Kumo Capitulo 306

Kumo Desu Ga, Nani Ka?

Capítulo 306: Encuentro

 

Su complexión es obviamente pobre, pero, Yamada-kun camina hacia delante con paso firme. Quizás esto es lo que se espera del poseedor de la habilidad de la Protección Divina del Cielo, ya que Yamada-kun fue capaz de aparecer con buen tiempo para él y mal momento para mí. La discusión se va a complicar aún más.

“Ha pasado mucho tiempo, ¿eh, Wakaba-sa… n?”

Yamada-kun dijo eso mientras me miraba. ¿Por qué lo expresó como una pregunta? Al principio me miraba con fuerza, pero ahora está haciendo una expresión algo dudosa. ¿Hay algo en mi cara? Mis ojos tienen muchas pupilas.

“Bueno, no importa. Y lo que es más importante, quiero que se me incluya en este debate. Tengo derecho a hacerlo, ¿no?”

Después de agitar ligeramente la cabeza, continuó con eso. No estoy segura, pero parece que hay algo que le molesta. Bueno, en lo que a mí respecta, él ya está aquí, así que lo que está hecho, hecho está. No es como si no pudiera echarlo, pero eso sería un problema a su manera. Básicamente, en el momento en que Yamada-kun llegó aquí, la situación se volvió problemática de cualquier manera.

“Adelante, como quieras.”

Lo hecho, hecho está, así que doy una afirmación a medias. No me olvido de poner un aura de “no eres bienvenido”.

“Gracias.”

Sin embargo, a pesar de eso, no me presta atención, y más bien Yamada-kun lo acepta como si fuera un reto. Ooshima-kun de repente hace un movimiento, trayendo una silla para Yamada-kun. Yamada-kun se sentó en esa silla mientras daba las gracias a Ooshima-kun, y entonces Ooshima-kun se sentó junto a Yamada-kun. Me pregunto por qué. ¿Por qué algunas de las chicas parecían hacer un suave “Oh-ho” mientras suspiran al ver eso?

Después de que Yamada-kun se sentó en su silla, deliberadamente miró por los alrededores. Sus ojos se detuvieron en varios lugares, y finalmente volvieron a mí. Hrm, tsk. No se puede evitar.

“10º Ejército, salgan.”

En respuesta a mi directiva, en la sala aparecieron varias personas vestidas de blanco. La mayoría de los reencarnadores quedaron conmocionados en el momento en que vieron esas figuras. Estos sujetos vestidos de blanco, son los soldados del 10º Ejército que yo comando en el Ejército del Rey Demonio. Son miembros que son especialmente buenos espiando, a quienes yo había asignado vigilar encubiertamente a los reencarnados. Yamada-kun había visto que estaban aquí, al parecer, ya que sus ojos se habían detenido al escanear la habitación.

Oh, ahora que vuelvo a mirar, Felmina-chan está justo en medio de ellos, ¿no? Chica, deberías tener el título de vice-comandante del 10º Ejército, ¿por qué estás haciendo cosas menores como esta entonces? Quizás Felmina-chan había notado mi curiosidad, como una vena temblaba en su frente de ira. No es como si yo hubiera visto algo así, más bien me dio esa impresión. Me dio la sensación de decir algo como “¡Porque estabas dormida!”. Sí, lo siento mucho.

“Dejad este lugar. Hasta que tenga más instrucciones, descanse un poco.”

De acuerdo con mi orden, los sujetos vestidos de blanco desaparecieron en el acto. Podía oír a alguien decir “ninja”. Sip, para ser honesta, creo que mis soldados en el 10º Ejército son mejores ninjas que Kusama-kun. Ah, entre los que se fueron, sólo Felmina-chan subió al tercer piso, parece. Eso me recuerda que, Hasebe-san, que estaba confundida y fue obligada a dormir, estaba allí. Ciertamente alguien necesita vigilarla. Creo que es incorrecto de varias maneras que un miembro ejecutivo como Felmina-chan haga tal cosa, pero no diré nada.

“¿Quiénes eran?”

Yamada-kun preguntó eso con una expresión sombría.

“Son soldados del 10º Ejército en el Ejército del Rey Demonio. Les había encargado vigilar y escoltar a los reencarnados.”

En mis palabras, los reencarnados se pusieron ruidosos. Naturalmente, como estaban uno al lado del otro, nunca se dieron cuenta. Los que se dieron cuenta fueron Tagawa-kun y Kushitani-san, ¿eh? También pensé que Sensei lo había notado, pero como ella está mirando con asombro parece que no lo había notado.

“Tienen que ser la elite del Ejército del Rey Demonio.”

No, son soldados rasos. Ah, no, bueno, gracias a mi entrenamiento espartano son especialmente fuertes comparados con los otros soldados del ejército, así que tal vez no está mal llamarlos élites, ¿no? Bueno, es una pequeña diferencia de cualquier manera. Son rasos, simples soldados rasos.

