Martial World- Capítulo 169: Insecto destructor del destino entrelazado

A A A

Capítulo 169 – Insecto destructor del destino entrelazado 

 

Lin Ming sonrió ligeramente y dijo mientras cortaba la hierba alta, Crees que, si no les hubiera dado los sables, ¿podría huir? 

Na Yi hizo una pausa. De hecho, Lin Ming era solo un niño en la etapa de alteración de músculo. Incluso si el hombre calvo y el hombre con cara de mono no estuvieran armados, Lin Ming aún no sería rival para esos dos depravados. 

Sin embargo, como Lin Ming era lo suficientemente consciente de la situación para comentar de esa manera, eso probó que al menos no era demasiado estúpido. Na Yi guardó silencio por un momento y luego dijo: Entonces, ¿qué piensas hacer? ¿Drogarlos? ¿Crees que tendrá algún resultado? 

Lin Ming respondió: No estoy seguro si lo tendrá, pero aún tengo que intentarlo. Al final, ¿no eres lo mismo que yo? Pensé que el hombre calvo y el hombre con cara de mono conocían el camino hacia este llamado ‘sitio antiguo’, pero parece que tú eres la que los guía. Si los ayudas, ¿realmente crees que te dejarán ir a ti y a tu hermana después de tomar los tesoros? 

Los labios de Na Yi se crisparon. Por supuesto, ella ya había pensado en estas cosas que Lin Ming dijo. Ella respondió fríamente, ¡No tienes que preocuparte por eso! 

Por supuesto que estoy preocupado. Me temo que tendrás un repentino cambio en tu corazón y nos llevarás a una trampa en medio de la nada, donde todos pereceremos. Si eso sucede, entonces realmente habría muerto injustamente. 

Na Yi dijo fríamente: Cuando mis padres murieron, hice dos juramentos absolutos. El primero fue que protegería por completo a mi hermanita y la mantendría a salvo sin importar lo que sucediera. Entonces no necesitas preocuparte, no dejaré que mi hermana muera. 

Na Yi terminó de hablar aquí, y ya no pronunció otra palabra. Estos dos juramentos que ella había hecho eran el secreto de su corazón. Ella nunca habría hablado de ellos con un extraño, pero ahora, al borde de la muerte, ¿cómo podría cumplir estos dos juramentos? 

El corazón de Lin Ming se agitó. Volvió a mirar a Na Yi con un poco de sorpresa, y vio a esa chica inocente que miraba en silencio a la distancia. Su cuerpo no se había desarrollado completamente, e incluso cuando montaba a caballo, su línea de visión estaba justo arriba de la punta de la hierba. 

Solo por mirar su aspecto juvenil, era difícil imaginar que ella ya cargaba tan pesada carga sobre sus tiernos hombros. Como había hecho dos juramentos, ¿entonces el otro sería venganza por sus padres? 

Lin Ming estaba callado mientras cortaba silenciosamente la hierba. En este momento, de repente sintió un escalofrío en el corazón. Percibió que a unas pocas docenas de pies había una serpiente gigante. Su cuerpo era tan grueso como un cuenco de agua, y tenía más de 50 pies de largo. En el desierto del sur, las serpientes venenosas eran de la variedad más mortífera. 

Para que un tipo tan grande fuera también tan tóxico, era espeluznante solo pensar en ello. 

Lin Ming mantuvo la compostura, pero en secreto se mantuvo en alerta máxima. 

Después de que el grupo caminó otros 100 pies, el hombre calvo de repente levantó la mano que sostenía el sable. Aparentemente, él también había descubierto esta gran serpiente. 

Aunque el hombre calvo y el hombre con cara de mono eran escoria, tenían un conocimiento muy rico de la jungla y la tierra. De lo contrario, habría sido imposible deambular por el extenso desierto del sur durante tantos años. 

—Una anaconda con patrones. Mierda, qué mala suerte. Mirando lo grueso que es este tipo, creo que su fuerza debería ser igual a la de un artista marcial del periodo de condensación de pulso. —El hombre calvo frunció el ceño, y luego sacó un extraño instrumento musical de su mochila. Parecía un tubo de caña, pero también tenía agujeros extraños adicionales que no se encontraron en un tubo de caña normal. 

El hombre calvo saltó de su caballo, giró un poco de esencia verdadera y comenzó a tocar el extraño tubo de caña. 

Un sonido ronco y áspero se escuchó junto con las notas, y un leve indicio de esencia verdadera fluctuó dentro de la melodía. Mientras el hombre calvo soplaba el tubo de caña, comenzó a marchar con un ritmo extraño, con las piernas balanceándose de lado a lado. Toda su cara tenía una apariencia extremadamente fea mientras se estremecía con el esfuerzo de este movimiento. 

