Zhan Long – Capítulo 26: ¡Eres tú!

A A A

Liu Hua University, Gran Salón de Actos.

La entrada estaba atestada por una multitud, mucha gente animada estaba esperando para entrar. Varios hombres vestidos con esmoquin negro recogían las invitaciones del gentío. Si bien, como estudiantes de primer año, solo necesitábamos nuestro carnet de estudiante para poder acceder.

“Huh… No me digas que no llevabas el carnet de estudiante…” Bromeó Dong Cheng Yue.

Saqué mí mano fuera del bolsillo, al mismo tiempo que sacaba un arrugado carnet y le sonreía: “Relájate, no soy tan olvidadizo, ¿ves?”

“¡Apúrate pues!”

Lin Wan Er asintió, y agarró la mano de Dong Cheng Yue. Las dos bellezas se parecían a los elfos de la noche quienes eran conocidos por su gracia y belleza. Siguiéndolas rápidamente mientras agitaba mi carnet estudiantil ante los ‘guardias’; ellos vacilaron antes de decir: “Puedes pasar…”

En el momento en que entré al salón, me pare en seco, sorprendido por la extravagancia de la fiesta. En el enorme y espacioso salón, estaba organizado un inmenso festín; había suficiente para alimentarme por todo un año, no, seguramente dos años. Y capas de vino llenas se apilaban la una encima de la otra. ¡Maldición, qué desperdicio de vino caro, si alguien tocara la pila, todo se echaría a perder! Me preguntaba quién organizaba y pagaba esta fiesta de bienvenida. ¿Tenía demasiado dinero para gastar?

Si mirabas hacia el techo, cuantiosos y relucientes candelabros sobresalían del mismo, pareciendo como si fuese una noche estrellada. La escena era indescriptible, la mejor forma de expresarlo en palabras sería decir que este era el pináculo del lujo…

“¡Departamento Chino, Clase 1!”

Un poco más lejos, varios hombres vestidos con atuendos negros formales extendieron sus manos con una sonrisa cortés: “¿No son las estudiantes de primero Lin Wan Er y Dong Cheng Yue? ¡Estamos aquí, Clase 1 Departamento Chino!”

Lin Wan Er alzo la vista sorprendida, si bien, se recuperó casi de inmediato, guiándonos a Dong Cheng Yue y a mí hacia esa mesa. En la mesa, un hombre con lunares negros en su largo mentón se adelantó extendiendo la mano: “Saludos compañera de clase, Lin Wan Er, soy el presidente del consejo estudiantil del Departamento Chino, estudiante de cuarto año. Mi nombre es Jack, un placer conocerte”.

Sin embargo, Lin Wan Er no le dio la mano. En cambio, ella simplemente bajó la cabeza y dijo: “¡Saludos, senior!”

Con nerviosismo, la mano de Jack todavía estaba en el aire.

Aproveché la oportunidad para adelantarme, tomando su mano y sonriéndole: “Buenas presidente, soy un estudiante de primer año Li Xiao Yao, ya además, soy amigo de Lin Wan Er. ¡Encantado de conocerte!”

A pesar de que Jack estaba sorprendido por el gesto, se dio cuenta de que lo había salvado de una situación embarazosa y me mostró una sonrisa de agradecimiento: “Encantado de conocerte…”

Dong Cheng Yue sonrió en secreto y arrastró a Lin Wan Er: “Wan Er, sentémonos aquí. Li Xiao Yao venga después de que termine de familiarizarte con el senior…”

“Muy bien”.

Suspiré mientras evaluaba el muy caro traje de Jack. Mis… mis camisas eran de American Apparel, mientras que mis pantalones eran de G2000, y mis zapatos eran New Balance. Sin embargo, a pesar de que la ropa puede estar separada por el precio, el respeto por uno mismo no se media por el lujo. Por eso sin insinuaciones de servilismo ni prepotencia, saludé a mi senior y luego me dirigí a la mesa de Lin Wan Er. En la actualidad, mi papel era el de un estudiante universitario de primer año y amigo de Lin Wan Er. Por supuesto, este era el arreglo de Lin Tian Nan. De hecho, incluso alteró mis registros, por lo que nadie podría descubrir que trabaje como mercenario, comando, SWAT, policía criminalística, policía de tráfico, guardia, etc. Aunque no fue difícil para Lin Tian Nan hacerlo, sin duda resulto serme de ayuda.

Poco después, más y más estudiantes llegaron con rostros juveniles e inmaduros que revelaban su envidia por la extravagancia mostrada en la fiesta. Además, algunos estudiantes que habían venido a la fiesta pertenecían a familias de prestigio y vestían lujosos atuendos que avergonzaban el de Jack. Al parecer esta noche no iba a ser tanto una fiesta de bienvenida sino más bien para hacer notar lo rico que eras.

