Gaikotsu Kishi-sama Tadaima Isekai e o Dekake-chuu Capitulo 11: Cruzando las llanuras

A A A


Corrector: Hamlet


Al siguiente día, cuando el sol había iluminado el paisaje.

Sin embargo, a diferencia de los humanos de este mundo, los bajos niveles de luz no era un obstáculo para los elfos y los beastmen. Aunque el amanecer aún estaba lejos, los residentes de la ciudad ya se estaban moviendo enérgicamente por los alrededores.

Después de recibir la montura dragón y obtener una silla de montar, pasamos el resto del día comprando el equipo y otros artículos que necesitaríamos para cruzar las llanuras antes de registrarnos en una posada en la noche.

Mientras el viejo dueño del establo considero la montura dragón una molestia, debido a que los recursos para mantenerlo se agotaron. El tamaño y fuerza de la bestia permitía fácilmente que 3 personas lo montaran.

Desde punto de vista del propietario del establo, tomar la montura dragón causo una pérdida de ganancias tan grande que hubo lágrimas en sus ojos cuando nos vio ayer.

Como mínimo, nuestro acuerdo de regresar la montura dragón a la tribu tigre, debe haber sido un peso que se quitó de sus hombros.

Eso es lo que ha pasado hasta ahora.

Actualmente, esperamos en el puente del distrito Noroccidental de Fernadez que colgaba sobre el rio Dojasu.

El rio debajo del puente tenía unos doscientos o trescientos metros de ancho.

Había múltiples pequeñas embarcaciones anclados en un lado de la ciudad que daba al río, y pude distinguir las figuras de algunos marineros de aquí. Este río probablemente actua como un canal natural.

Me aleje de la orilla del río y mire hacia adelante.

El puente era un puente levadizo que se extendía hasta la orilla opuesta del río, gruesas cadenas conectaron la mitad del puente al muro de la ciudad. Lo más probable es que fue diseñado de esta manera para permitir el paso de barcos más grandes.

Nosotros, junto con varios otros, estábamos actualmente esperando a que el puente cayera en su lugar.

Las otras personas que esperaban podían ser divididas en 2 categorías, había aventureros llevando armadura ligera y los granjeros que tenían varias herramientas de jardinería.

Como de costumbre, todos los ojos se enfocaron en nosotros.

Como una persona con orejas de gato, Chiome no destacaba mucho; pero mi armadura plateada de cuerpo completo y mi manto negro azabache agitándose en el viento no podían pasar desapercibidos. Lo mismo podía decirse de los ojos dorados y el cabello blanco de Ariane, ya que los elfos oscuros eran una rareza en esta ciudad. Para complementar, nuestro equipaje estaba embalado en el enorme cuerpo de la montura dragón.

La montura dragón media mas de cuatro metros de largo y era mas alto que yo. El hecho de que solo los miembros de la tribu tigre hayan sido vistos montando estas bestias también garantizo que nuestro grupo llamara la atención.

En vez de estar sentada en su lugar habitual que es encima de mi cabeza, Ponta estaba descansando cómodamente en la blanca melena de la montura dragón.

Ocasionalmente ella meneaba alegremente la cola y la montura dragón comenzaba a bostezar, sin que pareciera importarle la presencia del pequeño zorro.

Como la melena era de color blanco puro, era fácil ver la cola esponjosa de Ponta en la distancia, aunque ella es estaba moviendo por su cuenta.

Además…

“…¿Vas a esta bien a tal altura?”

“¿Kyun?”

Ponta inclino su cuello a un lado cuando ese comentario se me salió de la boca.

Mientras la cabeza de la montura dragón estaba ligeramente por encima de la mía, me preocupe mientras miraba a Ponta.

“Fufu, tal vez ella no esta apegada a ti, Arc, sino a la sensación de posarse sobre un árbol alto”

Después de mirar mi interacción con Ponta, Ariane expreso sus pensamientos acerca de la situación.

Chiome agito la cabeza y se encogió los hombros mientras escuchaba el comentario de Ariane.

De repente un sonido de metal raspando metal se escuchó en el área mientras el puente levadizo bajaba.

Con un “Thud” los 2 lados del puente se conectaron al centro del río y las personas empezaron a moverse de inmediato.

Cuando subí a la parte trasera de la montura dragón, Ponta salto a su lugar habitual encima de mi casco.