Para Lin Ming, ver al calvo con sus movimientos de baile era un poco gracioso. Pero para su sorpresa, solo un momento después, la gran serpiente pareció caer bajo una extraña hipnosis mientras se balanceaba de un lado a otro antes de eventualmente retirarse. 

—Interesante… —Lin Ming había visto y experimentado muchos métodos diferentes que la gente del desierto del sur había usado para manejar bestias viciosas y criaturas venenosas. Él había estado anticipando que tendrían una batalla feroz, pero en verdad, la mayoría de las bestias viciosas fueron repelidas por estos dos tipos usando métodos fascinantes e inusuales. Solo cuando estaban contra un enemigo mucho más débil atacarían y matarían. 

Entonces, en el camino, no hubo sorpresa ni peligro. 

Con estas dos personas liderando el camino, Lin Ming realmente había ahorrado un gran esfuerzo. 

El hombre calvo parecía haber consumido mucha energía usando ese tubo de caña; estaba muy demacrado. El hombre calvo sacó algunas hierbas medicinales de su mochila y comenzó a masticarlas y tragarlas. 

Este tipo de hierba medicinal fue capaz de restaurar la esencia verdadera, aunque no tuvo mucho efecto. Sin embargo, fue barato. En cuanto a las piedras de esencia verdadera, esas eran docenas de veces más caras, por lo que era algo que estos dos hombres nunca podrían usar. 

—Vámonos, —dijo el hombre calvo con orgullo mientras se lamía los labios. Estaba bastante satisfecho con su éxito. 

El grupo siguió con seguridad hasta la noche. En ese momento, el grupo de cinco finalmente llegó al pie de un acantilado. Lin Ming levantó la vista y se sorprendió de que tuviese más de 1000 pies de altura. Si uno caía desde allí, realmente experimentarían una trágica muerte. 

En este momento, Na Yi, que había estado en silencio hasta ahora, habló. —Está aquí. Podemos ingresar a la tierra santa del hechicero desde aquí. 

— ¿Mm? —El hombre con cara de mono sonrió de felicidad. — ¿Dónde está la entrada? ¿Cómo entramos? 

Sin embargo, Na Yi no respondió. 

El hombre con cara de mono frunció el ceño y dijo con voz gélida: —Niña, no te atrevas a pensar en engañarme. Dime, ¿a dónde vamos? 

—Libera a mi hermanita y te lo diré. —dijo Na Yi. 

—Imposible. Ya dije que solo lo haría una vez que obtuviese el poder del Hechicero y saliera con seguridad de la Tierra santa del hechicero. De lo contrario, no puedo liberar a tu hermanita. No creas que soy un idiota con quien jugar. Como sólo los elegidos pueden ingresar a la tierra santa del hechicero, quién sabe qué clase de trampas y laberintos podrían existir allí. Si libero a tu hermanita y nos llevas a una trampa mortal, quién sabe cómo vamos a morir. 

—Lo diré de nuevo. Si liberas a mi hermana, juraré por el hechicero que te guiaré para obtener el poder del hechicero. De lo contrario, no obtendrás nada en absoluto. 

—Jeje, ¿qué no puedo obtener nada? —El hombre calvo sonrió lascivamente. —No, incluso si nosotros los hermanos no podemos tomar el poder del Hechicero, todavía seremos felices. Pequeña perra, ¿de verdad quieres que tu hermana sea…? jajaja. 

Cuando el calvo dijo esto, Na Shui palideció y se encogió detrás de Na Yi. 

Lin Ming frunció el ceño. Él no podía moverse contra estos hombres aún; él todavía los necesitaba para cumplir su propósito. 

Na Yi no habló, simplemente se quedó allí congelada. Ella no tenía intención de retroceder. 

En este momento, el hombre con cara de mono le dijo al calvo: —Hermano, deja de decir tanto. Una vez que tengas fama y poder, ¿qué tipo de mujer no puedes tener? 

Se volvió hacia Na Yi y dijo: —Ya que nos condujiste a la Tierra Santa del Hechicero, entonces ya has traicionado al Hechicero, y aun así deseas jurar sobre su nombre. ¿Cómo puedo creerte? 

Na Yi guardó silencio por un momento. Finalmente, rompió su manga y reveló su suave y bonito brazo. En la parte superior de su brazo, había un punto rojo; esta era una marca de pureza. 

