Academia Mágica Capitulo 26: La llegada de Dakyun a la Academia Mágica Fellyore – Parte 2

A A A

I was Reincarnated as a Magic Academy

Capítulo 26: La llegada de Dakyun a la Academia Mágica Fellyore – Parte 2

 

BryanSSC: Hola a todos, seguro se sorprenderán de mi presencia en esta novela, para algunos pocos no es una noticia el hecho de que Shiku nos ha dejado(no se murió, solo se fue de parranda), sin embargo este proyecto yo lo inicié hace mucho tiempo en vistas de que el traductor de wattpad se volvió repentinamente muy lento y no dejaré que caiga en el olvido de Excalibur, lamentablemente los demás proyectos que llevaba a cabo Shiku han sido dropeados.
Dejando a un lado las tristes noticias, me alegro de tomar esta novela ya que es la única que no viene de oriente xD además de ser divertida y con una gran historia, así que por favor, disfrutad de ella conmigo.

PD: Debido al cambio de traductor, podría haber cambios en la traducción, lamento de antemano cualquier malentendido. Tambien pondré los pensamientos de los personajes en un color azulado, aunque no habrá muchos.

***

Nunca esperé escuchar a Ayuseya gritar así, oír sus sollozos y llorar como si me rasgaran la parte de atrás de mi mente y me atravesaran el corazón en un eco tembloroso. Sus palabras fueron duras, pero comprensibles. Yo era el tonto que actuaba y creía que podía salirse con la suya de esa manera.
Puede que haya cometido un terrible error y en vez de acercar a Ayuseya a confiar en mí, la alejé. Si funcionaba con Shanteya, no significaba que funcionaría con la princesa draconiana o la profesora adolescente. Puede que haya sido una tonta, pero justo ahora recordaba lo que una vez me dijo Alina: “El corazón de una mujer está lleno de misterios, y lo que ella no puede mostrar, se esconde bien”.
El miedo y la preocupación están entre esos misterios, y Ayuseya me acaba de mostrar que aunque era una mujer dura que podía soportar mucho, había un límite incluso para ella. Mi beso pudo haber sido ese límite, pero pensar que la pondría tan disgustada hasta el punto de que derramó lágrimas por ello, yo sólo podía sentirme avergonzada y arrepentida por mi comportamiento. Pero aun así, en el fondo, mi estúpido corazón no vio razón para lamentarse. Todavía me sentía muy feliz por el hecho de que yo dormía en su gran pecho, por abrazarla, besarla y estar junto a ella como si estuviera con Shanteya. Esos podrían haber sido mis sentimientos verdaderos y honestos, o quizás eran sólo una representación de mis pensamientos pervertidos.
De cualquier manera, la esperanza de crear un [Lazo de Confianza] con Ayuseya pudo haber salido por la ventana. Un solo error era todo lo que necesitaba, ¡sólo uno!
Suspiré fuerte y miré hacia la Academia. Todos los estudiantes han sido evacuados por la puerta trasera, excepto los sirvientes de Ayuseya, que era un total de seis: dos criadas, dos mayordomos y dos guardaespaldas. Siguieron molestando a Nanya sobre la ubicación de la princesa, pero sus mentiras se mantuvieron bien. Esa mujer sabía tejer palabras de tal manera que incluso un detector de mentiras moderno habría tenido problemas con ella.

“¡Illsy! ¿Qué tan lejos están?”, me preguntó.

Miré hacia esa dirección mientras tragaba saliva, y tan pronto como sentí la fuerza de su vida, esa terrible espada reaccionó y el miedo corrió a través de mi cuerpo. Era un encanto aterrador, pero gracias a Nanya, estaba empezando a entender cómo ignorarlo. Sólo tenía que pensar un poco más lógicamente y recordar constantemente que lo que sentía no era más que una mentira inducida por la magia.

“¡Deberían aparecer en un minuto, aproximadamente!” le contesté.

Frotándose la barbilla, Nanya pensó durante un momento en algo y luego se volvió hacia Tuberculus. Señaló a la academia y le dijo algo, pero yo estaba demasiado lejos para oírlo. Estaba al acecho.