A mí espalda, miradas agudas se clavaban como cuchillos. Algunos estudiantes de la Clase 2 del Departamento Chino me miraban fijamente tras descubrir a las deliciosas presas, Lin Wan Er y Dong Cheng Yue. Debido a que estas dos bellezas estaban sentadas muy cerca mío, casi dando la impresión de que estaban recostadas sobre mí, me volví objeto de su odio. Ya que, si se me permite decirlo, daba la impresión de ser un joven apuesto y galante, lo más seguro es que pensaran que estaba saliendo con las dos. Me concentré, bloqueando todos los sonidos hasta que finalmente pude escucharlos cuchicherar en voz baja: “Mira, las dos bellezas en la mesa de al lado, ¿no son Lin Wan Er y Dong Cheng Yue? Se dice que provienen de familias extraordinarias, tsk tsk…”

“¡Lin Wan Er! Ella no… ¿Es la Lin Wan Er que cantó Heart of Time? Que bárbaro, ella ciertamente se ve como en sus posters. Ella…… ella es mi niña… … diosa. Yo… cuando he empezado a tartamudear…”

“¡Pah, eres un bueno para nada! Ella es Lin Wan Er…… ¡Wow, mírala bien!”

“Dime, quién es ese tipo repulsivo, parece ser cercano a Ling Wan Er…”

“Qué más da. Está usando el estilo de American Apparel 2017, seguro es un don nadie. Una vez que se dé inicio a la fiesta, vas y lo incitas para que comience a beber. ¡Asegúrate de que deje a las dos chicas para que yo pueda trabajar!”

Mi mirada flirteó hacia esa mesa. La persona que acaba de hablar era un hombre joven con el pelo teñido de rojo. ¡Parecía tener unos 25 años, los mismos que yo! No obstante, por su postura, denostaba arrogancia. Llevaba un traje rojo intenso, definitivamente de una marca famosa. De hecho, incluso su reloj era de un oro brillante. Oh, esa es la edición limitada de Vacheron Constantin 2016 incrustado con oro puro y diamantes. Recordé haber visto que estaba valorado en cerca de 2.000.000 yuanes. ¿Quién era este tipo?

“Ese tipo… del pelo rojo, ¿quién es?” Miré a Dong Cheng Yue: “¿Tengo la sensación de haberlo visto antes? Yue Er, no vuelvas la cabeza, míralo con disimulo…”

Dong Cheng Yue cogió con cuidado su copa de vino tinto y echó una mirada furtiva: “Liu Ying, hijo del presidente de Feng Ling Corporation de Hang Zhou. Esa compañía está valorada en cerca de 1.000.000.000 de Yuan. A sí, es estudiante de tercero, no sé cómo se coló en esta fiesta. Por cierto, Liu Ying tiene muy mala reputación en la universidad. Mantente alejado”.

Asentí: “Ahh, comprendido”.

A mi lado, Lin Wan Er frunció sus rojos labios. Me lanzó una mirada de soslayo: “¿Cómo es que te llama tanto la atención?”

“No es eso. El caso es que, de un momento a otro, vendrá a invitarte a bailar o a un brindis. Necesito estar preparado por si acoso…”

Lin Wan Er: “……”

En ese momento, otra persona se dejó caer a mi lado. Se trataba de Gafas, Tang Gu.

“Jaja, con que te encontrabas aquí…” Tang Gu paso su brazo alrededor de mi hombro, aunque sus ojos estaban fijos en Lin Wan Er y Dong Cheng Yue. Este chico…….

Me quité el brazo de Tang Gu de encima y le dije: “Gafas, ¿cómo es que estas aquí?”

“Vamos, también soy un estudiante de primer año y, también estoy en el Departamento Chino. Si no, ¿cómo estaría viviendo en el mismo dormitorio que tú?”

Xiao Yao: “……”

Tang Gu se quedó mirando a Ling Wan Er y luego su voz comenzó a temblar. Su mejilla  se tiñeron de un profundo carmesí y poco después arranco a respirar agitada y repugnantes: “Señorita Wan Er, hola…… Yo soy…… Soy el compañero de habitación de Li Xiao Yao, Tang Gu, es un placer conocerla”.

Lin Wan Er sonrió con sencillez. Sus ojos entrecerraron como lunas crecientes: “Igualmente……”

Tang Gu casi se atraganta el mismo. En lugar de seguir hablando, se esconde detrás de su teléfono celular y luego, en voz baja, dijo: “Li Xiao Yao, realmente eres muy afortunado…”

Me quedé asombrado: “¿Afortunado?”

“¡Sigue fingiendo!” Tang Gu colocó su teléfono móvil frente a mí y me dijo: “¡Mira! La universidad tiene una tradición en la que cuando los estudiantes de primer año ingresan a la escuela, la escuela pública una lista con las 10 mujeres más bellas de la escuela”.

“Oh, las 10 más bellas…”

“Ese cierto…” Tang Gu se secó la baba y dijo: “Los resultados están claros. Lin Wan Er ocupa el puesto número 1 y Dong Cheng Yue ha quedado en segundo lugar. La estudiante de segundo año Xi Tu Xue pasó del primer al tercer puesto. Es más, en cuarto y quinto lugar, respectivamente, están Wang Ran y Liu Lu. Todas fueron derrotadas…”

La esquina de mi boca se crispó: “Inútil…”

Lin Wan Er miró: “En efecto, es una tontería…”

Woah, esta fue la primera vez que ella y yo estábamos de acuerdo en algo.

Tang Gu sonrió un poco y aparto la vista. Repentinamente, se volvió hacia mí cuando vio al grupo de Liu Ying: “Li Xiao Yao, ¿son Lin Wan Er y Dong Cheng Yue tus amigas?”

Asentí: “Pues claro, ¿cuál es el problema?”

“En ese caso prepárate para protegerlas…”

“¿Y eso?”

“Ese tipo, Liu Ying, ¿lo conoces?” Tang Gu bajó la voz, hasta el punto en que solo yo podía escucharlo: “Liu Ying, príncipe heredero de Feng Ling Corporation es un estudiante universitario de tercer año. En los dos años que lleva en la Liu Hua University, se ganó la reputación de ser un asesino de reinas. El año pasado, de las 10 mujeres más bellas, se rumoreaba que siete fueron a parar a la cama de Liu Ying…”

Me quedé asombrado, sin palabras, es decir, como podía ser eso posible. ¡Mi ser virgen no podría aceptar tal cosa!

A mi lado, Lin Wan Er dijo sin tapujos: “Los hombres con la correa suelta son los más repugnantes…”

Me quedé asombrado, sorprendido al ver que su oído era muy fino. La hermosa cara de Lin Wan Er también me estaba mirando y con una sonrisa encantadora: “Relájate, no voy a beber ni a bailar con ese tipo…”

Asentí con la cabeza: “Ahh, vale…”

Poco después, el anfitrión declaró que la fiesta finalmente daba comienzo. ¿Y yo? Tan pronto como salió la comida, Gafas y yo devoramos sin cesar. Como si acabáramos de regresar hambrientos de un viaje a Sudáfrica. Enseguida, Gafas y yo arramblamos con lo que pudimos. En la mesa también había otras 20 personas. Aunque un par de chicos comenzaron a hablar con Lin Wan Er y Dong Cheng Yue, seguí comiendo. ¡No es mi problema!

Cuando estaba un poco lleno, un grupo de estudiantes del Departamento de Economía se precipitaron hacía donde nos encontrábamos. Estos estudiantes de primer año obviamente estaban ebrios con sus mejillas de un rojo brillante. Entre estas personas, un alto individuo respetuosamente preguntó: “Todos los estudiantes del Departamento de Economía se encuentran aquí, por favor no digan que no, ¿de acuerdo?”

“Cómo podría…”

Lin Wan Er se puso de pie, sosteniendo una copa a rebosar de vino tinto y la bebió de un trago. Su mejilla se había vuelto un poco rosada cuando al fin volvió a sentarse. Después, ella me lanzó una mirada, haciéndome sentir incómodo.

Mientras la gente llegaba como un reguero para brindar, Lin Wan Er continuó bebiendo una copa tras otra.  Se tornó algo lánguida (Pérdida de fuerza o vigor) y se derrumbó en la silla. Inclinando su cabeza, ella comenzó a mirarme audazmente, mostrando una expresión complicada. Sin embargo, no me atreví a mirarla a la cara. Me di cuenta de que estaba furiosa, con su padre por haber enviado a alguien para monitorearla. Cabreada por tener restringida su vida que antes no tenía límites. Sabía esto, pero al mismo tiempo, no tenía voz en el asunto.

“Wan Er, has bebido lo suficiente, ¿nos vamos ya?”

Extendí la mano y agarré suavemente a Lin Wan Er, por su muy suave y tierna muñeca.

“¡No me toques!”

Lin Wan Er retiró furiosamente su mano, como una bestia herida. A mi lado, Dong Cheng Yue parecía desconcertada: “Wan Er, ¿te encuentra bien?”

Lin Wan Er me miró: “Lo siento, yo…”

Yo no hablé, únicamente le devolví la mirada en silencio.

Al mismo tiempo, vino otro grupo. Entonces, una voz muy familiar flotó en el aire: “Señorita Wan Er, ¿puedo, Liu Ying, ser lo suficientemente afortunado como para invitarle a un brindis?”

Me levanté bruscamente, mirando a Liu Ying y dije: “Wan Er ya ha tenido demasiados, permítame reemplazarla”.

“¿Quién te crees que eres?”

Las cejas de Liu Ying se irguieron, dejando ver su prepotencia. Sin embargo, tan pronto como me vio, sus ojos se agrandaron: “¡Sabía que me eras familiar, Xiao Yao Zi Zai!”

Índice