Martial World- Capítulo 172 – El odio de Na Yi

Capítulo 172 – El odio de Na Yi

 

El hombre con cara de mono se había desplomado por completo en el suelo. Le temblaban los labios e intentó empujarse con los brazos hacia atrás para ocultarse. No solo había perdido ambas piernas, sino que la esencia verdadera dentro de su cuerpo se estaba desvaneciendo. El “suicidio de destrucción de meridianos” simplemente usaba la esencia verdadera dentro del propio cuerpo para destruirlo. Ahora que ya no podía controlar su esencia verdadera, la idea del suicidio era simplemente un sueño lejano.

Lin Ming sacó unas hierbas medicinales de sangre que valían varios cientos de taels de oro y las aplastó juntas, después de rociar los jugos en las piernas del hombre con cara de mono. El sangrado se detuvo de repente.

No quería que el hombre con cara de mono muriera por la pérdida excesiva de sangre.

—Tú… ¿qué planeas hacerme? —Dijo el hombre con cara de mono con voz temblorosa. Ahora no era más que carne para cortar; cualquiera podría hacer lo que quisiera con él.

Lin Ming miró a Na Yi y dijo: —Ya que administraste el veneno, ¿tienes los medios para curarlo?

Na Yi se congeló por un momento. Ella respiró hondo y dijo: —Tengo una manera.

—Entonces ven aquí. No creo que quieras llevar un mono con piernas rotas durante los próximos años.

Na Yi caminó silenciosamente hacia el hombre con cara de mono. Al mismo tiempo, sacó una daga de su cinturón.

En este momento, el corazón del hombre mono era como brasas moribundas que se estaban convirtiendo en cenizas de la desesperación. Nunca antes había experimentado tanto dolor. No tenía poder para resistir, y solo podía esperar el momento de su muerte.

—Na Shui, aléjate. —Na Yi dijo de repente.

—Sí, sí… —dijo Na Shui, y obedientemente se giró. Estas escenas que iban a ocurrir eran simplemente demasiado impactantes para el corazón de esta pequeña niña.

Lin Ming se dio cuenta vagamente de sus intenciones. Él le habló a través de una transmisión de sonido de esencia verdadera: —Este lugar ya está lleno con el olor a sangre. ¿No quieres que tu hermana pequeña vea? Creo que ella experimentará este tipo de escena tarde o temprano.

Na Yi guardó silencio un momento, antes de decir: —Espero que nunca vuelva a experimentar esto.

—Bueno… ¿Cómo planeas curar este veneno?

Na Yi dijo: —No hay una manera especial. Solo puedo sacarlo antes de que muera.

Como Na Yi dijo esto, su cuchillo ya había apuñalado a través del pecho del hombre con cara de mono. Esa pequeña daga no era un tesoro, pero aún era extremadamente aguda. Pudo atravesar el pecho del hombre como tofu. Solo se escuchaban los cortes mientras el pecho del hombre mono se desgarraba.

El hombre de cara de mono gritó mientras luchaba violentamente. Sin embargo, ya había perdido todas sus artes marciales y estaba al borde de la muerte; ¿Cómo podría defenderse contra Na Yi en la etapa de entrenamiento de víscera?

Na Yi agarró la daga y, con un poco de esfuerzo, abrió el pecho del hombre mono. Su daga atravesó el corazón todavía palpitante del hombre, y la sangre estalló como una fuente que salpicó por todas partes, incluida la cara de Na Yi.

Sin embargo, ella solo parpadeó y no se limpió la sangre de la cara. Llevó su mano a los músculos de la pared del corazón, y sacó el Insecto destructor del destino entrelazado.

Incluso Lin Ming, que había experimentado muchas escenas sangrientas dentro de la Matriz de las Diez mil formaciones para Matar, se quedó sin palabras mientras miraba con asombro. Esta pequeña niña fue realmente despiadada.

Como el pequeño escarabajo dorado todavía estaba empapado en sangre, Na Yi rápidamente lo colocó en su propio brazo. En este momento, el hombre con cara de mono todavía estaba tumbado en el suelo, convulsionando.

Aunque los humanos tenían muchos puntos vitales, la cantidad de puntos letales que producirían la muerte instantánea era uno; ese era el cerebro, si el cerebro fuera destruido, uno moriría instantáneamente. En cuanto a los otros puntos vitales, la muerte tomaría un tiempo. Por ejemplo, si el corazón fue destruido, entonces una persona aún podría vivir durante unos diez segundos.

Na Yi usó estos diez segundos para sacar el Insecto destructor del destino entrelazado y colocarlo dentro de su propio cuerpo. Ahora que el insecto se había cambiado a un nuevo huésped, no importaba si el antiguo huésped estaba vivo o muerto.

Después de completar esto, Na Yi se levantó, su cara ligeramente pálida. Lin Ming sacó una toalla de su anillo espacial y se la entregó.

