Master Hunter K – Capitulo 31

Master Hunter K

Capítulo 31: Cañón del Gigante – Parte 9

 

Sungjin miró al hombre rata que colgaba del techo.

(¿Otro semihumano? ¿Todos los vendedores son así…?)

Incluso “Aindell, el Mercader Errante” era un semihumano. medio humano, medio lobo. Sungjin se acercó al hombre rata. El hombre rata le gritó desde su posición, atado.

“¡Oye, humano! ¡Ayúdame! Si me echas una mano, haré que valga la pena.”

Serin entró en la cueva por detrás.

“Guau… no sabía que había un lugar así aquí.”

El hombre rata también le gritó a Serin.

“¡Hola, chica humana! ¡Ayúdame!”

“¿Qué pasa con él?”

Antes de que Sungjin tuviera la oportunidad de responder a su pregunta, el hombre rata interrumpió gritando…

“¡He dicho ayuda!”

Sungjin usó sus dedos para taparse los oídos.

“Lo tengo, lo tengo. Por favor, detente. Basta ya.”

Miró a Serin.

“Serin, por favor, derríbalo. Lo atraparé.”

“Ok.”

Inmediatamente soltó una flecha.

‘Ping~’

La cuerda que lo sujetaba fue cortada a presión y Sungjin fácilmente cogió al hombre rata que caía.

“Ugh…”

Por una razón u otra, el hedor del hombre rata era terrible. Sungjin inmediatamente tiró al hombre rata.

(¿Los gigantes realmente planeaban comerse esta cosa…?)

El hombre rata finalmente se levantó y tomó un respiro.

“Pensé que iba a morir. Les doy las gracias, humanos.”

El hombre rata les sonrió, exponiendo sus dientes amarillos. Sungjin no sentía ningún deseo de hacerse amigo de él; saltándose toda la pequeña charla…

“Entonces, ¿cómo vas a hacer que valga la pena?”

El hombre rata hizo una sonrisa curiosa y contestó…

“Ah, eso… no puedo hacerlo ahora. Más tarde…”

Sungjin levantó las cejas.

“¿Qué?”

El hombre rata no se dio cuenta del estado de ánimo y continuó sacudiendo la cabeza…

“Dije que lo haría valer; nunca dije que sería justo aho…”

‘Woosh’

Sungjin sacó a Espectro Lunar y la llevó al cuello del hombre rata.

“Así que, vas a incumplir tu palabra, ¿verdad?”

Una vez que vio la espada desnuda apretada contra su cuello, su comportamiento cambió instantáneamente.

“No, quiero decir… escucha…” (BryanSSC: Siempre funciona, siempre xD)

Sungjin esperó pacientemente a que continuara. Después de todo, era el “Vendedor Escondido”; debe tener algo especial con él.

“Mi tesoro… Lo había escondido antes de que me atraparan. Tengo que ir a buscarlo primero.”

Sungjin le contestó francamente.

“Dime dónde está entonces, y lo encontraré yo mismo.”

“El tesoro está escondido más allá de la frontera. Lo sabes, ¿verdad? ¡Morirás si dejas el límite por más de 10 segundos! ¡Bada Boom!”

Sungjin consideró sus palabras. Las palabras del mercader no tenían credibilidad, pero tampoco había forma de refutarlo.

A veces había mercaderes que valoraban sus bienes más allá de sus propias vidas; unos que nunca soltarían un secreto sin importar el costo.

“¿Qué debo hacer?”

Sungjin continuó sosteniendo al Espectro Lunar contra su cabeza y pensó en sus opciones. Fue entonces cuando el hombre rata cambió de opinión.

“En vez de eso, déjame darte algo que sí tengo conmigo.”

Sungjin usó la espada para levantar el mentón del hombre rata y preguntó…

“¿Qué es exactamente?”

Si era algo ordinario, planeaba rechazarlo. Pero no esperaba que Ruff Han dijera lo siguiente.

“Bolsa Misteriosa del Mercader Errante.”

“¿Qué?”

Sungjin estaba conmocionado. Era el mismo artículo que le dio a Sungjin las Historias Antiguas Oriente – Parte 1.

El hombre rata Ruff Han sacó una bolsa de su chaleco y se la entregó a Sungjin.

