Jinrou e no Tensei, Maou no Fukukan – Capítulo 31

A A A

 

Capítulo 31: EL asesino de cuatrocientas personas, Vaito

 

En conclusión, mi acto no fue imprudente.

Para empezar, la cantidad de pólvora era demasiada.

Ya que no puedo enfrentar a nadie siendo tacaño, así que lo usé todo, pero parece que he exagerado.

 

« ¡¿Ah?!»

Por unos instantes me parece que todo se ha oscurecido. Cuando recuperé mi conciencia, estaba acostado frente a la puerta del castillo.

Las rejillas de hierro han salido volando sin dejar rastro.

Como algunos lugares estaban oxidados, probablemente era más frágil de lo que pensaba.

También, inusualmente excesivo, todos los soldados esqueléticos a los alrededores fueron aniquilados.

Si yo hubiese sido un ser humano, ciertamente también habría muerto.

 

 

Después de destruir las rejas de hierro, el plan era entrar con los soldados esqueléticos, pero el plan se salió completamente de su orden.

Si no controlamos la puerta del castillo, entonces incidentalmente habrá bajas entre los aliados en el momento de entrar.

El que actualmente podría precipitarse, soy yo. No hay otra opción que hacerlo.

Sin más vacilación, pasé por puerta del castillo.

 

Tal vez, los soldados Jinba también se apresurarían inmediatamente. Solo tengo que ganar un poco de tiempo.

Es por eso que grité a los soldados enemigos cayendo detrás de ellos.

« ¡Escuchad mi voz, oh pueblo cercano y lejano! ¡Mirad con vuestros ojos también, si os acercáis más! Mi nombre es Vaito! ¡Soy el comandante del Ejército Demonio! ¡Los que no queráis vivir vidas lamentables, ganad fama matándome! »

Quise dar mi nombre a los enemigos reunidos, pero esas cosas infantiles que practiqué en mi vida anterior finalmente parecen haberse vuelto útiles.

 

Pero, el desarrollo posterior fue algo gracioso.

Aquellos tipos, que parecían soldados civiles, gritaron después de escuchar mi nombre.

« ¡¿Vaito?!»

« ¡Es Vaito, el aniquilador!»

« ¡El asesino de cuatrocientas personas salió!»

« ¡Ya todo terminó!»

Lanzando sus armas, los soldados comenzaron a huir a toda velocidad.

« Vaito, el aniquilador», ¿qué?»

 

Al final, la batalla de captura de Tuban terminó por eso. (NT: ¿En serio, eso fue todo?, a la ver…a,)

Al escuchar rumores como «El asesino de cuatrocientos personas, Vaito ha roto la puerta del castillo», los ciudadanos y soldados voluntarios escaparon desde la puerta norte. Rodeados por las tropas esqueléticas en espera, se rindieron así.

Pero todavía no he peleado con nadie…

 

De esta manera, las tropas Jinba encabezadas por Fernel habían capturado la ciudad industrial Tuban con daños meramente insignificantes.

«De alguna manera, ¡terminó rápidamente!»

Fernel, que se puso la ropa con prisa, dijo mientras caminaba conmigo dentro de la ciudad.

«Tú, la próxima vez no te quites la ropa. Otras razas se sorprenderían. »

« ¡¿Es eso así?! Más bien, me sorprendió.»

Ya que justo después de la captura, los soldados de Jinba están estrictamente escoltándonos.

 

Aun así, los sonidos susurrantes que se oyen no son más que miedo hacia mí.

«Oh, ese es el general de los hombres lobo, que mató sin ayuda a cuatrocientos… »

«Aparentemente destruyó la puerta del castillo de un solo golpe… »

«Las tropas de la ballesta atacaron todos juntos, pero parece que las flechas no llegaron del todo… »

Puedo oír todo. Porque los hombres lobo tienen una audición aguda.

Pero de alguna manera, ¿no hay demasiada exageración en esos rumores?

 

 

«Por cierto, senpai, ¿qué fue eso antes?»

Lo que está preguntando Fernel es, por supuesto, el «Aliento del Dragón».

Ya que es un secreto militar de primera clase, no puedo contarle eso. Junto a mí, Krutz también me está guiñando persistentemente como si dijese «Silencio».

Por eso tuve que responder así.

«Es una técnica secreta de los hombres lobo»

« ¡Fue increíble!»

«…bien»

Gracias a Dios, ella es una idiota.

 

De todos modos, ¿qué es este apestoso olor que flota desde hace poco?

Para dirigirnos hacia la mansión del virrey, llegamos a la plaza.

Allí vi algo muy extraño.

 

Situado en una esquina de la plaza, hay un espacio rodeado de cercas de hierro.

Se instaló un soporte de crucifixión, y había un cadáver casi descompuesto y completamente seco. Tal vez, él es un grave pecador.

Si es solo eso, entonces no es tan inusual.

Incluso en Ryun Height también, he oído que al menos una vez en varios años se lleva a cabo una ejecución por el crimen de asesinato.

 

Pero mis ojos están fijos en el fondo de la crucifixión.

Hay un hombre esposado y encadenado.

Alrededor de él, desperdicios de comida y suciedad eran arrojados, y hacía el extraño olor aún más fuerte.

 

Justo cuando paré, los Jinba rodean al enviado sin un pequeño hueco.

Fernel también se detuvo y me miró a la cara.

« ¿Qué ocurre, senpai?»

«… hay algo que quiero confirmar.»

Me acerqué a la crucifixión.

 

La ropa, con la que el viejo esposado estaba vestido, se había convertido en harapos. Podría haber sido golpeado con piedras, hay fuertes heridas aquí y allá. Debido a la falta de saneamiento, se había infectado.

Ya que su fuerza física está completamente agotada, el anciano se acostó sin moverse con los ojos cerrados. Apenas me di cuenta de que todavía está respirando.

 

«Senpai, ¿tal vez es alguien que usted conoce?»

« ¡No, no hay manera!»

Solo para asegurarme, trato de llamar el nombre de la persona que recuerdo.

« ¿Sacerdote Yuhito?»

 

En ese momento, el anciano herido abrió los ojos lentamente.

Aunque completamente cambiado, incuestionablemente esos son los ojos del líder de la iglesia radiante de Ryun Height, el Sacerdote Yuhito.

«Va… i…»

Oh, ni siquiera tiene suficiente energía para hacer un sonido. Los labios agrietados del sacerdote Yuhito solo temblaban.

Sin pensar, rompí las cadenas de hierro.

 

« ¡Sacerdote Yuhito!»

Arranqué las simples cadenas fácilmente con mis poderes de hombre lobo, las tiré lejos en el pavimento de piedra.

Deteniendo el aliento por el hedor, ayudé al sacerdote Yuhito. Quitando los candados, rompí las esposas.

« ¡Cálmate! ¡Que es esto!»

 

El oficial técnico Kurtz, que estaba mirando el tablón de anuncios cerca, respondió.

«Aquí, se revoca la ejecución del traidor Bert con el estatus de comandante. El traidor Yuhito debe ser pisoteado hasta la muerte».

« ¿¡Traidor!?»

El sacerdote Yuhito no debe ser un traidor. Más bien, nosotros los demonios somos los que traicionamos.

 

Al parecer, las personas de Tuban parecen haber cedido las responsabilidades de los fracasos de la liberación de Ryun Height en el capitán de la guardia del palacio y el sacerdote Yuhito.

Es natural teniendo en cuenta el peso de la responsabilidad, puedo entender las emociones de los ciudadanos de Tuban que perdieron a sus camaradas.

El acto que ambos hicieron fue ilegal para empezar.

Pero en todo caso, ¿no es innecesario tratar tan cruelmente a este viejo?

 

« ¡Humanos, escuchen bien!»

Yo grité. Los que se escondían aquí y allá me escuchaban, se alejaban asustados. Pero deberían estar escuchando.

« ¿Es esta su manera de hacer las cosas? Arrestar a un anciano desarmado, y avergonzarlo delante de los demás, ¿estáis satisfechos con eso?»

«Senpai, espera…»

Fernel me refrenó, pero yo la aparté

 

« ¡Si queréis hacerle pagar por sus pecados, basta con quitarle la vida! ¿Dónde está la necesidad de hacer una cosa tan horrible?»

Mientras gritaba, me calmé un poco, y me acordé de la discrepancia entre mi posición y el reclamo.

Por el último, tengo que hacer que parezca una declaración de un comandante del ejército demonio.

Permitidme corregir hábilmente la trayectoria de la situación actual.

 

«Continué con una voz de desprecio».

«Pero, ¡esto es gracioso! ¡Estar satisfecho con pisotear a un viejo lamentable durante la invasión demoníaca! ¡Gracias por matar al capitán de los guardias del palacio, la invasión fue muy fácil!»

Cuando aplasté el pilar de la crucifixión, el cadáver del capitán de la guardia del palacio también se cayó.

Mirando hacia abajo el pilar de la crucifixión caído sobre el pavimento de piedra, me río.

« ¡Ya que estáis en un lío, que la gente perdió ante los demonios dos veces! ¡Tened miedo! ¡No mostraremos ninguna compasión hacia vosotros!»

 

Al mismo tiempo, tengo que decir algo como el comandante y gobernante de Ryun Height.

«Este Sacerdote, Yuhito, fue el mensajero que recibió la petición del ejército demonio, y él también es el diplomático oficial de la virreina Airia de Ryun Height! ¡Considero esto un insulto a Ryun Height y al ejército demonio!

Con grandes problemas, Airia y yo garantizamos la posición social del sacerdote Yuhito, todo se volvió insignificante.

Esta es mi responsabilidad.

 

Después de gritar tanto como me gustó, hice una mirada fugaz a Fernel.

«Ya que ya he jugado el papel de villano, tú dices algo adecuado como buena persona. Me temerán y se aferrarán a ti.

-¡Ah, oh, ya veo!

Haciendo una expresión de acuerdo en su rostro, gritó Fernel.

«Ah, ¡bien, bien ~! ¡El gobierno aquí sería hecho por nosotros, la raza Jinba! ¡No dejaré que este hombre lobo de las cavernas haga nada ~! »

Pero ella no se olvidó de añadir esta cosa después.

«A menos que vayas contra mí.»

Así, debería estar bien.

 

 

Entonces los rumores dieron lugar a más rumores, ni siquiera tomó medio día para esparcirse por todo Tuban.

«Rompiendo la puerta del castillo con una sola patada, “el asesino de cuatrocientos personas, Vaito”, despreciaba a los muertos, con rabia que va a masacrar a todos los ciudadanos de Tuban, es el rumor equivocado.»

Bueno, de todos modos, permítanme dejar este malentendido sin resolver.

 

  • Otakueagle01

    Jajajajaja k desenlace tan sorpresivo,. Conquistó con relativa facilidad la ciudad k era considerada una fortaleza.
    Aquí entra la frase muy usada en México, “Crea fama y échate a dormir”.
    Eso si k m impacto fue lo k l hicieron al sacerdote Tubito., Creí k lo matarían, no k lo torturarían hasta este punto.
    Saludos y gracias.