Academia Magica Capítulo 26: La llegada de Dakyuun a la Academia Mágica Fellyore – Parte 3

A A A

I was Reincarnated as a Magic Academy!

Capítulo 26: La llegada de Dakyuun a la Academia Mágica Fellyore – Parte 3

 

Por un momento pensé que él quería que la academia pagara por la insolencia de Keltaru o lo que él percibía como tal, pero algo se sentía mal. Dankyun no miró ni al el’doraw, ni a Tuberculus, ni al sirviente que le dio el informe, pero cuando Nanya apareció, sus acciones cambiaron completamente. En vez de ordenar un ataque de sus soldados, actuó solo.

“¡No tengo necesidad de responderle a un traidor y ladrón como tú!” ella escupió a sus pies.

“¿Oh? ¿Estás hablando de eso?” Preguntó mientras desenvainaba su espada y la apuntaba hacia ella.

Es lo que Nanya… pensé mientras lo miraba.

El diseño era el de una Claymore de la Tierra del siglo XV, un espada larga de dos manos, sin embargo, la hoja era negra y grabada con unas runas de color rojo oscuro que brillaban suavemente. La empuñadura estaba cubierta de cuero negro, y el protector estaba ligeramente curvado hacia dentro. Mirando su vaina, noté que coincidía con el diseño dorado y plateado de su armadura. Esta extraña combinación de colores hizo que la espada destacara por completo cuando la blandía.

Tragué.

El aura de oscuridad y peligro que me hacía temblar. Cerré los ojos por un momento y pensé en lo que dijo Nanya. ¡No hay nada que temer! Esto es el resultado de un poderoso encanto, ¡eso es todo! Sólo un encanto… Desafortunadamente, en el momento en que abrí los ojos, seguía siendo tan espantoso como antes.

Volví a tragar otra vez y miré a Nanya. La miraba y apretaba los puños. La profesora, que por lo general era tranquila y parecía una adolescente, apenas se estaba manteniendo de atacarlo.

“¿Hm? ¡Esto es impresionante! No esperaba que tuvieras una reacción así cuando nos volvimos a ver. Honestamente pensé que huirías hacia mí, gruñendo y maldiciéndome y entonces te apuñalaría en el corazón, te decapitaría, y dejaría que tu cuerpo fuera comido por las ratas. ¡Hahaha!” dejó salir una risa divertida.

“No soy la misma mocosa que una vez conociste”, replicó, pero hablaba con dientes rechinantes.

“¡Ya veo! ¡Ya veo! Entonces, ¿qué pasaría si yo… veamos… arrojara mi Habilidad Suprema ahora mismo, aquí mismo, encima de esta academia?”

“Dankyun…” Nanya gruñó y dio un paso adelante.

El aire entre ellos estaba tenso. Frente a nosotros, el draconiano y la joven desaparecieron y fueron reemplazados por dos monstruos espantosos. Sus motivos para chocar espadas y saltar al ataque se sentían como un misterio si uno no sabía por lo que habían pasado. Entre los que estaban en la academia, algunos de los profesores y yo éramos probablemente los únicos que sabían la verdadera razón de la ira de Nanya y el afán de Dankyun por enfrentarse a ella en una batalla.

A pesar de este acontecimiento y de la forma en que las cosas parecían estar pasando de mal en peor, sólo había un pensamiento que me preocupaba. Si este draconiano ataca con su habilidad suprema, entonces toda esta academia, menos mi habitación, probablemente terminaría destruida. Los maestros probablemente sobrevivirían gracias a sus Armaduras Mágicas, pero los estudiantes serían masacrados bajo la lluvia de bolas de fuego. Una vez que eso pasara, nada impediría que Nanya entrara a matar.

¿Qué hay de Shanteya? Pensé y luego busqué su señal de vida.

Aunque lejos de nosotros, ella estaba todavía dentro del área de ataque de la Habilidad Suprema de 1 km de diámetro. Con este ataque, Dankyun me podía robar mi casa, mi esclava, mis amigos y los que tenía que proteger.

¿Puedo construir algo para ellos rápidamente? Pensé entonces, pero no había forma de que pudiera hacerlo. Todavía no era tan fuerte. Mi Energía Mágica se agotaría para cuando terminé la segunda capa, y tampoco tendría encantos.

Tragué.

