Goblin Kingdom Capítulo 60: Arco Y Orgullo

A A A

Goblin Kingdom

Capítulo 60

Arco Y Orgullo

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 10
Rango Lord; Jefe De La Horda
Habilidades <<Gobernante De La Horda>>  <<Voluntad Rebelde>>  <<Aullido Abrumador>>  <<Esgrima B+>>  <<Codicia Insaciable>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante I>>  <<Ojos De La Serpiente Azul>>  <<Baile En La Frontera De La Muerte>>  <<Ojo De La Serpiente Roja>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma De Un Guerrero Loco>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Sabiduría De Un Gobernante II>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior <<Hasu>> (Nvl 1); Gastra (Nvl 20); Cynthia (Nvl 20); Rey Orco <<Bui>> (Nvl 36)

 

Después de bañarnos literalmente en la sangre de los Gaidga restantes, regresamos a su cueva.

 

“¿Cambió algo?”

“Nada en particular.”

 

Gi Go Amatsuki, el bendecido por el dios de la espada, salió a mi encuentro. Mientras asentía con la cabeza, le dejé la seguridad del área circundante para que los otros goblins descansaran.

 

“Entendido.”

 

Dejó la cueva con sus hombres. Había un visible indicio de cansancio en él, pero no mostró ni una fracción de descontento a mi orden.

 

Fui a una de las habitaciones de la cueva y llamé a Gilmi. “Esto es un poco repentino, pero ¿Hay algún miembro central que pueda ser trasladado a la Aldea Ganra?”

 

Quiero preservar la fuerza de combate que aún no ha participado en la guerra. Quiero mantener su fuerza para defender la Aldea Ganra.

 

“Los hay. Unos 30 goblins en total.”

 

30, huh.

 

Si es así, entonces el problema debería reducirse a la distancia entre Ganra y Gaidga. También está la velocidad de los jinetes de Paradua a tener en cuenta.

 

Debería dejar descansar a los goblins cansados. Si es posible, me gustaría mantener a Ganra a salvo, pero los jinetes de Paradua son un problema.

 

Según el mago del viento, Gi Do, fueron atacados a medio día de distancia de la cueva de Gaidga. Sabemos que la Aldea de Paradua debe estar a 2 días de distancia del sur. Pero si es así, entonces no tiene sentido.

 

Aunque, por supuesto, todas estas son especulaciones, pero aún así…

 

A pesar de todo, hay dos problemas a los que nos enfrentamos ahora.

 

El primer problema es la posibilidad de que ya estén de camino a este pueblo.

 

Pero si es así, ¿Por qué dejarían de perseguirnos? Incluso agitamos un baño de sangre con los Gaidga, y sin embargo están observando en silencio.

 

No importa cómo lo mires, es extraño.

 

El otro problema es si Paradua se movió justo después de recibir el informe de nuestro ataque a la Aldea de Gaidga.

 

Si es así, entonces la velocidad de los jinetes de Paradua está mucho más allá de nuestras expectativas. Pensar que podrían acortar una distancia de dos días a medio día. Qué espantosa velocidad.

 

A este ritmo, el único resultado posible es que estemos en el extremo receptor de un ataque sorpresa.

 

Y eso es con nosotros estando dentro del bosque. Aquí hay muchos árboles, y no hay caminos que se mantengan. Este no es el tipo de lugar en el que un caballo podría moverse tranquilamente, pero mientras haya un sendero para animales, los jinetes de bestias de Paradua podrían dejarnos en el polvo.

 

Mientras aún nos movemos, ellos pueden moverse con esas bestias suyas al doble de nuestra velocidad, y destrozar nuestros puntos débiles.

 

En otras palabras, guerra de guerrillas. Podrían fácilmente evitar una confrontación directa y reducir lentamente nuestras fuerzas usando su movilidad superior.

 

Si eso es lo que pretenden, esta batalla va a ser dura. Por supuesto, cuando digo debilidad, me refiero a la Aldea de Ganra.

 

Debería prepararme para lo peor.

 

Tendré que poner mis esperanzas en el herido Gi Za.

 

Agitamos un baño de sangre y sin embargo nos dejaron ir, así que puede que no sepan de los movimientos de nuestra fuerza principal.

 

“… Gilmi. No dejes ningún remordimiento.”

 

Gilmi parecía haber recordado algo cuando dije eso mientras apretaba los dientes y asintió.

 

“Por favor, no te preocupes por nuestro sacrificio.”

 

Parece que conoce su lugar. Para ganar la confianza del aliado más fuerte, primero debes pagar el precio con la sangre de tus propios hombres.

