Master Hunter K – Capítulo 27

Master Hunter K

Capítulo 27: Cañón del Gigante – Parte 5

 

Sungjin envainó “Espectro Lunar”. Ya que el jefe fue asesinado, era hora de comenzar la búsqueda de las piezas ocultas.

Sin embargo, Sungjin estaba en un dilema.

(Asumiendo que el lugar secreto y el jefe escondido existen… ¿cuándo sería mejor usar la habilidad activa del Cazador de Tesoros?)

Sungjin no sabía cuál sería más difícil de encontrar, y por lo tanto “vale la pena” usarlo. Sin embargo, Caín le interrumpió con su aullido.

“Awooo~”

Caín estaba aullando hacia la dirección del cañón de donde habían venido.

“¿Qué pasa, Cain?”

Preguntó Sungjin al lobo. Caín le sacudió las orejas como si estuviera escuchando algo a lo lejos. Sungjin se quedó en silencio para que Caín pudiera concentrarse. Momentos después, Caín miró a Sungjin y le gritó.

“Yip.”

Empezó a moverse liderando el camino. Caín parecía tener prisa como si fuera urgente. Sungjin lo persiguió rápidamente. (BryanSSC: O.O ¡¿Caín lo sabe?! ¡Bien perrito! ¡Te mereces una buena cena! ¡Corre más rápido que hay que salvar a la waifu!)

“¿Qué está pasando?”

Sungjin inclinó su cabeza confundido.

(¿Vio… vio una pieza oculta?)

Por si acaso, Sungjin le dio la orden.

“Si encontraste algo, adelante, enséñamelo. Puedes correr tan rápido como puedas, yo seguiré el ritmo.”

A su orden, Caín dejó de detenerse y se fue corriendo hacia delante.

“Awooo~”

Dejó salir un largo aullido antes de correr a toda velocidad. Sin duda, Caín era mucho más rápido que Sungjin. Para alcanzarlo…

“Pata Rápida.”

Sungjin usó el poder de sus garras de lobo para alcanzarlo.

 

 

*****Espaciador bajo amenaza*****

 

 

Xian se retiró inestablemente. Con la daga todavía incrustada en su abdomen, balanceó su lanza.

‘Bang’

Su lanza fue bloqueada por el robusto escudo de Raj. Finalmente, Serin notó que los hombres habían empezado a pelearse entre ellos y echó un vistazo.

“Disculpen, ¿qué está pasando?”

Santiago blandió su otra daga.

‘Puñalada’

Apuñaló a Xian por segunda vez. Serin había peleado todo este tiempo sin parpadear mientras mataba a innumerables monstruos, pero una vez que vio a sus compañeros de equipo heridos, se cubrió la boca y jadeó.

“¿Qué…?”

Xian agitó su lanza salvajemente.

“Señorita Serin… Corra…”

Trató de advertirle, pero se convirtió en sus últimas palabras. Raj golpeó su garrote en la cabeza, matando a Xian.

Una vez que Xian cayó al suelo, una luz roja iluminó el cuerpo de Raj y Santiago, y una advertencia salió del cubo.

[Cazadores aliados atacados. Entrando al estado “Troll”.]

[Los cazadores en el estado troll reciben un 10% de penalidad en las recompensas de la incursión.]

[Y en caso de que el troll sea asesinado por otros cazadores no infligirá el estado troll al atacante.]

“¿Eh? ¿Es así?”

Raj respondió al anuncio del cubo. Pero Santiago no le dio importancia.

Ya estaba atacando a Serin.

“¿Por qué…?”

Serin entró en pánico al ver a Santiago cargando hacia ella y preparó su arco.

‘Pew~’

La flecha aterrizó sobre su hombro, pero no lo aturdió; Santiago siguió corriendo con la flecha saliendo de su hombro.

La distancia entre ellos disminuyó rápidamente. Serin tiró y soltó otro disparo, pero ya estaba al alcance de la mano.

‘Pew~’

Santiago fácilmente evadió el disparo y atacó con su daga; apuntó a su muñeca sosteniendo el arco.

Sin embargo, su daga chocó con su arco. Serin se retiró rápidamente de su brazo, pero su arco se apartó de ella.

