Goblin Kingdom Capítulo 87: En Los Brazos Del Dios De La Noche

A A A

Goblin Kingdom

Capítulo 87

En Los Brazos Del Dios De La Noche

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 20
Rango Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv1); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv20); Rey Orco Bui (Lv40)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

Me di la vuelta después de aplastar al hombre que usaba estoque.

 

El territorio humano. Está justo ahí, más allá de la ruptura del bosque. Enfocando mi visión aumentada, pude ver el carruaje que estaba montando Reshia. Parecen haberse detenido temporalmente cuando la caballería se les unió.

 

Podría ir allí y matar a todos.

 

El odio que brotaba de mi interior me imploraba que fuera, pero…

 

-No.

 

Mis subordinados siguen luchando en el bosque. Necesito ayudarlos primero. (Krailus: ¿Ahora piensas en eso? Además, ¿Qué diferencia habrá? Te tardarías solo unos minutos en ir y recuperar a Reshia, Lili y Gastra)

 

En cuanto a mis sentimientos con respecto a Reshia, debería alejarlos por ahora.

 

Recogiendo mi gran espada rota, me dirigí a donde estaban Gi Ga y los otros.

 

◇◆◇

 

Mientras el crepúsculo se acercaba, el lado humano se amontonaba en una habitación del pueblo para convocar un consejo de guerra.

 

Gowen había logrado soportar los ataques de Rashka por sí mismo, pero aunque no sufrió ninguna lesión, quedó muy fatigado. El hombre ya no era joven. El descanso sería necesario para recuperarse.

 

“Envejecer es algo tan desagradable.”

 

Pero no era posible descansar y tener un consejo de guerra al mismo tiempo.

 

“Yuan, tú dirigirás la fuerza principal. Llévalos por el camino para huir al feudo. Corseo dirige la caballería. Mientras salgas del bosque, él se encargará del resto.”

 

“Entendido.”

 

Corseo es un viejo soldado que Gowen conoce desde que recibió su feudo por primera vez. Él ha asumido el mando bajo Gowen más de 10 veces ya en su larga historia juntos. Para Gowen, Corseo era su subordinado más confiable.

 

Incluso el joven Yuan se sintió reconfortado en cuanto oyó el nombre de Corseo. Ya que un hombre así los estaba esperando, su único deber entonces sería asegurarse de que sus hombres salieran del bosque a salvo.

 

Gowen se volvió hacia los aventureros. La persona que los representaba no era otra que el Hercúleo Wyatt.

 

“Me gustaría que viniera con nosotros como protección para los heridos. Por supuesto, te compensaré adecuadamente” Dijo Gowen.

 

“… Está bien. Vamos a volver de todos modos, así que podríamos hacerlo” Respondió Wyatt.

 

Wyatt frunció el ceño por un momento cuando escuchó la forma en que Gowen expresó su petición. “Protección para los heridos.” Gowen parecía conocer bien a los aventureros.

 

Los aventureros eran diferentes de las pandillas comunes y corrientes; tenían orgullo. Así que cuando alguien les pide que protejan a los heridos, se les hace muy difícil rechazarlos. Y fue precisamente porque Gowen sabía eso que él redactó su petición como tal.

 

“Yuan, que los soldados descansen por turnos. Nos vamos mañana a primera hora de la mañana.”

 

“No bajes la guardia. La noche es la hora de los monstruos.”

 

“Como ordene.”

 

La hora del Dios de la Noche, Ya Jansu, está cerca.

 

Si logran sobrevivir, podrían salir vivos de esto.

 

Sin embargo, incluso las lunas gemelas parecían burlarse de ellos, ya que las dos lunas se escondían de la vista.

 

◇◆◇

 

Reprimiendo mi aliento, merodeé por la oscuridad. Cuando me acerqué al pueblo, suprimí hasta el más mínimo aliento que me quedaba. No sé si estos humanos planean atacar o retirarse, pero no importa.

 

Cualquier acción que quieran tomar no afectará mi decisión de masacrarlos. No había luz de las lunas esta noche, ya que las dos lunas se han escondido, pero la expresión aterradora en mi cara era claramente sonriente.

 

Los actores de esta incursión esta noche no son de la aldea Gi, sino de las cuatro tribus. Me estoy moviendo por mi cuenta con una horda centrada alrededor de los cazadores del bosque, los goblins de Ganra, junto con Alashd de Paradua y Gi Zu. También hay otra horda centrada en torno a Rashka de Gaidga, pero sus papeles no llegarán hasta después del éxito de este ataque.

 

Después de confirmar desde muy lejos que había fuego encendido en la aldea, ordené a los soldados de Ganra que se posicionaran alrededor de la aldea, al sur del viento.