Yamada-kun todavía parece enfermo. Podría haber considerado la diferencia de fuerza entre ellos, al ver los movimientos del grupo vestido de blanco. Siendo el héroe, el poder de Yamada-kun es, bueno, al menos nada como las masas comunes. Pero, aunque se podría decir que es fuerte, sólo es fuerte en el sentido de que encaja en la categoría llamada sentido común. Se queda muy corto de lo que éramos el Rey Demonio y yo, y por el contrario tampoco es rival para la chica vampiro y Oni-kun aquí. Si las cosas van mal para él, hasta los vestidos de blanco de ahora podrían ganarle con un poco de suerte. Uno a uno, dudo que pudieran ganar, pero con dos de ellos quizás podrían encontrar el camino a la victoria. Ese tipo de nivel. A pesar de eso, sin embargo, debido a la conveniencia de la habilidad de la Protección Divina del Cielo, probablemente sería capaz de lograr más de lo que su cruda habilidad podría indicar.

“¿Entonces bien? Usaste a Yuugo, Natsume, como cebo e invadiste este lugar. ¿Para qué?”

Yamada-kun me hace una pregunta directa. Uh, hmm. Así que en realidad lo preguntó.

Echo un vistazo a Sensei. Lo sé todo demasiado bien. Este no es un tema que pueda evitar. Sin embargo, si hablo de esto entonces la posición del Sensei definitivamente irá de mal en peor. Lo hará, pero no hay forma de que no pueda hablar de ello después de todo.

“El líder de los elfos, Potimas Hyphenath, es el enemigo del mundo. Su existencia trae daño al mundo, y para subyugarlo el Ejército del Rey Demonio y la Religión de la Palabra Divina colaboraron juntos, llevando a la ofensiva en esta ocasión.”

Ante mis palabras, la mandíbula de Sensei cayó asombrada. Esa cara indica que le parece incomprensible. En comparación, Yamada-kun tomó mis palabras sorprendentemente tranquilo. Junto a él, Ooshima-kun está medio atónito y medio consiente, con una delicada mueca en la cara, así que no parece que supiera de Potimas de antemano.

“En primer lugar, los elfos de este mundo son existencias que han amenazado al mundo desde hace mucho tiempo. En público, los elfos estaban tomando medidas para detener el conflicto entre los humanos y los demonios, con el fin de lograr la verdadera paz mundial, pero eso es simplemente camuflaje para ocultar su lado oculto. Están explotando secretamente la fuerza vital de este planeta, y son una influencia maligna que está acortando la vida de este planeta. Aquellos pocos que conocen la verdad han advertido repetidamente a Potimas Hyphenath y al resto que cesen tales acciones, pero esas advertencias fueron ignoradas. Por último, cuando la vida de este planeta alcanzó una etapa crítica, lo que provocó la situación actual fueron unas medidas contundentes en forma de ataque.”

De repente, al enfrentarse con la discusión que tomaba una escala trascendental, los reencarnados se pusieron ruidosos.

“¡Un minuto! Si lo que dijiste es correcto, ¿qué está pasando con este planeta?”

Kudou-san me presiona para que responda mientras la medio se pone de pie. Ver es creer. Activaré magia, proyectando cómo se ve este planeta. Mostrando sobre nosotros hay una imagen tridimensional del planeta actual, luciendo como un globo terráqueo. Ahí está el colapso de la mitad del planeta.

“Este es el estado actual del planeta.”

Silencio absoluto. Esa es la principal reacción aquí. Aparte de la chica vampiro y Oni-kun que lo sabían de antemano, parece que esta imagen tuvo un impacto devastador. Oí voces que decían cosas como “No puede ser” y “No hay manera”. Yamada-kun tampoco es una excepción, sus ojos están bien abiertos y pegados a la imagen.

“Esto tiene que ser una mentira, ¿no?”

Incluso la fría, calmada y tranquila Endou-san está mirando la imagen con sus labios temblando.

“Esto no es mentira. ¿Quieres ir a verlo tú mismo?”

Nadie aceptó mi invitación. Nadie consideraría ir a un lugar tan inhóspito por supuesto. Bueno, si yo pusiera una barrera no habría ningún problema, pero eso nadie lo sabe por supuesto.

Todos están aturdidos. Este es el punto en el que explico en qué tipo de situación se han encontrado. Entonces, cuando les informé de dónde estaba ubicado el Imperio, y sobre la continua existencia del planeta, parece que su capacidad de pensar estaba suspendida.

 

 

 

BryanSSC: Bueno, nada remarcable, al menos el princeso no parece estar en su contra.

Trad. BryanSSC

~ Índice ~

Índice