Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 17: un perfecto Señor Demonio y un Señor Demonio ingenuo

A A A

En medio de la asombrosa diferencia en la fuerza de combate, R’lyeh Diva libró una batalla solitaria.

A pesar de que ya había agotado su poder mágico, se lastimó la garganta al cantar sus canciones mágicas, y sangró demasiado hasta el punto en que su conciencia se estaba desvaneciendo, ella continuó luchando.

En este punto, incluso apretar el gatillo de su rifle de asalto requirió esfuerzo.

Cuando era así, recordaba algo de hace un tiempo. Era tan vívida, era como si su vida brillara ante ella.


Cuando salían para dirigirse hacia la mazmorra de la Señor Demonio [Bestia], Procell dijo a sus monstruos que todos volverían vivos.

Lo dijo no sólo para reforzar la moral de sus monstruos, sino porque realmente creía que se podía hacer.

R’lyeh Diva era una recién llegada y no había estado en una guerra contra Señores Demonio antes. Sin embargo, en las historias que escuchó, parecía que Procell había sido capaz de hacer algo similar antes.

Para ella, esa actitud estaba bien y todo, pero no para un Señor Demonio.

Para ella, de vez en cuando, volverse despiadado y sacrificar a sus subordinados era una disposición importante a tener para un Señor Demonio.

En ese punto, Procell era demasiado ingenuo.

R’lyeh Diva se quejó de ello con Wight. Un Señor Demonio debería ser más pragmático, dijo. Justo cuando más le importara, acabaría exponiendo a todos sus monstruos al peligro por el bien de unos pocos.

Después de quejarse, inmediatamente se arrepintió.

Después de todo, Wight fue uno de los seguidores más devotos de Procell. Además, era esencialmente el número 2 de Avalon; si un monstruo quería tener una vida cómoda en el calabozo de Procell, la ira de Wight debería ser evitada lo más posible.

Sin embargo, para su sorpresa, después de escuchar sus ociosas quejas, Wight no se enfadó.

“Ciertamente, mi señor es ingenuo. R’lyeh Diva, como tú dices, como Señor Demonio, no es perfecto. Nuestras batallas habrían sido más suaves si hubiera aceptado sacrificar algunos monstruos. Y es por la ingenuidad de mi señor que hemos caído en ciertos problemas.”

“Como es de esperarse de ti, Wight, ¡tú lo entiendes bien! Así que dile algo al patrón para que se convierta en un Señor Demonio, ¿de acuerdo? Soy una recién llegada, así que mi posición es bastante débil, pero si eres tú quien habla con él, estoy segura de que el patrón escuchará.”

A eso, Wight sonrió.

“No, mi señor está bien como está. Es porque es ingenuo e imperfecto que está más allá de la perfección.”

“No entiendo lo que quieres decir.”

“¿Qué encuentras encantador en el perfecto Señor Demonio del que hablas? Me gusta la ingenuidad de mi señor. Es por esa ingenuidad que puedo admirarlo como mi amo desde el fondo de mi corazón. Es por eso que puedo ir más allá de mis límites.”

“Eso es sólo un aburrido idealismo, ¿no?”

“¿Pero lo es? Cuando yo era un monstruo de rango B, pude retener a un monstruo de rango A superior. Kuina-sama, cuando aún estaba baja de niveles y era inexperta, había derrotado a un dragón de viento furioso que estaba más allá de su fuerza. Las armas y gólems hechos por Rorono-sama solo han alcanzado tal excelencia debido a su fuerte afecto por mi señor. Incluso el primer árbol de Aura-sama nació debido a su afecto por mi señor y las chicas.”

Tal no era una excusa, era la verdad absoluta para Wight.

“Todavía no conoces bien a mi señor para que no lo entiendas, pero lo amamos, y es porque hacemos lo que está más allá de nuestros límites. Si él era el tipo de perfecto Señor Demonio como tú dices, el monstruo hará desapasionadamente lo que dice, sólo cuando lo dice. Sin embargo, es precisamente porque mi señor es el tipo de Señor Demonio que ama a sus monstruos que siempre pensamos y hacemos, por nuestra propia voluntad, lo que podamos hacer por él.”

R’lyeh Diva entonces recordó que todos los demás monstruos de Procell lo amaban y que seguían haciendo cosas por él.

“Y así pues, tengo que decir esto: su ingenuidad puede que no lo haga perfecto, pero nos hace hacer más de lo que podríamos. Pase lo que pase, no queremos que cambie. Puede que no sea perfecto, pero para mí es el mejor Señor Demonio.”

A continuación, Wight mostró un rostro sereno y sonriente.

Al ver esa sonrisa, R’ lyeh Diva pensó que era agradable sonreír así. Su envidia de querer sentir lo mismo hizo que su corazón se apretara un poco.


Sin embargo, R’ lyeh Diva no entendía del todo lo que Wight decía entonces. O incluso ahora, para el caso.

Se consideraba realista.

Sin embargo…

“Sí, no quiero abandonar a nadie, después de todo.”

Si usaba a sus subordinados como escudo y escapaba, sería la única que sobreviviría.

Al diablo con eso. Sí, supongo que yo también soy ingenua.

Estaba a punto de hacer exactamente lo que hacía el ingenuo de Procell. Pero entonces, para que todos sobrevivieran, tuvieron que hacer algunas cosas desventajosas, arriesgadas e irónicamente suicidas.

Estoy de acuerdo con eso, ella pensó, al menos en este momento, moriré sin arrepentirme.

Era la hora de su informe programado.

“Patrón, aquí está mi informe programado. Ahora mismo, estamos en medio de una pelea. Se está volviendo un poco peligroso. La mitad de mis tropas están en estado grave y no pueden luchar. Los estoy cubriendo por el momento, pero las cosas no se ven bien. Los enemigos son más de cien. Además, veo que unos veinte de ellos son monstruos de rango A. Probablemente vamos a morir.”

En respuesta a su informe, Procell le dijo que priorizara sus vidas y que escapara a pesar de saber la situación desventajosa en que sus tropas normales serían puestas.

Como pensaba, es ingenuo. ¿Pero será tan malo si abrazo su clase de ingenuidad? Oh. Eso es lo que Wight quiso decir ese día.

Como Wight había dicho, la ingenuidad de Procell le había hecho sacar más poder de lo que un perfecto Señor Demonio podía. Si se tratara de un Señor demoníaco pragmático, haría lo que se le había ordenado, que sería, en este escenario, abandonar todo -y todos- y escapar.

No puedo hacer eso. No quiero hacer eso.

En pocas palabras, ella también estaba satisfecha con Procell.

Le gustaba la ciudad que él hizo. También le gustaban los subordinados que tenía, así como todos los demás monstruos sirviendo bajo Procell.

Y por esa razón…

“Yo… Incluso si dejo de ser yo, todavía quiero proteger a todos”

Había decidido usar la habilidad que se había prohibido usar. La habilidad que ella mantuvo oculta a pesar de todos los problemas que había encontrado hasta ahora.

Fue golpeada directamente por un ataque mágico de fuego enemigo de alto rango. Ella fue sorprendida por el ataque y al caer torpemente empezó a concentrarse.

Santuario Doncella de un Dios Malévolo: Proporciona un impulso pasivo (grande) al poder mágico y a la recuperación mágica del poder. También proporciona bonificaciones (pequeñas) a todas las demás estadísticas. Deseando aún más poder, es posible recibir la maldición malévola de Dios. Al activarse, todas las estadísticas se duplican. Sin embargo, la activación también contamina la mente y más allá de una cierta cantidad de contaminación a la mente, el usuario se transforma en un monstruo diferente.

El poder brotó dentro de ella.

Un poder extraño, más oscuro que el negro, entró en su alma. Al entrar en el poder del dios malévolo, se sintió corrompida. A cambio de eso, sintió la fuerza más allá de la razón pulsar dentro de su cuerpo.

La mayor parte de las habilidades que podían aumentar una o más estadísticas de un individuo era por un rango. Tal fue el caso incluso para habilidades poderosas como la arriesgada [Berserk] de Wight.

Sin embargo, la hábil Doncella del Santuario del Dios Malévolo llegó a duplicar las estadísticas del usuario.

Dado que ella era un rango S para empezar, para que sus estadísticas se doblaran, probablemente no habría nadie que pudiera oponerse a ella una vez que la habilidad fuera activada.

Dicho esto, era imposible que tal poder no tuviera un precio.

Si ella usaba continuamente esta habilidad y la contaminación de su mente había llegado a cierta cantidad, se convertiría en un monstruo diferente. En un monstruo siniestro y abominable.

En ese momento, su yo actual dejaría de existir. Y eso la asustó.

