Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 2: Análisis de la situación

A A A

La mazmorra de Marcho fue atacada por varios Señores Demonios, lo que la puso en una situación desesperada.

En esas circunstancias, ella había enviado a su Súcubo para advertirme que no viniera a ayudarla, pase lo que pase. Porque si lo hiciera, le daría a los viejos Señores Demonios una excusa para atacarme, un nuevo Señor Demonio, a pesar de la regla que les prohibía hacerlo.

Era consciente de todo eso, pero decidí ayudarla.

“Súcubo, dame información. ¿Quiénes son los Señores Demonios que están atacando a Marcho?”

“¿Por qué iba a decirte eso? Marchosias-sama me ha enviado aquí para decirte que te quedes aquí. No te ayudaré a ir en contra de sus deseos.”

“Está bien, aunque no digas nada. La información es vital para aumentar nuestras posibilidades de ganar, aunque sólo sea un poco, pero incluso sin ella, iré de todos modos.”

Súcubo hizo una mueca, pero luego empezó a hablar poco a poco. Parecía que decir que yo iría a pesar de lo que ella dijera le había hecho querer aumentar mis posibilidades de sobrevivir.

Los que atacan a Marchosias-sama, están compuestos puramente de su propia facción. …….. no hay duda de que hay alguien que tira de las cuerdas entre bastidores, pero quién es ese alguien, no lo sé. Normalmente, cuando se ataca y se arrincona, los aliados de la misma facción son los que dependen de ellos, pero como los aliados mismos son los que nos atacan, nuestras opciones son limitadas.”

Eso es problemático.

Así, Marcho se vio obligada a luchar sola.

Aunque era una de las tres más fuertes de los Señores Demonios, esta situación era intensa.

“Los Señores Demonios de [Tiempo] y [Dragón] no están incluidos en la facción de Marcho, ¿cierto? ¿Son conscientes de la situación?”

“Lo son. Pero los tres tienen un acuerdo de no interferencia. Pase lo que pase [Tiempo] y [Dragón] no ayudarán.”

“Está bien, pero aún así me reuniré con ellos.”

Entendí que había algo entre esos tres pero si quería cambiar algo, tenía que actuar.

No fui lo suficientemente engreído como para pensar que sólo yo podría cambiar la marea de esta batalla. Si alguna vez fuera a ayudarla, necesitaría todo el poderío de Avalon. Todo eso. Incluyendo la carta de triunfo que había estado tratando de mantener en secreto todo este tiempo. No era momento para pensar en esperar.

Estaba actuando con la intención de usar eso desde el principio. Sin embargo, hacerlo dejaría a Avalon indefenso.

Por esa razón, deseé la ayuda de [Tiempo] y [Dragón]. Si no podían ayudar directamente a Marcho, tal vez podrían ayudarme para que yo la ayudara con todas mis fuerzas. De todos modos, esa era la expectativa mínima.

“Primero están las cartas.”

Podría aparecer sin ser invitado, pero pensé que sería mejor programarlo.

Invocé al pájaro azul que obtuve de la Señor Demonio Stolas y al cuervo que obtuve del Señor Demonio Dantalian. Hice que cada uno de ellos llevara una carta y luego los liberé al cielo.

Como [Dragón] era el padre de Stolas, le pedí que concertara una reunión entre nosotros.

“Súcubo, dime francamente, ¿cuánto tiempo crees que Marcho puede aguantar?”

“…………………………………………………………………………………………………………. Marchosias-sama es uno de los Señores Demonios más fuertes, por lo que su habilidad para aguantar un asedio es muy diferente a la de otros. Podría aguantar, como mínimo, siete días “.

“Entonces, voy a asumir que tengo cinco para lidiar con la inesperada traición de sus aliados y otros imprevistos.”

Según mis cálculos, tuve el resto del día siguiente para terminar todas las negociaciones y luego sólo un día para el resto de los preparativos. El tercer día, deberíamos ir al calabozo de Marcho.

“Caray, qué horario tan apretado.”

En el desafortunado caso de que no recibiera respuesta alguna, planeaba entrometerme en las mazmorras de [Dragón] y [Tiempo] incluso sin una cita.

La imagen de Stolas se me pasó por la cabeza.

