Martial World- Capítulo 164: Explosión Demoníaca del Loto Rojo

Capítulo 164 – Explosión demoníaca del loto rojo

Lin Ming maldijo. No había pensado que el terreno del bosque arruinaría todo lo que había planeado.
Aunque Huo Gong había envuelto su látigo en la rama de un árbol, su velocidad de caída era demasiado rápida. La rama se rompió bajo la tensión del tirón y Huo Gong cayó al suelo creando una explosión muy fuerte, formando un agujero con forma humana en el suelo.
Huo Gong había sido gravemente herido. Sus órganos internos estaban dañados, y se había roto varias costillas.
Los ojos de Lin Ming brillaron con una luz cruel. Había estado listo para correr por su vida, pero al ver que Huo Gong había sido herido de manera tan miserable en el suelo, cambió de opinión.
Destruirlo mientras está tirado, y eliminar la raíz antes de que surjan más problemas.
Si no lo hacía, entonces Huo Gong simplemente comería varias pastillas de alta calidad y restauraría su esencia verdadera. Una vez que eso sucedió, todavía lo perseguiría y lo asesinaría. Aunque Lin Ming tenía la ventaja de poder volar en el aire, una vez que su esencia verdadera se agotara, inevitablemente se caería.
Si Huo Gong lo seguía en tierra, tarde o temprano lo alcanzaría.
— ¡Muere!
Lin Ming apretó los dientes y usó el 120% de su fuerza. ¡Cayó como un halcón desde una altura de varias docenas de pies en el aire!
Él empujó su lanza frente a él. El Alma del Trueno y la Esencia de Fuego en su interior comenzaron a temblar violentamente; ¡Las fuerzas calamitosas del fuego y trueno eran como un flujo implacable que estaba a punto de estallar!
Fuerza Herética de Dios – ¡Abierta!
La larga lanza apuntaba hacia abajo, directamente a Huo Gong. El horrible sonido del trueno y la fusión de fuego comenzó a hacer eco en el aire. ¡La Lanza Ligera de Peso Profundo era como un meteoro que se entrelazaba con truenos y fuego, ardiendo!
En este momento, Huo Gong que estaba gravemente herido de repente se levantó. Al ver que la lanza de Lin Ming se acercaba a él, su expresión era incomparablemente fea.
Aunque sus órganos internos fueron aplastados y sus costillas rotas, él todavía tenía la protección de la esencia verdadera de un maestro a medio paso del reino Houtian fluyendo a través de sus entrañas, esqueleto y músculos. Con esta protección de esencia verdadera, apenas pudo contener las heridas graves.
Había querido jugar al muerto como si hubiera sido gravemente herido para atraer a Lin Ming, pero no había esperado que Lin Ming fuera tan decisivo con su ataque. No solo no investigó sus heridas, sino que inmediatamente usó su golpe final.
Por supuesto, para Huo Gong, que se especializó en el arte del fuego, el llamado golpe final de Lin Ming que parecía fluir con algún tipo de llama, simplemente parecía una habilidad de segunda categoría.
—Humph, eres solo un joven en la etapa de Alteración de Músculo y tu cultivo es mediocre.. ¿Todavía te atreves a luchar contra mí con fuego?
Huo Gong se burló y todo su cuerpo se quemó en un tornado de llamas. Aunque realmente había sido gravemente herido, su cultivo todavía estaba a medio paso en el reino Houtian; ¿Cómo podría temer a un pequeño joven en la etapa de Alteración de Músculo?
— ¡Explosión demoníaca del loto rojo!
Huo Gong lanzó un fuerte grito cuando apareció una flor de loto rojo en la nada frente a él. Formas de fuego fluyeron a lo largo de los pétalos de las flores como serpientes carmesíes, vertiendo una enorme cantidad de esencia verdadera de fuego en su sable hasta que se volvió de un rojo vivo, como si estuviera a punto de derretirse.
¡Puff! Justo como había usado la Explosión Demoníaca del Loto Rojo, Huo Gong escupió un bocado de sangre. Con las graves heridas en su cuerpo, apenas era capaz de soportar una habilidad marcial tan fuerte.
