Hiraheishi vol 02 Capítulo 16: Regresando al día a día

A A A

Traductor: SpawFall

Continuando con el pack de capitulos en dias feriados

 

Editor: Alphard

Sigo enojado… Un poco menos gracias a William Pinilla que se acordó de mi existencia en este capítulo… No ahora estoy más enojado, culpen al cerdo bipedo de Lalo ahora apodado lola.

 

Cuando desperté, sentí una increíble sensación de seguridad.

Lo que recordaba… Era la sensación de la conexión establecida con Falena, así mismo recordaba que estaría en un profundo sueño además de que al ser inestable ella dormiría durante varios años.

 

(Hombre, casi nada recuerdas)

(Como si hubiera pasado algo más en el capítulo anterior…)

 

– … Me puedo mover.

 

Para comprobar mi cuerpo, abría y cerraba las manos. Sentía mi cuerpo más pesado que lo habitual pero nada podía hacer al respecto, claro, termine dando la mitad de mi alma debería estar contento que no perderé mas de ella en el futuro.

 

– John, ¿Estas despierto?

 

Dirigí mi atención hacia el origen de la voz, la que me miraba con el ceño fruncido era Naklur. Observe alrededor, estaba en una especie de sala de descanso, me encontraba en una cama y Naklur me cuidaba sentada en una silla, al parecer durante todo el tiempo que estaba inconsciente ella me estaba observando.

Por cierto, nunca le dije a Naklur sobre cuál sería el proceso para realizar el contrato con Falena, es por ello que actualmente se encuentra irritada, me siento culpable y es algo doloroso.

 

– Físicamente no hay cambios, ¿verdad? Pero, en términos espirituales, ¿existe una variación?, lo más importante, ¿todo está bien?, quisiera que me expliques todos los efectos que ella está causando en su cuerpo, cual es el riesgo de haber hecho el contrato con Falena…

 

Naklur siguió observándome, baje mi cabeza producto de la culpa.

 

– Lo siento… No esperaba que terminara así, por un momento me separe de la realidad pero… Ya no habrá más incidentes

 

Naklur asintió y dijo:

 

– Ya no hay problemas después que terminaras el contrato con Falena no hubo ningún caso similar, algunas de las victimas están recobrando la conciencia. Todavía no está claro si Falena realmente se alimentaba de almas ya que la razón de la recuperación de las víctimas es cuestionable…

 

Antes de que Naklur termine de hablar la puerta se abrió de golpe, la persona responsable de ello, Brabahu, con una sonrisa satisfecha dijo:

 

– ¡Ho-Ho-Ho-Ho-Ho! ¡Yo lo puedo explicar! Cuando la Señorita devoradora de almas, Falena, y el señor John realizaron el contrato, las almas consumidas no son necesarias y estos son devueltos a sus dueños originales, esa es la conclusión a la que llegue.

 

Sobre la explicación que dio Brabahu, estos seres para poder estar en nuestro mundo necesitan absorber almas.

En lugar de mi alma Falena se alimentó de otras almas, pero cuando el contrato fue creado ella soltó las que tenía, esto se debe a que la mitad de mi alma se encuentra en su posesión.

Cada alma tiene cierta cantidad de energía que los espectros pueden usar pero en el caso del contrato la parte que el espectro controla realiza una función de retroalimentación con el huésped, mientras que el resto de almas se quedaron sin energía no quedo mejor opción que liberarlas. Estas buscarían a sus cuerpos originales y solucionaría el problema, esto es el resumen de la reflexión total de Brabahu.

Al ver todo el proceso de primera mano pudo desarrollar una excelente teoría, a pesar de que llevaba mucho tiempo en esta investigación observar la energía llamada la esencia del alma y entender un poco más a los seres como Falena.

 

– ¿Cómo sentiste todo?

 

Al acabar con su explicación Brabahu quería saber sobre lo que sentí al momento de realizar el contrato con Falena, sobre el dolor que mi cuerpo experimento. ¿Realmente quiere saber sobre el sufrimiento que tuve en este experimento? No, para el saber el movimiento del maná que recorrió mi cuerpo y el de Falena era muy importante, tanto que tenía toda su atención.

Pude entender los sentimientos de un científico, pero el rubor en la cara de Brabahu solo me daba nauseas. Por su carácter podía saber sobre sus sentimientos al aparecer un nuevo modelo para sus experimentos…

Dado que conocía a Falena el buscara a otros seres como ella, querrá cooperar estrechamente con ellos para sus experimentos pero para lograrlo necesitaba la mayor cantidad de información posible. Esta información no fue entregada a nuestro país, tampoco a los habitantes de Sostene, por la autoridad de Naklur esta información será manejada por ella.

