Academia Magica Capítulo 30: El llanto de mis hechizos – Parte 1

A A A

I was Reincarnated as a Magic Academy!

Capítulo 30: El llanto de mis hechizos – Parte 1

 

Con una velocidad más rápida de lo que el ojo humano podía ver, ella corrió hacia Dankyun, quien notó el peligro entrante y levantó su mano para bloquear el primer golpe. Ni siquiera parpadeó cuando recibió el golpe. La onda de choque era tan poderosa que rompió la ventana detrás de él en millones de pedazos y luego el impulso le hizo volar a través de ella. El marco fue volado, y la pared se agrietó debido a su tamaño.

Incluso después de un golpe tan poderoso, él no recibió ningún daño y aterrizó tranquilamente sobre sus pies. Nanya se acercó al agujero de la pared y saltó tras él. Mientras tanto, me quedé con la cabeza de la pobre chica que murió por su culpa.

Mirando hacia abajo su expresión distorsionada de miedo y dolor, me estremecí y cerré los ojos por un momento.

No se merecía esto… pensé y volé hasta su cuerpo desgarrado.

Después de colocar la cabeza hacia abajo, salí afuera, donde se estaba llevando a cabo una batalla completa entre el Supremo draconiano y el maestro adolescente de apariencia divina. Los ruidos fuertes de sus choques resonaban en las paredes del dormitorio y el edificio de la academia cercana, alertando tanto a los soldados como a los maestros de la batalla en curso.

Volé por encima de ellos y observé como Nanya intentaba acercarse lo suficiente como para aterrizar un golpe con sus guanteletes de acero en sus puntos vitales, pero la espada de Dankyun era demasiado rápida y bloqueaba a todos y cada uno de ellos. Detrás de él, pude ver los efectos de su fuerza. Las ondas de choque sacudieron la hierba y asustaron a cualquier animal pequeño o bicho que se escondiera en el área. Los estudiantes del dormitorio ya intentaban salir de allí, dirigiéndose al edificio de la academia donde los otros profesores los esperaban.

Ser un observador en esta batalla no era de mi agrado, y me preparé para enfrentarme a Dankyun también. No planeaba robarle la muerte a Nanya, pero quería ayudarla todo lo que pudiera.

“¡Shellur Sou Yar!” Canté y lancé cuatro [Lanza de Hielo Dentada Explosiva X4].

Dieciséis lanzas de hielo dentadas se formaron a mi alrededor y volaron hacia Dankyun. Saltó hacia atrás y cortó las cinco más cercanas a él. Dos fallaron, golpeando el suelo a sus pies. Otras dos consiguieron un impacto directo, pero ni siquiera lo arañaron. En cuanto al resto de las lanzas, siguieron persiguiéndolo hasta que se los tragó en un tornado de viento, pero al igual que antes, no lo oí lanzar el hechizo. Me pareció increíblemente extraño que pudiera hacer algo así, pero sabía que no era técnicamente imposible. Mientras alguien descubriera cómo controlar correctamente el flujo de la magia en su mente y se concentrara en las palabras que cantaban, no había ningún problema en usar cualquier tipo de hechizo. Desafortunadamente, estaba lejos de alcanzar y usar tal habilidad.

Tan pronto como terminó de lanzar el tornado de viento, vi a Nanya saltando hacia él. Usó el comando de voz para [Bola de Fuego] y otro hechizo que sólo podía describir como un rayo direccional. Dankyun recortó su primer hechizo por la mitad, anulándolo, pero no notó el segundo y recibió el golpe completo. Su armadura, sin embargo, permaneció intacta. Fue entonces cuando Nanya le atacó de nuevo, intentando derribarlo con sus puños.

Mientras ella lo mantenía ocupado, yo no dudé y cargué 500 Puntos de Energía Mágica en una [Bola de Fuego]. Los estudiantes estaban demasiado lejos de una posible área de impacto, pero el daño sería ciertamente considerable. Esperaba que Nanya lo esquivara a tiempo.

“¡Ashur Nav Es!” Grité, y mi hechizo fue lanzado a Dankyun.

“¡Hmph! ¡Patético!” dijo el draconiano, que le dio una patada en el pecho a Nanya, enviándola chocando contra la pared del dormitorio.

Antes de que mi hechizo golpeara, se giró y lo cortó a la mitad, causando una inestabilidad de Energía Mágica. Aunque el hechizo no detonó, la masa de fuego se derramó sobre el suelo que le rodeaba, como lo haría el agua de un globo estallado. Las llamas quemaron el suelo, dejando sólo cenizas detrás. (BryanSSC: Maldito lagarto oxigenado)

Observé estupefacto lo fácil que era para Dankyun destruir el ataque que se llevó la vida de 24 asesinos. Una vez más, me di cuenta de la diferencia real en habilidad y poder entre los rangos. No podía comparar a Dankyun, un Supremo, con esos asesinos, que a lo sumo eran rango Maestro.