“Ponta, tu…”

“¡Kyun!”

Me pregunto si era un rasgo racial mientras suspiraba y le tendí una mano a Ariane, que todavía estaba riéndose de todo esto.

Después de tomar mi mano, Ariane subió ágilmente y se sentó detrás mío.

Chiome se las arregló para saltar en la espalda de la montura dragón y sentarse enfrente mío. (NT: Oie zhi, le están haciendo el Sandwich a Arc)

Habíamos decidido de antemano sentarnos, y una vez que agarré las riendas, pateé ligeramente sus lados y la montura dragón comenzó a avanzar.

Contrariamente a su apariencia torpe de un reptil acorazado, la montura dragón maniobro hábilmente sus seis patas y se mantuvo al ritmo de la multitud.

“Hey, Arc, ¿No vas un poco rápido?”

Ariane de repente se aferro a mi y llamo mi atención, ya que parecía haber perdido el equilibrio.

Para que todos montaran la montura dragón, tuve que atar mi escudo a un lado de la montura. Como resultado, la sensación de Ariane presionando sus 2 colinas gemelas contra mi fue transmitida a través de mi armadura.

Sin embargo, aun estaba en la armadura, así que actualmente no podía sentir nada. Que lastima.

Los ojos de Ariane comenzaron a perforar mi nuca en el momento en que tuve ese pensamiento insignificante.

“Arc, ¿Te acaba de pasar por la cabeza algo indecente?”

“…¿Qué quieres decir?”

Temiendo la intuición casi psíquica de Ariane, evadí sus sospechas y me concentré en el paisaje.

A diferencia del gran campo bien mantenido que vi en el lado del rio que estaba asentado en Fernadez, solo había pequeños campos desorganizados en la orilla opuesta.

Desde que nos habían dicho que muchos monstruos vivían más allá del rio en las llanuras de Singalika, probablemente había una cantidad limitada de tierra cultivada.

Como los humanos se habían aparentemente asentado en la tierra mas allá de las llanuras, esta disposición era probablemente una medida defensiva.

Después de ver a los granjeros ocuparse de sus campos personales por un rato, mire hacia otro lado mientras pasábamos por su lado.

Cuando la montura dragón abandono la zona cultivada, una llanura aparentemente interminable se abrió ante nuestros ojos. Pequeños arbustos se agrupaban alrededor de los árboles y ocasionalmente veía sombras de monstruos moviéndose alrededor.

Era comparable a la sabana.

“Hmm, no veo ninguna señal del “Bosque negro” que el propietario del establo menciono…”

Cuando hice ese comentario mientras miraba los alrededores, Ariane y Chiome también comenzaron a revisar el área.

El propietario del establo del que recibimos la montura dragón nos advirtió que evitáramos entrar en el “bosque negro” a toda costa.

Era un gran bosque que se extendía al sur de las dos llanuras y también era conocido como el “bosque demoniaco” y el “bosque de la muerte”. Un lugar al que solo los tontos entrarían sin estar preparados.

“Esta es una llanura considerablemente grande, no la vamos a cruzar al menos de que nos desviemos hacia al sur…”

Las orejas de gato de Chiome se levantaron mientras continuaba observando y me miro.

“Probablemente estas en lo cierto. Sin embargo, será difícil juzgar la dirección sin un punto de referencia”

No había pasado mucho tiempo desde que cruzamos la carretera, y si miraba hacia atrás todavía podía ver la ciudad, pero el paisaje eventualmente comenzó a desvanecerse a si mismo una vez que la carretera termino, y podríamos simplemente perdernos.

…¿Hmm? Recuerdo haber tenido un pensamiento similar en algún lugar antes…”

Antes de que pudiera meditar mi sensación de déjà vu, Ariane dio un golpe en mi espalda.

“Desde que Chiome y yo estamos aquí, solo tienes que mirar hacia adelante y tomar las riendas correctamente, Arc”

Simplemente encogí mis hombros y agarre las riendas en respuesta.

Cuando le di el golpe para empezar a correr, la montura dragón empezó a aumentar su velocidad. Mi cuerpo fue empujado hacia atrás por la aceleración repentina y el paisaje comenzó a difuminarse. El balanceo también se intensifico como resultado.

Desafortunadamente, no había un velocímetro, pero deberíamos ir a la velocidad de un carro tamaño estándar.

