Academia Magica Capítulo 27: Mi Primera Habilidad de Rango Emperador – Parte 1

I was Reincarnated as a Magic Academy!

Capítulo 27: Mi Primera Habilidad de Rango Emperador – Parte 1

 

No mucho después de que Dankyun fuera guiado dentro del dormitorio por Tuberculus, su pequeño ejército de soldados leales comenzó a establecer su campamento temporal. Confiscaron el pequeño jardín que había detrás del edificio principal y se encargaron de impedir que los estudiantes entrometidos interfirieran con ellos. Ya se formaron dos grupos con la única misión de encontrar cualquier rastro de la princesa real dentro del campus de la academia. Me dijeron que les dejara entrar en cualquier habitación que quisieran, sin embargo, no tenía ninguna intención de dejarles entrar en la mía. Quité la puerta principal y levanté un muro de Inconel en su lugar. Era molesto invitar a la gente, pero hasta que hiciera una puerta segura, tenía que hacerlo.

Mientras los soldados se instalaban, los otros maestros se encargaron de informar a los curiosos y preocupados estudiantes de lo que estaba pasando. Nanya era parte del grupo que vigilaba a los soldados. Era sólo ella y Paladino, pero eran más que suficientes para manejar el grupo. Dudé mucho que cualquiera de ellos pudiera causar problemas para el dúo de experimentados exploradores de mazmorras y aventureros de alto rango.

En cuanto a mí, me di cuenta de que podría haber dejado a Shanteya cazar durante demasiado tiempo. Inmediatamente corrí hacia allí tan pronto como Nanya me aseguró que vigilará de cerca mi cuerpo de cristal. Mientras volaba sobre las puntas de los árboles en el bosque, pensé si mantener o no a Shanteya escondida también era algo bueno. Con ella hasta el final en el bosque, buscando monstruos peligrosos que me ayudaran a nivelarme y apilar en algunas partes decentes, ninguno de los soldados y probablemente el propio Dankyun se fijó en ella. Esto también significaba que ella podía ser considerada nuestra carta de triunfo, después de todo, mi [Vinculo de Confianza] le ofreció algunas estadísticas decentes, más altas que las vistas en un aventurero de rango Maestro.

Si Shanteya seguía cazando así para mí, nuestros niveles podrían crecer constantemente y alcanzar un pico adecuado donde podría adquirir el poder de batalla que necesito para enfrentarme a Dankyun y su pandilla de matones, sin embargo, tenía la sensación de que podría terminar exterminando a todas las especies de monstruos dentro de un radio de 30 km antes de que llegáramos a ese punto. Esto fue sólo porque levear fue extremadamente lenta, y se puso aún más difícil a medida que subía de nivel cada vez. Era exactamente igual que en un juego: pasar de 1 a 60 fue fácil, pero una vez superado, las cosas se complicaron un poco. O tal vez, todo dependía del tipo de monstruos que cazaba y de las acciones que realizaba. Sin duda, era algo que valía la pena investigar en el futuro.

Cuando encontré a mi encantadora esclava de El’doraw, ella estaba en medio de una batalla con un Urkin, la bestia no la estaba atacando, sino huyendo de ella. La criada con grandes pechos y largas orejas se estaba poniendo al día rápidamente por detrás. Con un solo salto y un potente puñetazo, silenció a la bestia para siempre rompiéndole la columna vertebral. Cayó al suelo, rodando dos veces antes de detenerse inmóvil.

Shanteya soltó un suspiro de alivio y se acercó al cuerpo. Volé más cerca de ella y anuncié mi presencia a través de un simple: “¡Hola!”

“¡Ah! Buenas noches, Maestro” -respondió ella con una sonrisa suave, mirando hacia mi dirección general.

“Siento llegar tarde. Parece que lo estás manejando bastante bien…” le dije.

“Gracias, Maestro”, inclinó suavemente la cabeza: “He cazado todas las bestias que he podido encontrar según las instrucciones, pero…” se detuvo y luego me miró con un poco de preocupación en los ojos. “¿Está todo bien, amo? Sentí la niebla oscura extendiéndose por todo el bosque… esa es la señal de que liberaste tu intención asesina, ¿no?” Entonces ella miró a sus pies.

Parpadeé sorprendido cuando la oí. No pensé que llegara hasta aquí, pero de nuevo, todo este territorio era literalmente parte de mí. El hecho de que la niebla negra se haya manifestado también aquí no debería haber sido inesperado.

Suelto un suspiro, asentí una vez con la cabeza, aunque ella no podía verme.

“Sí, eso es verdad. Dankyun, el Supremo con quien estaba comprometido Ayuseya, llegó a la academia” le expliqué.

“Forzar al gentil y amable Maestro a liberar su intención asesina significa que algo malo debe haber sucedido, ¿verdad?”, preguntó ella sin quitar la mirada preocupada en sus ojos.

“Sí, trató de actuar un poco violentamente, pero Nanya lo tranquilizó. No lo sé, pero hay algo raro en ese hombre”, le contesté.

“¿Raro?”, ella inclinó su cabeza hacia la izquierda cuando preguntó eso.

Traté de explicarme, pero me costó mucho trabajo poner lo que sentía exactamente en palabras, ya que su espada obligó a algunas emociones negativas bastante exageradas con respecto a él.

“¿Debería matarlo?” preguntó Shanteya sin rodeos.

“Sí… ¡No, quiero decir no! Eso sólo causaría más problemas, pero ¿puedes matarlo? Después de todo, es un Supremo”, le pregunté un poco curioso.

“No sé si funcionaría, pero si consigo atravesar su armadura mágica, puedo envenenarlo o incluso matarlo”, explicó.

