Gaikotsu Kishi-sama Tadaima Isekai e o Dekake-chuu Capitulo 8: Ciudad portuaria Plymouth (Parte 2)

Nunca imagine que encontraría pimientos rojos en esta búsqueda para obtener tomates en el sur del continente. Mientras los tomates tenían muchos usos en la cocina, los pimientos rojos era una especia versátil.

Con ambos, tomates y pimientos rojos, podría hacer arrabbiata. (NT: Es una salsa típica de la cocina italiana)

Varias recetas italianas comenzaron a flotar en mi cabeza, y frenéticamente empecé a buscar en un puesto cercano los ingredientes necesarios y los utensilios de cocina.

Ariane se acercó por detrás e inclino un poco su cuelo cuando vio el “supuesto” clavo del diablo en mi mano.

“¿Huh? ¿Vas a comprarlos?”

“Si, no sabía que me encontraría con estos aquí, y me gustaría comprarlos algunos si es posible”

Ariane lentamente se giro hacia el puesto del vendedor y pregunto el precio de los pimientos después de que dije eso.

Cuando lo oyó, su respuesta reflejaba la del hombre lobo de antes.

“Que, ¿Cómo puedes cobrar esa ridícula cantidad?”

Ariana comenzó a discutir con el oso vendedor, con Chiome y yo asintiendo con la cabeza en acuerdo.

Intenté alcanzar intencionalmente mi bolsa de oro, cuando oí el precio que el vendedor había fijado.

Sin embargo, los agudos ojos de Ariane captaron ese movimiento y extendió sus manos para impedirme hacer algo estúpido.

“¿No ese precio una estafa?”

Mientras presionaba al vendedor, Ariane expreso sus criticas de él hacia mí.

Sus ojos dorados hablaron de lo indignante que seria comprar al precio de venta… y esa mirada tuvo algo de peso detrás de ella.

Mire a Chiome y le asentí enérgicamente, para que ella aceptara.

Todo el tiempo me pregunto, que hace que el precio fuera tan complejo para ella.

Mientras estaba contemplando las diferencias entre hombres y mujeres, el vendedor comenzó a explicar su situación.

“Como le dije al tipo antes, el precio era mas bajo de lo que es ahora, pero los miembros de la tribu tigre que eran mis proveedores han desaparecido y no puedo abastecer mis existencias”

Escuchando su lado de la situación, explico porque no estaba dispuesto a negociar el precio.

Ya que los pimientos rojos eran productos secos, no se estropearían tan rápido, por lo que el vendedor solo podía esperar por un comprador que estuviera dispuesto a pagar su precio.

Ariane también se dio cuenta de esto y frunció el ceño en decepción.

Sin embargo, su cara mostraba que no estaba dispuesta a comprarlos al precio de venta, y yo no seria capaz de comprar los pimientos rojos a este ritmo.

Bueno, cambiemos un poco el enfoque.

“Vendedor-dono, ¿conoces alguna otra tienda que negocie con uñas de diablo?”

Ningún comerciante dirigiría sus negocios directo a sus rivales.

El vendedor se encogió de hombros y agito la cabeza como se esperaba.

“La tribu tigre del oeste recientemente comenzó a distribuir uñas de diablo en esta región, no hay casi lugares que los venda. Si crees que estoy mintiendo, eres libre de buscar en el mercado por tu cuenta”

El vendedor resoplo y rompió el contacto visual mientras cruzaba sus brazos, asi que me di vuelta hacia Ariana para ver lo que ella sabía.

Ella asintió y dijo lo que el vendedor había dicho.

“Nunca los he visto antes. No te toparas con ellos en Canada, al menos…”

“Entonces, ¿Dónde puedo encontrar a la tribu tigre para comprar las uñas directamente?”

A pesar de echar una mirada al mercado, no podía encontrar a ninguna persona con orejas de tigre.

