Master Hunter K – Capítulo 49: El Castillo en Ruinas del Conde Dimitri – Parte 5

 

 

Master Hunter K

Capítulo 49: El Castillo en Ruinas del Conde Dimitri – Parte 5

 

El Conde Dimitri los esperaba, vestido con un traje elegante. Y como antes, los saludó de una manera demasiado educada.

“Felicitaciones por llegar a la cima. ¿Disfrutasteis de la recreación que preparé?”

Sungjin no tenía tiempo para charlar.

“¡Pa!”

Lanzó a Venganza Sangrienta hacia el conde. Fue lanzado justo sobre el blanco, pero una vez que casi alcanzó al conde, estalló en una nube de murciélagos y esquivó la espada.

Podía oír la molesta risa del conde desde el enjambre de murciélagos.

“Hahahahahaha~”

“¡Haa!”

Sungjin recuperó a Venganza Sangrienta. Los murciélagos volaron hacia el podio y se reformaron en una forma humana. El conde sonrió maliciosamente mientras comentaba-

“Parece que mis sirvientes no fueron capaces de proporcionarles un entretenimiento satisfactorio a todos ustedes.”

El conde desenvainó su estoque.

“Entonces, como el maestro, los entretendré personalmente a todos.”

El conde Dimitri era un jefe difícil de derrotar. La molesta transformación de murciélagos, su inmensa velocidad, su habilidad para lanzar magia, su gran inteligencia y su capacidad de chupar sangre.

Si lograse agarrar a uno de los compañeros de equipo, aunque sea una vez, se recupera completamente y obtendrá más poder.

Sungjin tenía que matarlo antes de que muerda a alguno de sus compañeros.

Así que atacó al conde blandiendo sus dos espadas legendarias. El conde Dimitri esperó a que Sungjin se acercara con su estoque.

El conde debió haber pensado que podía competir contra Sungjin con su estoque. Pero por primera vez, la sonrisa confiada del conde se desmoronó.

‘¡Clang clang clang!’

En sólo dos golpes, el estoque fue derribado de sus manos. Dio un paso atrás con los ojos bien abiertos.

“No te dejaré escapar.”

Sungjin preparó su espada y cortó al conde. Pero la reacción a la espada parecía extraña.

‘Bang’

Junto con el sonido, el conde se convirtió en murciélagos y se fue volando. Mientras tanto, gritó un encantamiento.

“¡Lo real es falso y lo falso es real! ¡Ilusión!”

De repente, el enjambre de murciélagos se multiplicó. Volaron más alto en el aire, antes de dividirse en cuatro partes y aterrizar en cuatro esquinas de la habitación. Los cuatro enjambres volvieron a tomar formas humanas. Ahora había cuatro condes.

Los otros entraron en pánico. Sungjin se reintegró primero al grupo de cazadores; sería molesto que uno de ellos fuera mordido. Sungjin se dirigió al equipo.

“Atacantes, es bueno si pueden atacar, pero es más importante evitar ser mordido. Especialmente Giovani, por favor mantente cerca del equipo y protégelos.”

“Lo tengo.”

“Soldamyr, ¿tienes magia que pueda usarse para diferenciar lo real de las ilusiones?”

“Siempre puedes prenderle fuego para ver si se convierte en cenizas.”

“Ah… bien…”

La respuesta de Sungjin estaba llena de decepción. Soldamyr inclinó la cabeza para disculparse.

“Me disculpo por no poder usar Magia Blanca…”

“No, está bien. Escoge a uno de los del lado derecho y lanza un hechizo.”

“Será hecho, maestro.”

Sungjin miró hacia abajo y habló.

“Caín, toma el de la izquierda. Voy a tocar la campana.”

“Woof.”

“Finalmente… todos los demás, por favor cooperen con ese de ahí atrás.”

“OK.”

Los cuatro cazadores respondieron en unísono.

Una vez que Sungjin terminó de dar instrucciones, hizo una cuenta atrás.

“3,2,1, ¡vamos!”

Sungjin sacó la ‘Manyata’ de su bolsillo y la tocó mientras se dirigía hacia el conde. No sabía si este era una ilusión.

“¡Incinera todo en tu camino! ¡Bola de fuego!”

Soldamyr gritó un encantamiento.

“¡Grrr!”

Caín gruñó mientras se tiraba al conde.

“¡Taho!”

Mahadas atacó con un grito. Sungjin cortó al conde. El conde parecía marchitarse, y luego se desmoronó por la mitad antes de desaparecer.

(¡Ilusión! ¿Cuál es real?)

Sungjin miró a su alrededor. Soldamyr agitó la cabeza. Caín también estaba solo en su esquina. El único que quedaba era el que estaba detrás de los otros. Los cuatro miraron al techo.