 

Verle tan trágicamente resuelto me dejó sin palabras que decir.

 

“Quiero atraer a Paradua y Gaidga, así que tendrás que hacer de señuelo.”

“… Cumpliré esta tarea incluso a costa de mi vida.”

 

Para ganar contra un oponente con una movilidad superior a la vez que protegemos el pueblo de Ganra al mismo tiempo… No se me ocurre otra forma.

 

◇◇◆

 

El joven goblin que también era la mano derecha de Aluhaliha, Hal, fue el elegido para ser el mensajero.

 

“¿Has memorizado el mensaje?”

“Sí, padre.”

 

Era común que los goblins más jóvenes se refirieran amorosamente a Aluhaliha como padre, pero incluso entonces no podía evitar preocuparse por Hal viendo lo obediente que era.

 

Si ocurriera el peor de los casos, Hal sería definitivamente asesinado.

 

Pero a pesar de saber eso, en algún lugar de su corazón, él creía que ese goblin gris de tres cuernos no haría algo tan cobarde.

 

“Bien, ¡Ahora vete!”

“¡Lo haré!”

 

Encontraron sus lanzas y Hal se fue.

 

Decirles a los groseros Gaidga que enviaran un mensajero es lo mismo que decirles que lucharan, así que si un mensajero iba a ser enviado, tenía que venir de Paradua.

 

No hay razones para sentir vergüenza por poner en peligro a un ser querido. Esto era la guerra después de todo.

 

Los jinetes de Paradua no temerán ante la guerra.

 

Es por ese orgullo que son capaces de aplastar a sus enemigos.

 

Pero esta vez fue diferente. Porque las estrategias que utilizarán no son apropiadas para los jinetes de Paradua.

 

“Esta deuda es grande, Rashka.”

 

Aunque era viejo, su voluntad no se había debilitado ni una vez. Si ellos ganaran, y aun así no recibieran a su rey, aunque fuera el más fuerte de las cuatro tribus, Aluhaliha simplemente no lo dejaría pasar.

 

Tomaría la rienda de su bestia y golpearía con su lanza.

 

Mientras observaba cómo la espalda de Hal desaparecía en la profundidad del bosque, Aluhaliha apretaba sus dientes.

 

◆◆◇

 

Gilmi condujo a las elites de Ganra al territorio de Paradua. Corrieron con entusiasmo, asegurándose de que su movimiento se oía por todo el bosque.

 

Los 15 goblins que seguían a Gilmi ya habían sido informados de antemano del plan. Sabían exactamente lo peligrosa que era esta misión.

 

Pero tenían que hacer esto. Tuvieron que arriesgarse y mostrar su poder en el lugar más peligroso para elevar su posición ante el Jefe del Este. Al hacerlo, la posición de Narsa cambiaría para mejor.

 

La ley de la jungla era verdadera para todos; los goblins no eran una excepción.

 

Aunque Gilmi no sabía lo que el Jefe del Este estaba pensando, al menos entendía que mientras pudiera hacerle entender que Ganra no era algo con lo que valía la pena jugar, su futuro podría estar asegurado.

 

“… Hay algo adelante.”

 

El sonido de una bestia gigante partiendo los árboles, crujiendo sus hojas, llegó a oídos de Gilmi.

 

“Esperad mi orden, sacad vuestros arcos” Ordenó Gilmi sin decir una palabra. Al mismo tiempo, inmediatamente se separaron y se escondieron detrás de las sombras de los árboles.

 

Aunque eran señuelos, no podían mostrar eso abiertamente a sus enemigos. Tenían que luchar a plena fuerza.

 

El arco sonó mientras la cuerda llegaba al límite, la conciencia de Gilmi se centró.

 

Lo que apareció fue un jinete solitario. Era un goblin joven. Y en su lanza había una tela blanca, lo que significaba que era un mensajero. El respetado título de El Primer Arquero (Gadieta) como implicaba significaba que su portador sería el primer arquero en disparar, decidiendo así quién era el objetivo de la horda.

 

A la llegada del mensajero, Gilmi levantó su arco hasta sus límites y le clavó la mirada.

 

“¡Sé que están ahí, goblins de Ganra y los forasteros!” ¡Soy la quinta lanza de Paradua, Hal! ¡He venido aquí como mensajero!”

 

Mientras la bestia se extendía en sus cuatro patas, el joven goblin habló en voz alta. Él era la imagen misma de los orgullosos Paradua.

 

“¡Muéstrense!”

 

“Mantengan sus arcos listos.”

 

Gilmi ordenó sin palabras a sus hombres con una señal, y luego caminó hacia Hal.