Si el vendedor me decía donde encontrar a la tribu tigre, la situación se resolvería por si sola, pero se quedo en silencio y dejo que continuara mi búsqueda en vano.

Era natural que un cliente buscara al productor de un bien que buscaba en esta situación.

Sin embargo, el vendedor no tenía ninguna razón para decirme nada.

Mientras intentaba encontrar una forma de convencer al vendedor, Ariane interrumpió la conversación.

“Arc, ¿Por qué quieres comprar esas cosas? De lo que he oído, esas cosas son peligrosas, ¿cierto? Lo mismo con el Kraken, ¿Por qué solo estas interesado en cosas extrañas?!

Ariane parecía un poco desconcertada por mi comportamiento, pero fue Chiome y Ponta los que objetaron su comentario.

“… ¡El Kraken es delicioso!” “¡Kyun!”

Había una mirada seria en sus claros ojos azules, mientras Chiome y la bola de pelo en lo alto de mi cabeza, se volvieron solidarios.

Aunque no entendieron el punto, acepte su apoyo y levante el pimentón en mi mano.

“Tu puedes hacer varias cosas deliciosas usando esto y tomates. Por lo tanto, me gustaría comprar algunos a un precio razonable”

Ariane levanto una ceja ante lo que dije. Pero el vendedor reacción antes de que ella pudiera decir algo.

“¿¡Estas planeando cocinar con uñas de diablo!? Los de la tribu tigre los usan para estimular sus espíritu de pelea cocinándolos, ¡pero casi nadie más hace eso!”

Mire al sorprendido vendedor y le pedí que me explicara.

“Entonces, ¿Para que usan las uñas de diablo además de cocinar?”

No podía pensar en alguno otro uso para ellos en este momento.

Chiome y Ariane miraron entre el vendedor y yo mientras nuestra conversación despertaba su interés.

“Usualmente suelen hervirse hasta que sus jugos salen, y los jugos son usados para un monstruo y repelente de insectos. También oí que apretarlos en tu nariz puede incrementar temporalmente la fuerza”

Si no me equivoco, entonces la capsaicina de los pimientos rojos tenía propiedades antisépticas además de ser un efectivo insecticida, pero ¿exprimirlos en tu nariz? ¿Es algún tipo de maldición? (NT: Capsaicina: Es el componente activo de los pimientos rojos, en otras palabras, lo que hace que te pique)

Sin embargo, lo entendí. Se rumoreaba que los miembros de la tribu tigre los usan para cocinar, pero la confirmación de ese hecho no había llegado a esta ciudad.

“Ya que lo solo curiosos extremistas están en interesados, no hay necesidad de ocultar el proveedor. Todo lo que tengo que hacer es preguntar acerca de la tribu tigre con el fin de encontrarlos”

El vendedor dijo que los miembros de la tribu tigre no han sido vistos por aquí recientemente, pero debería ser fácil encontrar una pista sobre su paradero y comprar uñas de diablo directamente.

Empecé a mirar hacia los otros vendedores con ese pensamiento en mente.

Entonces el vendedor oso suspiro y se rasco la parte de atrás de su cabeza.

“Hah, es verdad. La tribu tigre se dedica principalmente al cuero de monstruos y a los colmillos. Habitualmente residen las llanuras Kuwana, justo mas allá de las llanuras Shingarika. La tribu a menudo es avistada cerca de Fernandez, justo al Oeste de aquí. Si tu sigues el rio Dojasu, deberías llegar.

Lo dijo a regañadientes, el vendedor revelo la localización de los miembros de la tribu tigre.

Soy ignorante de la geografía de este continente, así que regrese donde Ariane cuando escuche el nombre de la ciudad, pero ella tampoco estaba familiarizada con estos lugares, así que solo sacudo la cabeza.

“Fernandes esta a 10 días en carruaje y 20 días a pie. ¿En serio planeas hacer tal viaje?”

Una sonrisa fraternal flotaba en la cara del vendedor, mientras Ariane miraba en silencio.

