Goblin Kingdom Capítulo 82: Comienzo

Goblin Kingdom

Capítulo 82

Comienzo

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 1
Rango Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>> <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv1); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv20); Rey Orco Bui (Lv40)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

No puedo dejar de sudar.

 

Ese monstruo daba demasiado miedo. Lo golpeé con mi espada, pero en vez de cortarle el brazo, terminé entumeciendo el mío. Me estremezco al pensar que ese monstruo aún anda suelto en la oscuridad.

 

“¿Estás bien, Wyatt?”

 

El Hercúleo Wyatt, famoso por su habilidad con el escudo, pero ni siquiera él podía defenderse completamente contra la implacable espada del monstruo. Se las arreglaron para huir con la ayuda de la magia de la Mano Blanca de la Vida, pero era poco probable que el mismo truco funcionara dos veces.

 

Una simple magia que hacía brillar una gran luz para cegar al enemigo, forzando al monstruo a cerrar los ojos y retirarse.

 

“Estoy bien, pero… No quiero pelear con esa cosa otra vez” Wyatt frunció el ceño.

 

Vitz asintió. “La espada de Bellan también se rompió.”

 

“Pensar que mi espada se rompería en un solo golpe, aún tengo mucho que aprender.” El semblante de Bellan mientras corría mirando hacia atrás era sombrío. Tan sombrío, de hecho, que incluso en la oscuridad se notaba. Pero eso era algo normal, después de todo, la confianza que había adquirido hasta ese día se derrumbó de golpe.

 

“Me pregunto si Fick logró huir con seguridad” Preguntó Vitz.

 

“Oremos para que lo haga” Dijo la Mano Blanca de la Vida.

 

Hablando entre ellos mismos mientras corrían, dieron paso al pueblo donde estaba Gulland. Sus únicas esperanzas de ganar eran rodear al monstruo y abrumarlo con sus números, agotando forzosamente su fuerza hasta que estuviera demasiado débil para resistir.

 

Por alguna razón, sin embargo, Vitz no podía imaginar a ese monstruo arrodillado.

 

◇◆◆

 

La noche estaba llegando a su fin. Se podía ver una tenue luz que se extendía desde el cielo oriental, y el bosque estaba allí para saludarlo.

 

Perseguí a ese gran hombre de hace un tiempo y ataqué un par de campamentos en el camino, pero en el tercer y cuarto campamento, se hizo evidente que los humanos se refugiaban en algún lugar.

 

¿Pero dónde?

 

Había aproximadamente 20 humanos en el primer campamento. El resto de los campamentos que he visto hasta ahora parecían del mismo tamaño que el primero. Si es así, teniendo en cuenta el número que he matado, debería ser un lugar capaz de albergar al menos a 40 humanos.

 

¿Podrían estar en el pueblo? ¿O quizás el lago al norte?

 

Tranquilízate. Necesito pensar. ¿Dónde se quedarían los humanos? ¿Esa zona acuática que frecuentaban los lagartos? ¿O quizás preferirían el pueblo con sus casas aptas para humanos?

 

¿Pero por qué se retiraron? ¿Se dieron cuenta de que estaban bajo ataque? Si lo hicieron, entonces hay alguien con una buena cabeza entre ellos.

 

He estado corriendo todo este tiempo, pero parece que tendré que reunir mis pensamientos primero.

 

Los humanos están en el pueblo, y no hay mucho tiempo. Si los humanos se están reuniendo, entonces deben hacerlo con un plan en mente. Podrían estar retrocediendo, pero también podrían estar preparándose para otro ataque. Alternativamente, podrían estar reforzando la defensa del pueblo. En cualquier caso, tengo que darme prisa.

 

Si se retiran, los perseguiré.

 

Si atacan, los detendré.

 

Y si intentan fortalecer las defensas del pueblo, atacaré antes de que acaben.

 

A menudo se dice que el tiempo es oro. Y esta noche no hay un proverbio más apropiado, porque es el momento exacto que decidirá el destino de los goblins y el mío.

 

◇◇◆

 

“Hmph, no es tan malo” Gulland resoplaba mientras veía hombres a caballo yendo y viniendo por el camino despejado.

 

Los subordinados de Gowen habían preparado hábilmente el carruaje, a la vez que se las arreglaban para ponerse en contacto rápidamente con el feudo.

 

“Es prueba de la excelente planificación del lord feudal. Ahora, sólo tenemos que pasar por el bosque, ya que el verdadero ejército del lord feudal nos espera al otro lado.”

 

Gowen era realmente notable. No sólo logró preparar rápidamente el carruaje blindado, en el que viajaban Gulland, Mill, Reshia y Lili, sino que también logró tener la estación militar junto a la salida del bosque, y tener a los escoltas de la santa patrullando el camino despejado.