Sólo había una salida. Tenía que matar a Dankyun. Tenía que destruirlo…

Si lo mato antes de que inicie este ataque, entonces… Si lo mato ahora mientras está concentrado en Nanya, puedo salvar a los estudiantes. Nanya puede tratar entonces con sus soldados, los maestros también podrían. ¿Pero puedo dañar a este Supremo? Tal vez… tengo que lanzar un ataque muy poderoso. Necesito enfocar mis láseres aglomerados en él y dispararles mientras que al mismo tiempo, lo ataco con una energía mágica de 7000 u 8000 [Bola de Fuego Rastreadora X18]. Sí… tiene que morir… pero ¿puedo matarlo? ¡Sí! No… tengo que hacerlo… Sí, tengo que hacerlo… pensé mientras luchaba con la horrible decisión de quitar una la vida.

La razón de mi vacilación fue muy probablemente mi miedo causado por su espada, me hizo buscar el camino más seguro, me hizo dudar de mi intención y fuerza. Al final, lo que me hizo decidirme fue recordar el hecho de que ya había matado en este mundo. Esto no era la Tierra. No iba a terminar con la policía en mi puerta. Yo podía matar libremente mientras tuviera una buena razón para hacerlo y nadie me juzgaría por eso. Este mundo no tenía los mismos valores morales que el anterior, por lo tanto…

Matar… Debo matar a Dankyun… Debo matarlo para proteger a Nanya, Shanteya y a toda esta academia.

Mis pensamientos resonaron dentro de mi cuerpo de cristal y me estremecieron por todo mi Territorio del Calabozo. Como con cualquier otra mazmorra, una niebla oscura fue levantada del suelo a un metro de altura, pero era la más densa alrededor de Dankyun y la más fina alrededor de Nanya y la academia. Demuestra claramente mi deseo e intención de masacrar a ese draconiano.

“¿Hm? ¿Qué es esto? El calabozo finalmente se unirá a nuestro pequeño combate “, preguntó el hombre mientras miraba a su alrededor.

“¿Por qué te sorprendes?”, preguntó fríamente Nanya.

“No lo estoy. Sólo tengo curiosidad por saber por qué el calabozo planteó su intención asesina ahora.” se encogió de hombros.

“¿No es obvio?”, preguntó ella levantando una ceja.

“¡Ilumíname! Si tu respuesta me divierte, no destruiré este lugar “, respondió con una sonrisa arrogante mientras miraba a Nanya.

“Si intentas hacer algo tan estúpido, no dudaremos en atacarte con todo lo que tenemos. Este chico no ha mostrado su intención asesina ni una sola vez hasta que ustedes vinieron aquí y amenazaron con destruir la academia y matar a todos los estudiantes inocentes que hay dentro. Incluso si eres un Supremo, ¡deberías saber que tal masacre no permanecerá oculta! Los hijos de algunos nobles bastante poderosos están allí, y algunos tienen maneras de comunicarse con sus padres en casa. ¡Incluso si los matas antes de que envíen un mensaje, no podrás borrar la evidencia dejada por tu horrible acto! ¿Cuántos crees que estarán dispuestos a pasar tranquilamente? Sus fantasmas vagarán por este lugar, y una vez que un vidente sea traído, podrá comunicarse con ellos. La verdad saldrá a la luz, y serás perseguido en todos los reinos como el perro sabandija que eres”, le escupió.

A pesar de los insultos que le lanzaron, Dankyun le mostró sólo una sonrisa llena de sí mismo. Se estaba divirtiendo con la forma en que hizo actuar a Nanya. Su ira y odio hacia él lo alimentaron como leña seca y la gasolina encendió un fuego. En cuanto a mí, lo encerré en él, listo para lanzar mi hechizo.

“¡Esto no era más que una broma, Nanya, querida! No quisiera hacer daño a ninguno de los estudiantes inocentes aquí “, dijo repentinamente, bajando la mano y encogiéndose de hombros como si no fuera gran cosa.

La oscuridad a su alrededor no se desvaneció. No le creí. No iba a bajar la guardia así como así.

“¡Lo que te dijo el chico es la verdad! La princesa Ayuseya se fue sin informarnos a ninguno de nosotros adónde iba. Supongo que ya sabía que sus sirvientes no le eran leales, y por eso no les reveló nada de esto. Atacar esta academia no te traerá más que problemas y si no me crees, eres libre de comprobar todo lo que quieras. Conociéndote, probablemente ya le has puesto algún tipo de hechizo de rastreo. ¿Por qué no usas eso?” preguntó Nanya después de cruzar las manos sobre su pecho.

“Hm. Cierto, tengo un hechizo, pero es extraño, ¿sabes? Me sigue diciendo que ella está aquí, pero todos ustedes niegan algo así. Qué extraño, por cierto”, dijo y se frotó lentamente la barbilla.

“No puede ser”. Nanya agitó la cabeza. “¡Si lo hubiéramos sabido, ya te la habría entregado personalmente para que no volviera a ver tu fea cara!”, sacudió la cabeza.