Serin sacó la daga que llevaba en la espalda, pero no era rival para Santiago en una pelea a cuchillo. Apuntó al pecho de Santiago y apuñaló, pero,

‘¡Clang!’

Con un solo golpe, le sacó la daga de las manos y la agarró por la muñeca. Serin intentó oponer resistencia golpeando a Santiago con su puño desnudo, pero fue inútil.

Santiago tomó su daga y apuñaló a Serin en la mano.

¡Kyaa!

Santiago siguió adelante con el ataque e incrustó la daga profundamente en el suelo, clavando su mano. Una vez que impidió el uso de ambas manos, sus ojos traicionaron las intenciones perversas que había detrás de ellos mientras se lamía los labios.

“Mátame, animal asqueroso.”

Serin le escupió insultos, pero no le hizo caso.

Utilizando la otra daga, Santiago rasgó ágilmente la ropa de Serín; como si estuviera muy familiarizado con el proceso.

“¡Déjame ir, bastardo!”

Serin se retorció para intentar liberarse, pero debido a la daga, sólo hizo que sangrara más. Raj se levantó desde atrás y habló como si Serin le perteneciera.

“Oye, oye, no hagas demasiados arañazos; no me gustan las heridas.”

Santiago terminó con Serin y comenzó a quitarse la ropa. De repente,

“¡Roagh!”

Un lobo apareció de la nada y golpeó a Santiago; fue capturado completamente inconsciente. Santiago fue golpeado muy lejos por el golpe del cuerpo. (BryanSSC: ¡Sí! ¡Caín! ¡Dale con todo al bastardo!)

“¡¿Qué?!”

Gritó Raj, alarmado. Mientras tanto, alguien habló por detrás de él.

“¿Qué es todo esto?”

Raj saltó sorprendido por el sonido de la voz. Miró a su alrededor. Detrás de él estaba el Maestro Cazador Kei que desapareció durante todo el tiempo de la incursión.

Kei miró el brillo rojo sobre Raj y Santiago y comentó…

“… estado troll?”

Eso fue todo lo que dijo. Vio el cadáver de Xian, y a la ahora desnuda Serin en el suelo.

“Ah… bueno, supongo que algo como esto era inevitable.”

Kei habló consigo mismo y agarró su extremadamente destartalada katana.

“No me queda el actuar como un caballero de armadura brillante, pero tampoco quiero toparme con trolls como tú más tarde.”

Cualquiera que no sea aliado es enemigo. Raj rápidamente se decidió y atacó a Sungjin. Como Kei era un “mago”, Raj quiso tomar la iniciativa antes de que Kei pudiera lanzar un hechizo.

“¡Muere!”

Apuntó su garrote a Kei. Debió haber sido fácil derribar a un mago con fuerza bruta. Debería haberlo sido. Pero…

‘Woosh’

El brazo de Raj fue cortado con un solo golpe perezoso de Kei.

“¡Ahhhh!”

Raj agarró su brazo por el codo y se echó atrás. Levantó su escudo que costaba 600 monedas y se retiró.

A pesar de perder un brazo, estaba concentrado. Había tanqueado en cuatro capítulos hasta ahora.

(Aguanta. Beberé pociones y duraré más que él…)

Pero interrumpiendo sus pensamientos, Kei corrió hacia Raj. Raj activó apresuradamente una habilidad.

“Pared de Hierro de Anvil”.

El escudo de Raj creció en tamaño y lo cubrió. Pero…

“¿Qué está pasando?”

Kei cortó el escudo por la mitad con un solo golpe.

Una vez que su fiel escudo fue cortado tan fácilmente, Raj instintivamente se retiró mientras empezaba a tartamudear.

“Tú… mago… tú…”

La espada de Kei no tenía piedad. Se acercó y cortó a Raj con su espada.

Raj llevaba una intrincada armadura de malla, pero la katana cortó a través de todo como si no existiera.

‘¡Chi-chi-chi-chi-chang!’

Junto con las cadenas eran cortadas, su piel y huesos también fueron cortados.

“AHHHHHHHHHHHHHHH!”

Raj dejó salir un fuerte grito de dolor.  Fue sólo un golpe, pero…

[¡Advertencia! La HP está por debajo del 10%.]

El Operador llamó con una advertencia. Raj abrió los ojos de par en par con incredulidad mientras seguía retrocediendo.

