Master Hunter K – Capítulo 12

A A A

Master Hunter K
Capítulo 12: Bosque de Ahenna – Parte 5


En la hoguera situada a la entrada de la incursión, dos individuos estaban intercambiando palabras.

“¿Quieres decir que en toda tu vida sólo has vivido en la ciudad?”

“Sí. Nunca he sostenido un hacha en mi vida. Ya no sé lo que está pasando…”

El viejo Leñador y el Mercader Errante Aindell estaban teniendo una conversación.

“Ya veo, ya veo. Espero que tenga una larga vida, señor.”

“Eso estaría bien… pero ese chico loco de antes…”

En ese momento…

‘Ese chico loco’ apareció, interrumpiendo la pacifica atmosfera. Sus reacciones eran polos opuestos otra vez. El Mercader Errante Aindell se inclinó, saludándolo.

“¡Bienvenido, querido cliente!”

Y el viejo Leñador se sobresaltó, señalando a Sungjin con su dedo.

“¡¿Por qué?! ¡¿Por qué estás aquí?!”

Sungjin, por primera vez, se acercó a los dos. El Leñador estaba siendo increíblemente cauteloso, pero ignoró al Leñador  y se acercó al mercader.

“Hey, ¿sabes algo sobre los jefes ocultos?”

Aindell inclinó su cabeza en confusión y respondió…

“¿Jefes… ocultos? No lo sé. ¿Hay algo como eso aquí?”

Sonrió inocentemente por un momento, y seguidamente su expresión se iluminó.

“¡Oh! Creo haber oído algo de eso antes. Un jefe secreto oculto en algún lugar de la zona de incursión. Encontrarlo es realmente difícil… y posee una fuerza increíble. Por favor tenga cuidado, señor cazador, por si alguna vez se encuentra con algo así.”

Sungjin no podía más que sonreír cuando escuchó esa respuesta. Sacó su katana, apuntando con ella al mercader.

“¿Así que tienes una increíble fuerza?”

Como si no entendiera sus palabras, el mercader inclinó su cabeza otra vez.

“¿De qué se trata esto, querido cliente?”

El Leñador tomó por los hombros al mercader y dijo…

“No lo escuches, hijo. Es un monstruo lunático. No hay necesidad de escucharlo.”

Sungjin se dirigió al viejo.

“Ven a mi lado si quieres vivir. ‘El monstruo lunático’ es él, no yo.”

El Leñador parecía estar del lado de Aindell. El viejo se acercó incluso más a Aindell mientras respondía a Sungjin.

“Deja de mentir… ¿no viste lo que pasó cuando el Vándalo intentó dañarlo?”

“Tú tienes monedas. Dame todo lo que tienes. Perra.”

El Leñador probablemente se refería a la situación de antes. El Operador definitivamente dijo en ese momento…

[Advertencia]
[Atacar formas de vida no hostiles causará penalidades en la recompensa de incursión]

Sungjin sabía eso mejor que nadie. No había forma de que no fuera consciente de eso.

“… eso sólo aplica mientras él sea una vida de forma no hostil.”

Pero el Leñador se negó a escucharlo.

“Tú, animal sanguinario…”

Parecía ver a Sungjin como un maniático de las batallas, después de haberlo visto en el modo Zealot (III) bajo la influencia de Yanhurat.

Sungjin sacudió la cabeza en desaprobación. Casi nadie le creía desde el reinicio. Por lo menos, el viejo parecía ser naturalmente desconfiado.

“Bueno… bien. Has lo que quieras. Pero si no huyes para cuando cuente hasta tres, no garantizo tu seguridad. Uno.”

Sungjin puso su mano dentro del bolsillo y empezó la cuenta.

“Dos.”

Agarró la Piedra Lunar Perfecta.

“Tres.”

Al mismo tiempo que dijo “tres”, arrojó la piedra hacia Aindell.

“¿Hmm? ¿Qué es…?”

Aindell bajó la mirada hacia la piedra que atrapó por instinto. En sus manos, el cristal desplegó las palabras “Luna Llena.”

En el momento en que sus ojos aterrizaron en las palabras, los ojos azules se volvieron ámbar. Sungjin lo sabía…

(… esto es todo.)

Y para confirmar sus sospechas, el Operador anunció en un tono urgente.

[¡Advertencia!]
[El jefe oculto “Hombre Lobo Aindell” ha aparecido]

“¡Graaaaaah!”

La baja estatura de Aindell creció rápidamente, su cuerpo se llenó de pelo, en su rostro creció un hocico. Sus colmillos crecieron más allá de sus labios.