 

“Todo el mundo está en posición” Dijo Gilmi.

 

Después de reunir a todos los pelotones que participarían en combates cuerpo a cuerpo en un solo lugar, empezamos.

 

“¡Fuego!” Ordenó Gilmi, y todos los arqueros de Ganra dispararon sus arcos simultáneamente, mientras yo dirigía la carga a través de la valla del pueblo.

 

Al otro lado de la valla, eché un buen vistazo al pueblo.

 

Tenemos que prestar atención a las medidas defensivas colocadas alrededor del pueblo.

 

Las cercas de la parte oeste del pueblo están en buen estado. Han sido reforzadas después de la batalla de los orcos. Hay menos vallas en las partes sur y este de la aldea. Y en la parte norte, las cercas todavía están dañadas por la guerra de los orcos.

 

Pensaba en acelerar las reparaciones, pero debido a todos los daños que recibió junto con el inminente viaje a la Fortaleza del Abismo, nunca llegó a repararse por completo. De hecho, la mayoría se ha dejado intacta.

 

Eso deja las trampas.

 

Una vez más, las partes occidentales tienen la mayoría de las trampas, mientras que las trampas en las partes norteñas son en su mayoría inútiles. Casi no quedan trampas en las partes sur y este del pueblo.

 

Con las defensas fuera del camino, todo lo que queda es el propio enemigo.

 

Hay 300 soldados enemigos en la aldea misma, mientras que la caballería enemiga está situada al final del bosque al este. Es de noche, sin embargo, así que el enemigo no puede hacer nada.

 

Esto hace que la parte norte sea un buen lugar para atacar. Apenas hay obstáculos allí, así que el único problema que tendremos será con los humanos.

 

En cuanto al este, es una mala elección por la caballería que espera en la parte de atrás.

 

Hmm… Parece que está decidido entonces.

 

◇◆◇

 

El líder de los exploradores, Yuan, era un joven soldado entrenado por el propio Gowen. Nació como plebeyo, pero con mucho trabajo logró afinar sus habilidades en un grado sorprendente. De hecho, era el segundo soldado más fuerte de esta expedición.

 

La defensa del pueblo era más débil al norte. Era tan débil que básicamente le pedía al enemigo que atacara allí, con una franja de vallas rotas y un puñado de trampas. Era casi como si una guerra hubiera ocurrido aquí en el pasado, y las únicas defensas que estaban viendo ahora son los restos de esa guerra.

 

La defensa era más débil hacia el norte, entonces era natural que la mayoría de los soldados fueran colocados allí.

 

-Los monstruos enemigos son inteligentes.

 

Justo como Gowen le había aconsejado, Yuan no veía a los monstruos como un puñado típico. En su lugar, trató esta batalla como si estuviera luchando contra un astuto general humano.

 

El norte en gran parte indefenso, el oeste fortificado, el sur débilmente defendido y el más cercano al territorio humano, el este.

 

El enemigo seguramente atacaría de noche. Los soldados fueron bien informados sobre eso. Y lo más probable es que el enemigo viniera del sur.

 

Este pueblo solía ser su hogar. No hay forma de que no sepan de sus debilidades. Es por eso que Yuan decidió encender la mayoría de las fogatas en el sur junto con un respetable número de lanceros, especialmente la élite. Y con grandes escudos alineados en el suelo, había más que suficiente defensa si el enemigo decidía atacar allí.

 

En cuanto al Oeste, quedaban muchas defensas, así que Yuan decidió dejar a los aventureros y a los heridos allí.

 

Al final, toda esta batalla era una cuestión de probabilidad. Un juego de a conjeturas, por así decirlo, de donde el enemigo probablemente atacaría.

 

Yuan podría tener 300 soldados bajo su mando, pero con los soldados durmiendo por turnos, sólo podía asignar 150 de los 300 que tenía. Además, había que defender cuatro direcciones. Si lo propagara uniformemente, acabaría asignando 40 soldados en el frente y en la parte de atrás, haciendo probable que el enemigo pudiera llegar al cuartel general, donde Gowen descansaba.

 

Yuan era alguien cuyo estatus no le permitía llegar a la posición que tenía hoy. La deuda que tenía con Gowen había superado la mera gratitud o respeto, así que quiso superar esta dura prueba esta noche y devolverle el favor que recibe regularmente de Gowen.

 

“¡Ataque enemigo en el sur!”

 

“¡Han llegado! ¡No se asusten! ¡Concéntrense en defender!”

 

Yuan se dirigió al sur tan pronto como supo que el enemigo estaba atacando allí para tomar el mando.