Nanya tosió y se levantó del suelo. La pared detrás de ella se derrumbó, dejando un agujero.

Mirándolo fijamente, ella levantó la mano y gritó: “¡Erater elfo es!”

En ese momento, quince lanzas de hielo dentadas se formaron a su alrededor y luego volaron hacia el draconiano engreído. Saltó del camino, dejando que dos perforaran el suelo, mientras usaba su espada para desviar y destruir a las otros. Sólo una consiguió perforar a través de su defensa, pero fue desviada con facilidad por su armadura. No tenía ni idea de lo que estaba hecho, pero hizo lo mismo con mis lanzas de hielo dentadas explosivas. Fueron desviadas, y ni siquiera detonaron al impacto. Por un momento, incluso pensé que había disparado una salva.

“Parece que esto no es lo que yo llamaría una lucha justa. Hay un compañero invisible ayudándote, ¿no?” preguntó Dankyun con una sonrisa confiada en su cara.

“¿Por qué? ¿Por qué la mataste, Dankyun?” gritó Nanya al hombre.

“¿Hm? Oh? ¿Esa pequeña imbécil? Es simple. La consideré una traidora hacia mí y la clase dracónica. No necesitamos gente como ella” se encogió de hombros con calma.

“¿Qué? ¿Un traidor? ¿Cómo podría Zoraya ser un traidor? ¡Estás mintiendo, montón de estiércol de burro! ¡Era una chica sencilla que quería ser sanadora y volver a su aldea! ¡Nunca tuvo ninguna intención de unirse al ejército! ¡Grrr!” Gritó Nanya, dejando salir un gruñido al final. Sonaba animalista, pero sólo demostró lo enojada que estaba la profesora adolescente.

“¡Oh, qué palabras tan asquerosas! Desgraciadamente, no puedo esperar más de ustedes. En cuanto a esa draconiana, puedo garantizar que fue una traidora a su reino y especie. Después de todo, le pregunté si sabía dónde estaba Ayuseya, y se atrevió a responder que aunque lo supiera, ¡nunca me lo diría! ¡Me sentí insultado! Además, le interesa el Reino Teslov encontrarla lo más rápido que pueda. Dios no quiera que algo le suceda en este reino, porque ella me ocultó información preciosa. Por eso la declaré traidora. Como mínimo, le ofrecí el toque de un hombre antes de matarla. No te preocupes, haré que su familia sepa de su… traición. Ciertamente caerán de su estatus noble por esto, pero creo que es un castigo adecuado para gente como ella, ¿no crees?”. Preguntó mientras miraba hacia la punta de su espada.

“¡Eres un loco!” Declaré antes de que Nanya pudiera abrir su boca, mientras la niebla negra de mi intención de matar salía del suelo por todo mi territorio y concentraba sus partes más oscuras alrededor de Dankyun.

No importa lo que dijera, Nanya y yo ya sabíamos la verdad, y esa chica no hizo nada para merecer un destino tan cruel. Dankyun hizo esto sólo para satisfacer su retorcida sed de sangre, una que se derramaría sobre mis amigos y los que me importaban en este mundo si no le parábamos.

“¿Yo? ¿Un loco? ¡Eso es un poco absurdo! ¡Sólo me preocupa el bienestar de mi especie! Los draconianos son mucho más avanzados y poderosos que los humanos, los elfos o la patética gente bestia en el tercer continente. Sin embargo, nos degradamos constantemente trabajando con ellos e incluso ayudándolos… ¡Ugh! Es por eso que, ¡simplemente ofrecí a todos esos estudiantes draconianos equivocados la posibilidad de convertirse en mis subordinados y aprender lo mejor de lo mejor de las formas apropiadas en que uno como ellos debería comportarse! En vez de ver la generosa oferta que les hice, se atrevieron a negarse y en el caso de esa chica incluso desobedecieron mis órdenes como miembro supremo y futuro de la familia real. Esa es la definición misma de traición” declaró mientras miraba hacia Nanya, ya que no podía verme.

“Dankyun, eres la definición misma de despreciable y loco”. replicó Nanya.

No podría discutir con eso.

“¡Qué pena! Nunca te pedí tu opinión de todos modos “. le sonrió y la atacó.

