The Dark King – Capítulo 164

A A A

The Dark King – Capítulo 164

De vuelta al hotel en la ciudad.

Barton y los otros dos se sintieron aliviados al ver a Dudian.

Kroen cerró suavemente la puerta y tiró de Dudian. Él susurró: 『Dean hoy, accidentalmente vi en el periódico que un hombre llamado Huey que era un diácono del magistrado fue asesinado. Por otra parte, dos picos fueron perforados en su pecho. ¿Tu lo hiciste?』

Dudian asintió con la cabeza:『Si』

El rostro de Trio cambió y Barton preguntó: 『¿Fue él el responsable de enviarte a prisión?』

Dudian asintió ligeramente: 『Uno de ellos』

Joseph estaba tenso mientras decía: 『Dean, ahora están buscando al asesino y además, todavía eres un hombre buscado. Si te encuentran, serás enviado de vuelta a prisión』

『No te preocupes, dentro de unos días podré restaurar mi estatus legal』 dijo Dudian para relevar al trío.

『¿Restaurar tu estatus legal?』 Los tres estaban sorprendidos.

『¿Cómo?』Preguntó Kroen.

Dudian sonrió: 『Es tarde. Vamos a dormir』

Al día siguiente.

Dudian envió a Barton para seguir supervisando el Castillo de Ryan y el propio Dudian entró en el castillo para vigilar las acciones del viejo patriarca, había una baja posibilidad de que el viejo patriarca se volviera en contra de él, pero todavía tenía que estar allí si eso sucedía.

Dudian estaba contento porque el viejo Fulin era un hombre eficiente y rápido. Al día siguiente ordenó que los minerales extraídos antes fueran enviados a la mina ya que era un disfraz hecho para encubrir la eficiencia de la mina y hacer que parezca una producción muy alta.

Pronto se difundió la noticia sobre las venta de la mina.

Sin embargo, los primeros en reaccionar fue la propia familia Ryan, sus cuatro hijos y nueve nietos explotaron. Había pocas personas que favorecieron las decisiones del viejo patriarca, sin embargo, el resto se opuso unánimemente, para ellos, eso era el alma de la familia y si uno lo llegase a vender sus recursos financieros serian cortados.

El viejo Fulin fue presionado por las voces en oposición.

El tercer día, la transacción había ocurrido, y la mina fue vendida.

Dudian sintió que no había escogido a la persona equivocada al ver a Fulin actuar de una manera tan vigorosa y resuelta.

El quinto día, por la noche.

El patriarca y su familia cenaban juntos.

『Abuelo, tengo que ir a una fiesta en unos días, el mejor vestido que tengo fue comprado hace mucho tiempo. ¿Me darías dinero para comprar uno nuevo? 』Una niña miró al viejo patriarca después de terminar el bistec.

Las viejas cejas de Fulin estaban ligeramente arrugadas. Echó un vistazo a la mesa y vio a sus hijos y nietos en secreto mirándolo a hurtadillas: 『Sé que todos están pensando en el dinero que obtuvimos al vender la mina, ¡pero es para la familia! De lo contrario, la próxima vez no podremos contratar caballeros』

『¡Abuelo, estás demasiado viejo y confundido!』 Uno de los jóvenes se puso de pie y habló con un tono enojado: 『¿De qué sirve el dinero si lo guardamos? ¡Si sólo va a permanecer ahí, entonces podría prestarme para hacer negocios!』

El viejo patriarca habló en tono frío: 『¡Te atreves a decir eso otra vez!』

El hombre de mediana edad sentado junto al joven lo empujó apresuradamente: 『¡Hugh, cállate!』

El joven vio el sombrío rostro del viejo patriarca, apretó los dientes mientras se levantaba y se marchaba.

Cuando el joven se fue, un criado corrió rápidamente paso por él y llegó al viejo patriarca y  respetuosamente le dijo: 『Maestro, hay una carta para usted』

El viejo patriarca tomó el sobre y miró la marca de la insignia en su cubierta, cogió la muleta y le dijo a la sirvienta de mediana edad: 『Ayúdeme a llegar a mi habitación』

Se sentó en su escritorio y esperó a que la criada saliera de la habitación. Abrió el sobre y sacó la carta, miró el contenido de la carta y se sintió aliviado. 『Es para ti』

La figura de Dudian surgió de la sombra: 『¿Ha pasado?』

El viejo patriarca asintió y le entregó la carta.

Dudian leyó la carta, y estaba escrito muy claramente. ¡En blanco y negro! Su solicitud de libertad bajo fianza había pasado!

『¡Bastante seguro! ¡La nobleza más dinero! Si tienes estos dos juntos, entonces no hay nada que no puedas hacer Dudian tenía una sonrisa en la cara.

El viejo patriarca dijo con indiferencia: 『Para ayudarte, además de decenas de miles de monedas de oro de la venta de la mina, he gastado todos los ahorros de la familia Ryan ¡Casi nos vaciamos después de retirar la orden de arresto y sacarlo a la fuerza!』

『No te voy a maltratar』Dudian guardó el sobre. 『Ya te he dicho que te enviaré un regalo, este pronto estará en tus manos』

El patriarca miró profundamente a Dudian. 『Ahora estamos abordo de la misma nave. Espero que no subestime la credibilidad de mi aristocracia』

Dudian sabía de qué estaba preocupado el patriarca: 『Volveré ya que es demasiado tarde』Luego salió por la ventana.

Fulin observó a Dudian mientras se marchaba, sin embargo, recuperó los ojos después de mucho tiempo y miró a la pared opuesta, donde colgaba una enorme pintura de un hombre. 『Espero no enfrentar a mis antepasados ​​como el pecador de la familia Ryan…』 susurró.

El sexto día en la mañana.

Dudian le pidió a Barton que comprara un periódico.

El periódico matutino había sido impreso y Dudian comía su desayuno mientras leía el periódico y una de las noticias más llamativas fue el asesinato de Huey, había muchos sospechosos como los militares, alquimistas, maestros de pociones, la familia y amigos de personas juzgadas por Huey en los últimos seis meses.

Después de todo, un diácono estaba en contacto con muchas personas, y había un montón de partidarios que estarían interesados ​​en su muerte.

『¿El principal sospechoso… Dean?』

Dudian vio que uno de los principales sospechosos era él mismo.

No se sorprendió cuando miró las otras secciones y pronto encontró el mensaje que buscaba.

『Dean fue liberado de la prisión anoche después de que fuera rescatado por la familia Ryan』 Había una gran sonrisa en su rostro ya que era nuevo acerca del encanto de la aristocracia y el dinero. La orden de detención había sido retirada y estaban afuera, pero ahora fingían que no había sucedido nada, por lo que era tan fácil para ellos engañar a los civiles.

En esta época, el periódico era una máquina de propaganda de la aristocracia.

El periódico tenía un alto grado de credibilidad dentro de la población civil.

Traductor: Lalocura311 (Locu)

Editor: Lalo

Indice

Índice