 

“¡Soy el Primer Arquero (Gadieta) de Ganra, Gilmi!”

 

La entrada de Gilmi también fue magnífica. Cuando Hal movió la mirada hacia Gilmi, estaba aliviado.

 

“¡Ho! ¡Entonces eres el primer arquero de Ganra! No tengo quejas entonces. He venido aquí para transmitir un mensaje de nuestro jefe, el Maestro Aluhaliha.”

 

Gilmi escuchó en silencio.

 

Para resumir el contenido, los goblins de Paradua piden un pacto de no agresión y la liberación de los prisioneros de Gaidga.

 

“Piensa con cuidado.” Hal golpeó su lanza en el suelo y dobló los brazos.

 

Era un goblin con agallas, sin duda.

 

Incontables arcos le apuntaban, pero a pesar de estar solo ante innumerables flechas, era capaz de mantener su actitud. No era un goblin común.

 

Gilmi estaba molesto.

 

¿Por qué tenía que luchar con un joven así?

 

Este joven goblin un día llevaría a Paradua en su espalda. En el tiempo del Maestro Gilan, él se convertiría en una esperanza no sólo para Paradua sino para las cuatro tribus de goblins.

 

Pero a pesar de pensar eso, Gilmi ya sabía cuál era su decisión. Era demasiado tarde para la paz. Aunque aceptara, ¿Cómo iba a responderle al Jefe del Este?

 

Hemos resuelto nuestras diferencias, así que por favor vete a casa. No hay forma de que pudiera decir eso.

 

El Jefe del Este ya ha sufrido algunas pérdidas en esta guerra después de todo.

 

“Entiendo las condiciones, pero yo, Ra Gilmi, ¡He tomado una decisión!”

 

En ese instante, sacó su arco hasta el límite y lo soltó, soltando el arco hacia un solo punto.

 

El arco se liberó, solo quedaba el sonido del viento cortado. Voló directo al mango de la lanza enterrada de Hal. Qué atemorizante habilidad.

 

“Pásale esto al Lord Aluhaliha y al Lord Rashka. No nos retiraremos. Si estás planeando rendirte, hazlo rápido. De lo contrario, su oponente seré yo, Ra Gilmi de Ganra.”

“Muy bien.”

 

Hal miró a la flecha que atravesaba su lanza. Mientras cogía su lanza, quitó la flecha y la rompió.

 

“¡He recibido tu respuesta!” Hal agitó su lanza, y luego se fue mientras colgaba su lanza por la espalda.

 

A espaldas de ese goblin, desapareciendo en lo profundo del bosque, Gilmi murmuró en silencio.

 

“¿Creerías que soy débil por no dispararle ahora, Lord Gi Za?”

 

Primero piensa, luego actúa. Pero si no consigues los mejores resultados, todo carecerá de sentido. Esas palabras golpearon el pecho de Gilmi como un hueso de pez.

 

————————————————————————————-

Bueno, hay 2 razones por las cuales no subí nada, primero tuve pruebas y después me enfermé y sólo quería dormir.

No tengo mucho mas que decir.

Hasta el próximo.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice

  • Ramiro Morales

    Gracias por el capítulo…. No te preocupes… Nosostros entendemos … Solo un necio obliga a su esclavo a trabajar hasta que muera… Yo prefiero que siga trabajando por muchos años más(? Ah xD que te mejores jajja

  • Otakueagle01

    Muchas gracias por el capítulo, ni tienes k disculparte Krailus, tienes una vida fuera de esté mundo digital y lo entendemos, gracias por toda tu dedicación, espero t recuperes para pronto t agarremos a latigazos nuevamente, kukuku.
    No es cierto, cuídate y lucha, pero también retrocede cuándo lo situación así lo recomiende.
    Saludos.

  • Ookami Shiro

    Gracias por los capitulos, no hay problema la escuela y la enfermedad son prioritarios 😀

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Jose Mari Manso Hernandez

    Gracias por el capítulo

  • Bryan Ssc

    Gilmi debió capturar al mensajero… donde todas formas van a la guerra… un orgulloso prisionero es mejor.

    • Krailus

      Pero piensa que si lo capturan el Chihuahua quizás tome acciones contra la Aldea de Ganra y el trabajo de Gimli como señuelo será inútil.

  • R0h4ndy

    No tengo nada que decir así que iré con un tradicional gracias por el cap

  • MaDarKid

    Gracias x el capitulo 😀

  • Siento que los capítulos han sido algo cortos últimamente. Pero como yo me estoy poniendo al día, tengo muchos más hasta terminar. Así que no me importa :v