Nanya saltó hacia atrás, pero era demasiado lenta. Su mano se movió más rápido de lo que los ojos podían ver, y la acuchilló con su espada. Pasó directamente a través de su armadura mágica y se conectó a la física. Chispas volaron en todas las direcciones y Nanya voló hacia el dormitorio.

Ni siquiera tuve tiempo de reaccionar. Un momento la vi saltar hacia atrás, y en el siguiente vi a Dankyun justo delante de ella. Las ventanas de toda el ala izquierda se rompieron en pequeños pedazos, y todo el edificio se estremeció. El lado del dormitorio entre el primer y segundo piso resultó gravemente dañado por el impacto de su cuerpo en el suelo entre ellos. Afortunadamente, la estructura no estaba hecha de concreto, así que se agrietó y se rompió con facilidad, amortiguando parte del impacto. Desafortunadamente, puso a todo ese lado de la estructura en peligro de derrumbarse.

La mayor parte del daño fue donde Nanya golpeó el edificio, dejando la habitación superior y la que estaba parcialmente visible. El interior era un completo desastre, con trozos de paredes que se estrellaban contra los muebles y cristales de las ventanas rotas esparcidas por todas partes. En cuanto a Nanya, se detuvo cerca de la última habitación, cayendo al suelo con un “oomph”. La pared apenas colgada se derrumbó sobre ella, cubriéndola parcialmente con escombros. Hasta donde puedo decir, ella seguía viva, pero después de un golpe tan fuerte, sospeché que tenía al menos una o dos costillas rotas.

“¡Nanya!” Grité instintivamente, pero en vez de apresurarme hacia allí, apunté a Dankyun y creé un bombardeo de [Bola de Fuego Rastreadora x18]. “¡Zir Navian Esy!”

Uno tras otro, grandes bolas de fuego de al menos medio metro de diámetro fueron tras él. El draconiano vio el ataque entrante e inmediatamente trató de esquivarlas y bloquearlas, pero yo tenía el control de cada una de ellas. Después de que las dos primeras fueron cortadas en dos por su espada, empecé a aprovechar su efecto explosivo y lo utilicé como un AOE. Ordené que las bolas de fuego explotaran justo cuando tocaran su Armadura Mágica o a unos centímetros del filo de su espada.

Las primeras lo tomaron por sorpresa, arrojándole un metro más o menos. Las siguientes, trató de cortarlas, pero el efecto era el mismo, sin embargo, todavía lejos de causarle ningún tipo de daño. En realidad, no pude ver ni un solo rasguño en su armadura, pero la batalla estaba lejos de terminar. Mi piscina de Energía Mágica estaba lejos de agotarse, y aún tenía que usar mi habilidad de rango Emperador. Mi única preocupación era que usara su habilidad suprema.

“¡Qué ataques patéticos! ¡Pero diré que me divierten un poco! Supongo que tú eres el que ataca, Señor del Calabozo”. Preguntó con una sonrisa amplia mientras seguía evitando o recibiendo las explosiones de mis bolas de fuego.

No contesté. Me centré en la batalla, esperando que le ofreciera a Nanya suficiente tiempo para recuperarse.

“¡Nya Nya Nya Niku!” Grité el comando de voz para crear una trampa.

Bajo los pies de Dankyun, se formó una trampa de púas, pero como no tenía el encanto de ignorar una parte de la Armadura Mágica, simplemente lo lanzó al aire cuando se disparó.

“¿Trampa de púas? ¿Contra mí? ¿En serio?” se rio.

“¡Eshun Naer Es! ¡Jend Ashur Elf Es! ¡Zir Navian Esy!” Grité los comandos de voz para [Guadaña de Viento], [Lanza de Hielo Dentada Explosiva], y [Bola de Fuego Rastreadora X18].

El primero cortó el aire y se estrelló contra él, enviando al draconiano que volaba hacia la academia, la lanza de hielo voló por el aire y apuntó a su espalda. Él se giró en el aire y la cortó por la mitad, pero yo lo detoné y unos pequeños picos de hielo golpearon su Armadura Mágica. Terminé bombardeándolo con bolas de fuego en un patrón aleatorio. Se defendió de unas pocas, pero por el resto era casi imposible hacerlo.

“¡Serus kar!” Canté el comando de voz para [Telequinesis] y apunté a Dankyun.

Intenté rodearlo con este hechizo, pero no pude agarrarlo bien porque su Armadura Mágica era demasiado densa. Poner más energía mágica en este hechizo tampoco funcionó. Seguía intentando averiguar dónde estaba, ignorando por completo mis ataques contra él, pero yo era invisible para todos excepto para Nanya y Ayuseya.

Sin alternativa alguna, traté de rodearlo con mi hechizo. Funcionó, y retrasé su caída.