Mientras estaba maravillado por las impresionantes capacidades físicas de la montura dragón, un inesperado grito llego a mi oreja.

“Kyaa– !!? Reduce la velocidad, ¡redúcela! Kyaa!!?”

Ariane básicamente se agarro a mi cintura mientras gritaba y suplicaba.

Cuando miré hacia atrás vi que sus ojos estaban cerrados y ella se aferraba a su querida vida.

Relaje las riendas y permití que la montura dragón bajara su velocidad mientras llamaba a Ariane que estaba con los ojos llorosos.

“Ariane-dono es inusual escuchar tus gritos… ¿eres mala con los viajes en montura?”

“…¡Solo no estoy acostumbrado a ello! Has visto el lugar donde crecí, ¿así que no deberías entenderlo?”

La respiración de Ariane era irregular y sus mejillas  se sonrojaron mientras me miraba.

Sus palabras, junto con recordar el paisaje que rodeaba a la aldea hicieron click en mi cabeza.

Era casi imposible atravesar el Gran Bosque Canada a caballo. No recuerdo haber cruzado una solo montaña cuando estaba en el pueblo.

Parece que ella no estaba acostumbrada montar monturas.

“Cierto, ¿Qué tal si no aumentas la velocidad hasta que me acostumbre…?”

Un impulso travieso broto dentro de mi cuando escuche la súplica hueca de Ariane.

“Hmm, es muy raro oír a Ariane gritar como una doncella y me gustaría disfrutarlo un poco más…”

Recibí siete golpes en la espada mientras se sonrojaba silenciosamente detrás de mí.

Como no había forma de evitarlo, permití que la montura dragón continuara a una velocidad relativamente lenta y use [Dimensional step] (Paso dimensional) para incrementar nuestro ritmo.

Sin embargo, era difícil llamar a esa solución, efectiva.

Cada vez que nos transferíamos, la montura dragón se desorientaba, se congelaba por un momento, y mirábamos a nuestro alrededor antes de que comenzara a moverse otra vez.

La anterior velocidad de la montura dragón era en realidad preferible a este momento de parada-arranque que teníamos ahora.

Aunque si intentara usar [Dimensional step] para todo el viaje, solo cubriríamos unos seis o siete kilómetros como máximo.

Eso suponía que este mundo tenía el mismo diámetro que la tierra.

Mientras avanzábamos a través de la amplia y abierta llanura, el paisaje comenzó a enrojecerse a medida que el sol se ponía gradualmente en la dirección en la que nos dirigíamos.

El cielo azul fue teñido gradualmente de color carmesí y una sombra apareció en el horizonte lejano a medida que se acercaba el crepúsculo.

Tuve que bloquear el sol poniente con mi mano mientras el día llegaba a su fin.

“Vamos a necesitar acampar pronto…”

“Vamos a acampar cerca de esa área boscosa”

Chiome señalo una pequeña área de arboles mientras expresaba su opinión sobre qué hacer.

Seguí su sugerencia u guie la montura dragón hacia la zona donde podríamos comer algo ligero antes de dormir.

Un sentimiento opresivo invadió nuestro campamento cuando cayo la noche, y el hecho de que establecimos un campamento en un área tan abierta aumentaba mi inquietud de la situación.

Estar es una zona así era desconcertante para mí, alguien que paso la mayor parte de su vida en entornos cerrados.

Ariane comúnmente pasaba su tiempo rodeada de un bosque densamente poblado, y como resultado también miraba los alrededores con inquietud.

Por otro lado, Chiome, estaba acostumbrada a acampar en tales áreas y procedió con una facilidad experimentada.

Pude ver los labios de Chiome formar una pequeña sonrisa mientras veía a Ponta corriendo en círculos.

Para una niña de trece o catorce años, mostrar tal equilibrio en medio de esta llanura, me hizo preguntar que tanto de una vida protegida había vivido.

Si yo estuviera en mi forma de carne y hueso, dudaba que hubiese podido vivir una sola noche en este lugar.

Solo pude hacerlo porque mis emociones se diluyeron en mi forma de esqueleto. Aun así, seria perjudicial confiar en esta forma siempre.

Nuestra primera noche en las llanuras paso con Chiome llevando a cabo su trabajo y Ponta jugando mientras yo pensaba en mi situación sin ganar.