Quería confiar en su habilidad [Omnipresencia]. Sólo se podía usar una vez al día, pero durante un tiempo fijo, podía replicar, aunque en un rango más bajo, los monstruos del mismo piso en el que estaba. Era una verdadera habilidad para engañar.

Si eso se usara en mis fuerzas, algunas de las cuales eran monstruos de rango S, instantáneamente tendría un gran aumento en el potencial de guerra.

……. sin embargo, esa no era una posibilidad ya que no quería convertirla en un blanco de los viejos Señores Demonios también. Estaba completamente fuera de mis principios como Señor Demonio **persona**.

“Aura, te dejaré el tratamiento de Súcubo a ti”.

“¿Vas a hacer algo, maestro?”

“Sí, algunos preparativos”.

Como ya no había un conjunto de Transferencias, necesitábamos una forma de llegar a su mazmorra. Empezaré desde allí.

“Rorono, tenlo listo para que pueda ser usado en cualquier momento. Vamos a llevarlo con nosotros afuera, así que prepáralo para el viaje también.”

“Mhm. Entendido. El uso de esa cosa es aterrador. Esa cosa está más allá de cualquier arma. Es un arma de asesinato masivo; algo que no debe existir. …….. y sin embargo, no puedo contener mi entusiasmo como alquimista; quiero verlo en acción.” (Lalo: una lágrima de alegría se me salió, malo que no es como su padre, un maldito que usaría algo más)

En reacción, sonreí irónicamente.

Rorono no había expresado ni una sola vez algo parecido al temor por las increíbles armas en las que había trabajado activamente y había trabajado con armas verdaderamente increíbles como las bombas de napalm, los Avalon-Ritters y las hechas a medida para Kuina y los demás.

En realidad, no quería usarla, pero como estábamos en contra de los viejos Señores Demonios, no podía permitirme el lujo de dudar. Porque si lo hiciera, aunque sea por un momento, podría ser fatal.

Estos son oponentes a los que tengo que desafiar con todas mis fuerzas… no, estos son oponentes a los que no puedo derrotar ni con todas mis fuerzas, así que no tengo otra opción que confiar en eso.

Por segunda vez ese día, vine a la fábrica de pan para reunirme con Wight.

Wight se sorprendió al verme a mí, que estaba aquí hace un rato.

“¿En qué puedo ayudarle, mi señor? ¿Olvidaste algo?”

“No, no es eso. Te lo explicaré en detalle más tarde, pero mañana, o tal vez tan pronto como sea posible hoy, iré con Kuina a reunirme con el Señor del Demonio [Dragón]. Quiero que vengas con nosotros. La medalla [Dragón] que usé para tu renacimiento era de él, así que quiero que te vea.”

Había decidido que preferiría reunirme y conseguir un acuerdo con [Dragón] primero antes de negociar con [Tiempo]. [Tiempo] estaba enamorado de Marcho, pero por eso había esa posibilidad de que él me viera como una amenaza. (Lalo: por eso fue que pasará lo que pasó, mmmmmm)

Además, había decidido que iba a traer dos de mis monstruos. El primero fue Kuina, que siempre había estado actuando como mi guardia. El segundo iba a ser Wight.

Tenía dos razones para esto.

La primera fue que quería que el Señor Demonio [Dragón] sintiera algún tipo de familiaridad con Wight que fue hecho usando su medalla.

La otra razón era simplemente que Wight era un individuo fuerte. En el improbable caso de que los enemigos que habían atacado a Marcho ya se hubieran posicionado en nuestros destinos, habría que romper su formación. Estaba seguro de que no había ningún monstruo en este mundo capaz de detener el poder instantáneo de Wight mientras estaba bajo los efectos de [Berserk].

“Por supuesto.”

“Gracias. La cuestión ahora es qué hacer con la defensa aquí cuando tú y yo estemos fuera “.

Todavía había riesgo en traer a Wight.

Originalmente, Wight era mi oficial de estado mayor y se suponía que estaría a cargo en mi ausencia. Sin embargo, si ambos estuviéramos ausentes, significaría una disminución drástica de nuestras capacidades defensivas.

“Entonces no hay nada de qué preocuparse. Tengo un excelente ayudante que me sustituya. Pochi, Koro y Tarou la quieren y escucharán lo que diga, así que está bien.”

¿Pochi, Koro y Tarou? ¿Quiénes son esos?”