 

Los soldados al oeste estaban en su mayoría heridos y no podían ser trasladados. El norte no podía quedar desatendido para que no fuera demasiado fácil de atacar, así que…

 

“¡Despierta a los soldados! ¡Que los soldados estacionados en el este se muevan al sur! ¡Les llevaremos la batalla a ellos!”

 

Aún tenían la ventaja.

 

Todavía podrían acabar con los goblins.

 

◇◆◇

 

Las hogueras se están desplazando.

 

Parece que Gilmi hizo bien su trabajo.

 

Observé como los soldados se movían hacia el sur para defenderse, entonces llamé a mis subordinados detrás de mí.

 

“¡Nos vamos! ¡Eliminen al enemigo!”

 

Dejé mi gran espada rota al viejo goblin. Lo que estoy usando ahora es la misma espada larga que los humanos usan. Está en buenas condiciones, pero la falta de peso hace que sea difícil acostumbrarse. Realmente necesito una gran espada.

 

“¡GURUuuoOOOAaa!”

 

Grité con mi Aullido Devorador del Mundo, haciendo que los humanos se acobardaran, mientras la moral de los goblins se disparaba. Pero eso no es todo, este aullido es también una señal, una señal para que Rashka de Gaidga haga su jugada.

 

El sur parecía fácil de atacar, así que intencionalmente lo usamos para desviar su atención.

 

El norte está indefenso por defecto, así que el enemigo obviamente enfocaría a sus soldados allí, dejando sólo el este y el sur.

 

Podríamos atacar el sur, pero tendríamos demasiadas bajas. Más importante aún, este ataque es un ataque sorpresa. Lo que necesitábamos para lastimar no era el cuerpo sino la mente.

 

Debemos mantener nuestras pérdidas al mínimo, mientras maximizamos el daño causado.

 

Si atacamos desde el este, existe la posibilidad de que la caballería nos tome por detrás, pero no será un problema si nos vamos antes de que lleguen.

 

Y así, justo así, atacamos desde el este.

 

◇◆◇

 

Cuando Yuan llegó a la parte sur del pueblo, las flechas de los goblins lanzadas desde el bosque fueron fácilmente bloqueadas por los escudos de los lanceros.

 

“No salen a pelear en absoluto” Dijo un oficial al mando.

 

Yuan suspiró aliviado cuando escuchó eso. Mejor aún si no vienen, pensó.

 

“¡No bajen la guardia!” Dijo Yuan como para reprender la cobardía que brotaba de su interior. Luego forzó los ojos mientras miraba hacia el bosque.

 

Fue entonces cuando un soldado de repente gritó.

 

“¡El enemigo está atacando desde el este!”

 

“¿¡Qué!?”

 

Los ojos de Yuan se abrieron de par en par con asombro. Al mismo tiempo, apretó los dientes.

 

“¡Maldita sea, nos han engañado! ¡Tercer pelotón, regresen a su puesto al este!” Yuan ordenó a los refuerzos que originalmente estaban estacionados en el este.

 

“¡Está bien! ¡Aún podemos recuperarnos!” Dijo Yuan para animar a sus vacilantes hombres mientras miraba una vez más a la oscuridad del bosque, pero luego llegó otro informe: ¡El enemigo está atacando desde el oeste!

 

“Eso no es bueno… Sólo hay soldados heridos estacionados en el oeste… ¿Es esto una distracción?” Yuan empezó a sospechar, pero las flechas del bosque nunca se detuvieron.

 

“¡Que los soldados que acaban de despertar se dirijan al oeste!”

 

Cuando Yuan se dio cuenta de que se había quedado atrás, un sentimiento de vergüenza lo invadió. Un monstruo lo había superado. Entonces el fuego apareció del este.

 

“Eso es realmente malo. ¡Trajeron fuego también! Que alguien envíe una escolta para el Maestro Go—”

 

“¡GURUuUuUoOOaAAaA!”

 

Justo cuando Yuan estaba a punto de dar la orden, un aullido resonó repentinamente, haciendo que su cuerpo se endureciera. Esa voz no pertenecía a nadie más que al rey goblin que atacó antes.

 

Esa cosa tenía que ser detenida. El miedo manchó los pensamientos de Yuan, y ordenó precipitadamente.

 

“¡Segundo Pelotón, Quinto Pelotón! Subyuguen al rey enemigo. ¡Vamos! ¡Sexto Pelotón protege este lugar con tu vida!”

 

Desenvainando su propia espada, Yuan lideró a los soldados.

 

“¿¡Qué!?”

 

Pero entonces apareció una rabiosa bestia enloquecida a la vista.

 

——————————————————————————————-

Fue un gusto Yuan, nos vemos en el infierno.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice