Seirei Gensouki Capitulo 22: Dogeza (Parte 2)

A A A



Traductor:
☭Prox-Sensee☭

Editor:Rodio
Dogeza (Parte 2)


[Pronto llegarán las noticias. La conferencia de los ancianos se celebró hasta hace unos momentos]

Como si finalmente hubiera puesto en orden sus sentimientos, Sara habló con una expresión tensa.

[Se acordó que entregaríamos formalmente nuestras disculpas y gratitud hacia  Rio-sama. Esto será llevado a cabo durante esta noche y nos han pedido informarle a  Rio-sama sobre la situación durante el almuerzo. Si es que ya se encontraba despierto]

[Entendido]

Aunque se sentía un poco incómodo que se disculparan en una ocasión formal, entendió que esto era necesario.

Dejando eso de lado, ahora estaba más interesado en las comidas tradicionales de Seirei no Tami.

[Además de eso el almuerzo se encuentra preparado. ¿Gustarías que te sirviesen en este momento?]

[Muchas gracias. Ciertamente, por favor]

Dio una rápida respuesta a tal oferta enviada del cielo.

[Entendido, ¿deberíamos también traer una porción para Latifa-chan?]

[Está bien, creo que despertará pronto]

Rio dejó escapar una suave sonrisa mientras observaba a Latifa, quién dormía profundamente.

[Bien, Entonces la traeremos de inmediato. Por favor, Oufia, Alma]

[Uhm!]

[Sí]

Oufia dejó escapar una inocente sonrisa, mientras que Alma obedeció de manera formal. Respectivamente respondieron y dejaron la habitación.

Dejando solos a Rio y Sara, junto a Latifa quien aún permanecía dormida.

El silencio cayó sobre ambos durante un corto periodo tiempo.

[Esto…Latifa-chan era una antigua esclava, ¿verdad?]

Luego de un tiempo, Sara hizo esa pregunta con una cara triste.

[Sí, así es]

Rio respondió asintiendo brevemente.

Sara mencionó a Latifa como tema.

[¿Podría ser que Rio-sama era algún conocido de Latifa-chan cuando aún era una esclava?]

[No. Aunque puedo adivinar qué tipo de tratamiento recibió, nunca se lo pregunté, pues no quería que recordará su época como esclava]

[Ya veo…Err… si estás de acuerdo con esto, ¿podrías decirme hasta que punto sabe Rio-sama sobre ella?]

[¿Estás segura? No es una historia interesante, ni agradable ¿sabes?]

Él no contaría la historia solo para satisfacer su curiosidad, así que lo insinuó en su respuesta.

[… Sí. Pero, aún así quiero saberlo]

Sara miró a Rio, una fuerte voluntad moraba en su mirada.

[Entendido]

Su fuerte voluntad había llegado hasta Rio, luego le dijo a Sara sobre el tipo de tratamiento que recibió Latifa, también habló sobre sus hipótesis.

En un principio sus emociones eran débiles.

Advirtiendo los rastros de abuso por todo su cuerpo.

Supuso que podría haber recibido severas heridas durante las prácticas de batalla.

Las cosas que se encontraban haciendo era algo similar a la profesión de asesino.

La idea de que ella no había recibido una comida decente.

Sobre como ella también tuvo un trauma extremo debido a los abusos

Le contó a Sara todo lo que sabía sobre Latifa.

Aunque Sara quedó perpleja cuando le contó como el intento de asesinato a Rio también era un deber de Latifa, después de que terminó con la historia, su sangre hervía, como si recordara que es la ira, su cuerpo comenzó a temblar lentamente.

[¡LA MUCHACHA NO ES UN OBJETO! ¡ESO ES…!]

Sara alzó la voz, ya que no podía encontrar algo en que desahogar su ira.

[Está bien]

Incluso Rio sintió lo mismo que ella.

En su caso, estaba llena de un gran amor y empatía por sus hermanos, por lo que era natural para ella tener una reacción tan más fuerte.

[Sin embargo… espiar no es un buen hábito, ¿sabes?]

Rio dijo eso mientras giraba hacia la apertura de la puerta.

[… Muuu ~, así que fui descubierto. Eres muy listo, ¿verdad? Lo siento]

Después de decir eso, Arthura entró en la habitación, junto con Alma y Oufia quienes llevaban la comida para dos personas.

Sara estaba tan absorta en escuchar la historia, que no se dio cuenta de que esas tres se estaban acercando.

[Después, sobre la historia de esa niña, También hay algo que tengo decirle a Rio-dono]

Arthura mencionó eso, con una rara expresión en su rostro.

[Bueno, es solo una posibilidad, pero, esa niña, tal vez sea mi bisnieta]

Los ojos de Rio se ensancharon levemente al oír eso.

[Mi nieta desapareció hace más de diez años… Originalmente, ella era una niña activa y juguetona, en un principio pensé que, tal vez ella se encontraba en algún lugar, vagando sin rumbo porque se cansó de esta aldea. Sin embargo, ella nunca regresó, tampoco hubo noticias sobre ella, solo ahí fue cuando comencé a pensar que fue atacada por bestias o monstruos…]

Arthura lanzó una mirada a Latifa quién dormía mientras sostenía la ropa de Rio.

[Su cara… es extraño…se superpone con la cara de esta niña. Quería escuchar el nombre de su madre, pero al mismo tiempo tengo miedo… Esta niña, su madre ya falleció, ¿verdad?]

[Así es, escuché que ella ya falleció]

[Ya veo…]

El rostro de Arthura parecía extremadamente triste.

[Nm… Onii-chan…]

En ese momento, de alguna manera reaccionando a la conversación que estaba sucediendo, Latifa abrió levemente los ojos y se despertó.

[Buenos días, Latifa ¿Te despertamos? Es hora de comer]

[Un. Buenos días. Comida, hambre…]

Latifa dijo eso, hablando como un niño mimado con los ojos adormilados.

[Rio-dono, mi eterna gratitudes insuficiente para expresar lo que siento]

La escena de Latifa acurrucándose en Río, parecía ser la de un niño siendo feliz al ser mimado.

Al presenciar esta escena, Arthura inclinó profundamente su cabeza en señal de gratitud.

[No, en lo absoluto, para estar agradecido por algo así…]

La cara de Rio hizo una mueca cuando Arthura le dio las gracias.

En primer lugar, no había planeado salvarla y luego venir junto con ella.

Aunque ciertamente, no había duda que, después de conocer las circunstancias de Latifa, se había convertido en algo similar a su tutor.

Pero, aceptar su gratitud solo por eso,  Rio no era tan noble.

Aunque notó los pequeños cambios en las expresiones de Rio, incluso con su larga experiencia en la vida, no podía comprender por completo qué tipo de emoción tenía Rio en ese momento.

[Fumu, tu tan esperada comida se enfriará. Vamos, deberías comer]

Para cambiar el estado de ánimo del lugar, Arthura los instó a comer.

Después de eso, Latifa quién había despertado por completo, comenzó a comer con una sonrisa brillante y despreocupada.

Rio también comenzó su comida, poco después de ella.

Aunque estaba compuesto de platos que vio por primera vez, parecían ser del agrado de Latifa.

Incluso el sabor fue satisfactorio para Rio.

Después de la comida, Sara, Oufia y Alma profundizaron su relación con Latifa.

Rio y Arthura vieron su conversación mientras se mantenían un poco alejados de ellas.

Debido a que hablar con chicas cercanas a su edad era algo nuevo para ella, en un principio Latifa se sentía incómoda y no podía hablar sin que Rio este junto a ella. A pesar de eso, ella rápidamente se llevó bien con ellas.

Así como así, pasó el tiempo y pronto se convirtió en crepúsculo.

Dejando a Latifa bajo el cuidado de Sara y las otras, con Arthura como guía, Rio llegó a la sala donde los ancianos del Seirei no Tami, celebraban el consejo.

La sala de reuniones de los ancianos fue construida en el último piso de una casa situada en un árbol notablemente grande.

Rio quién había estado observando, llegó a conocer el estilo de vida de la aldea del Seirei no Tami, mientras se dirigía a la sala de reuniones.

Su estilo de vida estaba completamente integrado a la naturaleza, dentro del bosque, construyeron sus residencias en los árboles, usando piedra o arcilla.

Rio miraba los edificios con gran interés, era realmente una escena de cuento de hadas.

Subiendo por las escaleras de caracol que rodeaban la circunferencia del árbol, apareció el gran árbol que desprendía una presencia abrumadora.

Probablemente este era el árbol al que él y Latifa se dirigían originalmente, antes de su captura.

Curiosamente, Rio sintió que ese lugar del Seirei no Tami, le era fuertemente atrayente.

En poco tiempo llegaron al último piso y entraron a la sala donde los ancianos se encontraban esperándolos.

En la habitación, cerca de 30 ancianos del Seirei no Tami estaban sentados en las sillas alineadas en el árbol, formando una U.

