Seija Musou – Sarariiman, Isekai de Ikinokoru Tame ni Ayumu Michi – Capitulo 49: Regreso triunfante a Meratoni, la inminente crisis de Botacyl

A A A


Buenas a todos,

Primero que todo les pido disculpas por no sacar capitulos desde hace rato. He estado algo ocupado.

Segundo, referente a los estados de las novelas:

-Cheat Aru Keddo, todavia la tengo en cuenta. No he sacado capitulos ya que estoy esperando a que el otro traductor solucione el problema de su pagina, cuando lo solucione saco un capitulo.

-Gaikotsu, si la novela de nuestro querido amigo el caballero calavera. Para los que la siguen, sacare un capitulo hoy o mañana.

Y ahora sacare otro capitulo de las aventuras de Luciel.

Gracias

Editor: Hamlet


Hoy es el cuarto día de mi viaje mientras viajaba en Fornoir hacia mi destino, la clínica sanadora de la ciudad de Meratoni, para entender la situación actual de las clínicas sanadoras, algo que solicite hace 2 meses.

Ordene un equipo de armadura para caballo al herrero, lo cual no hace daño al cuerpo del caballo y también hizo más fácil mantener la postura para cabalgar. Progrese mientras ocasionalmente lanzaba [Heal] y magia de purificación en Fornoir.

Salí hace 3 días, siguiendo la ruta que use inicialmente para viajar a la ciudad sagrada Schull.

La razón era simple. Esta vez lo que viajaban no solo eran Fornoir y yo.

Los compañeros de viaje que aceptaron mi solicitud de escolta fueron los chicos del linaje del lobo blanco.

“Finalmente nos vemos otra vez, Santo desviado-sama”

“Luciel-sama se había vuelto famoso al instante después de todo”

“Como esperaba del capitán caballero sanador ultra sádico-sama. Hemos estado esperando con anticipación”

Bazzan-san, Skyros-san y Basra-san hablaron en secuencia.

“Por favor, dejen de unir -sama a mi nombre, y en vez de eso por favor deja de usar apodos. Especialmente Basra-san, ¿¡Por qué conoces el nuevo apodo que supuestamente solo conoce el cuerpo de caballeros!?”

“Lo escuche de mis amigos caballeros”

Siguiendo la línea de visión de Basra-san, vi a 3 jóvenes caballeros sacerdote protegiendo el carruaje. Montado en el carruaje estaba Jordo-san, también un par de sanadores que les ordenaron seguirme a Lenith como miembros iniciales.

Es cierto, ellos son subordinados a mi nombre. Teníamos 2 caballeros montados en caballos, con uno actuando como cochero para el carruaje y Bazzan-san como cochero para el otro, llevando en total 2 carruajes y 3 caballerías.

Evidentemente, antes de saberlo, ellos ya parecían haberse hecho amigos.

“…Olvide prohibirles que lo dijeran”

“Bueno, es mejor que ser odiado, ¿cierto?

“Me pregunto…”

Mientras los 3 que me hacían reír de mal humor, vimos los muros exteriores de la gran ciudad.

“Estoy en casa, Meratoni”

Aunque aún había una gran distancia, murmure en voz baja.

Cuando nos acercamos a la puerta algo se sentía mal. Era inevitable que sintiera que algo era extraño.

¿Es porque había un festival? Había una inmensa multitud que me hizo pensar que era una ilusión. La puerta parecía que se iba a desbordar de gente.

“¿Qué está pasando?”

“Asombroso, cierto. Hay muchas personas reunidas para presenciar el regreso triunfal del sanador Santo desviado-sama, criado por el Gremio de Aventureros de Meratoni”

“Creo que estaría bien que te sientas orgulloso. Bueno allí esta Whirlwind-sama si dejas que se suba a la cabeza” (NT: Por así decirlo si se le sube el orgullo a la cabeza, capaz que Broad le dé una paliza jajaaja)

“Es debido a que los contacté a ellos con esfera mágica de transmisión y les dije que llegarías pronto”

Lo que me vino a la mente fue el regreso de una súper estrella a su ciudad natal. ¿es así como ellos se sienten? Termine pensando en ello como si fuera asuntos ajenos de otra persona, cuando llegamos a la ciudad de Meratoni.

“Bienvenido a casa. Luciel-sama, ¿puedo tener su tarjeta?”

La persona que me llamo era la misma persona que estaba a cargo de la seguridad cuando visite por primera vez esta ciudad hace cuatro años. Me baje de Fornoir y saque mi tarjeta.

“Gracias por esforzarte. Aquí está mi tarjeta”

Lo recibió educadamente con las 2 manos, verifico la tarjeta antes de regresármela.

“He verificado su identidad. Bienvenido de regreso, Santo desviado-sama” Dijo el guardia antes de que alguien interrumpiera.