—Gracias. —Na Yi susurró. Se secó el pelo y la cara que habían sido salpicados de sangre.

Cuando Lin Ming vio a Na Yi agachada en un rincón oscuro limpiándose, pensó que era como un gato pequeño que se estaba lamiendo las heridas después de una lesión.

Detrás de esta chica, probablemente había una historia desconocida.

Lin Ming dijo: —Recuerdo que dijiste que tenías dos juramentos que debías cumplir. El primero era proteger la vida de tu hermanita y hacerla vivir en paz. ¿El otro era vengarse por tus padres?

Na Yi no respondió. Ella siguió limpiando la sangre de su cuerpo. Esa toalla blanca pura, ahora había sido teñida de un profundo rojo escarlata.

—Lo siento. —dijo Lin Ming.

—No, debería agradecerte. Si no fuera por ti, entonces temo que no hubiéramos escapado de esta calamidad.

—Realmente quiero darte mis más sinceras disculpas a ti. Esta tierra santa del hechicero es el área prohibida de tu tribu. La forma en que vine aquí no fue gloriosa o justa, también te usé.

Na Yi dijo: —Tú y yo nunca nos hemos visto, así que no tenías la obligación de ayudarme. En cuanto a esta tierra santa del hechicero, mi tribu ya ha perecido, así que ¿qué sentido tiene mantener esta Tierra Santa?

Ante esto, Na Yi suspiró.

Hablando de la tierra santa del hechicero, Lin Ming tenía una pregunta que siempre había querido hacer. — ¿Cada tribu tiene una Pagoda del Hechicero?

—No. Originalmente había 72 pagodas del hechicero. Se dice que el Hechicero dejó las 72 Pagodas del hechicero antes de volar hacia las estrellas y entrar en el Mundo de los Hechiceros. (Horo: o el mundo de los dioses que es lo mismo)

Ahora, debido a varias razones, como la guerra, o las invasiones de las bestias, o los terremotos y volcanes y otras cosas similares, hay 7 pagodas del hechicero que se han perdido. Ahora solo quedan 65.

—Así que es así… —Lin Ming especuló que el llamado “Hechicero” era en realidad un formidable poderoso anciano. El llamado ‘volar hacia las estrellas’ era simplemente el poderoso anciano que viajaba a algún lugar dentro del Reino de los Dioses. — ¿Puedes decirme cuál es el poder del hechicero?  (Horo: di un spoiler de 2 párrafos u-u)

—El poder del hechicero es ayudar a los artistas marciales a romper sus fronteras y aumentar su cultivo. Cada persona, solo puede ingresar a la Pagoda del Hechicero una vez. Pero, debido al poder limitado del Hechicero, cuanto menor sea el cultivo en el que esté un artista marcial, mayor será el poder obtenido. Si el cultivo de uno es demasiado alto, entonces su aumento de poder sería relativamente menor.

—Pero, por otro lado, un artista marcial cuyo cultivo es demasiado bajo tendrá problemas para superar las pruebas del Hechicero. Por lo tanto, la mejor edad para ingresar es 16. Una vez que una bruja alcanza los 16 años de edad, podrá ingresar a la Pagoda del Hechicero y obtener el legado del Hechicero.

La explicación clara de Na Yi dejó a Lin Ming algo sorprendido. Era como si no le importara que él entrara en la Pagoda del Hechicero, por lo que ella le había explicado con tanto detalle.

Después de un período de silencio, Lin Ming dijo: —Te diré la verdad. Me gustaría recibir el poder del Hechicero.

—Lo sé. De lo contrario, no habrías hecho el tonto durante tanto tiempo. También tienes miedo de que haya misterios en el interior que deliberadamente oculté de ti, para que caigas en algunas trampas.

—Eso es correcto. —dijo honestamente Lin Ming.

Na Yu se quitó un colgante del cuello que había estado manteniendo con ella. No estaba claro de qué estaba hecho este colgante, pero parecía estar hecho de algún tipo de metal. En la cámara oscura, todavía emitía una débil luz suave como si estuviera hecha de jade.

El colgante tenía en él un patrón de un ojo; al igual que el patrón de ojo en la puerta de la Pagoda del Hechicero.

—Esta es la llave del Hechicero; es la reliquia sagrada más importante de mi tribu. Con ella, puedes abrir todas las pruebas del Hechicero. De lo contrario, solo podrías ingresar hasta el tercer nivel de la pagoda.

Lin Ming estaba ligeramente aturdido, miró a Na Yi con sorpresa. En la cámara oscura, los ojos de Na Yi parecían brillar como estrellas en el cielo nocturno, y fluían con una luz brillante y pura. En sus tiernas manos que aún estaban cubiertas de sangre, la llave del hechicero colgaba de las puntas de sus dedos y emitía una tenue luz de jade.