El tiempo que le tomó al “Mercader Errante Aindell” transformarse en el “Hombre Lobo Aindell” fueron de tres segundos. El Leñador había caído sorprendido ante su transformación. Sungjin le gritó.

“¡Hey! ¡Huye!”

Pero…

“Uh…”

Ni siquiera tenía tiempo para gritar o advertirle. Aindell, al transformarse, inmediatamente se giró hacia el Leñador.

“¡Gah!”

El Leñador, que hasta hace un momento estaba teniendo una agradable conversación con el mercader, le fue arrancado el cuello por manos del propio Aindell.

Empapado por sangre humana, el hombre lobo soltó un aullido.

“¡Awooo~~!”

Sungjin frunció el ceño y sacó su katana de la vaina.

(Me estoy cansando de ese sonido ahora.)

El hombre lobo giró su mirada hacia Sungjin. Sungjin apretó los dientes. Momentos después, se enfrentaron.

Sungjin golpeó con su espada e inclinó la cabeza hacia atrás cuando las garras de Aindell cortaron el aire por encima de él.

Debido a que Sungjin había inclinado la cabeza para evitarlo, no pudo confirmar visualmente el resultado del primer golpe. Sin embargo, Sungjin no sintió ningún retroceso en la espada.

(Lo esquivó.)

En lugar de lanzar un golpe de persecución, Sungjin observó el siguiente movimiento del hombre lobo. Y justo como predijo, Aindell lanzó su ataque hacia el costado izquierdo, en donde Sungjin tenía su guardia baja. Sungjin rápidamente soltó la katana de su mano izquierda para protegerse.

‘Kakakaka’

Las garras de Aindell y las cadenas del Arca Desatada chocaron, enviando chispas volando. Si no hubiera tenido equipado el Arca Desatada, habría perdido su mano.

(… un ataque deliberado y planeado…)

Sungjin saltó hacia atrás sorprendido. En el ataque anterior, Aindell había apuntado a los brazos de Sungjin para desarmarlo en lugar de matarlo. No había ninguna duda sobre eso. Sungjin decidió tratar de comunicarse.

“… ¿qué eres?”

Con una áspera y profunda voz, respondió.

“¡Tú me has descubierto! ¡Qué humano tan interesante!”

Sungjin agarró su espada con fuerza mientras hablaba.

“Sólo pensé que era extraño, es extraño que el Operador arrojara de buena gana una rara y aleatoria ayuda dentro de una incursión.”

El lobo hizo un gesto hacia el anciano que había matado y respondió.

“Ese hombre era demasiado viejo, el sabor de su carne no es buena. ¡Déjame probar tu sabor!”

Los dos combatientes retomaron su batalla. Evadieron, atacaron, evadieron, golpearon… intercambiaron golpes a una vertiginosa velocidad. Aindell era incluso más rápido que Ahenna.

A pesar de la inigualable inversión de Sungjin en su Destreza, Aindell no perdía en velocidad. Los dos intercambiaron algunos golpes, y al mismo tiempo los dos retrocedieron. La pelea repentinamente se detuvo.

Aindell y Sungjin entendieron que el otro era un enemigo formidable. Aindell miró nervioso. Sungjin miró su propio reflejo en la espada.

(Esto fue diseñado para ser difícil de completar en solitario.)

Similar al Orco Loco Ruark, esto no era un encuentro de fuerza y resistencia, era de velocidad. El problema se agravó por el hecho de que la velocidad de ambos lados era aproximadamente la misma.

Sungjin consideró usar el Yanhurat dentro de su bolsillo. tres veces más velocidad por 30 segundos.

(… si uso esto… tomará 30 segundos matarlo… no, 10 segundos es suficiente… pero… me prometí a mí mismo no usarlo a menos que sea absolutamente necesario…)

Por un momento, Sungjin vaciló, pero reafirmó su decisión y retiró sus manos. Decidió no usarlo. Si no era lo suficientemente fuerte como para superar un capítulo tan cercano como lo era el 2 sin confiar en el “modo trampa”, entonces su futuro sería sombrío.

“¡Kao!”

Aindell arremetió una vez más hacia Sungjin. Sungjin bajó su postura y retrocedió, esquivando y bloqueando todos los ataques de Aindell. Mientras tanto, calculó su próximo movimiento.

(Si llegamos a esa área…)

Sungjin saltó más y más para atraer a Aindell. Siendo incapaz de aterrizar un golpe, Aindell lo persiguió mientras entraba en un frenesí.

Repentinamente, Sungjin se paró firme. Estaba junto a la hoguera. Pateó los troncos hacia Aindell.

Ataque de fuego. Aindell se detuvo por primera vez. Al momento en que hizo contacto, el fuego se extendió por su pelaje.