“¿O podrías alejarla de mí sólo para molestarme?”, comentó.

“No estoy lo suficientemente enojada como para arriesgar la seguridad de mis estudiantes e interferir en asuntos políticos de este nivel “, ella negó tal cosa, pero como yo sabía la verdadera realidad, pude ver lo buena mentirosa que era. Si viviera en los tiempos modernos de la Tierra, habría sido una excelente actriz.

Dankyun la miró durante un largo minuto, mientras yo rezaba que él abandonara este lugar e intentara no luchar contra nosotros. Mi intención asesina no disminuyó, pero sabía que, si lo atacaba ahora, había una posibilidad de que Nanya se interpusiera en mi ataque, o yo podría ser el que dañara la academia. Si yo ataco primero, él tendría una razón políticamente buena para destruir este lugar. No soy estúpido, he visto esta táctica antes. Incluso en los tribunales modernos, tu caso no tendría ni una sola esperanza de ganar si eras el primero en atacar. La táctica era sencilla: esperar a que hiciera el primer movimiento sin burlarse de él y luego quedarías libre para ir a matarlo. Era una legítima defensa, pero dudaba que esto fuera lo que Dankyun temía. Sólo necesitaba una excusa para lanzar contra los altos círculos políticos. Conmigo o Nanya atacando primero, incluso podría decir que es un posible asesinato de un dignatario extranjero.

Espera… entonces matémoslo… espera, entonces lo matamos… ¿o simplemente lo matamos? Si lo mato primero, entonces me deshago del peligro… seguí pensando mientras miraba al hombre draconiano que amenazaba con destruir la paz y tranquilidad de este lugar. (BryanSSC: Las líneas son erráticas, no hay forma de darles un sentido además del literal)

“Digamos que te creo, pero no te creo”. Dijo después de un tiempo mientras envainaba su espada.

El efecto del encanto del Miedo disminuyó.

“…” Nanya entrecerró los ojos ante él.

“Voy a quedarme aquí unos días, y dejarás que mis hombres registren esta área y todos los rincones de esta academia, incluyendo cualquiera de las mazmorras que tu patético Núcleo de Mazmorra haya construido. No tienes que preocuparte de mostrármelos, mis exploradores ya han encontrado la mayoría. Si no encuentro nada, me iré en silencio. ¿Qué dices sobre este… trato?” preguntó con una sonrisa de satisfacción.

Honestamente sonaba bien, pero en algún lugar profundo de mi interior, escuché a cierto personaje de una película de ciencia ficción gritar: “¡Es una trampa!” (BryanSSC: Entendí la referencia.png (°w°)/)

¿Teníamos alguna otra opción además de una batalla total con los estudiantes como posibles víctimas de fuego cruzado?

Si lo atraigo a mi calabozo, ¿puedo matarlo? Sus hombres morirían, pero ¿qué hay de él? Me pregunté mientras sopesaba las posibilidades en mi mente.

Era una buena idea, pero recordando el daño que Nanya y los maestros del Rango del Emperador hicieron en mis dos primeros pisos, no pude evitar sentir que estaba subestimando mucho a mi oponente. Se suponía que el calabozo iba a ser mi defensa final.

“Oh, y si te atreves a mover su núcleo desde allí, lo tomaré como una declaración de batalla hacia mí”. Señaló a mi habitación.

Tragué. (BryanSSC: Joder… simplemente niéguenlo, para empezar no tienen los motivos para permitir que algo así sea permitido…)

Incluso la idea de mover mi núcleo en mi mazmorra podría desencadenar una batalla ahora, pero estaba bien. Mientras no hiciéramos el primer movimiento, yo estaba a salvo, y siempre podía mover mi corazón lejos antes de que él pudiera atravesar esas paredes de Inconel. (BryanSSC: Inconel=es una aleación de níquel-cromo usada para aplicaciones que requieren resistencia a la corrosión y al calor.)

“Muy bien. ¡Estaremos de acuerdo con este trato, y verás por ti mismo que esta princesa tuya no está aquí! El núcleo del calabozo también se quedará allí, nunca lo moveremos. Su único papel es reparar la academia y advertirnos de los peligros. Las mazmorras que encontrarás son sencillas también. No construyó nada más”, le mintió sin escrúpulos otra vez.

“¡Que así sea!” levantó la mano y sus soldados desmontaron. “Ahora, sobre esta niebla negra…” dijo mientras intentaba apartarla como si fuera una neblina de humo, pero mi niebla asesina era bastante testaruda.