Sentados cerca de la entrada principal, se encontraban  un elfo y un enano, quiénes parecían más maduros debido a la edad, solo un asiento estaba vacante.

[Bueno, entonces Rio-dono, por aquí]

Arthura instó a Río a sentarse en la silla cercana a la entrada, se sentó en la silla vacía en el lado interior de la entrada principal.

[Oh-hijo de la humanidad. Habíamos escuchado acerca de este incidente, el asunto sobre usted; quien liberó a nuestros hermanos capturados de la esclavitud y el asunto del malentendido causado por los nuestros, que le causó tantos problemas. Queremos expresar nuestra más profunda gratitud, gracias]

Cuando el anciano elfo que estaba sentado a un lado de Arthura dijo eso, todos los ancianos que estaban presentes se levantaron de sus sillas e inclinaron la cabeza hacia Rio.

Por su tono serio y su conducta, Rio podía sentir su sinceridad.

Por desgracia, se sintió un poco incómodo con tanta gente inclinando la cabeza hacia él simultáneamente.

 

[Primero, gracias por su gratitud, la he recibido. Llegué a la conclusión de que no es posible, borrar la oscura historia entre Seirei no Tami y la raza humana, tal vez las acciones que tome con sus hermanos, harán que se vea en carne propia la crueldad de los humanos y traerá aún más tristeza, puedo decir con certeza que esta historia fue una acumulación de las malas acciones de mi raza. Dicho esto, no recibí ningún daño irreparable en este incidente, para mí, siempre que el malentendido sea olvidado, no hay problema. Por favor levanten sus cabezas]

Rio respondió con el mismo nivel de cortesía.

Los ancianos levantaron sus cabezas en un estado perplejo al escuchar sus palabras. Miraban a Rio con una expresión de sorpresa.

[Dado que lo has dicho de ese modo, entonces estamos muy agradecidos. Sin embargo, a pesar de eso, es un hecho que hemos pagado su favor, con enemistad de nuestra parte… Por lo tanto, como compensación, nos gustaría concederle algunos de sus deseos…]

Parecía preocupado en cierto sentido, pero el anciano elfo pronunció esas palabras con una expresión solemne.

[Mis… ¿deseos?]

[Rio-dono. Syldra… Este hombre estaba diciendo que, quería expresar nuestra gratitud por rescatar a Latifa, además como una forma de enmendar las dificultades que ocasionamos a Rio-dono debido al malentendido, le concederemos lo que quiera, eso es lo que quería decir. Pero… nosotros no podemos entender lo que Rio-dono… que es un humano, querría tener. ¿Tienes un deseo que te gustaría cumplir? Y de alguna manera, nuestros compañeros tienen miedo de escuchar, que tipo de deseo les vas a pedir]

Al escuchar las palabras de Arthura, comenzando con el anciano elfo Syldra, y luego con los demás ancianos, todos tenían expresiones avergonzadas en sus caras.

De esas mismas palabras, la cara de Rio finalmente emite una mirada de comprensión.

Desde el punto de vista de Seirei no Tami, consideraban a los humanos, quienes han tratado a sus hermanos como esclavos, como criaturas viles.

Debido a eso, tenían dudas sobre el deseo prometido.

Aunque no sabían lo que un ser humano podría desear, aún tenían que darle su gratitud.

Preguntarle qué quiere de una manera tan directa parecía ser la decisión de Arthura.

Eso debió haber tomado mucho coraje por parte de ellos.

[Ya veo… Bueno, por favor cuiden bien de Latifa por mí]

 

Rio dijo eso, ya que esta había sido su razón desde un comienzo.

Al escuchar las palabras, los ancianos miraron a Rio y no pudieron ocultar sus expresiones de incredulidad.

[Solamente… ¿eso?]

Syldra habló con tono estupefacto.

[Uhm, supuse vagamente que Rio-dono no era una persona egoísta, pero Rio-dono, eso es lo que habíamos planeado hacer desde el principio… si pides eso, entonces no lo hace un deseo]

Menciono Arthura, en su voz se notaba un pequeño estado de shock.

[Entiendo, pero no creo que esa chica pueda acostumbrarse rápidamente a vivir en esta aldea. Por lo tanto, realmente deseo que cuiden de esa chica, como un asunto muy importante]

Un momento de silencio descendió en la habitación.

[KUKUKU. ¡Este tipo es una verdadera obra maestra! Ese humano de allí, le está dando prioridad a otra raza, ¡alguien con quien no está relacionado, más que a su propio beneficio!]

Después de eso, el enano anciano que estaba sentado al lado de Syldra estalló en carcajadas.