En este momento, Lin Ming fue invadido con una inexplicable sensación de confianza hacia ella. Él dijo: —Si no me hubieras contado acerca de la llave, entonces no habría sabido. Lo que dijiste hace un momento no estuvo mal. Tú y yo nunca nos hemos conocido, por lo que tampoco tienes la obligación de ayudarme. Mucho menos, esta Pagoda del Hechicero es la tierra prohibida de tu tribu. ¿Por qué me estás hablando de la llave del hechicero?

Na Yi dijo, — ¡Quiero que me ayudes a matar a un hombre! (Horo: ¡su exnovio! Típico, nos usan para darles celos a sus ex  :,c )

— ¿El enemigo de tu vida que mató a tus padres?

— ¡Sí!

Tan pronto como este enemigo fue mencionado. Los ojos de Na Yi brillaron con un odio extremo y una intención asesina; incluso Lin Ming se sorprendió un poco ante esta mirada.

—Esta persona es el Gran General de la Tribu de Gusano de Fuego. Su nombre es Chi Guda. La tribu de gusano de fuego exterminó por completo a mi tribu. Mis padres fueron maestros de la Tribu de Na que enseñaron las enseñanzas del Hechicero. Después de la destrucción del Templo del Hechicero, mi padre fue asesinado por Chi Guda y mi madre… —Hablando aquí, Na Yi respiró hondo. Sus ojos de obsidiana brillaban con una brillante aura asesina, y las comisuras de su boca inocente temblaron.

Al ver esto, Lin Ming supuso que podría haber sido un abuso como la violación. Pero no había esperado las siguientes palabras de Na Yi, y sorprenderse por ellas.

Na Yi apretó los dientes. El odio empapó su voz cuando dijo: —Mi madre fue violada por Chi Guda y sus hombres, luego… la comieron.

— ¿La comi…comieron? —Lin Ming tragó saliva, asegurándose de que no había malentendido. (Horo: @[email protected])

Na Yi continuó, —La Tribu de Gusano de Fuego es una tribu caníbal. En el desierto del sur, hay tribus que tratan a los seres humanos como alimento; tratarán a los prisioneros como alimento, y especialmente a los paganos. Creemos en el Hechicero, y consideramos a los que creen en el chamanismo como nuestro enemigo jurado, por lo que también nos consideran paganos.

—Esto… —Lin Ming encontró esto difícil de aceptar. Había escuchado antes en el reino que eran disolutos y malvados, y los plebeyos habían comido una vez incluso los hijos de otros. Sin embargo, esto fue en la antigüedad. No había esperado que experimentaría personalmente tal cosa en este período de tiempo.

—El guardaespaldas de mi madre arriesgó su vida y desafió a la muerte para recoger el cadáver de mi madre y colocarla en un ataúd. La última vez que vi a mi madre, su cuerpo ya estaba incompleto. Debido a que había sido hervida, su cabello se había caído por completo, y su cuerpo y rostro estaban llenos de marcas de dientes. Una pierna y un brazo ya habían sido devorados, y no quedaban más que huesos rotos.

Cuanto más hablaba Na Yi, más calmada estaba. Era como si todo su odio y agonía hubieran sido recogidos y retenidos dentro de ella, encerrados en lo más profundo de su corazón.

Al escuchar esto, Lin Ming sintió su estómago siendo golpeado. Él ya sentía que la descripción de Na Yi era demasiado para algunos, y sin embargo Na Yi había visto esto con sus propios ojos, ¡y esa persona también era su madre!

No es de extrañar. Esta fue la razón por la cual Na Yi, a tan tierna edad, pudo tener una determinación tan fría e inquebrantable.

No pudo evitar detenerse y mirar a Na Shui, que estaba acurrucada en un rincón. Probablemente, esa niña desconocía las trágicas circunstancias que le habían sucedido a su madre, y Na Yi probablemente nunca se las diría.

Lin Ming respiró hondo y preguntó: — ¿En qué etapa de cultivo está Chi Guda?

— ¡A medio paso en el reino Houtian!

—Eso es… —Lin Ming frunció el ceño. Entonces él era un artista marcial a medio paso del reino Houtian. Aunque acababa de matar a un artista marcial que estaba a medio paso en el reino Houtian, eso fue solo porque había todo tipo de factores ventajosos que se habían reunido. Incluso entonces, apenas había tenido éxito. Ahora que ya había gastado la Perla de fuego y trueno diabólico, no tenía la menor creencia de que pudiera vencer a un artista marcial que estaba a medio paso en el reino Houtian.

No solo eso, sino que como era el general, esta persona también estaría protegida por varios guardias. Para matar a una persona dentro de una multitud, eso era aún más difícil.

 

TRADUCTOR: Horo 

EDITORA: Aucifer Sakuya

Índice