Había bastante distancia para recorrer con el fin de llegar a la ciudad. La sonrisa del vendedor se amplio a medida que aseguraba su victoria. Incluso si pasamos por las dificultades para llegar a la ciudad, no hay garantía de que podamos comprar los artículos a un precio más económico.

Mi magia de transfería de corta distancia [Paso dimensional] debería ser capaz de resolver el problema de la distancia. Supongo que esto me tomaría 10 días para llegar a la ciudad de Fernandez usándolo.

Mientras lo pensaba, la mirada de Ariane se fijo en el equipaje de mi hombro.

“Arc. ¿Tienes algunas piedras mágicas en tu bolsa, cierto?”

A su pregunta, me acorde de las piedras mágicas que había recogido en las cavernas antes de que nos topáramos con ese lago subterráneo. Debido a la naturaleza pintoresca del lago subterráneo, debería ser capaz de usar [Puerta dimensional] y recoger algunas mas siempre y cuando los viajes intercontinentales no fueran un problema.

Asentí a su pregunta considerando todo eso.

“Tengo algunas, ¿necesitas un numero especifico de ellas?”

Aun incapaz de ver sus intenciones, le di una respuesta franca que consiguió poner una sonrisa en sus labios seductores.

Parece que se le ocurrió algo…

“Sígueme Arc. Ya que estamos aquí, también podríamos estirar las piernas”

Ariane giro sobre su talón y comenzó a alejarse del vendedor.

“¡Vengan!”

Antes de que el vendedor pudiera quejarse de su partida, saqué una moneda de oro y se la di.

“Lo siento vendedor-dono. Sin embargo, ¿Podría darme muchas uñas de diablo en este recipiente?”

La razón por la que cedi fue para agradecerle por la información sobre la tribu tigre y de que aun quería probar los pimientos.

El vendedor reconoció que no había más oportunidad para las negociaciones mientras veía a Ariane irse, así que tomo la moneda de oro a regañadientes.

Aunque sospechaba un poco de la moneda cuando vio el emblema grabado en ella, después de que le explique que era del reino humano en el continente del norte, el intercambio llego a su fin.

Recibí a cambio varias uñas de diablo, y después de usar la moneda de oro con la que acababa de pagar para calcular el precio de una de ellas, la mera idea de comprarlas en masa me paralizo.

Incluso si tuviera en cuenta el intercambio de moneda, me acababan de entregar un paquete de uñas del diablo con nada de valor.

Un precio que alcanzo el valor del oro, no pude evitarlo, pero recordé de cómo había oído que una vez este pimentón había valido su peso en oro en un momento dado.

“No, a estas tasas, el oro no la unidad apropiada…”

Mi mano se movió hacia la bolsa de dinero mientras miraba las uñas de diablo.

Cuando llegue donde Ariane y Chiome, le pregunte lo que tenía en mente.

“¿A dónde iremos?”

“¿Recuerdas lo que te dije antes de venir aquí? Aunque no debería ser muchos, debería haber una red de transferencia de santuarios mágicos en este país. No se si podemos viajar directamente a Fernandez, pero debería ser más rápido que ir por la carretera, ¿cierto?”

Araine alzo su ceja mientras miraba atrás en mi dirección. Chiome quedo desconcertada al recordar esa conversación.

Me queje un poco cuando menciono esa conversación de hace poco.

“Hmm, ya veo. La única pregunta es si la red del santuario estaba abierta al público”

“Ya que usarla requiere del permiso otorgado por el anciano del pueblo, ¿Cuáles son las posibilidades reales de que se nos permita viajar a Fernandez?”

La condición de Ariana como hija de un anciano del pueblo probablemente le permitió obtener el acceso necesario a la red de santuarios, una ventaja que nos faltaba aquí.

Si la red de santuarios estaba abierta al público, significaría que sistema de gestión mas flexible estaba en su lugar.