Sungjin siguió su mirada y encontró al conde flotando sobre ellos; estaba recitando un encantamiento.

“¡Corte de Acero – Cuchillas de viento! ¡Cortador de Viento!”

Varias espadas verdes aparecieron al final de sus dedos y volaron hacia los cazadores.

“¡Detrás de mí!”

Giovani levantó su escudo y trató de proteger a los cazadores tras él, pero no fue lo suficientemente rápido.

‘¡Pi pi pit!’

Varias espadas fueron bloqueadas por el escudo, pero otras encontraron su objetivo en Peng Long.

“Ugh…”

Las hojas mágicas le cortaron la armadura y dejaron una herida. Sungjin corrió hacia el último conde que quedaba, pero se levantó de nuevo en el aire y-

“¡Lo real es falso y lo falso es real! ¡Ilusión!”

Lanzó el hechizo y se volvió a separar.

“Grrr…”

Sungjin apretó los dientes. El conde era un enemigo irritante para luchar. Los otros cazadores se reunieron sin tener que oír las ordenes de Sungjin. Incluso una sola víctima podría restaurar y dar poder al conde.

El conde terminó de dividirse en cuatro otra vez.

“Maestro, el tiempo se ha agotado.”

“¡Woof! ¡Woof woof woof!”

Lad dos invocaciones anunciaron que su tiempo había terminado.

“Ah…”

Han transcurrido 10 minutos desde su invocación. Caín volvió a su figura de madera, y Soldamyr volvió a su lámpara. Las opciones se han reducido ahora.

“Mahadas, a la izquierda, Dominic a la derecha, Giovani y Peng Long a la parte de atrás.”

Hubiera sido estupendo poder decirlo, pero si una sola persona fuera mordida, la situación sólo podría empeorar. Sungjin decidió cambiar de opciones.
Se sentía apurado debido a la condición de Dominic, pero decidió tomarlo con cautela y a la situación con calma.

(Siento pena por Dominic, pero tendré que tomarme mi tiempo y ocuparme de los cuatro por mi cuenta.)

Intentar apresurar esto podría causar una baja involuntaria. Sungjin se decidió y estaba a punto de entrar en acción cuando notó sangre.

Vio gotas de sangre en la habitación. No estaba por toda la habitación, sólo en ciertos lugares.

(¿De dónde vino?)

Sungjin buscó en sus recuerdos. La primera vez que se enfrentó al conde, pensó que su espada rozó algo. El conde podría haber resultado herido en ese momento. No, debe haber sido herido por ese ataque.

Todas las ilusiones tenían un corte en el brazo izquierdo. Y sólo había uno que aún tenía sangre goteando.

(Ese debe ser el verdadero cuerpo.)

Susurró Sungjin a Peng Long, que estaba junto a él.

“Peng, sangre.”

Peng Long lo entendió con esas dos palabras. Sungjin le atacó de inmediato. A diferencia de la última vez, parecía sorprendido.

El conde recitó un conjuro.

“¡Músculos rígidos y piernas encogidas, lentitud!”

Los movimientos de Sungjin se ralentizaron un poco, y el conde se retiró inmediatamente al aire y se convirtió en murciélagos…

“Ilusión.”

No parecía entender cómo Sungjin era capaz de descubrir la falsificación. Incluso después de que los murciélagos se dividieron en cuatro, uno de los enjambres aún goteaba sangre.

“¡Peng!”

Gritó Sungjin a pesar de ser más lento.

Peng desenvainó sus flechas y gritó-

“¡Flechas Divididas!”

Su flecha voló recta y veraz. Aterrizó en uno de los murciélagos del enjambre, y muchas flechas mágicas aparecieron cerca, perforando a todos los murciélagos que lo rodeaban. La habilidad llegó a su fin.

Sungjin corrió a través de los murciélagos muertos que caían del aire y devolvió el Espectro Lunar a la vaina. En el momento en que vio a los murciélagos retomar la forma humana, gritó-

“¡Lamento Mortal!”

“KYAAAAAA”

Por un momento, el vampiro soltó un grito de agonía que encajaba con la melodía del chillido de la habilidad de Sungjin.

 

 

*****Espaciador Gritón*****

 

 

Giovani apenas recuperó la cordura tras unos momentos de temblor por miedo. Estaba un poco avergonzado, pero la sensación desapareció rápidamente.

“M… ¡Muere!” Dominic estaba apuñalando su lanza en el aire mientras alucinaba.

“¡Eeek!”

Peng Long estaba enloqueciendo en la distancia. Mahadas tenía los ojos cerrados en meditación. Giovani escudriñó sus alrededores buscando al vampiro y a Kei.