Para empeorar las cosas, la contaminación de su mente no desaparecería con el tiempo. Estaba ahí de por vida. Eso significaba que cuanto más usaba la habilidad, más posibilidades tenía de desaparecer.

Sin embargo, ella eligió usarla en esta ocasión.

Ella quería proteger a sus subordinados y al mismo tiempo no ser un obstáculo para todos los que luchaban en el plano normal. … también quería convertirse en la fuerza de esa persona.

Por esas razones, decidió cubrirse de impurezas y cantar.

Para sus aliados, sería una canción de bendición.

Para sus enemigos, sería una canción de ruina.

Luego se acercó a un subordinado que se estaba recuperando de sus heridas.

“Dame eso”.

“Capitán, esas heridas, esa forma… esa voz”

“Está todo bien. Sigo siendo yo misma.”

Sonrió a ese subordinado y se llevó el rifle de asalto que ya no podía usar.

Las líneas negras entonces viajaron a los rifles de asalto en cada mano y palpitaron como si las líneas fueran vasos sanguíneos. El poder extraño dentro de ella pasó a través de esas líneas y se hizo una silueta ominosa.

Las armas, que supuestamente eran inorgánicas, tomaron una forma orgánica antiestética.

Estoy bastante segura de que Rorono se desmayaría si ve sus armas así. Pero si estas armas se ven así, no quiero saber cómo me veo ahora mismo.

“Ahora, mientras sigo siendo yo misma, aquí voy.”

R’lyeh Diva corrió hacia el centro de la formación enemiga con una velocidad sin precedentes.

Incapaz de esperar más fuego de cobertura, ella empujó directamente a la lluvia de ataques mágicos.

Algo negro envolvía todo su cuerpo y negaba los hechizos disparados por los monstruos enemigos. Su nueva y abrumadora defensa hizo que los ataques respiratorios y las flechas rebotaran también contra ella.

Su garganta, que estaba tan dañada que la hacía escupir sangre hace un rato, estaba ahora en buenas condiciones. Le pareció que ahora podía interpretar las mejores canciones.

A medida que avanzaba hacia el centro de la formación enemiga, todos los monstruos que trataban de obstaculizarla se quedaron boquiabiertos. Con sus estadísticas actuales, era más que posible.

Una vez en posición, comenzó a cantar. En la posición en la que se encontraba actualmente, sus canciones no alcanzarían a sus queridos subordinados.

Todos los monstruos que oyeron su canción, sin excepción, se volvieron locos y alborotados. Era incomparable con la canción que cantaba antes.

Incluso las mentes de aquellos que tenían resistencias contra ella fueron arrebatadas en un instante.

Los enemigos se entregaban a la música y atacaban indiscriminadamente sólo por la alegría que les traía.

Ya ni siquiera eran enemigos, sólo un público que bailaba con sus canciones.

Dependía del monstruo, pero algunos de los enemigos se perdieron por completo y se transformaron en otro monstruo.

Viendo eso, su destino potencial, R’lyeh Diva sonrió un poco.

Entre los enemigos, había algunos monstruos que no tenían la capacidad de oír para empezar. Y para esos monstruos, el efecto de las canciones mágicas podría ser suprimido.

Sin embargo…

“Niños que decidieron quedarse dormidos durante mi concierto, pueden irse a morir.”

Disparó los rifles de asalto transformados contra los monstruos enemigos.

Los rifles de asalto, incluso en circunstancias normales, tenían balas poderosas. Pero al transformarse, su poder se había elevado a nuevas alturas.

Lo que salió del hocico era luz negra. Las balas disparadas habían sido envueltas con la cosa negra del poder extraño.

En el momento en que las balas hicieron impacto, los monstruos enemigos tomaron una forma grotesca, parecida a un globo y comenzaron a atacar a sus aliados.

Sus canciones y el sonido de sus disparos resonaron por todo el campo de batalla.

Tanto es así que, al igual que los monstruos enemigos sólo podían ser llamados como público para su actuación, el campo de batalla sólo podía ser descrito como su escenario.

La cantante cantó y su público respondió con gritos frenéticos.

En vez del baile de las luces de neón, tenía una lluvia de sangre.

Era un concierto lleno de locura, destrucción y sangre fresca.

En medio del placer interminable y el frenesí sin fin, todos se olvidaron del flujo del tiempo. Sin embargo, como todas las cosas, también tenía que llegar a su fin.

Las canciones, los gritos, los disparos, todos desaparecieron.