Y debajo de la marca de pureza, había un par de puntos dorados. 

Na Yi gentilmente pasó su dedo y los dos puntos dorados salieron. Lin Ming pudo ver claramente que estos dos pequeños puntos eran en realidad un par de pequeños escarabajos de color dorado. Antes, se habían enrollado, por lo que parecía como si fueran un par de cuentas doradas. 

— ¿Insecto destructor del destino entrelazado? 

Cuando el hombre con cara de mono vio el par de escarabajos dorados, su complexión cambió y susurró este nombre. 

La gente del desierto del sur se especializó en el arte de la brujería. Había muchos tipos diferentes de insectos venenosos, y también había quienes eran capaces de criarlos. 

— ¿Qué es el Insecto destructor del destino entrelazado? —Preguntó el hombre calvo. Él nunca había oído hablar de tal cosa. 

El hombre con cara de mono dijo: —Los Insectos destructores del destino entrelazado son monógamos, y solo forman una pareja. Deben estar unidos a un cuerpo humano y beber sangre humana para vivir. Si beben la sangre de un hombre muerto, se marchitarán y morirán. En la vida de un Insecto destructor del destino entrelazado solo tendrá un compañero. Una vez que este compañero muere, el otro lo acompañará rápidamente en la muerte. Después de morir, sus cuerpos se pudrirán y liberarán una inmensa cantidad de venenos. 

—… ¿Qué se supone que significa eso? —El hombre calvo no entendió las implicaciones de esto. 

El hombre con cara de mono dijo: —Ella está pensando en colocar un Insecto destructor del destino entrelazado dentro del cuerpo de su hermana pequeña y en uno de nosotros. El Insecto destructor del destino entrelazado debe beber sangre viva para poder vivir. Si la hermanita muere, el Insecto también morirá, y luego el otro Insecto destructor del destino entrelazado en uno de nosotros morirá y liberará un veneno mortal que nos matará. 

— ¿Es tan despiadado? —El hombre calvo se puso blanco. Se sintió un poco aprensivo al mirar a los dos pequeños insectos dorados. 

Na Yi dijo: —Un ser humano puede hacer promesas, pero al final son impredecibles. Sin embargo, ¡el veneno es veneno y no vacila en lealtad! Con este Insecto destructor del destino entrelazado me será imposible matarte. Si mueres, entonces mi hermanita también muere. Si aceptas los términos, pondré un Insecto destructor del destino entrelazado en uno de ustedes y continuaré guiándolos. ¡Si no estás de acuerdo, me mataré aquí y ahora! 

El hombre con cara de mono miró a los escarabajos dorados con una expresión nublada. Dudó por un momento antes de apretar los dientes y decir: —Puedes usar los insectos. Pero primero, debes colocarlo en tu hermanita. 

Na Yi asintió, —Na Shui, dame tu brazo. 

Na Shui mordió sus labios y estiró su brazo. 

Na Yi colocó el Insecto destructor del destino entrelazado encima del brazo de Na Shui. Luego, el Insecto mordió la piel de Na Shui, y se abrió paso hacia adentro. 

— ¡Ah! … —Na Shui silenciosamente gritó de dolor. 

Un pequeño bulto apareció en el brazo de Na Shui. Este bulto viajó a lo largo de su brazo y hacia arriba hasta que entró en los vasos sanguíneos de Na Shui, luego siguió el torrente sanguíneo hasta el corazón. 

Los labios de Na Shui temblaron y su pequeño rostro estaba pálido. Para una niña pequeña, esta escena era aterradora. El dolor y el hormigueo del Insecto destructor del destino entrelazado perforando hasta su corazón era insoportable. 

Un momento después, Na Shui apretaba fuertemente su pecho, su cara azul. Obviamente, el sabor de tener un escarabajo perforando en su corazón no era agradable. 

Na Yi la consoló y dijo: —Na Shui, está bien. Después de tres años, el Insecto destructor del destino entrelazado saldrá de tu corazón a través del flujo sanguíneo. No te lastimará. 

—Mm. —Na Shui asintió a regañadientes. 

Lin Ming había estado observando intensamente desde las líneas laterales. Aunque nunca antes había oído hablar del Insecto destructor del destino entrelazado, pudo entender por su conversación que era un contrato de algún tipo. Sin embargo, por lo que parece, este contrato no era necesariamente obligatorio o fuerte. Incluso Lin Ming tenía los medios para evitar el contrato del Insecto destructor del destino entrelazado y destruirlo. 

 

TRADUCTOR: Horo                   

EDITORA: Aucifer Sakuya

Índice