“¿Cómo planeas hacer eso?” Le pregunté entrecerrando los ojos.

“Usaría mi cuerpo para atraerlo en una cama y mientras él…”

No había necesidad de oír el resto.

“¡NO! ¡Eso es un claro no! ¡No voy a dejar que ese sucio hombre te toque y ni siquiera pienses en hacer algo así a mis espaldas! ¡Saber que te dejas tocar por esa escoria, aunque fuera por mí, es demasiado! ¡NO! ¡No lo permitiré!” Dije agitando la cabeza. (BryanSSC: Sí, no la dejes)

Shanteya simplemente me mostró una gentil sonrisa y asintió.

“Entonces no lo haré, amo”

“¡Bien… ni siquiera quiero pensar en usar tu cuerpo o el de Nanya para llegar a él! De todos modos, noté que había dos exploradores que envió lejos de su grupo principal. Los perdí de vista en un momento dado, pero no los pierdas de vista. No dejes que te vean”, le advertí.

Lo haré, Maestro. Los dos podrían ser Ladrones, Picaros o Asesinos. La habilidad que utilizaron se llama [Ceguera de Mazmorra]. Causa que una mazmorra pierda la pista de ellos o de su grupo mientras están en su territorio. Sin embargo, sólo ciega el sentido de detección de vida del territorio. Eso no los hace invisibles”, explicó.

“No pensé que hubiera una habilidad como esa. Debería ser muy útil para los aventureros, ¿no?” Pregunté.

“Efectivamente. Muchos emplean las habilidades de uno que puede utilizarlo para entrar a escondidas en las mazmorras o pasar los primeros niveles. Si el calabozo no los percibe, las trampas por lo general no se activan”, explicó.

“¿Eh? Pero yo hice el mío para reaccionar cuando un aventurero presiona un botón, tira de una palanca o pisa una trampa de gatillo”

“La mayoría de las trampas son disparadas directamente por el núcleo de la mazmorra porque les permite tomar a los aventureros por sorpresa, pero generalmente son identificadas por el grosor de la niebla negra en el área. Los detonados pueden ser un poco más mortíferos porque es posible que no se dé cuenta de cuándo encontró uno hasta que sea demasiado tarde, pero un experto en trampas puede desactivarlos”, explicó.

“Aun así, si es así, ¿por qué no usaste la habilidad en ese entonces, cuando llegaste a la academia?” Pregunté con una ceja levantada. Me pareció un movimiento lógico.

“Los que se suponía que nos iban a esconder de ti fueron asesinados en el camino. Además, no esperábamos que fueras tan fuerte, sobre todo porque tu nivel era de 1″

“Bueno, supongo que tuve suerte y aprendí algo nuevo. Hablando de eso, algo me molesta… nunca sentí ganas de crear un cuarto cerrado para mi núcleo. Siempre siento la necesidad de hacer algún tipo de camino que me lleve hasta mí. Mientras tanto, siéntete libre de abrir el camino a tu pila de monstruos”, dije.

“¡Por supuesto, Maestro!” hizo una pequeña reverencia, y después de que absorbí el urkin, la seguí a través del bosque. “Desafortunadamente, no sé por qué se siente así, Maestro. Lo que sé es que todas las mazmorras, sin excepción, tienen un camino que conduce a su núcleo. Mientras que el cristal de la mazmorra es bastante valioso para algunas personas, en general es inútil para la mayoría de las aplicaciones prácticas. La única razón por la que los aventureros destruyen el núcleo es si crece hasta el punto de ser demasiado peligroso. Una vez que eso sucede, los restos del núcleo son arrojados y el calabozo despojado de cualquier cosa valiosa o que valga la pena llevar como metales o mármol”, explicó.

“En otras palabras, las paredes de metal significan una mazmorra rentable, ¿no?”, pregunté.

De hecho. Ella asintió.

“Supongo que me convertí en un blanco…”, gruñí.

“No se preocupe, amo. ¡Te protegeré! Además, las paredes de metal también significan un calabozo muy peligroso. Pocos se atreverán a aventurarse en uno”, dijo con una sonrisa.

Estaba feliz con su declaración, pero realmente no quería esconderme detrás de Shanteya cuando me enfrenté a Dankyun.

Una vez que llegamos al montón de monstruos, lo absorbí todo y dejé a Shanteya para seguir cazando hasta que el sol se puso.

“Si necesitas algo, sólo muévete hacia la academia”, le dije.

“Entiendo”. Sonrió y luego huyó al bosque.

Después de regresar a la escuela, comencé a remodelar la estructura subterránea. Empecé creando un túnel que me llevaba hasta el borde de mi territorio. Me costó bastante tiempo y energía absorber todos los materiales para una distancia de 16 km, pero a pesar de intentarlo lo mejor que pude, no pude terminarlo, y una parte incluso se derrumbó porque olvidé reforzar las paredes. Encantar no funciona a menos que yo creara esas paredes.

Distancia total que alcancé al caer el sol: 2,6 km. Longitud del túnel reconstruido: 1,8 km.

Un humano normal podría haber necesitado algunos meses o incluso años para lograrlo.

Una vez que recogí a Shanteya, me retiré a mi cuerpo de cristal, en la seguridad de mi mente interior y me fui a dormir. No llamé a Ayuseya esta vez por lo que pasó ese día. Pensé que quizá necesitaba tiempo para pensar en lo que dije.

 

 

BryanSSC: Me gustan las chicas de esta novela… la tsundere me hace retroceder varios pasos… pero Shanteya me gusta mucho 😀

Trad. BryanSSC

~ Índice ~

Índice