Por ahora dejare esos pensamientos de lado y prestare atención a la calle que estamos recorriendo. Ambos lados de la calle estaban alineados con edificios de 3 pisos de altura y había varios de hombres bestia que se dedicaban a sus negocios.

Aunque, en realidad un carruaje peculiar atrapo mi atención. Si pudieras llamarlo un carruaje, eso es…

No había un solo caballo conectado al chasis.

En vez de eso, había una criatura parecida a una cabra tirando de ella. La criatura tenia 2 cuernos de carnero que sacudía desde su cabeza y estaba cubierto en pieles negras en todos lados excepto su cara.

Sin embargo, la criatura tenia el tamaño de un caballo y no mostraba tensión al tirar del carruaje completamente embalado.

Había 2 guardias hombres bestia protegiendo el carruaje. Llevaban uniformes iguales y tenían espadas atadas a su cintura mientras montaban pájaros de 2 metros de altura (NT: ¿Chocobos?). La altura del ave les permitía ver fácilmente por encima de las cabezas de la multitud. Las alas de las aves eran un poco pequeñas comparadas con sus cuerpos, y sus plumas era de color café oscuro excepto por sus cabezas blancas. Esta característica, junto con su pico amarillo, dibujo en mi mente la imagen de las águilas calvas.

“Hmm, debería haber esperado para encontrar animales desconocidos aquí” “Kyun”

“Esos pájaros que reemplazaban a los caballos, parecen ser corredores rápidos”

Ariane llamo a Chiome, Ponta y yo mientras nos detuvimos para evaluar el carruaje que paso por nuestro lado.

“Arc, Chiome-chan, el sol se pondrá si no nos apuramos”

Después de confirmar hacia donde nos dirigíamos, Ariane nos insto a continuar con nuestro camino a través de la multitud.

Después de caminar una hora, llegamos al centro de la ciudad donde se levantaba un gran edificio solemne en el centro de un pequeño campo.

El edificio que parecía del oriente medio estaba hecho de una piedra de color lapis lazuli decorada con brillantes patrones de filigrana. Había una estación de control de equipajes en frente de la entrada del edificio y los guardias podían verse por toda la zona.

“Esta parece ser la red de santuarios de transferencia de este país”

Ariane hizo ese comentario mientras se acercaba a la puerta principal, con el resto de nosotros siendo arrastrados.

El edificio frente a nosotros era mas como un templo que un santuario.

Mientras nos acercábamos a la puerta de transferencia mágica del “santuario”, uno de los guardias le dio a Ariane una mirada extraña antes de señalarnos.

“Es inusual ver a una elfa oscura por aquí, ¿estas planeando usar la formación de transferencia?”

Ariane asintió a la pregunta del guardia antes de hacer la suya.

“Si, ¿Es posible llegar a Fernandez o una ciudad cercana?”

“Te puedes transferir a Fernandez, pero es imposible el día de hoy. Las 2 formaciones de hoy están vinculadas a ciudad capital “Galapagos”

El guardia señalo a la fila de gente que estaba en la puerta con su bobilla mientras hablaba.

Según el, la formación se establecía con frecuencia a la capital, mientras que la transferencia a otras ciudades solo estaba disponible para un número limitado de personas cada día.

Pero mas importante, la capital fue llamada así por las islas en la que fue basada la teoría de la evolución.

“Los tres excederán el limite de personas para la transferencia de mañana a Fernandez. Te sugiero que regreses en 2 días, cuando el listado se abra. También puedes pagar la mitad de la cuota por adelantado, así tu nombre estará en el registro”

Así fue como la pregunta de Arine fue contestada.

Dadas las circunstancias, hacerlo debe costar una cantidad de dinero considerable. Aunque el precio parecía aumentar con la cantidad de equipamiento, las monedas que teníamos no eran adecuadas para mayor circulación. (NT: Por así decirlo no son muy comerciales, como lo que paso con el vendedor oso)

Se sentía como si nos estuviera presentando el costo de viaje al extranjero del periodo temprano de la era Showa.

