Master Hunter K – Capítulo 11

A A A

Master Hunter K
Capítulo 11: Bosque de Ahenna – Parte 4

 

Un árbol fue quemado hasta el núcleo, transformándose en carbón. Incapaz de sostener su propio peso, colapsó en una pila de cenizas. Las flechas de fuego del Explorador Novato iniciaron un incendio forestal completo. El viento llevó las brasas del infierno y empezó a extenderse por todo el Bosque de Ahenna.

Pero ni una sola criatura podía verse huyendo de las llamas, Sungjin sacó su katana del pecho del ultimo lobo en el bosque.

“Haaa…”

Sungjin finalmente soltó un largo suspiro. Detrás de él había montañas de cadáveres. Entre ellos, estaba el cadáver de la reina del bosque, Ahenna.

Sungjin había luchado en un frenesí. Luchó tan violentamente que ni siquiera se reconocía a sí mismo. Los efectos de Zealot eran poderosos, pero hizo posible mantener una mente clara durante la lucha.

Sungjin arrancó el Yanhurat de su cuello.

(¡Mátalos! ¡Desgárralos en pedazos!)

Los dementes gritos del collar parecían seguir resonando en su cabeza. durante la pelea no resultó herido, pero sentía una oleada de cansancio que lo invadía.

“Operador, mi HP.”


HP: 500/1500

Su HP había caído a un tercio de lo que era. El periodo de activación del ítem era exactamente de 30 segundos. Estaba bien pelear sin pensar durante 30 segundos, pero el problema ocurriría cuando terminara ese periodo.

Desorientado, cansado y con sólo un tercio de su HP, verse rodeado de enemigos… los mismos enemigos que no lograba derrotar con tres veces su fuerza y velocidad. Esa era la razón de por qué mucha gente que confiaba sus vidas a Zealot sucumbían a la muerte.

Sungjin se dio cuenta que en una situación que amenazara su vida, a menos a que tuviera la certeza absoluta de que todas las fuerzas hostiles serán eliminadas durante el tiempo activo, era mejor no usarlo.

(Tiempo.)

“Operador, ¿tiempo restante?”

[13 minutos y 49 segundos restantes.]

Ni siquiera había pasado un minuto desde que lo había preguntado por última vez. La corruptora voz de Yanhurat le había ahorrado mucho tiempo.

“Operador, saca dos Pociones de Recuperación pequeñas del inventario.”

El cubo invocó dos pociones pequeñas. Sungjin las bebió ambas. El efecto de las pociones pequeñas era “recuperar 1/3 del HP total.”

Al beber las dos, recuperó todo su HP. Sungjin ahora quería irse a buscar las pistas sobre el jefe oculto cuando…

‘Snap’

Oyó a algo pisar una rama, rompiéndola.

(¿Todavía queda algo vivo?)

Sungjin miró hacia el origen del sonido. Cualquier cosa que lo haya causado, estaba tratando de ocultarse. Sungjin se acercó al árbol con su katana lista. A medida que se acercaba hacia la fuente, pudo oír el sonido de una respiración volviéndose más fuerte. Cuando Sungjin caminó alrededor del gran árbol…

“¡M-Muere!”

Una enorme hacha apareció a gran velocidad hacia él. Pero era un swing a una velocidad ordinaria. Iba a cámara lenta en comparación con las garras de Ahenna. Sungjin giró su espada mucho más rápido que el hacha y la interceptó.

La katana cortó la cabeza del hacha, y la hoja del hacha voló a la distancia, aterrizando en algún lugar del bosque con un ‘golpe’.

Desarmando a su atacante, Sungjin inspeccionó al asaltante. Era el viejo canoso, el “Leñador”, quien sostenía rígidamente su hacha sin cabeza como una espada.

“¡Ah… AHHH!”

Vio el rostro de Sungjin y colapsó de miedo. Sungjin miró por un momento al viejo.

(… oh, sí, me olvidé de él.)

A parte de Sungjin, el viejo era la única persona que había actuado independientemente del grupo del Vándalo.

Debió haber sido despreciado por la arrogante conducta del Vándalo en el campamento.

No fue una mala decisión. Al final, fue él quien se mantuvo con vida. El Leñador lanzó su hacha sin cabeza hacia Sungjin y gritó.

“¡A-Alejate!”

No tenía razón para acercarse al viejo. Sungjin envainó su katana. Pero el Leñador agregó otra palabra.

“¡Tú… monstruo…!”

(¿Qué?)

Sungjin miró a los ojos del viejo otra vez. El viejo debió haber visto a Sungjin pelear bajo los efectos de Yanhurat. Si eso fue así, su reacción tenía sentido. Sungjin había decidido darle una advertencia.

“Hey, abuelo. Vuelve a la hoguera donde empezamos la incursión y quédate ahí. Si lo haces, podrás evitar la muerte.”

Con eso, Sungjin se adentró corriendo al bosque.

 

 

*****Espaciador Misericordioso*****

 

 

Sungjin corrió a través del bosque con su katana en mano, buscando pistas. Pero ningún enemigo podía verse. Sungjin se dio cuenta de algo y preguntó al Operador.

“Operador, ¿progreso de la incursión?”

[La incursión está un 95% terminada.]

Sungin inmediatamente envainó la katana.

(Supongo que todos ellos estaban ahí atrás.)

Los aullidos de Ahenna debieron haber invocado a todas las bestias del bosque para pelear. Y cada uno de ellos, sin excepción, fueron eliminados por sus manos. Fue bastante agradable saber que no había cabos sueltos.

Sólo quedaban él y el jefe oculto. Después de vagar por el bosque un rato, vio filas de árboles volviéndose negros.

(Debe ser… la frontera)

La incursión siempre se realiza dentro de un área sistemáticamente cerrada. Sólo porque era un bosque, no quería decir que continuaría ilimitadamente. Si un cazador trataba de pasar la frontera, una terrible advertencia sería dada.

[Por favor, regresa al área de caza. Esta área está fuera del límite para los cazadores.]
[Si te quedas en el área restringida después de 10 segundos,]
[morirás. 10, 9, 8…]

(Si esta es la frontera…)

Sungjin retiró las manos de la frontera. Luego regresó corriendo, corrió perpendicularmente desde la frontera.

No importa cuánto buscara en los alrededores, no vió nada fuera de lugar. Pronto, volvió a donde Ahenna y las bestias estaban esparcidas en el suelo del bosque.

(… ¿dónde demonios está el jefe oculto?)

Sungjin trató de volver a la ubicación de inicio. En la hoguera, el viejo Leñador y el Mercader Errante Aindell estaban sentados junto al fuego.

“¡Ahh! ¡Monstruo!”

“Oh, fuiste capaz de derrotar a Ahenna. Felicidades, señor cazador.”

Sungjin revisó brevemente el campamento.

“¡V-Vete!”

“¿Quieres comprar algún suministro?”

El Leñador rogó que se fuera y el Mercader le pidió que se quedara. De los dos, decidió oír al Leñador. De todos modos, no tenía tiempo para desperdiciar.

 

 

*****Espaciador*****

 

 

Con el paso del tiempo, el incendio forestal continuó extendiéndose. El Bosque de Ahenna ahora era tan brillante como el día. Pero no veía nada particularmente fuera de lugar.

“Operador, ¿tiempo?”

[8 minutos y 39 segundos restantes.]

Había buscado infructuosamente por 5 minutos. Empezó sondeando como un hombre loco, peinando el bosque. Pero la unica cosa que pudo encontrar era la “frontera”.

(¿Dónde está oculto?)

Sungjin empezó a sentirse molesto cuando…

“Hoo Hoo.”

Corto pero inconfundible, el sonido de una lechuza podía oírse desde arriba. Sungjin miró hacia el cielo nocturno. Si todavía siguiera oscuro, habría sido difícil detectarlo. Pero gracias al incendio, era fácil de ver.

En la cima de un árbol, había un nido de lechuza. La lechuza no parecía ser el jefe oculto, pero era sospechoso. Sungjin, sin dudar, saltó al árbol, escalándolo.

La destreza de Sungjin había superado las limitaciones humanas. Escalar el árbol no suponía ninguna dificultad. Una vez se acercó, la lechuza se alejó volando.

Sólo quedó el nido y decidió revisarlo. Dentro del nido no había ningún huevo, pero sí un cristal redondo y blanco.

(… lo encontré.)

Sungjin extendió la mano y levantó el cristal. El cubo dio un anuncio.

[¡Felicidades! ¡Has obtenido la Pieza Oculta!]
[¡“Piedra Lunar Perfecta”!]


Piedra Lunar Perfecta Cristal de la luna
Joya rara

Cristal oculto dentro del nido de la lechuza.
Se dice que contiene los poderes de una luna llena.


No hay efectos especiales asociados con este ítem. En la mayoría de los casos, este tipo de ítem podría ser vendido en el Mercado Negro por monedas negras.

“Operador, ¿por cuánto sería vendido esto en el mercado negro?”

[100 monedas negras.]

(Sólo 100…)

Sungjin guardó el ítem en su bolsillo por ahora. Siguió buscando al jefe oculto.

Comparado con los ítems que los jefes ocultos pueden dropear, 100 monedas negras no eran nada. De golpe se detuvo. Recordó algo que había oído hace mucho tiempo.

Desde los primeros días de los cazadores, una vez oyó a su compañero…

“Oí que un grupo fue capaz de encontrar y matar al jefe oculto en el Bosque de Ahenna.”

Sungjin hizo una pausa por un momento y trató de recordarlo.

“Ninguno de los miembros originales del grupo sobrevivieron hasta ahora… pero por lo que me dijeron, la pieza oculta estaba en el segundo bosque… no se supone que fuera vendida.”

(… ¿no era para vender?)

Sungjin metió la mano en su bolsillo y sacó la piedra lunar una vez más. Como su nombre implicaba, era perfectamente redonda, y el cristal era una réplica perfecta de la luna llena. Sungjin miró hacia el cielo.

Por encima de las copas de los árboles en llamas y el humo, podía ver la luna menguante. Entre la piedra y la luna.

(Media luna… y una piedra lunar redonda… es decir, una luna llena.)

Sungjin, al mirar entre la piedra y la luna, recordó la explicación del Operador sobre el bosque.

[Es un lugar lleno de insidiosos y astutos depredadores nocturnos]

La respuesta estaba en la punta de su lengua. Todas las piezas estaban ahí.

(Entonces… ¿quién…?)

Sungjin unió la pieza final. Y rápidamente empezó a moverse.

 

BryanSSC: Ahí está el leñador… decepcionante, pero ahí está xD

 

Trad. BryanSSC

Editor Lykanos

 

~ Índice ~

Índice