The Dark King – Capítulo 161

Buenas chicos, les iba a publicar ayer pero me pasaron bastantes cosas.. aun asi aqui esta el pequeño pack de 5 😀


The Dark King – Capítulo 161

Unos días más tarde.

Se recibió un informe sobre un asesinato en una calle remota en las afueras del distrito comercial. Un vecino encontró un cuerpo podrido dentro de un barril de madera.

El pútrido olor que emitía el cuerpo fue descubierto después de que el tiempo se había despejado. Los investigadores del magistrado habían venido para comprobar la escena con prisa y un cadáver estaba sentado dentro del barril, sus manos estaban juntas como si estuviera orando y tenía dos espinas clavadas en el pecho.

Los investigadores del magistrado habían reconocido la ropa del cadáver a primera vista e impresionantemente, la persona que había sido asesinada era un diácono del magistrado.

La noticia provoco un alboroto en el sistema judicial.

Todas las divisiones del magistrado dentro de todo el distrito comercial estaban en alerta después de la identificación del cuerpo.

El sistema judicial era la cuarta fuerza independiente. Su prestigio y su condición eran iguales a la nobleza, al ejército y a la Santa Iglesia. Esta situación fue el mayor trauma y la mayor provocación que el sistema judicial había enfrentado en los últimos cinco años, habiendo que la gente con el rango más alto dentro del sistema fuera a investigar el caso para traer justicia.

Un día después de que el cuerpo del diácono Huey fuera encontrado, el cochero que era su conductor fue encontrado muerto en una alcantarilla fuera del edificio del magistrado donde el diácono Huey solía trabajar.

Los investigadores enviados por el magistrado encontraron al dueño de la casa, quien era un hombre frívolo de mediana edad que había alquilado esa casa y fue llevado al magistrado para ser interrogado.

『A las ocho en punto del diecisiete, ¿dónde estabas?』

『En casa, estaba acompañado por mi familia』

『He oído que su casa fue alquilada. ¿Recuerdas la apariencia del arrendatario?』

『No lo recuerdo, estaba oscuro y llevaba una capucha. No le presté atención a su rostro, pero recuerdo que su cuerpo era frágil』

『¿No viste su tarjeta de identidad cuando firmó el contrato de arrendamiento?』

『Se lo pedí, pero me dijo que no la tenía con él y más tarde me dijo que planeaba alquilarla durante una semana y me dio diez monedas de plata. Así que le alquilé el lugar』

『Bueno, el dinero abre muchas puertas』

Había información extremadamente limitada para ser procesada a partir del interrogatorio del propietario. La única certeza era que el autor del crimen era varón, además, se trataba de un asesinato planeado y premeditado.

Sin embargo, el magistrado no iba a dejar ir esto fácilmente como el crimen concernía la muerte de un diácono. El cadáver y la escena estaban estrechamente protegidos, con dos caballeros mayores del magistrado que habían sido trasladados a este caso para el reconocimiento de información sobre el asesinato del diácono.

Lo primero que les llamó la atención habían sido las dos púas que habían perforado el pecho del diácono, y habían sido enviadas a la corte para ser examinadas. No pasó mucho tiempo antes de que encontraran dos tipos de manchas de sangre en los picos. Uno pertenecía al difunto diácono Huey y la segunda sangre era desconocida.

Aunque no pudieron identificar al asesino a través de la sangre, fueron capaces de deducir la fuente de los picos, estos pertenecían a la prisión de la Flor Espinoza.

Además de los picos de acero, había algunos pedazos de pétalos de rosa en la escena, desde entonces todas las florerías y floristerías fueron interrogadas de cerca.

Yard Town, en algún lugar del distrito comercial.

Un coche se detuvo delante de un hotel y un joven pálido con un puñado de rosas de color rojo oscuro entró al hotel.

La puerta se abrió.

『¿Dean?』 Joseph se sorprendió al ver a Dudian regresar. 『¡Finalmente estás de vuelta!』

Dudian vio que Joseph estaba solo en la espaciosa habitación. 『¿Dónde están Barton y Kroen?』

『Ellos fueron a recoger información y deberían regresarán pronto』-respondió Joseph

Dudian sonrió mientras servía una taza de té caliente. Momentos después, percibió que los olores de Barton y Kroen aparecieron en su rango de percepción y no tomó mucho tiempo para que ambos regresaran al hotel. 『¿Algo nuevo?』 -preguntó Dudian a los dos.

