trabajo en equipo!? ¡Hasta los niños son mejores!” Escupió Bellan.

 

Bellan apartó a un lado la furiosa carga de Gi Zu, y luego sacudió su vara contra el hacha de Gi Gi.

 

“¿¡Qué sucede, goblin!? ¿¡Crees que puedes vengar a tu amigo así!?” Dijo Bellan mientras volvían a bloquear sus armas.

 

“¡No me menosprecies, humano!”

 

Gi Gi empujó con fuerza a Bellan, pero Bellan golpeó con su puño antes de que se separaran, haciendo que el hacha de Gi Gi cayera.

 

Pero a pesar de eso, el que estaba sorprendido era Bellan.

 

Porque el lugar al que fue empujado no era otro que el lugar donde estaba la triple cabeza. Las tres cabezas de la triple cabeza mordieron las dos piernas de Bellan, sellándolas eficazmente.

 

“Tú planeaste esto…”

 

La orden de Gi Gi de “¡Vamos (Toto)!” no fue dirigida a Gi Zu, sino a la triple cabeza.

 

Mientras Gi Gi recogía su hacha, la movió lateralmente hacia Bellan para infligir una herida fatal, pero Bellan utilizó el retroceso de ese ataque para liberarse de la triple cabeza.

 

“Espectacular, pero…”

 

Incluso las tripas de Bellan comenzaron a derramarse mientras la sangre de dentro fluía violentamente. Pero a pesar de eso, continuó sosteniendo su vara y permaneció intrépido en medio del camino.

 

“¡Váyanse, jóvenes! ¡¡La Vara de Destrucción Bellan del Juramento de Sangre de la Golondrina Voladora, mantendrá esta línea!!”

 

Eso fue dirigido a los jóvenes soldados que quedaban de Gowen en el campo de batalla.

 

“¡El pecado de invadir el bosque está en todos! ¿¡Crees que los dejaremos escapar!?” Dijo Gi Gi mientras ordenaba a sus subordinados que enviaran los perros salvajes.

 

Cuando los perros salvajes pasaron por Bellan, su vara se balanceó y sus cabezas fueron aplastadas.

 

Aunque fatalmente herido, el valiente espíritu del hombre ardía con valentía como siempre.

 

——————————————————————————————-

Aunque la actitud de Bellan me molesta un poco es incomparable al odio que le tengo a La Mano Blanca De La Vida, y eso que ha aparecido muy poco xD

PD: Nerf Bellan

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice