KoG Capítulo 234: Quién es el Rey (1)

A A A

El resto de los discípulos representantes no pudieron respirar debido a la presión que emanaba de los tres genios.

Esta presión creó la sensación de que no tenía nada que ver con la fuerza sino que fue causada por los Cielos.

Cang Yuyue, Lin Tong y Zhao Feng.

Los tres grandes prodigios eran tres fuerzas separadas.

En este momento en el tiempo, habían reconocido mutuamente su fuerza y se reconocieron como verdaderos oponentes.

“Cang Yuyue, originalmente pensé que tú serías mi único oponente en el Banquete de la Alianza. No esperaba que saliera otro.”

Lin Tong de pie con las manos detrás de su espalda y sus ojos negros se enfocaron en Zhao Feng.

No dijo nada, pero su voz resonó en sus oídos a través de la energía mental.

Cang Yuyue se levantó sosteniendo su verde espada como una diosa. Sus ojos claros comenzaron a inspeccionar a alguien por primera vez.

Cang Yuyue y Lin Tong se entendían bastante bien y este nuevo oponente era alguien que ambos necesitaban entender.

Ninguno de ellos sabía hasta qué punto este joven delante de ellos podía llegar.

Zhao Feng se quedó frío mientras su hermoso pero ligeramente malvado pelo se movía con el viento. Esta escena hizo temblar el corazón de muchas chicas.

Aunque Zhao Feng no era muy guapo, sus rasgos no eran malos y su ojo parecía contener una profundidad ilimitada.

El cabello azur puro que incluso había hecho que las chicas se pusieran celosas y le hacía parecer un poco malvado.

“Aunque mis oponentes son fuertes, seguiré luchando por el primer lugar.”

Los ojos de Zhao Feng estaban agudos cuando una invisible ola de intención de batalla surgió de su cuerpo. En el Banquete de la Alianza, había creado milagros paso a paso y finalmente había alcanzado la cúspide de la torre. Pero la intensión asesina que se escondía en la oscuridad era varias veces más fuerte que antes.

Estas intenciones asesinas no sólo provienen de Maestro Hai Yun.

Un prodigio que venía de un clan débil como el Clan Luna Quebrada hizo que otras fuerzas se pusieran celosas y enfermizas.

Sin embargo, Zhao Feng ya no era un bebé y sus alas habían crecido.

Además, cualquier verdadero genio tenía que enfrentarse celosamente a la intención asesina.

Tanto Cang Yuyue y Lin Tong se enfrentarían a problemas ilimitados. Este era un camino que había que cruzar.

“Que venga la tormenta más fuerte que antes. Si puedo ser el primero y conseguir la píldora, voy a ser capaz de alcanzar el 7mo Cielo de inmediato.”

Zhao Feng decidió darlo todo.

Al ser genios sin igual, tanto Cang Yuyue y Lin Tong no mostraron signos de retroceso. Su fuerza saltaría rápidamente si ellos fueran capaces de obtener la Píldora Espiritual de Muda y tendrian la oportunidad de alcanzar el Reino Espíritu Verdadero en tan sólo uno o dos años.

“Estos tres genios han ganado fortuna al entrar en el Bosque Nube de Cielo. Este Banquete de la Alianza puede ser su oportunidad para convertirse de una serpiente a un dragón.”

Los expertos del Clan Nube Espada, que estaban en el Reino Espíritu Verdadero, conversaron y suspiraron.

Genios como Cang Yuyue, Lin Tong y Zhao Feng por lo general sólo aparecen una vez cada varios cientos de años.

Pero esta vez, había aparecido tres a la vez. ¿Cuán grande era su fortuna?

En la esquina que pertenecía al País Dragón de Hierro.

“Parece que los trece países de Nube de Cielo aún tienen algo de fortuna restante. Tal vez sea de sus días de gloria.”

Una mujer noble que llevaba una máscara plateada sonrió débilmente.

Al mismo tiempo, las reacciones del nivel superior de los Trece Clanes eran diferentes. Había suspiros, envidia y la falta de voluntad…

Pero todos ellos entendieron una cosa, el vencedor sería decidido de entre estos tres.