“Mi HP es de casi 10.000…”

Kei no pudo evitar sonreír.

“¿Y qué? Probablemente yo tenga casi 20.000. ¿No es cierto, Operador?”

[Tu HP máximo es de 17.100.]

Los ojos de Raj se abrieron aún más. Las especificaciones eran incomparablemente diferentes. Raj siguió mirando fijamente, incapaz de actuar. Kei giró su katana alrededor.

“No me gusta ver sangre humana… pero parece que mataron a ese chino. Entienden que ustedes derramaron sangre humana, ¿verdad?

Kei estaba a punto de acabar con Raj con su Katana, pero

‘Pew~’

Una flecha entró y atravesó el cráneo de Raj entre sus cejas. Raj murió antes de que se diera cuenta de que había sido herido.

 

 

*****Espaciador Vengativo*****

 

 

Sungjin bajó su katana y miró hacia atrás. Serin sostenía su arco, con una expresión patética y lastimosa en su cara.

“¿Por qué enfurecerías a una señorita que da miedo…?”

Sungjin se quejó mientras echaba un vistazo. Había otro troll. Pero no estaba en ningún lado.

“¿Dónde…?”

Un poco más adelante Caín se quedó de pie, esperándolo. Había emboscado al otro troll antes, pero estaba solo por alguna razón.

Sungjin se acercó a él y le preguntó…

“Caín, ¿adónde se fue?”

Pero Caín no respondió. En vez de eso, se asomó a lo lejos y gruñó.

“Grrrrrr.”

Algo estaba mal. Sungjin inspeccionó el cuerpo de Caín. Cuando miró más de cerca, vio que había pequeños cortes alrededor del cuello. La herida no era roja, sino de una extraña tonalidad púrpura.

“Veneno paralizante.”

Sungjin se levantó enfadado y miró a su alrededor. Pero no había rastro del troll. Debe haber envenenado a Caín con parálisis y huyó. (BryanSSC: ¡Maldito cobarde! ¡Primero la waifu arquera y ahora Caín!)

Caín estaba atascado, incapaz de moverse y sufría mucho dolor. Sungjin susurró a los oídos de Caín,

“Lo hiciste bien, Caín. Ve a descansar a la posada. Me pondré al día más tarde.”

Y de pie, pronunció una orden.

“Cancelar invocación.”

Caín volvió a la forma de una pequeña figurita de madera. Sungjin puso la estatuilla en su bolsillo y se acercó a Serin.

Serin intentaba cubrirse con el resto de su ropa mientras lloraba. Aunque no hizo ruido, las lágrimas de calor corrían por sus mejillas.

(Aunque actúes fuerte, supongo que una mujer es una mujer después de todo.)

Sungjin devolvió la katana a la vaina y le preguntó.

“¿Estás bien?”

Serin miró en silencio a Sungjin como si dijera que todos los hombres eran iguales. Sungjin levantó las manos para demostrar que no quería hacer daño.

“Ah, no tengo ningún interés en ti. Pero… tengo que ir en busca de algo, así que tengo que irme de aquí… ese tipo se escapó, ese asesino. Así que dejarte aquí sola es un poco…”

Una vez que Sungjin mencionó al Asesino, sus ojos lloraron instantáneamente. Era inevitable; hacía sólo unos momentos que casi la había violado. Sungjin se rascó la cabeza y continuó.

“Bueno… sí… Para resumir la larga historia, voy a ir a buscar algo y no me quedaré aquí. Si quieres seguirme, te protegeré. Deberías venir conmigo si no es mucho pedir.

Sungjin se dirigió hacia el cañón. A pocos pasos de distancia, miró hacia atrás.

Serin se envolvió con una camisa rasgada y le seguía en silencio. Viéndola, Sungjin pensó para sí mismo.

(La consecuencia de tener una belleza excepcional… probablemente… no lo logró la última vez por eso…)

No se puede sobrevivir hasta el final solo con habilidad; así es como funcionan las incursiones.

Concluyendo sus pensamientos, Sungjin reanudó sus pasos, en busca de las piezas ocultas.

 

 

BryanSSC: ¡Cain es el héroe de este capítulo! ¡Larga vida al chucho! xD Pero sigue con vida ese Asesino…

 

Trad. BryanSSC

Editor Lykanos

Índice