Maldito niño, en realidad me hizo sufrir una lesión tan grave. Primero lo mataré antes de encontrar un lugar para curarme a mí mismo. Pensando en esto, Huo Gong giró su esencia verdadera y blandió su sable. Sobre el sable, un vasto remolino de llamas se extendía por el aire. La tierra debajo de sus pies se quemó al instante de negro, y una ola de calor carmesí se extendió en todas las direcciones. ¡En todos los lugares en que esta ola de calor llegaba, la vegetación se marchitaría y finalmente ardería en llamas, convirtiéndose en nada más que ceniza!
En comparación con las llamas en la lanza de Lin Ming, si era un aura terriblemente caliente o la intensidad de las llamas que se extendían en una aterradora ola de calor, ¡la explosión demoníaca del loto rojo era muy superior!
Sin embargo, incluso frente a la formidable Explosión Demoníaca del Loto Rojo, las llamas en la lanza de Lin Ming parecían contener su propia aura extraña, como si estuviera hirviendo.
Lin Ming fue capaz de sentir claramente las llamas fluctuantes y las ráfagas de calor que transmite su corazón; ¡Era como si la esencia de fuego estuviera bailando de emoción!
Cuando la lanza y el sable se cruzaron, las energías gemelas del trueno y el fuego se entrelazaron repentinamente: ¡Aniquilación de Trueno y Fuego!
Cuando la llama aparentemente débil se encontró con el relámpago aparentemente débil, ¡una potencia dominante estalló de repente!
Durante un tiempo, fue como si todo el sonido en el entorno hubiera sido tragado por alguna fuerza mística. La Lanza Ligera de Peso Profundo era como un rayo de luz plateada que rugió, atravesando la atmósfera.
¡Las energías entrelazadas del trueno y el fuego se unieron en una misteriosa esfera de luz que salió disparada de la lanza y chocó directamente contra la Explosión Demoníaca del Loto Rojo!
¡Bang!
Hubo una explosión ensordecedora como si hubiera estallado un rayo. Una esencia verdadera furiosa se esparció en todas las direcciones como un tsunami de agua estrellándose.
Lin Ming fue enviado volando hacia atrás como un muñeco de trapo. A pesar de que Huo Gong fue gravemente herido, ¡su movimiento aún tenía tanto poder!
Mientras caía hacia atrás en el aire, Lin Ming escupió un bocado de sangre. Trato de frenar desesperadamente con la lanza y rompió un árbol grande sin piedad. Lin Ming reunió su fuerza después de frenar el impulso, y firmemente logró mantener su cuerpo recto.
Levantó la vista para ver a Huo Gong parado donde había estado. La tierra a su alrededor se había convertido en un pozo quemado y hundido. Todo el cuerpo de Huo Gong estaba manchado de sangre, y estaba arrodillado en el suelo apoyándose con su sable largo.
Esto causó que el corazón de Lin Ming se contrajera; un artista marcial que estaba a medio paso en el reino Houtian era realmente formidable hasta este grado.
Huo Gong había sido gravemente herido, y no solo eso, sino que Lin Ming había abierto la Fuerza Heretica de Dios y también había usado la Aniquilación de Trueno y Fuego. Aun así, no había podido matarlo.
Lin Ming había consumido demasiada esencia verdadera, por lo que no continuó su ataque. En lugar de eso, sacó una piedra de esencia verdadera pura, y comenzó a girar la ‘Verdadera Formula del Caos Primordial’ mientras absorbía rápidamente la esencia verdadera para restaurar su fuerza.
Pero en este momento, Huo Gong sonrió de repente. Debajo de sus labios ennegrecidos, reveló una hilera de brillantes dientes blancos. Para Lin Ming, esa horrible sonrisa hizo que su corazón se enfriara. ¡Este hombre en realidad todavía tenía fuerza!
— ¡Realmente me diste una agradable sorpresa! ¿Es esa realmente una habilidad marcial que un artista marcial en la etapa de Alteración de Músculo pueda lanzar? Parece que yo era el que no estaba familiarizado cómo el mundo ha cambiado… ¡Bien, muy bien! Hoy, incluso si tengo que arruinar mi cultivación, te mataré. De lo contrario, si te dejo vivir, ¡no habrá fin a mis problemas futuros!