“¡Toma, tómalo! ¡Y déjame ir! No quiero perder ni un segundo más para ir a buscar mi mercancía.”

Sungjin rápidamente cogió la bolsa y preguntó al Operador.

“Operador, explicación, rápido.”

El Operador rápidamente sacó la pantalla de información a petición suya.


Bolsa Misteriosa – Escondite Secreto del Mercader Errante
Tesoro Heroico

Habilidad única – Ruleta (IV)

Ruleta (IV) – recibe un material de artesanía de clase ‘legendaria’.
La bolsa desaparece después de su uso.


Definitivamente es el mismo artículo de antes.

“Esto… es totalmente aceptable.”

Sungjin devolvió al Espectro de la Luna a su vaina. Ahora libre de la amenaza de la violencia, el hombre rata se metió la mano en su bolsillo y sacó otra bolsa y la tiró también a Serin.

“¡Muchas gracias también, bella dama!”

Le hizo un guiño. Sungjin no podía ver su cara, pero no podía imaginarla luciendo muy feliz.

“¡He saldado mi deuda con esto, humanos!”

El hombre rata cayó a cuatro patas y corrió hacia una salida al otro lado de la cueva; una salida demasiado pequeña para que un ser humano la atravesara.

“¡Y no soy un mentiroso! ¡Te veré de nuevo en una futura incursión! ¡Si eres capaz de eso!”

Si eres capaz… probablemente significa ‘lo más probable es que mueras y no nos veamos’… No era exactamente una despedida positiva.

Una vez que el mercader escondido Ruff Han se fue, Sungjin echó un vistazo a la bolsa.

(Si sale Antiguas Historias de Oriente – Parte 2 o 3 de aquí…)

“Ruleta…”

Serin también miraba fijamente la pantalla de la bolsa. Lo más probable es que era la primera vez que veía este tipo de cosas.

“Este es un artículo extremadamente bueno; da un material legendario de artesanía.”

“Ooh…”

“Bueno, no tiene sentido guardarlo para después… así que yo iré primero.”

“Por favor, adelante.”

Sungjin respiró profundamente para prepararse y luego gritó.

“Ruleta!”

La cinta que ataba la bolsa se soltó automáticamente y el contenido se reveló; aunque no Sungjin tenía religión, seguía rezando.

(¡Por favor!)

La apariencia del tesoro era…

“¡Un libro!”

Sungjin lo cogió rápidamente para revisar la pantalla. Ahora bien, mientras no fuera la parte 1, estaría genial. Sin embargo…


Antiguas Historias de Oriente Medio – Parte 2
Material de artesanía legendario

Antología de antiguas historias del Medio Oriente.
Una vez reunidas las partes 1, 2 y 3, se puede hacer un volumen completo.


(¡¿Medio Oriente?!)

Era una línea de libros completamente equivocada. Con el costo de los componentes de 5000 monedas por libro, un artículo que sólo se podía equipar uno a la vez, no había razón o necesidad de crear múltiples libros de este tipo.

“… Maldición…”

Sungjin masajeó su frente arrepintiéndose. Pero entonces…

“Ruleta”

Serin también usó su ruleta. Una vez que la bolsa se dio a conocer, el objeto que apareció fue…

(¡Otro libro!) (BryanSSC: Empiezo a creer que los Mercaderes Errantes son bien pinche lectores xD)

Serin levantó su objeto.

“Operador… ¿Qué es este artículo?”

El Operador le abrió una pantalla de información. Y en la pantalla apareció el artículo que Sungjin había estado buscando: Antiguas Historias de Oriente – Parte 2. Sungjin se olvidó de sí mismo e inmediatamente agarró su brazo.

“¡Wah!”

Serin se levantó un poco sorprendida; nunca antes había visto a Kei reaccionar ante algo así.

“¿Por qué? ¿Es algo bueno?”

Sungjin la agarró de las manos y dijo…

“Señorita Serin, por favor, cambiemos estos dos libros.”

“¿Perdón?”

Las mejillas de Serin se tornaron ligeramente rosadas.

“Oh, claro…”

Notando el cambio en su comportamiento, Sungjin continuó después de soltar sus manos.

“Este libro es uno de los materiales requeridos para completar un solo ítem: Una antigua antología. Esta antología otorga un enorme poder.”

