Master Hunter K – Capítulo 9

A A A

Master Hunter  
Capítulo 9: Bosque de Ahenna – Parte 2

 

Las personas que emergieron ante Sungjin eran, una vez más, de variados físicos y razas. Un joven occidental con anteojos, un viejo de pelo blanco, un sudoriental asiático de baja estatura y un alto hombre blanco.

Pero a decir verdad, su físico actual, tamaño o raza no importaban. El indicador más confiable de su fuerza eran los títulos que habían ganado hasta ahora. Sungjin miró arriba y leyó sus títulos.

El joven occidental tenía “Espadachín Novato”, el sudoriental asiático tenía “Explorador Novato”, el viejo de pelo blanco tenía “Leñador” y el alto hombre blanco tenía el título “Vándalo”. Sungjin sacudió la cabeza al ver estos títulos.

Nadie era particularmente talentoso. Pero estaba bien. Tal y como era ahora, Sungjin tenía suficientes estadísticas de combate para completar toda la incursión y sus objetivos. El Operador comenzó la exposición informativa de la misión.


Fase 5 – Incursión del Bosque de Ahenna
Objetivo – Cazar a la Reina Lobo “Ahenna”
Tiempo límite: 25 minutos


[Completen el objetivo dentro del tiempo límite.]
[Si no pueden, morirán.]

Una vez terminó de hablar, el alto hombre blanco con el título “Vándalo” dio un paso al frente y dirigió al grupo.

“Caballeros, reunámonos aquí para poder ver nuestras feas caretas.”

El hombre verdaderamente encarnaba la palabra “Vándalo”; un tatuaje cubría sus hombros, y cargaba un aire sutil de arrogancia y autoridad.

El “Explorador Novato” sudoriental y el de lentes “Espadachín Novato” dudaron un momento y se acercaron al “Vándalo”. El vándalo se quejó.

“Wow… todo lo que tengo son a estos debiluchos.”

El viejo “Leñador” y Sungjin mantuvieron distancia de la fogata, mirando sin decir nada. El Vándalo se dio cuenta de esto y se dirigió a ellos.

“Hey, viejo Jack, ¿no puedes oírme? Ven aquí. Y tú, ¿Cazador Maestro? Ven aquí si no quieres morir.” (BryanSSC: Amo a estos pendejos arrogantes xD)

El ánimo era simplemente horrible, igual que en la primera incursión.

(Tengo que terminar esta incursión por mí mismo otra vez.)

Sungjin renunció a solicitar cooperación. Ni siquiera importaba, ya que no necesitaba ayuda. Tenía suficiente habilidad y poder para completar la incursión por sí mismo. La única parte en la que Sungjin tenía inseguridad era la ubicación secreta y el jefe oculto.

A pesar de que Sungjin confiaba en que podría pelear cualquier batalla perfectamente, no se sentía igual cuando se trataba de buscar y derrotar al jefe oculto dentro del tiempo límite.

(Al final, el mayor obstáculo es el tiempo límite.)

[La incursión empezará en 1 minuto.]

Antes que comenzara la incursión, Sungjin llamó al Operador.

“Operador, agrega todos los puntos de estado a Destreza.”

[La Destreza aumentó 60 puntos.]

Aumentar la Destreza era la elección obvia. Después del tutorial, no sentía que nada de esta incursión pudiera amenazarlo seriamente.

Ya podía cortar al monstruo más fuerte en el bosque, el oso grizzli, de un sólo golpe. En lugar de aumentar la Fuerza, tenía más sentido invertir en Destreza para aumentar mucho más su velocidad.

Pero ahora que había invertido en Destreza, estaba lamentando invertir en Resistencia.

(Tal vez desperdicié los puntos. Sé que tengo que aumentarla en algún punto, pero la velocidad es más importante ahora.)

Y mientras Sungjin estaba reflexionando sobre sus puntos asignados.

“¡Hola, hola!”

Desde los bosques, un delgado hombre apareció. La sexta persona. Todas las miradas fueron atraídas hacia él.

Estaba cargando una mochila casi tan grande como su cuerpo. Cuando Sungjin lo vio, recordó el pasado.

(Oh, sí, él existía.)

“Soy el comerciante errante Aindell. Por favor, compren algunas mercancías antes que la incursión comience. Ya que estamos en el quinto infierno [1], la mercancía será más cara que en esas tiendas regulares. He he.”

[1].- Es sólo una frase, no le den muchas vueltas.

El cubo del Operador sólo vendía ítems durante el primer capítulo. Ahora el único lugar disponible para comprar era en el Mercado Negro.

Pero de vez en cuando, comerciantes errantes llegaban a la ubicación de la incursión para vender allí. El Vándalo se acercó a él.

