Jinrou e no Tensei, Maou no Fukukan – Capítulo 44: El frente norte

A A A

 

 

Capítulo 44: El frente norte

 

La aparición de un héroe era bastante peligrosa, incluso para el ejército demoníaco.

En el pasado, el rey demonio había aparecido muchas veces, pero el héroe siempre aparecía justo después. Eran los enemigos naturales del rey demonio.

La razón se puede encontrar en el hábito del grupo demoniaco.

El ejército demonio1, que obedecía sólo a la persona más fuerte, caería completamente en un estado de caos cada vez que el rey demonio era derrotado.

Hubiese sido genial si, después de la caída del rey demonio, la siguiente persona más fuerte tomase el mando… Sin embargo, la mayoría de las veces, esa persona estaría en un estado de caos también, por lo que nos dejó en un dilema.

 

El héroe, que había castigado a los demonios en el pasado, había penetrado profundamente en el equipo enemigo. Vencieron al rey demonio por confrontación directa. Desafortunadamente, su método había apuntado al punto más débil para nosotros los demonios.

Sin embargo, las personas que trabajaban entre bastidores ya habían sido preparadas para plantear un sucesor de múltiples maneras.

 

Pero el verdadero problema era si el ejército demonio estaba dispuesto a aceptarlos o no… Probablemente era imposible. Y esto no era algo teórico.

No hay reemplazo para el rey demonio.

Incluso si hubiese alguien lo suficientemente poderoso como para estar hombro con hombro con el rey demonio, también debe estar preparado para acumular su propia fuerza desde el principio.

«Haciendo una cara molesta otra vez…»

« ¿Qué?»

Una voz agridulce murmuró cerca de mi oreja, giré bruscamente mi cabeza.

«Yahoo! ~, Movi-chan está aquí».

La maestra agitó su mano de forma antinatural, era casi infantil.

«Maestra, ¿no has renunciado a ese maldito apodo todavía?»

«Los padres que dan apodos como ‘Gomoviroa’2 a sus queridas hijas no están mal, ¿sabes?»

Siempre guardaba rencor.

 

Conocía muy bien el carácter de mi maestra, pero la maestra estaba inesperadamente deprimida por semejante chiste. Traté de ignorarlo para forzar a que mi entorno fuese más pacífico.

« ¿La maestra también está interesada en el héroe?»

«… Bueno…»

Fue una respuesta cortante, pero la angustia de la maestra había sido transmitida claramente.

El Rey Demonio Frieden Richter, el Kyojin Tibert3, la Gran Sabia Gomoviroa. Eran camaradas de la época en que el ejército demoníaco estaba siendo criado.

En el frente norte, estaba el oficial Tibert y el héroe que apuntaba al rey demonio. Me preocuparon los dos.

 

Mientras miraba el joven perfil de mi maestra, recordé el trato con el comerciante Mao.

El héroe estaba en la parte norte de Schubelm.

Parecía que los subordinados de Mao se estaban infiltrando en él, por lo que puede ser bueno pedirle a la maestra que vaya a echarle un vistazo.

Puede haber alguna información que pueda animar a la maestra.

«Maestra, si no te importa, nos gustaría que te muevas hacia el norte».

« ¿Al norte?»

Le expliqué las circunstancias a la maestra.

La maestra pareció pensar un poco, y murmuró.

«Bueno… ya veo… Es un espía humano. No es una trampa, ¿verdad?»

«No lo sé.»

Si el enemigo prepara una emboscada, huiremos a máxima potencia. Los hombres lobo somos más robustos que una infantería y más rápidos que una caballería. Podremos gestionar de alguna manera.

 

«Sin embargo, esta información es de un comerciante. Pero él no tiene ninguna razón para traicionarme, no hay ningún beneficio al hacerlo ».

«Ya sea por el dinero de la recompensa de Mirarudia o por razones religiosas, ¿considerarías que esa área es realmente segura?»

«Ir tan lejos…»

«Hay una pequeña posibilidad de que Mirarudia me ponga una recompensa». Como yo soy uno de los asistentes de nuestro señor».

Además, siempre y cuando deje que Monza investigue, Mao seguirá siendo un creyente de Luz de luna, del tipo que no era demasiado entusiasta en nada. Como tal, no hay una razón religiosa para desagradar al ejército.

Hay una posibilidad de que alguien tenga rencor contra el ejército demonio, y por cualquier razón, puede ser cualquiera. Así que decidí no preocuparme demasiado por eso.

 

«Tú, ¿eres consciente de que eres una de las figuras clave del ejército demonio?»

«Realmente no…»

Aunque hay una gran responsabilidad en el control de Rune Height, incluso si muero, Airia y el oficial Kurtz se las arreglarán de alguna manera.