“Oh, discúlpame, son Dragones de las Tinieblas. Era un poco incómodo darles órdenes sin nada con lo que distinguirlas, así que les di apodos.”

Por un momento, me ahogué.

Los símbolos del miedo que eran los Dragones de las Tinieblas recibieron nombres que eran bastante parecidos a los de los perros. (Lalo: con esos nombres no creería que son la encarnación del terror)

Pero entonces otra vez, delante de Wight que se convirtió en un Dragón Negro de la Muerte, uno de los dragones más fuertes, los Dragones de las Tinieblas actuaron como perros.

“Estoy aliviado entonces. Te avisaré en cuanto se determine la hora de salida. Hasta entonces, ocúpate de entregar la cadena de mando para nuestra defensa.”

“Sí, mi señor. Actuaré rápidamente.”

“Lamento traerte sólo problemas, Wight. Además, no puedo permitirme perder mi poder mágico ahora mismo, así que parece que tendreamos que retrasar tu nombre.”

Si un Señor demoníaco quisiera nombrar a un monstruo después de haber nombrado a sus tres primeros -o en otras palabras, después de haber completado sus [Monstruos del Pacto]- significaría que tendrían que soportar los efectos secundarios del nombre, que eran la pérdida de todo su poder mágico y la incapacidad de recuperar algo de el durante aproximadamente medio mes.

En esta situación, sin embargo, eso era peligroso hasta el punto de ser letal.

Ya había pensado en el mejor nombre para Wight, pero…

“No se preocupe por mí, mi señor. Este cuerpo mío es inmortal; esperaré para siempre si es necesario.” (Lalo: sí, procell se… cuando lo nombre… pero aún así pobre procell, se nos…)

“Me alegra que digas eso.”

Después de eso y diciéndole que preparara a los Dragones de las Tinieblas, el modo de transporte más rápido de Avalon, para la batalla inminente, los preparativos iniciales estaban en marcha. Todo lo que quedaba por ahora era esperar las respuestas de las cartas que había enviado.

Había decidido que si al final del día no recibía respuesta alguna, seguiría el maleducado curso de acción y aparecería sin ser invitado. (Lalo: yo entraría a escopetazos y los hacía cooperar)

Yo había sido invitado a visitar la mazmorra del Señor Demonio [Viento] Stolas antes, pero ese viaje siempre había sido pospuesto. Ahora que tenía que irme, me preguntaba si se sorprendería al verme llegar encima de un Dragón de las Tinieblas. A pesar de las circunstancias, pensé eso y se me escapó una sonrisa.

Traductor y editor: Lalo

(Lalo: hola a todos, calientito el jijo de la chingada, y bueno, este lo hice en la hora del monstruo de analítica, porque no llegó, y pues ando todo cansado, llevo 2 semanas durmiendo de 5 horas para abajo por deber y gusto XD, por algo sólo me han de quedar 20 años y 20 días, sí, ya casi es mi cumpleaños, ya 20 años cumpliré, jajajajaja.

Otra, no pude completar el sistema de iluminación de mis pirañitas (apodo que les puso mi madre a mis barbos y monjas) porque no he podido ir a mi casa, estoy en prisión (universidad).

No mentiré, ando bien muerto, hasta me tuve que volar una clase, ya necesito vacaciones, pero faltan meses para eso, así que me despido, que voy a conseguirle unas piezas a mi madre, agh, que flojera.

Saludos.

P.d.: Soy mexicano, el sismo fue cerca de mi ciudad, pero nada me pasó.

Hago una actualización extra, porque encontré algo que amé, como saben soy científico total, lo que chances no es que soy científico nato, nací con el interés, desde que soy un bebé de 2 meses, a palabras de mis padres, siempre fui curioso y experimentaba con cosas, en ese tiempo de cómo bajarme o cómo acomodar juegos de construcción simples, así que todo lo que sea ciencia me encanta, y una misión que seguí de cerca desde niño es Cassini Huygens, que hace 5 días terminó con el ingreso a la atmósfera de Saturno de Cassini, salió pocos meses antes de que naciera, así que era especial para mí, y literalmente lloré con este vídeo, es una animación de sus momentos finales: https://saturn.jpl.nasa.gov/resources/7702/?category=videos )

Se me olvidó, la zorrita de XD

Índice