A la mañana siguiente, realice mi rutina de entrenamiento con Ariane.

Nos faltaban las espadas de madera que normalmente usábamos, así que lo hicimos con algunas ramas y principalmente enfocaba en el trabajo de pies.

Tanto Chiome como Ariane señalaron la importancia de lo esencial que era las repeticiones en el acondicionamiento del cuerpo para el combate.

Para poder utilizar correctamente mi fuerza y velocidad, tuve que acostumbrarme a este cuerpo. Sin embargo, incluso con Ariane ayudándome con mi entrenamiento, Glenys todavía estaba mucho más allá de mí. (NT: La madre de Ariane)

Una vez terminado el entrenamiento, tuvimos un desayuno ligero antes de partir de nuevo.

Mientras el día llegaba a su fin, apareció una cordillera en la dirección sur.

El manto de nieve que cubría la cima de unos picos montañosos indicaba que tan altos eran. Sin embargo, mirando la dirección opuesta revelo que la cordillera no cruzaba las llanuras.

“Esas seria las montañas Kinrei que el propietario del establo menciono. Si no estoy mal, el río Sheila fluye desde esas montañas, así que deberíamos estar cerca de las llanuras Kuwana”

“Es cierto. Deberíamos estar cruzando pronto el territorio de la tribu tigre…”

Chiome miro hacia las montañas y parecía estar de acuerdo con mi comentario.

Al llegar hacia al borde de la cordillera, otra gran llanura apareció en la distancia.

En frente de nosotros estaba la puerta figurativa del hogar de la tribu tigre, pero mis ojos fueron arrastrados al bosque que corría paralelo a las montañas Kinrei.

Algo allí se las arreglo para captar toda mi atención.

“…¿Qué es eso?”

En el centro del bosque había un solo árbol… un árbol que se alzaba sobre todos los que lo rodeaban.

Había bastante distancia entre aquí y el bosque, así que no pude conseguir una escala exacta del tamaño del árbol, pero me recordó al árbol del rey Dragon.

¿Es como ver la torre de Tokyo desde lejos?

Sin embargo, el árbol del rey Dragon no tenia tal cubierta, y este árbol causo una ligera impresión.

Pero ese no era el problema.

El enorme árbol del tamaño de la torre de Tokyo se movía en la dirección sur.

Cada vez que el enorme árbol se movía, una nube de figuras negras salía volando de los arboles cercanos. Con toda probabilidad, era algún tipo de monstruo.

“…¿Podría ser un treant?”

Ariane grito sorprendida cuando miro hacia atrás y vio a la criatura moviéndose.

“¿Un treant?”

“Los treant son considerados monstruos…”

Cuando le pregunte a Ariane sobre lo que dijo, fue Chiome la que respondió mientras sus ojos azules seguían al enorme árbol caminando.

Ariane continuo la explicación cuando Chiome se quedó en silencio.

“…Muchos humanos los consideran monstruos, pero hay varios tipos de Treants. El nombre es un termino general que se refiere a un árbol que es habitado por un espíritu, solo los corruptos poseen piedras mágicas. Sin embargo, ese es el Treant mas grande que he visto”

Mientras mirábamos al Treant caminar lenta y firmemente en dirección sur, Ariane suspiro con asombro.

“¿No esta ese bosque conectado al “Bosque Negro” en el sur?”

“No entiendo, pero algunos Treants pueden ser bastantes violentos, así que es mejor que no nos acerquemos imprudentemente”

La escuche hablar y continúe mirando fijamente al caminante Treant.

El gran tamaño de la criatura por si sola hacia peligroso acercársele. Si te encuentras en su camino serás pisoteado al instante.

“Por ahora, es mejor que no pisemos los bosques que están fuera del límite…”

Ninguna criatura con el deseo de vivir se acercaría intencionalmente a tal criatura.

“¿Deberíamos mirar alrededor del rio Sheila, cerca del limite norte de la montaña, para acampar?”

Al apartar sus ojos del monstruo árbol, las orejas de gato de Chiome comenzaron a temblar mientras comenzaba a buscar un lugar para acampar durante la noche.

Cuando le pregunte a Ariane sobre ello con una mirada, ella asintió con su cabeza en acuerdo.

Mañana entraríamos en las llanuras Kuwana.


Traductor: Hamlet


 

Índice