[Es como lo describí, Dominique. Rio-dono es un humano extremadamente racional, también tiene una buena personalidad, por lo que nunca pensará en hacer ninguna demanda absurda]

[Bueno, Arthura, lo sabes porque lo conociste y hablaste personalmente con él, para nosotros, es un desconocido, ¡agrega a eso que es un humano! Por supuesto, cualquiera se volvería cauteloso ¡eh!]

El enano anciano llamado Dominique lo dijo dirigiéndose a Arthura con un tono agradable.

[Estoy contento, ¡muchacho! ¡Si te parece, te daré a mi bisnieta, Alma, como tu novia! No es necesario sentirse reservado, solo dilo]

Dominique lo declaró en voz alta.

[Desearía que fueras un poco más codicioso, nos sentaría mal si al menos no le compensáramos por la ayuda y el trato injusto que le hemos dado]

Arthura también estuvo de acuerdo con Dominique.

[Está bien, ¿Realmente no hay nada que desees?]

Syldra expresó eso con un suspiro, mientras miraba hacia Arthura y Dominique, quienes se ahogaron en su propio mundo.

[… Hmm, Supongo que es cierto, si lo dices así, me gustaría obtener algunos ingredientes de la aldea, también quiero que me enseñes las cosas que necesito saber sobre Seirei no Tami, y tal vez tu idioma. Estoy algo interesado en eso, eso es todo, ¿creo? Ah, estaría bien si hasta que Latifa se acostúmbrese a vivir en la aldea ¿me permitan quedarme aquí por un tiempo?]

Rio dijo su deseo con un gesto como si estuviera pensando en algo.

[Este muchacho realmente no es codicioso en absoluto…]

Arthura dijo eso con tono de admiración en su voz.

[No, para nada, en realidad no es así… Soy codicioso a mi manera]

[Eso no es lo que quiero decir, tienes muy poca ambición, que es lo que caracteriza a los tuyos, la raza humana]

[Haa…]

Rio mostró una expresión, como si no entendiera completamente lo que eso significaba.

[Sobre esas solicitudes, creo que podemos gestionarlas, Pero ¿qué es lo que deseas saber de nosotros?]

Syldra preguntó sobre los detalles del segundo deseo de Rio.

[Es correcto, sería algo así como la forma en que usan las artes espirituales, y luego aprender el conocimiento del Seirei no Tami, que es útil en la vida cotidiana. Por supuesto, no le enseñaré a un tercero sobre lo que aprenderé, ni revelaría la información sin pensarlo]

[El deseo me suena bien. ¿Hay alguna objeción?]

Todos los miembros negaron con la cabeza inmediatamente después de que Syldra dijo eso.

[Fumu, entonces trabajaremos en esas solicitudes. ¿Solo ésos dos serán suficientes?]

Después de que Syldra confirmara que no había objeciones, solicitó la confirmación final de Rio.

[Sí. Por favor]

Rio dijo eso mientras inclinaba ligeramente su cabeza.

[Bien, entonces, continuemos, sobre el castigo para la jefa de los guerreros, Uzuma. De acuerdo con nuestra ley, el castigo debe ser decidido por Rio-dono. ¿Tienes algo en mente?]

Rio reflexionó después de escuchar las palabras de Syldra.

Uzuma estaba parada respetuosamente en la esquina de la habitación.

[No es nece-…Personalmente creo que el castigo no es necesario, pero si tenemos que hacerlo, entonces seguiré la costumbre local]

[…  En realidad, nuestra preocupación era innecesaria, lo lamento Rio-dono, nuestra duda ha mancillado tu orgullo. Una vez más, nos disculpamos profundamente por nuestro inmaduro comportamiento]

Debido a las dudas sobre qué tipo de castigo se le dará a Uzuma, Rio solo podría tener una pequeña sonrisa.

[No, particularmente no me importa esa situación]

[Fumu, estamos realmente agradecidos por eso. Bueno, entonces, me pregunto si esta bien para nosotros decidir un castigo para Uzuma?]

[Está bien]

Al final, se anunció que el castigo para Uzuma, seria estar viviendo bajo arresto domiciliario durante un tiempo.

Después de eso, recibió las auto-presentaciones de los ancianos, junto con un modesto banquete, fue así como Rio, profundizó su amistad con los ancianos del Seirei no Tami.


Disfruten un lindo capitulo mas largo, bueno Feliz Año nuevo y no se intoxiquen en alcohol y drogas, como voy a hacer yo, brindemos! por un mejor año y porque nuestros corruptos presidentes mueran violentamente!

Índice