Huo Gong dejó escapar otro grito. Su cuerpo comenzó a arder una vez más con la Explosión Demoníaca del Loto Rojo. Pero esta vez, la Explosión Demoníaca del Loto Rojo fue mucho más débil. Mientras las serpientes ardientes se retorcían alrededor de su cuerpo, Huo Gong escupió un bocado de sangre; ¡ya había pasado su límite!
— ¡No creo que tengas la esencia verdadera para usar ese movimiento otra vez!
Huo Gong pisó con ambos pies en el suelo y la tierra carbonizada comenzó a romperse. ¡Corrió hacia adelante, su sable ardiente cortando hacia adelante para tomar la cabeza de Lin Ming!
¡En este momento de vida o muerte, la mente de Lin Ming estaba tranquila como el hielo!
Su mano derecha sostenía la Lanza Ligera de Peso Profundo, y el pulgar de su mano izquierda trazaba el anillo espacial.
¡No podía usar la Aniquilación de Trueno y Fuego otra vez, y también era imposible para él defenderse del sable de Huo Gong!
— ¡Muere por mí! —Cortó el sable de Huo Gong. El aire caliente del sable se convirtió en un violento tornado al agitar una corriente de aire hirviente.
Mientras tanto, Lin Ming también sacó su lanza, ¡Fluir como seda!
5000 filamentos de esencia verdadera brotaron como una marea hacia Huo Gong, y en medio de este torrente se mezcló una pequeña cuenta azul.
¡Perla de Fuego y Trueno Diabólico!
¡¡¡Bang!!!
La esencia verdadera detonó la Perla de Fuego y Trueno Diabólico. Al mismo tiempo, Lin Ming inmediatamente lanzó la habilidad de movimiento Roc de oro que rompe el vacío y voló hacia atrás.
En ese destello, incluso el sol parecía haber perdido todo color. Los innumerables rayos deslumbrantes y brillantes, eran como espadas doradas que apuñalaban en todas las direcciones.
Lin Ming fue golpeado por la onda de choque de la Perla de Fuego y Trueno Diabólico además de la ola de calor del sable de Huo Gong. A pesar de que su cuerpo físico se había fortalecido y tenía la Armadura Flexible de Oro Violeta de grado medio de paso humano otorgada por el Príncipe Heredero, sus órganos internos aún se veían afectados por la terrible reacción y vomitó sangre.
Sin embargo, Huo Gong fue aún más miserable. Casi había corrido hacia la Perla de Fuego y Trueno Diabólico.
Los interminables torrentes de energía explosiva desenfrenada habían caído imprudentemente sobre el cuerpo de Huo Gong. Bajo las heridas severas previas que había tomado, la esencia verdadera que protegía su cuerpo ya estaba debilitada hasta el punto de que no podía contener un ataque normal, entonces ¿cómo podría defenderse contra una explosión tan violenta?
El pecho de Huo Gong había sido completamente abierto y convertido en pulpa fibrosa. Su sangre mezclada con trozos de carne había sido enviada por todos lados. Huo Gong fue enviado volando hacia atrás hasta que golpeó un árbol grande, y con un sonido áspero, el grueso tronco del árbol se partió por la mitad por la fuerza de la colisión.
Huo Gong era como un perro muerto cuando cayó varias decenas de pies en el suelo, antes de detenerse lentamente. Su sable largo dio algunos giros antes de hundirse en el suelo.
— ¿Cómo… cómo pude… terminar así? —Huo Gong no estaba dispuesto a admitir esta situación y trató de gatear. Sin embargo, su corazón y pulmones ya habían explotado dentro de su pecho. Su sangre manchó la tierra y su vida se fue filtrando lentamente. (Horo: hmm es sorprendente que aun pueda hablar…sin pulmones…)
—Yo… en realidad, voy a morir contra un artista marcial… ¡Alteración de Músculo!? ¡Yo… me rehúso!
Huo Gong extendió una mano como si quisiera agarrar el sable que se había hundido en el suelo. Pero luego, escupió un último bocado de sangre y su cuerpo se relajó. ¡Él ha muerto!