Pero el Operador dio un anuncio.

[¡El jefe ‘Conde Dimitri’ ha sido eliminado!]
[De vuelta al mercado negro en 1 hora, 2 minutos y 45 segundos.]

Vio a lo lejos a Kei moviendo sus espadas para sacudir la sangre antes de devolverlas a su vaina. Giovani vio el cadáver decapitado del conde a los pies de Kei. Respiró aliviado.

Pero Kei se le acercó y dijo.

“Vámonos. Han pasado 15 minutos hasta ahora… por lo que tendríamos que quedarnos cerca de 15 minutos. No hay mucho tiempo que perder.”

Giovani estaba sorprendido por sus palabras. La tez de Dominic se volvió más pálida, así que tenían que hacer algo. Pero todavía tenía una pregunta.

“Pero… ¿adónde vamos?”

A eso Kei contestó…

“Ah, es cierto…”

Kei aplaudió una vez cuando se dio cuenta de algo y se volvió para hablar con el Operador

“Operador, usaré la habilidad del Cazador de Tesoros una vez. Por favor, dame una pista sobre un lugar secreto o un jefe oculto”

[Primero te informaré del lugar secreto en el mapa.]

“¿Qué es…?”

Giovani empezó a preguntar, pero Sungjin lo cortó y se puso el dedo en los labios.

“Shh…”

El Operador comenzó a hablar de manera similar a como daba advertencias.

[Un mercader errante de tierras lejanas,]
[Limpió la montaña llevando su tesoro.]
[Buscando un castillo, celebraba con alegría;]
[El amo de ese castillo pagará por mis tesoros.]
[Pero lo único que le espera en el viejo castillo,]
[Eran monstruos y bestias grotescas, así que corrió.]
[Pero pronto fue atrapado y convertido en un capullo.]

La explicación del Operador terminó, y Giovani se volvió para mirar a Kei con más preguntas que antes. Pero de repente, Kei empezó a hablar consigo mismo.

“Mercader errante de lejos… convertido en un capullo…”

Murmuró. Entonces abrió los ojos y comenzó a caminar hacia la puerta.

“¡Vamos!”

Todo el mundo estaba completamente aturdido. Pero no tuvieron otra opción más que escucharlo. Todos los cazadores tomaron su lugar en el ascensor, y comenzó a moverse de nuevo.

‘Clang Clang Clang Clang Clang’

El ascensor bajó ruidosamente. Mientras tanto, Mahadas, que hasta ahora había estado callado, planteó respetuosamente una pregunta.

“Disculpe, pero… ¿qué es lo que está tratando de lograr?”

Kei respondió a su pregunta.

“Ah… esta es una especie de misión secundaria que te da un tesoro como recompensa.”

“¿Tesoro?”

Peng Long mostró un gran interés por sus palabras.

“Sí. Ya lo verán cuando lleguen. Creo que todos tienen mucha suerte. Ese tipo… su personalidad es un poco… bueno, debería ser útil.”

Giovani entonces se volvió para hacer una pregunta.

“¿Qué quieres decir con útil?”

En vez de responder a la pregunta, Kei dijo algo más mientras tocaba sus labios con los dedos.

“Estaban preocupados por conseguir pocos puntos de contribución en esta ronda, ¿verdad?”

Giovani, Peng Long y Dominic se estremecieron. Era un tema delicado para todos ellos. Kei continuó hablando.

“El tipo que estamos a punto de conocer os hará a todos un gran trato. Deberían poder sacar algo bueno de esto.”

Kei continuó hablando sobre el tema.

“Un tesoro es un tesoro, y un trato es un trato… pero, ¿qué va a pasar conmigo?”

Preguntó Dominic. Kei le miró.

“Ah… ahora que lo mencionas… podría resolverse fácilmente…”

Dominic inclinó la cabeza confundido.

“¿Qué haces…?”

En ese momento-

‘¡Ding!’

El ascensor resonó y volvieron al cuarto piso de la habitación del monstruo Frankenstein. Para bajar, tenían que cruzar la habitación hasta el ascensor del otro lado. Kei rápidamente cruzó la habitación mientras hablaba.

“Por favor, síganme rápidamente. Y créanme, no se arrepentirán.”

Giovani seguía teniendo curiosidad sobre lo que quería decir.

“¿Adónde vamos de todos modos?”

Kei contestó.

“¿Dijo capullo antes, verdad? Vamos a la habitación de las arañas en el segundo piso.”

 

 

BryanSSC: ¿Alguien recuerda al vendedor? ¿Nadie? ¿Nadie?

Trad. BryanSSC

Traductor Lykanos

Índice