“Ou. Discípulo. Espero que no hayas estado de holgazán con tu entrenamiento”

“Por supuesto. Ya podía imaginarme mi futuro de ser golpeado por Broad-shisho, así que si holgazaneaba, ¿entonces no moriría?”

“Kukuku. Si ese es el caso entonces vamos ahora al campo de entrenamiento del Gremio de Aventureros…” (NT: Y lo volveré a decir. BROAD, ADOPTA A LUCIEL xD)

“Okay. Para. Bienvenido de regreso Luciel-kun. Primero ve al Gremio de Sanadores y dirige a las personas de los carruajes detrás de ti a una posada”

“Che”

Fui ayudado por Garba-san y escape por poco de ser arrastrado a la batalla.

“Oi, discípulo. Hoy organizamos una fiesta de bienvenida para todos ustedes, pero espero de ti tener un día caprichoso del Santo desviado incluso en esta ciudad después de hoy”

“Hahaha. ¿crees que sucumbiré ante esa intimidación?”

“¿Hmm? ¿Y qué vas a hacer al respecto?”

“Afortunadamente tomare tu oferta”

“Muy bien. Entonces ve al Gremio de Sanadores antes de ir”

“Entendido”

Así, mis subordinados de la iglesia y yo, nos dirigimos al Gremio de Sanadores, pero muchas personas me llamaban. Aguante, pero pude ver que mis subordinados que estaban detrás de mi estaban en su límite manteniendo una sonrisa rígida.

“Ha sido un largo tiempo desde que estuve aquí. Vamos todos”

Para ellos esto deber ser un oasis. Abrí la puerta del Gremio de Sanadores.

Dude de mis ojos. Por alguna razón, el gremio supuestamente silencioso, similar a una oficina gubernamental, tenía una pancarta llamativa que nos daba la bienvenida. Estaba aún más impactado que cuando llegue a la ciudad.

´Gremio Sanador/ Sanador de rango S criado en la sucursal de Meratoni/ Bienvenido de regreso, Luciel-sama´

Me puse rígido cuando lo vi, y esta vez estaba acompañado por aplausos. No quería entrar al Gremio de Sanadores, pero tuve que entrar… era una atmósfera así.

Me obligue a poner cara de póquer y entre.

“Luciel-kun. No, Luciel-sama, bienvenido de regreso”

La persona que me saludo fue Krull-san.

“…Ah, muchas gracias. De alguna manera la atmósfera en el Gremio de Sanadores ha cambiado”

“Fufufu. Gracias a Luciel-sama, a los 30 años me convertí en la maestra de la sucursal. Es el récord para la mujer más joven. Nunca hubiera adivinado que realmente lograste aumentar mi salario, estoy tan feliz que podría besarte”

Lo siento. Solo me alejare de ti, si de repente me saludas con tanta tensión.

“…Ha…haha. Apreciare la idea. Por favor ayúdanos primero con nuestro procedimiento”

“Tan despiadado. ¿Es ese el secreto para lograr ser promovido a rango S?”

Así que antes de establecer los procedimientos, mi espíritu mental ya estaba afeitado.

Por otra parte, en la ciudad de Meratoni celebraron la llegada de Luciel y su sequito, el jefe de la mayor clínica de sanadores, Botacyl, estaba perdiendo su temperamento en su habitación privada.

“¿Por qué? ¿Por qué empezaron con esta ciudad?, y además mi clínica, para aprender acerca de la situación actual. ¿Es porque me guarda rencor? Esa es definitivamente la razón. Inmediatamente después de eso se reemplazo el maestro del Gremio de Sanadores. Yo también le pague oro, ese hombre debió haberle quitado dinero al chico y huir. Oi, ¿Qué debería hacer? Piensa”

Reprendio a los esclavos y guardaespaldas mercenarios en frente de él.

Botacyl estaba inquieto.

Originalmente, la transferencia de Luciel a la sede central debería haberle obligado a trabajar allí por más de 5 años.

Además, básicamente no habría razón para que lo trasladaran de vuelta al lugar donde causo problemas.

Esto es anormal.

Probablemente vino a incriminarme después de convertirse en rango S.

Ignorando su presión arterial que estaba aumentando a un ritmo tremendo, él pensó desesperadamente en maneras de soportar a ese hipócrita chico Luciel.

Incluyendo a los mercenarios presentes, todos los mercenarios no sabían nada acerca de Luciel, pero como era de esperar, no consideraron la posibilidad de matar un sanador de rango S. Los mercenarios son también humanos y era fácil imaginar de como sus propias vidas se transformarían si mataran a un sanador que es querido por tanta gente.

Y entonces, los esclavos que vieron al acorralado Botacyl comenzaron a intentar un plan en concreto.


Traductor: Hamlet


 

Índice