Barton y Kroen se sintieron aliviados al ver a Dudian. Él era su columna vertebral en cierto sentido, Barton dijo: 『Estos últimos días hemos preguntado en todas partes. Desde el carnicero hasta los propietarios del hotel, la familia Ryan es una pequeña familia noble en declive. El patriarca se llama Fulin Ryan, tiene 62 años,  su esposa murió hace poco, tiene cuatro hijos, y el mayor es un hijo de 48 años…』

Dudian los escucha atentamente.

『Como están en decline, el número de caballeros dentro de la familia de Ryan esta limitado a dos equipos de diez, además, tienen alrededor de treinta escuderos, así que tienen 50 personas como sus proezas militares. Por otra parte, hemos oído que la mayoría de los caballeros no son caballeros regulares reconocidos por el Salón de los Caballero, ya que no han recibido sus Medallas de Honor. El viejo patriarca para proteger su rostro y su reputación ha reclutado a los caballeros probatorios, es una bonita fachada』

Después de algún tiempo, los tres terminaron de dar información.

Dudian asintió mientras pensaba en los detalles del plan, se levantó y les dijo: 『Esperen aquí por mí, voy a salir por un tiempo.』

『¿A dónde?』 -preguntó Barton.

Dudian sonrió: 『Tengo que visitar al viejo patriarca』

El cielo se oscureció a medida que pasaba la noche.

Cerca del castillo.

Los caballeros y los escuderos estaban extremadamente aburridos porque cuidaban el perímetro día tras día y estaban cansados ​​de ver el mismo paisaje durante varios años, y todos eran conscientes de que incluso los ladrones más estúpidos evitarían venir a robar algo de la familia Ryan, ¡sería estúpido buscar agua en el desierto y fuego en el mar!

Ellos estaban de pie, charlando sobre las cosas interesantes que habían escuchado recientemente para pasar el tiempo, esperaban que la noche pasara rápidamente.

El viejo Fulin Ryan estaba sentado en la mesa del enorme comedor del Castillo Ryan, las dos hileras a su derecha y a su izquierda estaban sentados sus hijos y nietos.

Una enorme lámpara colgaba en la parte superior de la mesa, esta lámpara emitía luz amarilla y su familia utilizaba el mismo aceite de lámpara, que los civiles usaban.

Los niños se levantaron y saludaron al viejo Fulin después de la cena y regresaron a sus habitaciones para descansar o jugar.

『Abuelo, ¿consideraste lo de la tienda que te dije antes?』 Uno de sus nietos, que tenía alrededor de unos veinte años, le preguntó al viejo Fulin.

Él lo miró lentamente y frunció el ceño: 『Investigué, aunque la calle es bulliciosa el alquiler de la tienda es demasiado alto, si usted quiere vender esos cobres rotos, entonces no vas conseguir suficientes beneficios, supongo que ni siquiera serás capaz de recuperar el dinero del alquiler, y mucho menos obtener un buen retorno para subsidiar a la familia』

El rostro del joven cambió y rápidamente dijo: 『Abuelo,¡ no es cobre roto! Un maestro artesano forjó todas las espadas, puñales y cuchillos. ¡Mientras tenga el dinero y rente la tienda, traeré un buen resultado!』

『Eres demasiado joven』 El viejo Fulin suspiró: 『No has investigado las tiendas de esa calle, hay varias que ofrecen productos de mejor calidad a precios más bajos que tu propuesta ¡No trates a tus clientes como tontos!』

『¡Abuelo!』 Grito el joven.

『¡Hugh, deja de actuar groseramente!』Un hombre de mediana edad junto al viejo Fulin levantó la mano.

El joven inclinó la cabeza y aflojó su agarre en el tenedor, se dio la vuelta y se fue.

El hombre de mediana edad le dijo a Fulin: 『Padre, por favor no te ofendas, ese niño no es sensible y carece de paciencia.』

『Todavía es joven. Él entenderá después de algunos años』 Fulin suspiró, pero no siguió hablando. Cogió la muleta de la mesa y con la ayuda de una sirvienta volvió a su habitación.

Subieron las escaleras de regreso a su habitación, el viejo Fulin tosió unas cuantas veces y la sirvienta rápidamente tomo unas cuantas pastillas de un contenedor y se las entregó junto con una taza de agua.

El viejo patriarca tomo dos pastillas rojas y bebió el agua. Le hizo un gesto a la criada para que volviera a su trabajo.

Después de que la criada se retirara, el viejo Fulin llegó al borde de su escritorio, encendió la lámpara de aceite y sacó una lupa del cajón para leer los libros.

『Patriarca』 Una voz resonó desde el rincón oscuro de la habitación.

Traductor: Lalocura311 (Locu)

Editor: Lalo

Indice

Índice