Serin lo entendió rápidamente.

“Sí, ¿y?”

“Así que… ya tengo Historias Antiguas de Oriente – Parte 1. Así que… necesito la parte 2 de la misma serie.”

Serin asintió.

“… Está bien entonces. Te daré esto, como agradecimiento por protegerme de esta redada.”

“Ah, espera, eso es…”

Sungjin dudó. Pero en unos momentos, se decidió; sólo una persona podía tener un solo libro a la vez.

Por supuesto, si él aceptaba el libro ahora y lo vendia en el mercado negro más tarde, él podría conseguir 500 monedas, pero era demasiado ineficaz hacerlo. (BryanSSC: Sin mencionar que es poco cortés…)

El comercio era el curso de acción correcto. Especialmente si tenía el potencial para convertirse en una de las últimas compañeras de los cinco finalistas. Así que Sungjin le dijo

“No. Debemos cambiar estos; Mis Antiguas Historias del Medio Oriente – Parte 2 por tus Antiguas Historias de Oriente – Parte 2. Te sugiero que reúnas las tres partes para las Antiguas Historias de Oriente Medio y elabores el libro completo. Si logras hacerlo, debería ser suficiente para mantenerte viva por al menos varios capítulos.”

El Operador dio un anuncio.

[Volviendo al mercado negro en 10 minutos.]

El tiempo se estaba acabando. Serin asintió.

“Entiendo, Kei.”

Sungjin y Serin juntaron sus cubos para comerciar. Una vez hecho esto, Sungjin finalmente había obtenido la segunda parte del libro que quería.

(Ahora todo lo que tengo que hacer es comprar la parte final en la librería.)

Mientras Sungjin estaba pensando así, Serin echó un vistazo a su nuevo artículo.

“Antiguas Historias…”

Sungjin decidió preguntarle…

“Señorita Serin, ¿cuántas monedas negras tienes ahora mismo?”

“¿Monedas negras? Incluyendo lo que me acaba de dar esta incursión, alrededor de 5000.”

No gastó demasiado; con la excepción de su arco, probablemente no gastó sus monedas en otra parte. Sungjin le dijo…

“Cuando vuelvas al mercado negro esta vez, por favor ve a la Librería de Gourmet. Pregunta por el libro… y si puedes, haz el artículo completo.”

Serin asintió. Sungjin continuó…

“Y… no sé el nombre, pero por favor visita la tienda de máscaras de un comerciante mapache. ¿De acuerdo?”

“De acuerdo.”

Una vez que Sungjin terminó, colocó el libro material en el cubo. No mucho después, el Operador anunció

[Volverás al mercado negro en 1 minuto.]

Serin, que hasta ahora se quedó callada, le preguntó a Sungjin

“Kei… ¿Podremos volver a vernos?”

Sungjin respondió…

“Las incursiones están diseñadas de tal manera que los supervivientes se volverán a encontrar. Y como puedes ver, soy muy fuerte. Sobreviviré hasta el final. Así que… Si puedes mantenerte a salvo y sobrevivir de un capítulo a otro, con el tiempo podremos vernos de nuevo. Lo prometo.”

Con sus palabras, Serin asintió con valentía.

“Antes de que nos vayamos por caminos separados… ¿Puedes decirme tu verdadero nombre?”

Sungjin dudó.

[Volverás al mercado negro en 10 segundos. 10]

Una vez que la cuenta atrás del Operador comenzó, Sungjin le dijo…

“Si nos volvemos a ver, te prometo que te diré mi verdadero nombre.”

[9, 8, 7]

Serin asintió impotente.

“… Ok, es una promesa.”

[6, 5, 4]

Sungjin no pudo evitar decírselo una vez más por su preocupación por ella.

“Tienda de máscaras, librería. Lo tienes, ¿verdad?”

Serin asintió. Era inteligente. No lo olvidaría.

[3, 2, 1]

En los últimos momentos, ella le dijo adiós.

“Volvamos a encontrarnos, Kei.”

Sungjin quería responderle. Pero…

[0.]

Terminó la cuenta atrás, y los cazadores fueron teletransportados lejos del cañón.

 

 

BryanSSC: Una despedida dramática, sin romance, pero dramática, me encantó.

Trad. BryanSSC

Editor Lykanos

Índice