“¿Qué es esto?” Preguntó sorprendido.

No parecía que reconociera el hechizo. Dando la vuelta, fingí que era jugador de béisbol y usé Dankyun como balón. Lo arrojé tan fuerte como pude hacia el bosque del otro lado de la academia. Su cuerpo voló por el aire a una velocidad increíble, rompiendo la barrera del sonido y creando un boom sónico. La onda de choque se extendió, y lo siguiente que vi fueron los efectos de su cuerpo golpeándose contra los árboles. Pasó derecho a través de un par de árboles, rompiendo sus ramas en pequeños pedazos, y atravesando otro par de árboles más.

Mi intención inicial era volar para evaluar el daño y dar el golpe final, pero entonces oí a uno de sus soldados.

“¡Mátenlos a todos!” Gritó.

Mirando hacia abajo, vi a los estudiantes y maestros luchando contra el ejército de Dankyun. Los tres comandantes estaban reteniendo a los maestros, mientras los soldados intentaban entrar en la escuela. Concentrándome en el grupo de hombres draconianos que se comportaban mal, hice un agujero debajo de ellos y luego convoqué a la lava encima. No fue mucho, sólo lo suficiente para bloquear la entrada a la academia. No iba a dejar que mataran a los estudiantes.

“¡AAARGH! ¡Quema!” gritó uno de ellos.

“¡Atrás! ¡Es el Señor del Calabozo!” gritó otro mientras saltaba del agujero.

Probablemente maté a algunos de ellos, pero el resto retrocedió. Sólo para estar seguro, creé unas cuantas trampas de flechas más al lado de las ventanas de la academia, dejándoles disparar el momento en que se acercaron demasiado. Crear encantos habría sido demasiado duro para mí en ese momento, así que esperaba que los maestros y estudiantes fueran capaces de manejar a los soldados ahora. Una alternativa era usar los láseres AGLMC en la azotea, pero mantenerlos uno tras otro hubiera tomado demasiado tiempo. Tuve que ir a matar a Dankyun.

¡Maldita sea mi falta de Energía Mágica y la falta de trampas seguras! Pensé mientras comprobaba cuánto me quedaba. Ni siquiera me concentré en el par de niveles que Shanteya me consiguió hasta entonces.

Después de cerrar mi ventana de estado, miré a Dankyun. Hace un momento estaba allí, pero luego desapareció. Se dirigía rápidamente hacia Nanya, que acababa de salir de los escombros. La herida que le infligió no era tan peligrosa por lo que podía ver, pero estaba sangrando un poco y sosteniendo su pecho con una mano. En el peor de los casos, su herida era interna.

“¡Cuidado! ¡Ya viene!” Le grité mientras volaba.

Intenté crear algunas trampas pegajosas entre él y ella, pero él simplemente saltó sobre ellas.

“¡HA!” Nanya intentó pegarle, pero él evitó el golpe y agarró su mano.

Volteándose, golpeó a Nanya en el suelo y le dio un puñetazo en el estómago. Le disparé a una poderosa bola de fuego, pero en el momento en que la vio, movió a Nanya en el camino, y tuve que desviarla hacia el dormitorio. El ala derecha del edificio estaba envuelta en llamas.

“¡Vamos… vamos!” intentó golpearle en el estómago con la rodilla, pero no atravesó su Armadura Mágica.

Levantándola con una mano, Dankyun se rió.

“¡Tan patética! ¡No puedo creer que seas tan patética, Nanya! Hahaha! ¡Y este Señor del Calabozo es aún más ridículo! ¿Realmente cree que un Supremo como yo puede ser dañado por estos patéticos ataques suyos? Hahaha!” se rió y luego golpeó a Nanya en el estómago, haciendo que escupiera sangre.

La niebla negra en mi territorio mostraba lo aterrador que era mi intento de matar en ese momento, pero no había nada que yo pudiera hacer excepto intentar alimentar mi habilidad de Rango del Emperador con toda mi Energía Mágica y arriesgarme a desmayarme por el uso.

“Nanya…”, dije.

Cerré los ojos por un momento.

Dankyun va a matar a Nanya a este paso… Él va a matarla a ella y luego a mí… entonces Ayuseya, luego Shanteya… pensé y sin querer dejé que la princesa draconiana dentro de mí escuchara mis pensamientos también.

 

 

BryanSSC: Ah… ya veo cómo va esto… ahora Illsy dejará salir a la draconiana, pasará un dramón y después de unas cuantas mentiras muere alguien… o me sorprenderán y Shanteya ayudará a pelear con alguna habilidad Real o algo así…

Trad. BryanSSC

Índice