Lo que sea que dijo, el director estuvo de acuerdo. Mientras él se dirigía hacia los sirvientes de Ayuseya, ella corrió hacia el bosque y se escondió en algunos arbustos. Nanya lanzó algún tipo de hechizo entonces porque perdí su rastro, bueno casi, todavía podía sentirla. Era sólo un simple pensamiento que me decía: “Mi esposa, Nanya, es así. Está a salvo.”

Viendo la escena, decidí usar esta oportunidad y cambiar algo en la academia. He añadido dos láseres AGLMC detrás de las ventanas del ático. Esperaba tener una buena toma desde allí, pero también esperaba no tener que usarlas. Pensé en agregar algunas trampas en el suelo también, pero se habrían notado fácilmente. Bueno, si algo pasara, siempre podría crear un agujero debajo de ellos y disparar unas bolas de fuego dentro. (BryanSSC: Intenté buscar alguna imagen de esos láseres, pero no encontré nada)

Así, esperamos. Estaba flotando sobre ellos, Tuberculus estaba sentado frente a los jóvenes estudiantes, listo para encontrarse al temible Dankyun. Mientras tanto, sólo tenía que recordar que mientras dijéramos y probáramos que Ayuseya no estaba aquí, él simplemente se iría y nos daría el tiempo suficiente para hacer una carrera o para prepararnos para su próxima visita. Hablando de eso, Shanteya aún estaba cazando. Ya alcancé el nivel 66, pero se estaba acercando cuando tuve que ir a recoger los cuerpos apilados de los monstruos que ella masacró.

“Espero que esto no lleve mucho tiempo… ¡Ugh, por favor Dankyun! ¡Espero que te de dolor de estómago, diarrea o algo así! ¡Date la vuelta y tropieza con algo y muere!” Le dije en voz baja mientras lo veía acercarse cada vez más a la academia. (BryanSSC: No saben lo risible que siempre me ha parecido ese nombre Dakyun xD jajaja cada vez que lo leo no puedo evitar reír)

Al final, mis deseos fueron ignorados por los dioses de la desgracia, y él llegó a salvo delante de la Academia Mágica Fellyore. Estaba dirigiendo a todo un grupo y con una sola mirada, pude ver la ridícula diferencia entre él y los demás.
Dankyun era un draconiano alto que pasaba los 2,5 metros. Las escamas de sus mejillas y su cola eran de color marrón oscuro, y sus ojos de color verde oscuro. Tenía una imponente presencia a su alrededor y una ridícula armadura. La cosa pesaba mucho si mi estimación era correcta. Era una armadura completamente plateada decorada con runas de oro y plata, pero el material base parecía una especie de aleación. Para mi sorpresa, no llevaba casco, pero todavía podía ver uno colgando del lado izquierdo de su caballo. Fue una simple muestra de confianza. Era su manera de decirnos que no lo necesitaba para proteger su vacío cráneo. Espera, ¿está vacío? Lo golpearé cuando tenga la oportunidad… con un martillo de 10 toneladas.

“¡¿Quién va allí?! ¡Esta es una academia pacífica aprobada por el rey de Shoraya! ¡Explica tus asuntos, forastero!” gritó Tuberculus mientras golpeaba el suelo con su bastón.

Hizo una pose imponente delante de él, pero Dankyun no parecía impresionado. En realidad, lo estaba ignorando y escaneando la academia con sus ojos.

Cuando su mirada llegó a la habitación en la que estaba escondido mi cuerpo de cristal, entrecerró los ojos y mostró una pequeña sonrisa confiada. ¡Se burlaba de mí, lo sentía!

“¡Este es el estimado Señor Dankyun Alttoros! ¡Novio de la Princesa Ayuseya Drekar Pleyades! Exige que la entregues a su país, que espera su regreso” declaró con un tono de voz firme e imponente uno de sus matones. (BryanSSC: *coff*coff*exnovio*coff*coff)

La mayoría de los soldados que estaban detrás de él llevaban armadura de malla con cascos de acero, pero había tres que se destacaban de ellos. Llevaban armaduras de acero como Dankyun, pero las suyas no eran tan pesadas ni tan bien decoradas.

“¡Entonces, es un invitado de honor de un país extranjero! Pero me temo que la princesa no está aquí. Se fue hace unos días sin decirle a nadie ni una sola palabra al respecto. Una caravana se la llevó” respondió Tuberculus.

El soldado miró a su comandante, y me pregunté si había creído la mentira.

“¿Me estás diciendo que ESA princesa se fue, y ella no se sus… mascotas con ella?” preguntó Dankyun con la ceja levantada.

Al ser llamados mascotas, los seis entrecerraron los ojos ante el Supremo draconiano.

“Hm, justo como la última vez que los vi a todos, con animados e irrespetuosos como siempre. ‘Sigh’, mi prometida nunca tuvo buen gusto para los sirvientes. Sin embargo, tú -dijo y luego señaló al Keltaru, el hombre el’doraw que luchó con Nanya y fue golpeado hasta convertirse en pulpa. Ya estaba curado. Dime ahora mismo dónde está.” ordenó.

Keltaru dio un paso hacia delante y miró directamente a Dankyun, sin vacilar ni mostrar ni siquiera la más mínima señal de miedo.

“No tengo ni idea de dónde está la princesa ahora mismo, pero, aunque lo supiera, ¡nunca te lo diría! Mi lealtad es sólo para mi princesa” declaró con firmeza.

Y yo que pensé que se derrumbaría y le diría inmediatamente todo lo que sabe. Supongo que Nanya realmente le hizo entrar en razón. Pensé con una sonrisa.

“¡Hmph!” Dankyun no estaba impresionado. Levantó la mano y dijo: “Viejo, este chico es de mi país. Si interfieren, se verá como un acto en contra de mi nación” no esperó la respuesta de Tuberculus y simplemente miró a sus soldados. “¡Ustedes dos! Id y dadle una buena paliza” señaló a los que deseaba que cumplieran sus órdenes.

Los dos hombres asintieron una vez e inmediatamente se bajaron de sus caballos. Desenvainaron sus espadas y se acercaron a Keltaru, el chico que se atrevió a hablar en contra de Dankyun.

“¡Ahora entonces, tú!” El draconiano señaló a una de las criadas esta vez. “A diferencia de él, tú eres una draconiana de sangre pura. ¡Habla!”

La sirvienta dio un paso al frente y miró fijamente a Keltaru, que en ese momento se estaba concentrando en los dos enemigos que tenía delante. Estaba claro que el hombre no tenía forma de ganar, y tal vez eso era lo que ella pensaba también.

“Nosotros…” El sonido de espadas chocantes se oyó desde su izquierda, pero no giró la cabeza. “Realmente no sabemos dónde está, milord. La princesa desapareció de nuestra vista ayer por la mañana, pero muchos de los hombres aquí en la academia me dijeron que la vieron por última vez llevando sus maletas al segundo piso para ser llevada por el Señor del Calabozo a otro lugar”, dijo con una inclinación de cabeza.

¡Tenía que haber un soplón! ¡Siempre hay uno! Sorprendentemente, sin embargo, no era Keltaru, y hablando de eso, no estaba muy bien contra los dos soldados.

Desde el momento en que se le acercaron con espadas desenvainadas, se dio cuenta de que esto no iba a terminar bien para él. Sus expresiones de arrogancia, su mirada confiada en sus ojos y su actitud de ataque advirtieron al el’doraw del peligro inminente. Al igual que ellos, él también desenvainó sus propias espadas y dio un paso de distancia del resto para tener suficiente espacio para usar adecuadamente sus habilidades contra los dos, sin preocuparse de golpear seriamente a sus aliados. Yo también estaba listo para atacarlos a ellos también y darle una mano, pero no lo haría a menos que creyera que estaban a punto de lograr un golpe mortal.