 

“Ahora sé una buena chica, y ve en el carruaje” Dijo Gulland a Reshia mientras la empujaba a entrar.

 

Luego se volvió hacia Mill. “Asegúrate de proteger adecuadamente a la santa, ¿De acuerdo?”

 

“No hace falta que me lo digas” Escupió Mill, y Gulland se rió con arrogancia.

 

“Sabes conducir un carruaje, ¿Verdad?” Preguntó Gulland a Lili.

 

“Puedo” Respondió ella.

 

“Entonces conduce esta cosa. Te escribiré una recomendación al gremio cuando salgamos del bosque.”

 

Como un caballero sagrado y aventurero, la carta de recomendación de Gulland no tenía precio.

 

Lili notó la cara deprimida de Reshia, pero todavía asintió. Estaba preocupada por ella, por supuesto, ya que entendía cómo se sentía Reshia, pero esto también afectaba a su futuro, así que al final se encontró con un dilema.

 

Como un caballero que se ha comprometido con la santa, quería saber qué quería Reshia. Si Reshia decidiera sacrificar todo lo que tenía en el mundo humano para vivir aquí en el bosque, entonces Lili arriesgaría su vida para luchar contra Gulland y Gowen. Lo haría aunque Mill intentara luchar contra ella.

 

Pero cuando lo pensó, Reshia sólo vivía junto a los goblins porque la secuestraron. No vino aquí por su propia voluntad. Este simple hecho se convirtió en la semilla de la duda de Lili.

 

Sin mencionar que el que la ordenó no era otro que el caballero sagrado y aventurero, Gulland. Un hombre famoso en todo el país. No fue fácil ir contra sus órdenes.

 

Al final, Lili decidió preguntarle a Reshia. Aunque lo hizo con una mirada.

 

-¿Estás de acuerdo con esto?

 

Pero no podía leer nada del rostro abatido de Reshia.

 

“Es la hora. Asegúrate de sujetar bien esas riendas” Dijo Gulland.

 

Pero justo cuando Lili estaba a punto de instar al caballo a ir, el grito de un soldado resonó.

 

“—¡¡Ataque enemigo!!”

 

Cuando Lili se dio la vuelta, lo que vio no eran más que Gi Gi y Hal, uno montando en un Triple-Cabeza y el otro montando en un tigre negro.

 

◇◆◆

 

Después de ver a Gene pasar por la luz verde circular, Gi Gi y el joven cacique, Hal, tomaron un largo desvío y se dirigieron hacia el pueblo. Para su fortuna, no se encontraron con ningún ser humano en el camino y pudieron acercarse a la aldea sin tener que luchar contra un caballero sagrado.

 

Vieron un gran número de humanos cuando se acercaron furtivamente a explorar la aldea. También notaron que había caballos entre ellos, aunque esta sería la primera vez que veían uno.

 

Gi Gi se sorprendió de lo mucho que había cambiado el bosque. Los árboles habían sido talados, y se construyeron caminos en su lugar, sobre los cuales los humanos atravesaban a espaldas de aquellas misteriosas bestias de cuatro patas.

 

No estaban completamente desorientados, sin embargo, ya que han oído historias sobre los humanos, por lo que sabían que lo que los humanos estaban haciendo debía ser la llamada “Equitación”. Entonces cuando la clase noble, Gi Gi, miró a su alrededor, vio el tesoro del rey, Reshia. También vio al espadachín femenino que luchó contra Gi Ga, y vio a los dos siendo empujados dentro de esta misteriosa caja.

 

No entendía lo que estaba pasando.

 

Pero sabía muy bien que los humanos habían cometido un crimen imperdonable.

 

Habían robado el tesoro del rey.

 

“Lord Hal, comencemos.” Empuñando su hacha en sus manos, Gi Gi se volvió hacia el joven cacique que estaba junto a él.

 

“Me preocupa un poco que el rey no esté aquí, pero sí… Deberíamos empezar” Dijo el joven cacique Hal.

 

Gi Gi agitó la cabeza. “Han robado el tesoro del rey. Es un crimen imperdonable.”

 

Asintiendo, Hal ordenó que las piernas de hierro de Paradua detrás de él montaran sus bestias.

 

“¡Grandes guerreros de Paradua! ¡Alégrense! ¡Porque esta noche llevaremos el honor del rey en la punta de nuestras lanzas!”

 

Mientras blandían ferozmente sus lanzas, entraron en la aldea hacia los jinetes que patrullaban.

 

“¡¡Adelante!!”

 

Y así, con Hal y Gi Gi a la cabeza, se abrieron las cortinas de la guerra entre humanos y goblins.

 

———————————————————————————————–

Hmm, me preocupa que ataquen con Gowen y Gulland presentes.

Rey, ¡Apúrate joder! Que llegas tarde siempre.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice