Mi Clase Entera Fue Convocada a Otro Mundo excepto Yo Capítulo 36

A A A

Capítulo 36: Mejor no pensar que le gustas a una chica sólo porque sus ojos se encuentran

En un día en que el cielo estaba despejado, una solitaria chica estaba flotando en el aire, mirando hacia un edificio debajo de ella.

“Así que es este lugar…” murmuró la chica, luego comenzó a observar a alguien dentro de ese edificio, o la escuela.

“Este es el próximo objetivo…”

El objetivo del que hablaba la chica estaba tumbado en su escritorio y tomando una siesta.

Parecía no preocuparse por la lección, permaneció durmiendo a pesar de la advertencia del profesor.

Cómo se atreve a dormir en clase.

La chica estaba un poco molesto por su actitud, pero inmediatamente recuperó la compostura.

Esto es sólo otra misión, y hará lo perfectamente.

La chica controló sus pensamientos y comenzó a hacer un plan para entrar en contacto con su objetivo.

El objetivo observado era Kamiya Yato…

———————————————————————————————

Otra mañana pacífica, toda mi clase estaba hablando de un cierto tema.

“Hey, ¿Te enteraste? Alguien acaba de ser transferido aquí hoy.”

“Ah, ¡oí hablar de eso! Es un estudiante extranjero, por lo visto.”

“Me pregunto ¿cómo se verá la persona?”

“Sería bueno que la persona fuera guapa(o).”

Tanto los estudiantes masculinos y femeninas estaban emocionados (as) por ello.

Todos estaban enfocando su mirada en el nuevo escritorio y silla colocadas en el aula.

Era bastante raro que alguien se transfiriera en este momento de la temporada.

No me sentía emocionado por ello en absoluto, casualmente tenía una impresión de que era inusual.

Pero no estaba tan interesado.

“¿Has oído, Kamiya-kun? Alguien se está transfiriendo a esta clase.”

Sin embargo, había alguien frente a mí que estaba totalmente cargada por ello.

Kamaishi, ¿no puedes adivinar que no me importa sólo mirándome?

Quería hacerle esa pregunta, pero decidí seguir la conversación en su lugar.

“Sí, parece que sí.”

“Me pregunto cómo será.”

“Bueno, he oído que vienen del extranjero.”

Cuando le repetí a Kamaishi la información que me llegó a los oídos antes, ella adivinó mi estado de ánimo y preguntó.

“¿Hm? Kamiya-kun, ¿no te interesa?”

“Honestamente, no.”

Escuchando mi respuesta, Kamaishi parecía sentirse mal y dijo, “Perdón por entusiasmarme sola.”

“No, no es culpa tuya, Kamaishi-san. Yo soy el raro aquí.”

Supongo que a alguien le interesaría que un estudiante extranjero se transfiriera a su escuela, después de todo.

Es sólo una sola persona aumentando, ¿cuál es el problema? Me intrigaría si fuera un conocido, pero no hay forma de que sea así, ya que no tengo ningún conocido extranjero.

“¿Pero por qué no estás interesado?”

“Esa es una pregunta difícil. Es sólo que no me interesa…”

Kamaishi respondió con un “Hmm…”, al mismo tiempo, nuestro profesor entró en el aula, haciendo que todos los estudiantes que estaban dentro tomaran asiento una vez que lo vieron.

“En este momento suele haber una sesión de lectura, pero como muchos de ustedes saben, se cancela hoy ya que hay un estudiante transferido.” declaró el profesor del aula antes de ir directamente a abrir la puerta.

“Puedes entrar.”

Desde la puerta, una solitaria chica con una figura imponente elegantemente entró.

“Encantado de conocerlos a todos. Soy Lina White. Por favor, cuiden de mí.”

Cuando Lina terminó su auto-introducción educada, toda la clase, y especialmente los estudiantes varones comenzaron a armar un alboroto/jaleo.

“¡¡Oooh!! ¡Qué linda!”

“¡¡Una belleza de cabello blanco ha llegado!!”

“¡¡No creía que alguien tan bella todavía existiera en este mundo!!”

Con su cabello blanco y corto, su mirada aguda y hermosa figura, la mayoría de los estudiantes masculinos le dieron la bienvenida con alegría.

Lina misma no cambió su expresión y se quedó de pie. Ella era de hecho una belleza.

En el momento en que comencé a tener la misma impresión de los otros estudiantes…

(Hm, ¿No se encontraron nuestros ojos?)

Incluso si era sólo por un instante, estoy seguro de que nuestros ojos se encontraron.

Como fue sólo por un momento, juzgué que era un error y dejé de preguntarme.

(Es probablemente mi imaginación…)

Pensando en eso, puse mis brazos sobre la mesa y tomé mi postura para dormir.

Mientras que la clase estaba murmurando sobre Lina, yo estaba en la parte de atrás deseando que todo el ruido se detuviera.

———————————————————————————————

Al final de la clase, Lina estaba rodeada por la multitud de estudiantes.

“¿De dónde vienes, White-san?”

“¿Por qué viniste a Japón? ¿Circunstancias de trabajo?”

“Tu japonés es bueno, ¿cómo lo aprendiste?”

“¿Vas a salir con alguien?”

Mientras cada uno de ellos hacía sus preguntas al azar, Lina mantenía su expresión tranquila y les daba respuestas vagas; “Desde lejos”, “Algo así”, “Un poco”, “No”.

“Es una chica excéntrica”. Dijo Kamaishi mientras la vigilaba desde atrás de la clase.

“Tienes razón, ella es bastante rara.”

Era increíble cómo podía mantener esa composición en una situación tan apremiante. Es casi como si fuera un robot.

Los estudiantes estaban ligeramente desconcertados por la actitud de Lina. Ella respondió con calma a sus preguntas mientras se sentaba cortésmente y cerrando los ojos.

Parecía como si ella no le importaba lo más mínimo lo que la rodeaba. Me quedé observándola durante un tiempo.

(¿Nuestros ojos no se encontraron de nuevo?)

Mis ojos se encontraron con Lina, otra vez.

Esta vez no fue sólo por un momento, sino que permaneció mirándome un rato. Sorprendidos por el hecho de que la inexpresiva Lina giro la vista en alguna parte, el resto de la clase giró en la misma dirección. De inmediato regresé mis ojos, dejando claro que no estaba relacionado.

Sería un problema si alguien fuese a hacerse una idea equivocada.

“¿Huh? ¿No estaba mirando hacia acá?”

Notándolo también, así, Kamaishi inclinó la cabeza con asombro.

“Tal vez ella está interesada en ti, Kamaishi-san.”

“¿Yo?”

“Sí, porque eres la linda de la clase.”

“Li-¡¡Linda!! E-eso no es verdad…”

Kamaishi bajó los ojos mientras se sonrojaba después de escuchar las palabras que dije para tergiversar la situación.

Los otros estudiantes parecían tener la idea exacta que yo quería que tuvieran, y luego volvieron la vista de nuevo hacia Lina.

Sintiéndome aliviado de esquivar un escenario peligroso, escuché a Kamaishi en el asiento antes de decir algo como “Linda… Me dijo que soy linda…”

¿He elegido la palabra equivocada, tal vez?

Me sentí un poco incómodo al ver a Kamaishi murmurando encantada sola.

———————————————————————————————

Al final de la escuela, cuando todos empezaron a salir de vuelta a casa, recordé lo que había pasado.

Lina con frecuencia me miraba furtivamente todo el día.

Por un momento, pensé, “Tal vez le gusto a esta chica”, pero aparentemente no era así.

Cada vez que nuestros ojos se encontraban, podía sentir un sentimiento de precaución en su mirada.

Alguien con los ojos así significa que está mirándome de una manera diferente.

Sin embargo, para Kamaishi que tuvo una idea diferente, estaba diciendo, “No me digas que tiene algo por Kamiya-kun”, y se volvió vigilante en otro sentido.

Eso no es verdad, Kamaishi. Así que deja de mirar a Lina.

Mientras veía a Kamaishi -quien estaba mirando fijamente a Lina- con una amarga sonrisa en mi cara, nuestro profesor de aula entró en el aula con una caja de lotería dibujada en la mano.

“Disculpen todos, pero necesitamos cambiar sus asientos ahora.”

La clase se dividió en un grupo contento y otro irritado.

Por supuesto, yo estaba con el grupo irritado.

¿Por qué íbamos a cambiar los asientos después de que finalmente conseguí un lugar en la esquina trasera de la clase?

“Debí haberlo hecho el otro día, pero lo olvidé por completo. Ahora que White se ha transferido aquí, es una buena oportunidad para cambiar de asiento.”

El profesor colocó la caja en su escritorio y algunas personas de la clase se encendieron gritando, “¡Puedo sentarme al lado de Lina-chan!” o “puedo acercarme a ella usando esta oportunidad”.

A pesar de escucharlos, Lina mantuvo su rostro indiferente y permaneció sentada. Realmente no tenía expresión.

“Empecemos…”

Kamaishi, que oyó esas palabras, se quedó terriblemente callada.

“¿Qué pasa, Kamaishi-san?”

“Qué se supone que debe hacer si nos separamos ahora…”

Kamaishi dijo con una expresión de preocupación.

Eso era de hecho un grave problema para Kamaishi, sólo me tenía a mí como amigo.

Por otro lado, no pensé nada en particular sobre el asunto. Solo iba a dormir de todos modos.

“Bueno, entonces, cada lado de la clase debe jugar piedra, papel, tijeras, y el ganador empezará a sacar.”

Siguiendo su orden, los chicos de delante jugaron el juego, dando lugar a que mi lado empezara a sacar primero.

Los estudiantes se levantaron por turnos para sacar un número de la caja hasta que finalmente le tocó el turno a Kamaishi.

La oí rezando para tener un asiento junto a mí antes de que ella sacara un número, aunque eso no tenía sentido ya que aún no había sacado todavía.

Ella sacó el número del mismo asiento en que solía sentarse.

Aún no parecía estar contenta por ello, Kamaishi se sentó y se giró para mirarme.

Así que todo depende de mí ahora, huh.

Cuando finalmente llegó mi turno, miré a la pizarra.

Necesitaba tirar del número seis para conseguir el mismo asiento.

Podría hacerlo sin ningún problema, ya que mi nivel de suerte había aumentado enormemente.

Con una expresión sin nervios, puse mi mano dentro del área. Moví mi mano dentro de la caja, haciendo un sonido de crujido, y luego saqué el papel con el número seis escrito en él.

“¿Otra vez con el mismo asiento? Creo que el primer asiento te sentaría mejor.”

El profesor del aula comentó sarcásticamente sobre mi resultado, pero le contesté con un “No, gracias” y volví a mi asiento.

Kamaishi me dio la bienvenida con una expresión encantada.

“¡Lo hicimos, Kamiya-kun! ¡Tenemos los mismos asientos!”

“Sí.” Le respondí con una sonrisa a la feliz Kamaishi. Fue bien, después de todo.

Como me sentía aliviado por haber elegido el mismo asiento, la clase empezó a crujir.

“Hey, la siguiente es Lina.”

“¡Por favor, siéntate a mi lado!”

“¡No, ella va a estar a mi lado!”

“Espero que sea cerca a mi lugar.”

Mientras los estudiantes masculinos estaban orando desesperadamente, Lina lentamente puso su mano en la caja.

Por alguna razón, el aula cayó en un profundo silencio y miraban su movimiento de mano.

¿Qué pasa con esta situación?

No podía entender la situación actual y decidí seguir el estado de ánimo y guardé silencio.

Lina retiró la mano fuera de la caja, con un pedazo de papel.

El trozo de papel tenía el número doce escrito en él.

“¡¡Uwaa!! ¡¿Por qué?!”

“¿¡Por qué Dios me abandono!?”

“¡El destino es tan cruel!”

Todo varón que se dio cuenta de que no podía sentarse a su lado cayó en la desesperación sin esperanza.

¿Realmente tienes que deprimirte tanto? ¿En serio?

Me quedé impresionado por sus reacciones exageradas, cuando un solo pensamiento pasó por mi cabeza y moví mi vista hacia la pizarra.

Parece que el asiento doce estaba a mi lado.

Por supuesto, por qué no iba a estar a mi lado….

Al darme cuenta de que Lina iba a sentarse junto a mi asiento, me giré para mirarla.

(Ella me está mirando de nuevo…)

En serio, ¿qué está pasando aquí? ¿Le he hecho algo a ella?

Pasé el tiempo restante reflexionando sobre lo que hice recientemente, hasta que todos terminaron de sacar sus números, y no se me ocurrió nada.

Terminado los cambios de lugar, todos fueron a tomar sus nuevos asientos.

Traté de saludar a Lina casualmente cuando se sentó a mi lado.

“En-encantado de conocerte.”

“……”

Haciendo caso omiso de mis palabras, Lina enfrentó en silencio la pizarra.

Esto es un poco problemático.

Pensé en lo difícil que era lidiar con Lina, mientras la miraba por el rabillo del ojo.

————————–

Bonus

Negociaciones de asiento.

Después de la escuela, cuando todos terminaron de cambiar sus asientos.

“¡¡Por favor Kamiya!! ¡¡Cambia tu asiento conmigo!!”

“¡No, cambia conmigo!!”

“¡¡Qué hay de mí!!”

“Déjenlo chicos, no pienso moverme de este lugar.”

“¡¡Vamos hombre!! Hay un tipo enorme sentado delante de mi asiento, así que el profesor no te descubrirá.”

“Hmph, crees que puedes atraerme con eso… por cierto, ¿dónde está tu asiento?”

“¿Kamiya-kun?” Sak: Esta es de Sayaka.

“Lo siento, olvida lo que te pregunté.

Índice