Cuando la sirvienta empezó a hablar, las tres espadas chocaron y a pesar de la diferencia de rangos, Keltaru se mantenía bastante bien, sin embargo, a los ojos entrenados, estaba bastante claro que simplemente estaban jugando con él, dejándolo caer en la trampa de pensar que tenía las manos en alto. Afortunadamente, Keltaru no bajaba la guardia contra ellos. La paliza de Nanya le ayudó a darse cuenta de lo débil que era contra los altos rangos, especialmente cuando presentó la prueba del cubo de granito al final de su duelo. Alcanzar una habilidad de cierto rango no significa que te garantizaste entrar en ese rango. Sobre el papel, se podía hacer, pero entre los aventureros, sólo se les reconocía después de haber demostrado su fuerza a través de tal prueba. (BryanSSC: Estuve tratando de recordar a este Keltaru, pero ya lo logré xD)

Dicho esto, Keltaru no tenía forma de ganar, y los dos soldados lo dejaban claro mientras avanzaban hacia él. Aunque reunía todo su poder cada vez que fue a por un golpe, ellos esquivaban o desviaban el golpe. Este baile continuó lentamente mientras Keltaru se cansaba más y más después de cada intento.

Mientras esto sucedía, nadie intervino, Tuberculus se quedó quieto, pero su agarre sobre su bastón estaba tan apretado, que la madera se rompió. Los otros sirvientes que permanecieron a su lado hasta entonces mantuvieron sus cabezas inclinadas ante Dankyun e ignoraron la pelea que tuvo lugar no lejos de ellos.

“Basta de jugar”, dijo el hombre con calma después de un rato.

“¡Sí, milord!”, dijeron los dos soldados al mismo tiempo.

Con una sonrisa malvada en sus rostros, atacaron al chico, levantando sus espadas y mostrando su verdadero poder al fin. Uno de ellos destrozó su armadura mágica con un solo golpe, mientras que el otro atacó su cuerpo indefenso con la empuñadura de su espada. El ataque aterrizó en el lado derecho de sus costillas. La armadura del el’doraw apenas lo protegió, y se oyó el sonido de costillas rotas.

“¡Ugh!” gruñó mientras lo lanzaban al aire a unos metros.

El ataque del soldado no fue nada comparado con el de Nanya, pero aun así le causó mucho dolor y daño. Keltaru aterrizó de pie, pero antes de que pudiera levantar la guardia, el soldado que le atacó primero se apresuró hacia él y le golpeó en la cara, rompiéndose los dientes y cortándose el labio superior.

“¡Omph!” se cayó de espaldas.

Los dos soldados se movieron a su izquierda y a su derecha respectivamente, preparándose para usarle como una bola de carne y hueso. Eso fue cuando estaba planeando interferir, usar una simple [bola de fuego] para golpearlos a los dos y enviarlos volando, pero antes de que yo tuviera la oportunidad de hacerlo, Nanya actuó.

La profesora, de aspecto adolescente, saltó desde los arbustos en los que se escondía, agarró a ambos soldados por la cabeza y luego los destrozó juntos. La fuerza que aplicó fue suficiente para romper sus armaduras y doblar sus cascos. Inmediatamente quedaron inconscientes.

Sus acciones me sorprendieron. Pensé que iba a permanecer fuera de esto y esperar hasta que Dankyun se hubiera ido, pero no soportaba ver a Keltaru recibir una paliza como esa delante de la escuela. Cuando lo hizo, ganó en un duelo oficial y se aseguró de enseñarle una o dos cosas sobre su verdadera fuerza, pero ahora, eso no era más que intimidación, una paliza sin sentido.

“¿Oh? Mira a quién tenemos aquí” dijo Dankyun con una gran sonrisa.

Nanya le echó un vistazo y luego miró a Keltaru.

“¿Estás bien, muchacho?”, preguntó ella y le ayudó a levantarse.

“No lo creo…” contestó y tosió un poco de sangre.

“Ve con Tuberculus y haz que te revise”, le dijo.

“Nanya, querida mía, ¿qué crees que estás haciendo con mi súbdito?” preguntó Dankyun mientras la miraba.

“No soy tu súbdito… ugh, soy súbdito de Ayuseya” dijo y con eso afirmó su lealtad una vez más.

Levantó la mano y sin siquiera cantar, le lanzaron una bola de fuego.

Nanya saltó delante del ataque y le dio un puñetazo. El hechizo explotó, pero ni siquiera le hizo daño a su Armadura Mágica, y mucho menos a sus guanteletes de acero.

“Ve”, le dijo a Keltaru.

“Gracias…” contestó con un gesto de asentimiento.

Mientras tanto, los otros supuestos sirvientes ni siquiera levantaron la cabeza para ver la escena. Su lealtad era clara, y no hacia su princesa.