El Clan Luna Quebrada.

“No pensé que Feng’er hubiera llegado a tal punto.” Suspiró Primer Anciano.

Ya estaba satisfecho si Zhao Feng pudiera entrar en la final y convertirse en una de los Cuatro Estrellas.

Pero ahora, Zhao Feng, Cang Yuyue y Lin Tong habían formado tres fuerzas que competían por el Rey de las Estrellas.

Mirando a los tres y a la fortuna que se les había dado, los ojos de Xu Zixuan y Ao Yuetian estaban oscuros y sus puños apretados por falta de voluntad.

Ninguno de ellos había pensado que Zhao Feng era capaz de alcanzar semejante altura.

No era un caballo oscuro, sino un dragón esperando para levantarse y volar.

La arena final.

Las batallas continuaron y los doce genios restantes se enfrentaron entre sí.

Si uno ganara las 11 batallas, indudablemente sería el primero.

Medio día después.

La siguiente ronda de batallas comenzó.

Cang Yuyue, Lin Tong y Zhao Feng volvieron a mostrar sus fuerzas e instantáneamente derrotaron a sus oponentes.

El oponente de Zhao Feng era Bei Moi.

Ondas oscuras de agua formaron una barrera protectora alrededor del cuerpo de Bei Moi.

Sin decir nada, Zhao Feng sacó su Arco Luohou y con el leve destello de sangre azur, una Flecha Luohou que sobrepasó la velocidad del sonido se disparó y se movió en una profunda ruta.

El corazón de Bei Moi tembló y la flecha de sus ojos se convirtió en un rayo de luz. Sentía caer en un abismo sin límites y la nieve y hielo aullaban a su alrededor.

Si se quedaba aturdido incluso durante medio segundo, la flecha que superaba la velocidad del sonido podía decidir el vencedor.

¡Tok!

La flecha se deslizó sobre el hombro de Bei Moi y congeló su cuerpo. Al mismo tiempo, una sensación de entumecimiento envolvía su cuerpo.

“Una flecha con energía mental unida…”

Bei Moi sonrió amargamente.

Tenía que admitir que no podía hacer nada contra esa flecha.

Primero, no podía ignorar el ataque de energía mental de Zhao Feng. Segundo, la velocidad de la flecha era aterradora después de que la Herencia del Rayo y el poder de la línea de sangre se fusionaron con ella.

Esta flecha podría atravesar la defensa de un cultivador en el 7mo Cielo del Reino Ascendido.

Los movimientos ilimitados de Zhao Feng: arco y flecha, técnicas de energía mental y su poder de rayos le hicieron sentirse impotente.

Después de cuatro de las cinco batallas más, Cang Yuyue, Lin Tong y Zhao Feng, los Reyes de las Tres Estrellas no tuvieron ninguna derrota.

Sólo cuando se encontraran sucedería esto. Este fue también el momento que el espectador estaba esperando.

Fue difícil no encontrarse con otro Rey Estrella en un total de once batallas.

Finalmente, en la sexta ronda, dos de los Reyes Estrellas se encontraron.

“Cang Yuyue vs Lin Tong.”

En el instante en que terminó la voz del juez, la multitud se emocionó.

El poder de Cang Yuyue y Lin Tong había sido profundamente impresionado en sus corazones. Eran personas que habían derrotado instantáneamente a sus oponentes.

Cang Yuyue era la Estrella suprema que había aplastado a los genios de los Trece Clanes bajo sus pies.

Aquellos que estaban en la misma generación que ella estaban tristes. Estos hombres habían sido superados por una mujer y sólo podían admirarla.

Y esta vez, el oponente de Cang Yuyue también era extremadamente fuerte. Desde el principio hasta ahora, nadie había podido bloquear los Ojos Celestiales Ausentes de Lin Tong.

Sólo necesitaba una mirada para derrotar a su oponente.

El poder de Cang Yuyue podía verse a simple vista, pero el de Lin Tong no se podía y era extremadamente difícil defenderse.

“Comienza.”

El juez que había llegado al Reino Espíritu Verdadero agitó la mano.