“¿Quién carajo eres tú?”

El comerciante sonrió tímidamente.

“Como expliqué, soy el comerciante errante Aindell. Vendo pociones y otras mercancías pequeñas. También…”

El Vándalo lo agarró por el cuello y lo levantó amenazadoramente.

“No tienes monedas, dame todo lo que tienes, perra.”

[Advertencia]
[Atacar a una forma de vida no hostil causará penalidades en las recompensas de la incursión.]

El vándalo dejó ir al mercader inmediatamente.

“Whoa whoa. Eso no es bueno en absoluto. Mis culpas, lo siento por eso.”

‘Cough cough’

Aindel tosió falsamente un par de veces y continuó.

“Como decía, la vida salvaje de aquí le teme y es débil ante el fuego… así que les recomiendo comprar algo de Ceniza de Salamandra. Para los arqueros, también vendo flechas de fuego. No necesito explicar cuán útiles son las Pociones de Recuperación, ¿cierto?”

En su discurso de ventas, el Espadachín Novato y el Explorador Novato, incluso el Leñador se alinearon y compraron ítems del mercader.

“Tres Cenizas de Salamandra, por favor.”

“¿Cuánto por las flechas de fuego?”

“Quiero tres Cenizas de Salamandra también, y tres Pociones de Recuperación.”

Los demás gastaron sus monedas ganadas en la incursión anterior en consumibles. Sus acciones tenían sentido ya que todos quería sobrevivir.

[La incursión empezará en 30 segundos.]

El Vándalo miró por un momento, y luego dudó al preguntar.

“Hey, uh… dame algo de Ceniza de Salamandra también.”

Él también fue capaz de comprar un ítem. El mercader no guardó rencor contra el Vándalo y magnánimamente le vendió al mismo precio. Aindell dirigió su mirada hacia Sungjin una vez terminó con la transacción.

“Señor, ¿necesita algún ítem?”

Sungjin declinó negando con la cabeza.

“Hehe, entiendo.”

Sonrió y se rió jovialmente. Pero Sungjin descubrió que eso era aún más inquietante. No podía decir si esto era un humano o algo más. (BryanSSC: bueno… en el Mercado Negro no hay humanos…)

(¿Es como un NPC en los MMORPGs?)

El Operador finalmente empezó la cuenta atrás.

[La incursión empezará en 10 segundos, 10, …]

(Supongo que no es nada extraño cuando incluso existe algo como el Operador.)

Sungjin apartó sus pensamientos y sacó su espada.

“Hey, ¡te dije que vinieras aquí!”

El Vándalo trató de que Sungjin se uniera él, pero Sungjin respondió…

“Tengan cuidado y muévanse en grupo. Cacen a los lobos y osos solitarios y así no morirán. Tengan cuidado con los pumas que repentinamente salen de los árboles.”

Sungjin les sugirió.

[2, 1, 0, ¡Comienza la incursión!]

Al mismo tiempo que la incursión comenzaba, Sungjin se precipitó hacia el oscuro bosque. Oyó la voz de Aindell detrás.

“Me quedaré en este lugar. ¡Si necesitan consumibles durante la incursión, por favor, vengan en cualquier momento!”

Oyendo eso, Sungjin pensó para sí.

(No hay ninguna posibilidad de que eso suceda. Tengo que ahorrar cada moneda y comprar mi katana.)

 

 

*****Espaciador tacaño*****

 

 

Sungjin rápidamente cazó a cada bestia salvaje que podía encontrar mientras corría por el bosque. Cazó manadas de lobos dirigidos por lobos funestos, también pumas que silenciosamente salían de los árboles.

“¡Guwah!”

Un oso grizzli corrió a una velocidad inadecuada para su tamaño. Pero Sungjin lo derribó de un sólo golpe. Gracias a los más de 200 puntos invertidos tanto en Fuerza como en Destreza, cualquier bestia que hiciera contacto con su espada sería cortada como una pieza de papel.

Sungjin no se concentró en la batalla, sino que trató de encontrar anomalías en el área. Concluir la incursión no era su prioridad.

Terminar el capítulo y obtener una alta contribución era bueno. Pero ya que Sungjin tenía tanto el Corazón de Oro y el título “Cazador Maestro” equipados, perder algunos puntos de estadística y monedas negras era aceptable.

La cosa más importante era el ítem obtenido por matar al jefe oculto y la ubicación secreta. Esos ítems tenían como mínimo el rango “Heroico”. Ítems que con mucho gusto gastaría decenas de miles de monedas negras en el Mercado Negro para obtener.