“Nanya, si vuelves a ponerte delante de mi ataque, dejaré de jugar suave con todos vosotros”, dijo tranquilamente mientras mantenía la palma de su mano apuntando hacia ella.

La sonrisa en su cara mostraba la representación perfecta de un villano tranquilo con la confianza suficiente como para poder derrotar fácilmente al héroe. Todos los que estaban en el ejército de secuaces detrás de él mostraron una sonrisa malvada similar. Estaban disfrutando de la escena y esperaban que su enemigo cayera bajo el poderío de su amo.

Si esto continúa… Dankyun atacará a Nanya. Pensé y traté desesperadamente de encontrar una manera de evitar que hiciera algo peligroso, pero luego dirigió su mano hacia la habitación donde estaba mi corazón.

“No te echarás atrás tan fácilmente, pero me pregunto si debo destruir esta mazmorra primero. ¿Parece un intercambio bastante justo para tu… interferencia?”, dijo, y tragué saliva.

Si iba a atacar mi habitación con una bola de fuego similar, no tenía nada de qué preocuparme. Esas paredes de superaleación podrían fácilmente recibir un ataque tan pequeño incluso sin encantos. Pero, ¿qué pasaría si fuera a atacar con otra cosa, algo más poderoso? Era un Supremo, y esto significaba que podía usar hechizos del rango Emperador. Una bola de fuego sobrealimentada con picos de hielo probablemente no sería suficiente para derretir mi habitación, pero podría dañarla gravemente e incluso lastimar a los estudiantes que se escondían dentro del edificio.

“Pruébalo, pero te arrancaré la mano antes de que puedas atacar.”, le dijo ella tranquilamente.

“¡Oh, Dios mío! ¡Qué miedo! Puhahahaha!” se rió a carcajadas y bajó la mano.

Nanya le miró, pero no dijo nada.

“¡Me sorprende que alguien como TÚ haya dejado vivo a un calabozo! Hahaha! ¿Cuántos de ellos mataste? ¿Fueron 200 ó 240? Recuérdamelo, parece que lo he olvidado, pero no importa.” Se encogió de hombros. “Pero lo que me sorprende, sin embargo, y al mismo tiempo me hace preguntarme, es ¿por qué dejarías de matarlos y dejarías vivir a este?” Preguntó, pero honestamente no vi ninguna conexión entre lo que acaba de decir y lo que estaba preguntando hace un momento.

 

 

BryanSSC: Obviamente está jugando, sabe que esta mazmorra es importante para ella, así que lo usará en su contra.
Bueno, aquí mi primer capítulo de esta novela, hace más de 1 año la dejé de leer esperando llegar a esta parte y olvidé muchos nombres, pero lentamente voy recordando… supongo que tendré que leerla de nuevo…

Trad. BryanSSC

~ Índice ~

 

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Otakueagle01

    Muchas gracias por el capítulo, k agradable sorpresa Sir BryanSSC-sama, lamenté mucho la situación de Shiku, espero volver a verlo.
    Esta novela me agrada mucho, la comicidad y su desarrollo m agrada, recuerdo porque Ayuseya lloró y casi vomité sangre, ahora viene un reto muy complicado con ese desgraciado de Dankyun. K todo salga bien para Illsy y sus esposas. Saludos y gracias.

    • Bryan Ssc

      Ese núcleo es #teampoligamia xD

      • Otakueagle01

        Es cierto, pero es un buen marido con sus 2 esposas actuales + 1 El Dirán, y las k faltan

  • Dargi2

    Gracias nuevo Dios por su traduccion

    • Bryan Ssc

      Nuevo? Jajaja soy el todo poderoso administrador xD jajaja

  • Jose Mari Manso Hernandez

    Gracias por el capítulo

  • Hateful Lone

    Aprecio que suban esta novela, pero… Alguien más la tradujo y va más adelantado, como por el 45, la veía en ninemanga, sería bueno que la continúes desde ahí..

    • Bryan Ssc

      Ya lo alcanzaré

  • Leny

    fijate que en la primera parte, en la que esta Illsy recordando lo que paso con Ayuseya, habla de si mismo en como si fuera una mujer o sea en femenino.

    Gracias por el cap.