Fue una pena que no supiera que Lin Ming todavía poseía la Perla de Fuego y Trueno Diabólico. Además de las graves heridas que tenía, su percepción también se había opacado; de lo contrario, habría encontrado la trampa que se había escondido dentro de la esencia verdadera de Lin Ming.
Por desgracia, esto fue simplemente el destino. Ouyang Dihua nunca habría soñado que Lin Ming fuera capaz de comprender su propia habilidad marcial única que era casi la misma que la Perla de Fuego y Trueno Diabólico. El resultado fue que Ouyang Dihua había pensado que Lin Ming había usado la Perla de Fuego y Trueno Diabólico como si estuviera disfrutando de los fuegos artificiales.
El cielo brilló con un rayo rojo sangre. Poco después, comenzó a llover.
El desierto del Sur tenía un clima húmedo y a menudo había tormentas eléctricas.
La lluvia torrencial borró los vestigios de sangre restantes. Lin Ming se arrastró con ayuda de la Lanza Ligera de Peso Profundo y cojeó herido, al lado de Huo Gong.
Después de tomar algunas píldoras curativas, Lin Ming se sentó en medio de un charco de barro y dejó que la lluvia golpeara sobre su cuerpo herido.
—Esta lluvia… en realidad, me ayudó.
Lin Ming murmuró en voz baja para sí mismo. Después de que fue atrapado en las ondas de choque de las explosiones, sus heridas eran simplemente demasiado pesadas.
En el desierto del sur, había innumerables bestias viciosas vagabundas. Si la sangre se esparcía, sin duda atraería muchas bestias viciosas aquí. Con la condición actual de Lin Ming, si tuviera que enfrentar a muchas bestias viciosas, el resultado podría ser imaginado.
—Una batalla de vida o muerte; ¡eso estuvo muy cerca!
Esta era la primera vez que Lin Ming había matado a otro hombre. Sin embargo, él no tenía ningún sentimiento particular hacia esto. Había elegido viajar por el camino de los artistas marciales. Tarde o temprano, se habría encontrado con situaciones en las que tendría que matar a otros. Lin Ming hacía tiempo que había llegado a un acuerdo con esta realidad. No solo eso, sino que, en la Matriz de las Diez mil formaciones para Matar, había matado a los artistas marciales fantasmas en su interior, ese sentimiento había sido completamente real. No hubo diferencia entre eso y realmente matar a alguien.
Lin Ming estaba muy agradecido de haber obtenido la Perla de Fuego y Trueno Diabólico de su duelo con Zhang Guanyu. En términos de poder, la Perla de Fuego y Trueno Diabólico era un poco más débil que su Aniquilación de Trueno y Fuego. Sin embargo, esta vez, la protección de esencia verdadera de Huo Gong ya se había reducido a no ser más dura que el papel, y por lo tanto no fue capaz de bloquear la explosión fatal de la Perla de Fuego y Trueno Diabólico.
Después de que un artista marcial alcanzara el Período de condensación de Pulso, su fuerza física no cambiaría demasiado. Si no tuvieran su esencia verdadera protegiéndolos, entonces las capacidades defensivas de un artista marcial del periodo de condensación del pulso y un artista marcial del reino Houtian serían las mismas.
— ¿Por qué esta persona quería matarme? ¿Quién lo ordenó? ¿Ouyang Dihua? ¿O era la Asociación de Comercio Aliada?
Lin Ming recordó su reunión con Qin Ziya. La ilusión de Bi Luo simplemente había sido demasiado profunda, y su voz, apariencia, temperamento e incluso su olor corporal eran igual a los de Qin Ziya. A pesar de que la percepción de Lin Ming era mucho más alta que la de un artista marcial en el mismo nivel, él tampoco fue capaz de ver a través de ella.
Pero ahora que Lin Ming recordó la vez que se había enfrentado a Qin Ziya, se acordó que sintió que había algo mal. Esta fue solo una intuición suya.
Cuando Huo Gong mencionó esto hace un momento, Lin Ming se dio cuenta de repente de lo que había descuidado.
Eso fue… ¡Corazón de Cítara!
(Horo: ¯\_(ツ)_/¯)

TRADUCTOR: Horo
EDITORA: Aucifer Sakuya

Índice