«Dios mío… Bueno, está bien, siempre y cuando me sigas, será fácil huir».

 

La maestra suspiró y saltó sin esfuerzo de la silla.

«Schubelm es territorio enemigo, por lo que el equipo de avanzada acampará en Buchen. Es el área controlada por el ejército demonio. Todavía se están preparando, así que sólo espera un poco ».

 

Mientras esperaba que la maestra terminase la ceremonia necesaria para la transferencia, continué y terminé el trabajo de la oficina para hoy. Los detalles fueron confiados a Airia.

Y luego, con la magia de la maestra, saltamos a la ciudad agrícola del norte, Buchen.

 

«Uwaa…»

Esta fue la primera palabra que salió de mi boca en reacción al hecho de que Buchen parecía un desastre.

Había dos razones para ello.

 

Primero era el paisaje urbano.

La infraestructura de Buchen había dejado de funcionar por completo debido a la destrucción por la invasión de la segunda división.

Sólo había establecimientos agrícolas que estaban intactos, mientras que las vías navegables también se controlaban cuidadosamente. Desafortunadamente, en todos lados fue destruido. En el área de refrigerios, el barro rojo / negro se fue acumulando lentamente mientras que la fuente que originalmente imitaba a un león, fue derribada.

 

Segundo, estaba la segunda división del ejército del rey demonio.

Las tropas que aún podían pelear estaban acampando fuera de la ciudad, con la excepción de los soldados heridos en la ciudad que gemían incesantemente.

Un soldado ogro, del tamaño de un ser humano, gemía con su brazo envuelto en una manta. Sin embargo, su otro brazo, que debería estar allí, ya no estaba.

Mientras pensaba, un soldado demoniode unos cinco metros se colocó en la pared de una casa privada. Sus hombros estaban inmóviles mientras respiraba sin detenerse. Parecía que sus dos ojos habían sido perforados con una lanza y tenía el moretón de una cicatriz.

 

«Apenas logró escapar… creo…».

La maestra estaba fingiendo estar calmada, pero podía decir que parecía estar muy sorprendida.

Cientos de soldados se derrumbaron en todas partes, incluso en el camino que conducía a la puerta del castillo. Algunos tampoco respiraban.

Parecía que había una casa privada, en algún lugar, que fue confiscada como un hospital temporal. Escuché una gran cantidad de gritos. Probablemente le estaban amputando las manos o los pies.

 

La maestra me miró y dijo: «Aunque el ejército principal pudo regresar a cambio de muchas dificultades, es triste dejarlos morir así. Trataré a los soldados heridos ».

«Eso está bien, pero ¿y el héroe?»

«Te lo dejo a ti. Si algo sucede, vuelve aquí ».

Parecía que los soldados heridos estaban en vilo, y la maestra simplemente se fue después de eso e inmediatamente comenzó a tratar a los soldados con magia.

«Déjame ser franca. No lo aguantaré, así que sólo trataré la herida de inmediato ».

 

Si la molesta maestra continúa así, no habrá forma de detenerla más tarde.

«Bueno, maestra, iré solo. Regresaré lo más rápido posible ».

«Umm, ten cuidado, te veré después».

La maestra ya estaba tratando al tercer soldado. Los dos ojos del soldado gigante se desmoronaban mientras acariciaban la herida curada una y otra vez.

Bueno, no se puede evitar… No quería que un aliado muriese delante de mis ojos.

«Cuídate, maestra. Por favor, no vuelvas a colapsar después de usar una gran parte de tu poder mágico ».

«Está bien, ese tipo Tibert está aquí, así que estaré bien. Le daré mis saludos después ».

 

Mientras me transformaba, corrí a través de la puerta del castillo de Buchen. Fuera de la puerta del castillo, eché un vistazo a los amplios campos de trigo a mi lado mientras corría hacia Schubelm.

Buchen era una ciudad que supuestamente abastecería de alimentos al ejército guarnecido de Schubelm, por lo que la distancia era bastante estrecha. Con el poder de las piernas de un hombre lobo, que eran más rápidas que los caballos, llegaría allí al caer la noche.

 

 


Notas:

  1. Demonkin ese es el término que usan aquí, pero lo dejé como veníamos conociéndolo.
  2. Gomovila, así la llamaron en esta traducción, pero sigámosla conociendo como Gomoviroa
  3. Tibert pasó a ser llamado Tiberito, pero, de nuevo lo dejo como antes.
  4. La verdad no estoy seguro si es un Kyojin o un Majin.

Traductor: Arkadia

 

  • Otakueagle01

    Muchas gracias por el capítulo, si k es crítica la situación de la segunda división del ejército. Espero se puedan reponer para k apoyen a Vaito en la batalla por venir contra el héroe. Saludos y gracias.

  • Josue Cueva

    esto se pone interesante