“Por supuesto, voy a ir a decirle al calabozo que los trate a usted y a sus hombres como aliados. Es un poco tonto, así que naturalmente reaccionó por instinto a… MI espada.” Nanya mintió y entrecerró los ojos ante él.

“Perdón, pero te refieres a MI espada. Es cierto que te perteneció en un momento dado, pero una buena espada siempre elige a su amo y en este caso, escogió bien”, sonrió y dio palmaditas en la vaina.

Nanya sólo podía gruñirle mientras se giraba y caminaba hacia la academia. Rápidamente volé hacia ella, pero aún no liberé la intención asesina.

“¿Qué debo hacer?” le pregunté.

“Libera tu intención asesina. Si esto hubiera sido un asunto entre nosotros y él, te habría regañado por no atacar todavía, pero lo hiciste bien. Somos fuertes, pero no creo que podamos proteger a los estudiantes de sus ataques todavía. Afortunadamente, nos dio tiempo suficiente para empezar a hacer algunos preparativos. Dudo que se vaya como dijo. ¡Es un draconiano del demonio, una escoria, un bastardo, un pedazo de basura! ¡Grrr!” Golpeó la pared duramente, haciendo una gran grieta en ella. Lo reparé y rápidamente fui tras ella otra vez. Se dirigía hacia mi habitación. “Pretenderemos manejar nuestros negocios como de costumbre, pero mientras tanto, ¡has todo lo que puedas para construir algo que aleje a los estudiantes! Hazlo sin decírselo a nadie más que a mí. Oh, y oculta la entrada a tu gran mazmorra”, explicó.

“Ya lo hice, pero aún no he hecho un túnel de escape para los estudiantes. Trabajaré en eso esta noche. Pero… ¿podemos ganar contra él?”, pregunté.

“Depende, Illsy. Esa armadura suya no es normal. Es más bien un objeto divino”, me dijo mientras entraba en mi habitación.

“Entonces, ¿puedo usar ese hechizo que tú ya conoces? Lo dejaré desnudo, y será mucho más fácil pelear”, le dije con una sonrisa.

“No, eso no funcionará a menos que puedas ignorar un encanto [No Robar]. Si incluso uno de sus artículos tiene esa cosa en él, entonces sabrá inmediatamente que trataste de hacerlo, y él lo tomará como una ofensa directa y no dudará en atacarnos”, explicó y suspiró.

“¿[No Robar]? ¿Había algo así?” Le pregunté levantando una ceja.

“¿Cómo crees que los nobles y la realeza pueden salir a la calle sin preocuparse de que alguien les robe? Todos usan esa cosa”, explicó.

“¿Incluso tú?”, le pregunté.

“El hechizo funcionó conmigo, ¿no?” Me recordó con una ceja levantada.

“¡Claro!”, dije.

“Illsy, libera tu instinto asesino”. Me dijo.

“De acuerdo…” Asentí e hice lo que me dijeron.

La niebla negra desapareció, y Tuberculus se acercó a Dankyun. Lo más probable es que iba a organizar algún tipo de estancia para ellos, ya sea en el edificio principal de la academia o en el dormitorio. Desde que estaba adentro, no podía oír de qué estaban hablando.

“¿Puedo sobreescribir los encantos?” le pregunté a Nanya.

“Lo intenté muchas veces, pero esa espada no es normal… además, necesitarías el hechizo [Desencantar] y lo último que recuerdo es que sólo tenías [Encantar].” Ella agitó la cabeza.

“Ya veo…”

 

 

[Punto de vista de Dankyun] (BryanSSC: ¡Maldición! ¡Justo ahora que estaba poniéndose bueno!)

 

 

Ver a Nanya en su forma sellada después de tantos años fue muy emocionante, tanto que no podía evitar burlarme de ella para empezar una pelea. Esperaba que ella saltara hacia mí de inmediato, pero parecía como si realmente hubiera cambiado. Sin embargo, esto sólo hizo que el juego fuera aún más interesante. Iba a disfrutar rompiendo la compostura de Nanya y forzarla a atacarme. Una vez que lo hiciera, sería libre de empezar a torturarla.

¿Pero cómo voy a hacerlo? ¿Quizás debería hacer algo a sus queridos estudiantes? ¡Si accidentalmente lastimo o toco uno o dos de los linajes campesinos, estoy seguro de que la irritaré! Pensé mientras estaba siendo guiado por el viejo director humano hacia mi habitación temporal en los dormitorios.

 

 

BryanSSC: ¡Maldito bastardo engreído! ¡Illsy! ¡Dale con todos los malditos láseres que tengas!

Trad. BryanSSC

~ Índice ~

Índice