De vez en cuando, Sungjin veía a lobos funestos mezclados entre la multitud. A diferencia de los otros monstruos, incluso él no podía tratarlos a la ligera. Eran fuertes, hábiles y lo más importante, astutos.

Dirigieron a los lobos grises a que realizaran ataques cooperativos. Por supuesto, el lado que pereció fue el de los lobos.

“Haa… Operador.”

Sungjin se dirigió al Operador después de gastar una considerable cantidad de tiempo cortando animales en pedazos.

“¿Tiempo?”

[Quedan 19 minutos y 49 segundos.]

Gastó casi 5 minutos dándole la vuelta al bosque.

(Debería estar bastante cerca ahora…)

La Reina Lobo “Ahenna” no estaba en un lugar determinado. Ella aparecería automáticamente después que el número de lobos masacrados pasara un determinado umbral.

“¡Kwah!”

Sungjin rápidamente torció su cuerpo y giró alrededor con su katana. Por encima, un puma sombra fue cortado desde el cuello hasta su axila.

(Esos chicos siempre emboscan justo cuando me olvido de ellos.)

Cuando Sungjin estaba a punto de envainar su espada, vio a un lobo gris entre los árboles. Sungjin sacó su espada otra vez.

Pero, a diferencia de los otros lobos grises, no lo atacó o lo vigiló. Se enfrentó al cielo y soltó un aullido.

“Awooooo~~.”

Pronto, otros lobos en el área se unieron.

“Awoo Awoo.”

El entorno se llenó con los aullidos de los lobos.

“¡Awoooo~!”

Con tantos lobos, los aullidos continuaron sin parar. Escuchando cuidadosamente, Sungjin podía decirlo.

“… ella está aquí.”

Y como para confirmar su presentimiento, el Operador anunció la llegada del jefe.

[¡Advertencia! Monstruo Jefe]
[¡La Reina de los Lobos “Ahenna” ha aparecido!]
(BryanSSC: ¡Sí! ¡Apareció la protagonista de esta incursión! 😀)

Un momento después, un lobo del doble del tamaño de un oso grizzli apareció. Con astucia en sus ojos y un abrigo de piel blanco como la nieve, Ahenna parecía casi divina.

(Pero los enemigos son enemigos.)

Sungjin se preparó a sí mismo, preparando su katana.

“AWOOOO~.”

Ahenna aulló al viento, y una docena o más de lobos funestos aparecieron a su lado. Cada lobo funesto trajo consigo a varios lobos grises. Sungjin calculó rápidamente sus números.

(Aproximadamente… de 50 a 60…)

La parte más difícil de esta incursión era que había una enorme desventaja numérica.

(La última vez, tuve compañeros geniales, y fuimos capaces de superar a este jefe de alguna forma…)

Y mientras estaba perdido en sus pensamientos, fue interrumpido por algunas voces que venían detrás de él.

“¿Dónde está ella, esa perra reina?”

“Creo que oí el aullido por ahí, señor… espera, ¿q-qué?”

“¿Qué demonios? ¿Esa bestia gigante es un lobo? ¿Se supone que tenemos que pelear contra eso?”

Sungjin no se giró. Era obvio quienes eran. Agarró su katana con fuerza y mordió sus labios.

——-

 

BryanSSC: Jojojo~ veamos cuanto duran esos cazadores de pacotilla contra una bestia de ese calibre… y sus 60 lobos xD

 

Trad. BryanSSC

Editor Lykanos

~ Índice ~

Índice

  • Otakueagle01

    Kukukukuku, abra sangré, tanto por el lado de los cazadores novatos, como de los lobos, cuanto le llevará a Sungjin acabar con ellos? Saludos

  • orchua

    me imajino la magestuosa y hermosa reina lastima que peresera

  • RHGykivgyrjuh

    Les juro que soñe que me metia en la pagina y ya estaba el cao 9. Y cuando me despierto me dije ” no pierdo nada por ver” y si lo habian sacado. Re loco.
    A ver cuando dice que sus compañeron de la otra vida no eran geniales….

    • Lykanos

      Jajaja he soñado un par de veces con el blog también xD ¿no te dije que yo estaba ya en tu mente? *sonidos espectrales*

      • RHGykivgyrjuh

        OH POR DIOS!!!
        ME ESTA SIGUIENDO!!!
        ALEJENLO DE MI!

  • Irevies

    A que sus compañeros anteriores eran gust vanguardia wazu mago y danlatian como estratega :v

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Stealplayer 1

    Guelcom estranya xD
    Ese mercader me recordo a ese vendedor de RE 4 :v
    Parece que necesitaremos la ayuda de un viejo otra vez :v
    Gracias por el capítulo