¡Jiang!

Al segundo en que terminaron sus palabras, el sonido de una espada y un rayo de luz envolvieron la arena.

Pero al mismo tiempo los Ojos Celestiales Ausentes de Lin Tong ya se habían abierto.

En los ojos profundos-como-abismos de Lin Tong, había aparecido un punto rojo giratorio.

El misterioso e invisible poder fluía por todas partes y nadie podía bloquearlo.

La espada de Cang Yuyue estaba medio desenvainada y congelada.

La realidad quería decir que los ataques de energía mentales eran más rápidos que los ataques físicos, al menos si los dos estaban en el mismo cultivo.

En este momento, todos se quedaron mirando fijamente la arena.

El choque de las Estrellas era tan simple.

Un segundo o incluso un movimiento podrían decidir el vencedor.

Los miembros del Clan Nube Espada y Santuario Antiguo miraron con tensión a la arena.

Estos dos Clanes representaban al primer y segundo clanes más poderosos de los Trece.

Sus discípulos eran de primer nivel en la Alianza, pero la situación para Cang Yuyue no parecía buena porque el ataque de Lin Tong había llegado primero.

Las cejas de Cang Yuyue revolotearon levemente mientras luchaba, pero ella seguía luchando.

La espada verde en su mano temblaba ligeramente.

Una luz roja oscura apareció en el cuerpo de Lin Tong y resistió la espada de Cang Yuyue.

Aunque la espada de esta última había sido detenida a mitad de camino, sus acciones instintivas la obligaron a atacar a su oponente, a pesar de que su poder cayó significativamente.

Sin embargo, incluso entonces apareció una herida en el hombro de Lin Tong, lo que le hizo quejarse ligeramente.

En esta brecha, los ojos de Cang Yuyue brillaron repentinamente mientras desenvainaba su espada una vez más.

“¡No es bueno!”

Las expresiones de la vieja generación del Santuario Antiguo cambiaron.

La ofensiva de Cang Yuyue había superado a todos los demás genios presentes. Esto era algo que no se podía dudar.

Incluso Zhao Feng y Lin Tong tuvieron que admitir este punto.

El poder de Cang Yuyue era inconmensurable. Ella no tenía un poder de línea de sangre y aún así podía alcanzar tal paso, esto mostraba su percepción de la espada.

Lin Tong tomó una respiración profunda y se agitó la túnica negra como el punto rojo de sus Ojos Celestiales Ausentes se tornaba más brillante y se volvía aún más atrayente.

La luz en los ojos de Cang Yuyue se oscureció una vez más y el aterrador poder que se condensaba en su espada se disipó lentamente mientras su mano de jade caía lentamente.

El sudor frío salió de la frente de Lin Tong.

Cada vez que la luz de los ojos de Cang Yuyue se atenuaba, su mano caía una pulgada debido al esfuerzo de Lin Tong.

“¡No es bueno!”

Las expresiones de los miembros del Clan Nube Espada eran solemnes. Mientras la luz en los ojos de Cang Yuyue se atenuaba, su mano sosteniendo la espada caería lentamente. En el momento en que se derrumbase por completo seria el momento de su derrota.

¡Weng!

La espada verde repentinamente zumbó y la mano de Cang Yuyue volvió a levantarse mientras su poder se condensaba.

En este momento, el silencio era absoluto.

Las gargantas de los espectadores se habían sofocado.

No había ninguna hermosa demostración de habilidad, pero el intercambio invisible entre ellos podía decidir el vencedor en cualquier momento.

Victoria y la derrota estaba entre un pensamiento.

Cang Yuyue podría resistir y derrotar a Lin Tong en un tajo.

También existía la posibilidad de que Lin Tong arrastrara a Cang Yuyue a un abismo ilimitado.

Cada segundo del intercambio fue como pisar un alambre de metal.

Victoria y derrota.

¿A quién le pertenecerá la gloria?

El tiempo pareció detenerse.

El enfrentamiento entre las dos Estrellas sólo necesitaba un movimiento.

Sin embargo, ese movimiento todavía estaba en curso.

Índice