Durante una milésima de segundo, Aindell se paralizó cuando el fuego lo cubrió. Ese breve momento de duda era lo que Sungjin necesitaba. Cortó el abdomen del desprotegido hombre lobo por un costado.

“¡Kaaaa!”

Aindell soltó un extraño grito. Era difícil saber si era un grito de lobo o de un hombre. Pero la katana de Sungjin estaba desprovista de misericordia.

Sungjin giró y cortó las piernas de Aindell. Sus delgadas piernas fueron cortadas sin resistencia. Sungjin había estado mirándolas por un rato.

Sin ser capaz de sostenerse, Aindell colapsó en el suelo. Todavía intentaba pelear desde el suelo, pero Sungjin le golpeó en el estómago y simplemente le cortó los dos brazos.

“¡Kaaaaack!”

Aindell soltó otro grito de dolor y empezó a jadear. Incluso en sus últimos momentos, miró a Sungjin con ojos llenos de malicia.

“Qué cruel…”

Sungjin sostuvo su katana hacia abajo y se dirigió a él.

“Sí, ese es el problema con los que hablan mucho”

Y clavó su katana en el pecho de Aindell.

“Krrrraaaggg…”

Dejó escapar un grito de dolor y pereció. Sungjin miró hacia abajo y dijo sus palabras de despedida.

“Lo dijiste tú mismo. Las bestias salvajes le temen al fuego. ¿Qué tipo de idiota les enseña a sus enemigos su mayor debilidad?”

El Operador pronto dio el anuncio.

[Jefe oculto “Hombre Lobo Aindell” eliminado.]
[¡Felicitaciones! ¡Has logrado completar todos los objetivos en este capítulo!]
[Ignorando el tiempo restante y terminando la incursión inmediatamente.]

Al oír los anuncios, finalmente se limpió el sudor de sus cejas.

‘Suspiro’

Completar la incursión al 100%, incluso para el Capítulo 2, no fue una tarea fácil. Ahenna y Aindell fueron enemigos extremadamente difíciles de derrotar.

(¿Seré capaz de llegar hasta el final de esta forma…?)

Una vez lo pensó, entendió la diferencia entre esta vida y la anterior. La diferencia era su suerte con los compañeros de equipo. La razón por la que estaba luchando tanto a pesar de la enorme ventaja garantizada por su “Reinicio” y sus increíbles estadísticas era debido a su suerte con los compañeros de equipo.

Anteriormente, fue capaz de llegar hasta el final porque consistentemente se reunió con compañeros confiables y racionales. Pero por alguna razón, había tenido absolutamente la peor suerte con sus compañeros esta vez.

De todos los compañeros de equipo hasta ahora en dos capítulos, el oficial de policía Baltren fue el único que era algo decente.

Sungjin se detuvo para mirar el cielo nocturno. La media luna seguía ahí. Sungjin brevemente pensó en Baltren.

(Me pregunto, ¿cómo le estará yendo?)

Las palabras de Baltren hicieron eco en su mente.

Nos encontraremos de nuevo, Cazador Maestro K.”

Volver a encontrarse… las posibilidades de poder reunirse otra vez con alguien de una incursión anterior eran razonablemente astronómicas. Baltren era razonablemente fuerte y tenía buenas cualidades de liderazgo. Pero si él es emparejado con pobres compañeros, sólo será asesinado.

“…”

Por un momento, Sungjin se sintió deprimido. Pero la voz del Operador interrumpió sus pensamientos y le trajo buenas noticias.

[Calculando recompensas]

 

BryanSSC: Ni siquiera pondré el RIP, pinche leñador terco y cobarde, alv con los compañeros de equipo, K puede solo xD

 

Trad. BryanSSC

Editor Lykanos

 

~ Índice ~

Índice

  • Otakueagle01

    coincido contigo BryanSSC, ese tipo de personajes solo merecen ser la carne de cañón que resulto ser, fue una genial lucha, muchas gracias y saludos

  • Lunnat

    *_* Me encanta esta historia que ganas de ver lo que le dan ^^ Gracias por traducirlo.
    Aunque que falta de mano izquierda con el leñador XD

  • RHG

    El tiene razon, solo no va a lograr mucho.
    Pero tampoco es como si le metiera ganas a trabajar en equipo, o al menos utilizarlos de alguna manera.
    Gracias por el cap.

    • Irevies

      Bueno… Tampoco es que pueda utilizar mucho (:V)

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

    queria saber las recompensas

  • KinSatsujin

    Gracias por la traduccion

  • Karma

    Gracias por los caps

  • Stealplayer 1

    Gracias por los capítulos
    Asi soy yo cuando tengo que carrear a mi team xd