“¿Es posible pagar la cuota con piedras mágicas?”

“Si, hay una estación de evaluación a un lado que puede determinar el precio”

El guardia nos llevó a la estación antes de regresar a su puesto.

La estación en frente de nosotros evaluaría las piedras mágicas y calcularía la tarifa de uso, basada en su calidad. Si tenemos la suerte suficiente, entonces el costo podría ser cubierto por las piedras que traje.

Después de entregar todas las piedras mágicas que tenia para evaluar, fueron intercambiadas por su valor monetario. Resulto que la reservación solo costo la mitad del pago, así que me embolse la diferencia. (NT: Arc a veces parece avaro jajaja)

También nos entregaron placas de madera para la formación de transferencia. Básicamente, algún tipo de pasaporte.

“Esto debería tener cuidado de nuestros gastos en este país por un tiempo…”

La bolsa de cuero en mi mano tenia el dinero y el pasaporte que acabábamos de recibir, y mire a Ariane y Chiome mientras hablaba.

El grupo que ira a Fernandez no será anunciado hasta mañana al mediodía, así que salir de la ciudad está restringido. Deberíamos encontrar una posada en alguna parte”

“Cuando llegamos a la plaza de la ciudad, Ariane cruzo los brazos y comenzó a mirar alrededor de la zona mientras sacaba a relucir nuestro programa de actividades.

Chiome se movió inquieta mientras estaba a mi lado.

“¿Pasa algo malo Chiome-dono?”

“No, Solo estaba pensando acerca de que aprendimos sobre la tribu tigre. Por lo que escuche, la tribu tigre sobresale en artes marciales. Solo hay unos pocos en el continente norte, asi que nunca he conocido uno antes”

Chiome parecía un niño ansioso por conocer a su héroe con su inusual cara inexpresiva.

Mientras la miraba, la imagen de un gigante musculoso de repente apareció junto a ella, acompañado por una sensación de deja-vu.

De acuerdo con el vendedor, no han estado haciendo muchas apariciones últimamente… espero que puedas conocerlos Chiome-dono. También me gustaría comprarles más uñas de demonio.

Cuando ella lo escucho, Ariane me señalo con el dedo en protesta.

“Arc, ¿En serio compraste algunas uñas de diablos a ese vendedor? Pensé que querías encontrar la ubicación de la tribu tigre, así podrías comprarlos al por mayor”

Ariane inflo su pecho y grito insatisfecha mientras hablaba.

Aunque para entonces ella ya se había ido, sus excelentes sentidos de guerrero y razonamiento deductivo no deben ser subestimados.

“Compre un poco de ellas para probarlas. Estaba pensando en comprar los materiales necesarios en el mercado y cocinar algo con las uñas demonio”

Apreté mi puño mientras hablaba, pero Chiome y Ariane me dieron una mirada confundida.

“Arc, ¿puedes cocinar?”

Su pregunta era razonable cuando lo pensé.

No he cocinado nada desde que vine a este mundo. Sin embargo, había vivido solo por muchos años… y por eso me volví muy competente para cocinar debido a eso.

“Hmmmm, déjame mostrarte mi habilidad. ¡Todos ustedes serán testigos de mis habilidades culinarias!”

Ya ha pasado un tiempo desde la última vez que cocine, vamos a hacer algo de pasta arrabbiata con las uñas demonio y los tomates. Recuerdo que el ajo y las cebollas están disponibles en el mercado, asi que deberían ser fáciles de conseguir.

“¡Kyun! ¡Kyun!”

Al darse cuenta de lo que estaba pasando, Ponta comenzó a mover alegremente su cola y a gritar en mi cabeza.

Las uñas demonio podrían ser demasiado para Ponta, así que necesitare removerlas de su porción.


Traductor: Hamlet

Wow estos capítulos son como 3 de Luciel :v


 

Índice