Y la única que quedó de pie fue R’lyeh Diva.

La cosa negra desapareció de su cuerpo, pero no del todo. Una cresta que se repitió varias veces había sido grabada en la parte izquierda de su cuerpo.

De alguna manera, sintió que una vez que todo su cuerpo estubiera cubierto por la cresta, se habría ido.

“Cielos, sólo lo he usado una vez y ya está así. Dudo del próximo uso, pero si no lo hace, estoy segura de que el tercero lo hará.”

Lo dijo mientras abrazaba su cuerpo con los brazos.

Al darse cuenta por intuición, decidió no volver a usar esa habilidad.

Y entonces, los invitados aparecieron en el escenario que se componía de uno solo.

Eran sus subordinados.

Parecían preocupados, pero inmediatamente se sintieron aliviados al confirmar que seguía siendo ella misma. Entonces la abrazaron y lloraron. También le dieron pociones y le pidieron que se lo bebiera enseguida.

“¿Todos, estaban asustados? Bueno, supongo que lo estarán después de ver eso.”

Incluso desde la perspectiva de un monstruo, su lucha hace un tiempo debería ser más que extraordinaria.

Además, estaba el tema de la extraña cresta negra grabada en su cuerpo.

En consideración a esas cosas, se preparó a la posibilidad de que sus subordinados la detestaran y se distanciaran de ella.

“No, no tenemos miedo. Después de todo, es por nuestro bien que arriesgaste tu vida y peleaste así. Más que eso, ¿estás bien? Sentimos haberte hecho llegar a tal extremo por nosotros. Seguimos siendo incompetentes, pero te apoyaremos lo mejor que podamos.”

Por eso, sonrió desde el fondo de su corazón.

“Gracias a todos. Por todos ustedes, valió la pena. Ahora, sólo un poco más. Hagamos lo mejor que podamos. Después de que esta guerra termine, ¡vamos a festejar! Le quitaremos al patrón todo lo que podamos por trabajarnos hasta la muerte.”

“””¡Sí!”””

Pero no importa cómo lo mire, el patrón nos está pidiendo demasiado. Una vez que volvamos, voy a exigir incentivos extra y que todos tengan un descanso… pero si el patrón quiere participar, creo que lo dejaré. Si me dice que tiene que oírlo a precio de costo, tampoco me importa cantar mis canciones para él.

Mientras pensaba en eso, la cantante sonrió y siguió adelante.

Ahora, vámonos. Aún queda trabajo por hacer. No pasará mucho tiempo antes de que nos encontremos con los monstruos del Señor Demonio [Bestia] que están luchando en esta dimensión.

Traductor y editor: Lalo

(Lalo: así es, señoras y señores, un capítulo sin un Lalo parlanchín, ¿saben por qué? Porque estuvo hermoso a mi parecer, me encantó de cabo a rabo, y puedo decir que Ruru ahora está como mi montruo favorito, mi niña está en su propia categoría. La verdad jamás esperé eso de Ruru, ella sí que es otra cosa de los monstruos de Procell, ¿por qué? Simple, ella es práctica y pragmática, un general en toda regla, que sacrificará lo que sea necesario para sacar a tantos como pueda vivos, a mi manera de ver eso es mejor que Wight, razón, ella se convenció de la capacidad de Procell a la mala, a los que les pasa eso son siempre los mejores seguidores, porque nada podrá cambiarlos.

Bueno, ahora sí con el resto, pues bueno, volví luego del puto infierno, unos finales infernales, trabajo al por mayor, y un frío que te pela. Básicamente el fin de semana me aprendí todo cálculo integral de tanto que estudié, espero pasarlo, y si no, ya ni pedo. También, pasé casi todas las demás materias, de algunas aún no sé, espero pronto nos digan. Y por último, pinche frío, ahorita, en mi cuarto, que es el más cálido de donde rento, estoy como a unos 4° C, así que hace un frío cabrón.

Y pues, nada más, iba a subirles fotos de los peces, pero no pude porque no estoy en mi casa, así que, pues, hasta el siguiente chances suba algo, porque el torpedo, mi come algas dorado, ya mide unos 12 a 15 cm, y está enorme el condenado, y la escuadra barbo cada día peor, no se calman y sólo hacen desastres.

Se me pasaba, los que estudien algo con matemáticas, qué opinan de esta graficadora: casio fx-9750gii. Es que es barata y se ve buena, espero me orienten.

Hasta luego.)

Índice