Brabahu había terminado con su estudio, si no había nada que interfiera con su investigación no veía nada malo después de recibir la respuesta de Naklur, Brabahu se dirigió de nuevo a mí.

Brabahu incluso en mi anterior vida, cuando estaba con Falena respondía las preguntas que él me hacía, ¿cuántos recuerdos afloran cuando pienso en ello?

Este sentimiento era nostalgia, aunque también era algo peligroso.

 

♦ ♦ ♦

 

– En resumen cada uno se cuidará así mismo, si algo como el estilo vuelve a pasar será malo. Es por ello que creamos este artículo.

 

En el comedor repleto de estudiantes me encontraba sentado con Ted y Karen, a ambos les entregue una pulsera fina de plata. Este artículo fue creado por Naklur y Brabahu, sirve para poder encontrar fácilmente la ubicación de los dueños del artículo. Al oír esto, Karen frunció el ceño:

 

– ¿Incluso sabrá cuando voy al baño?

 

En principio este era el caso, pero ahora es posible controlar el momento en que uno desea ser encontrado. Estas Pulseras serán necesarios para cuando pase situaciones imprevistas, nadie pensaría en usarlos en la vida cotidiana, en algunos casos podría sentirse incómodo. En especial en lugares como el que menciono Karen por lo que será activado cuando realmente se necesita, al oír esto Karen hizo un gesto de alivio.

 

– Eso es bueno… Pero algo embarazoso.

– Yo no veo ninguna diferencia hacia todo que nos dio John.

 

Para lo que dijo Ted, Karen grito: ¡Para mí si hay diferencia! Bueno para los chicos la verdad un brazalete no es importante, pensé en darles a Phil y a los tres idiotas.

Le dije a Ted y Karen lo que sucedió ese día, cómo fui engañado con el secuestro de Karen y luego atacado, decidí no comentarles acerca de Falena ni de cómo detuvo a los chicos, tampoco sobre comer almas.

Talvez cuando crezcan les cuente pero por ahora es demasiado pronto… Siento que los trato como un padre que los cuida.

 

– ¿Cómo van con los estudios?

 

De nuevo, comportándome como si fuera un padre.

Todos en sus respectivas clases sabían que eran chicos de pueblo, así que estaba preocupado de que los marginen en su formación.

 

– Uhmmm, es difícil, de hecho…

 

Karen hablaba suave, después de todo estábamos en el comedor no podíamos hablar de la magia avanzada que conocíamos. De hecho, mientras conversábamos en secreto use magia por lo que no estaba preocupado de que alguien nos escuchara.

 

– ¿Difícil?

– Bueno, los estudios no son difíciles… ¿Cómo decirlo? Para nosotros la base de la magia es lo que John nos enseñó, pero la magia que enseñan aquí es…

– Sí, sé lo que quieres decir.

 

Ted asintió, a diferencia de Karen Ted hablo más fuerte, es probable que se diera cuenta que use magia.

 

– John no necesita recitar hechizos, ¿verdad? Mientras que aquí lo primero que enseñan es a recitarlos, para lograrlo uno tiene que mejorar el vocabulario y leerlo una y otra vez, todo eso no es fácil.

– A mí me gusta la literatura, hay cosas interesantes…

 

En el aula había una sección de novelas románticas clásicas, ella encontrando esos libros se alegró, yo estaba convencido cada vez más de que Karen es una excelente novia. En el pueblo solo había colinas donde sea que mires, en el pueblo se comportaba como un verdadero marimacho, pero ahora la veo con una nueva luz.

Ted, siendo un chico, ya se había cansado de escuchar las historias de amor que Karen le contaba, eso pasa normalmente con todos los chicos de esta edad. Él cómo el líder de todos los chicos en el pueblo podía entender el estado de ánimo de los demás, cada vez que Karen empezaba a hablar de este tema solo podía ser considerado como problemas para los demás.

Después de terminar de comer, antes de que salgamos del comedor Ted me dijo al oído:

 

– Mi madre es igual, cuando ella empieza a leer historias románticas nunca para…

 

Ted creció escuchando por medio de su madre el lenguaje de las chicas enamoradas, Ted realmente odiaba eso. Pues bien, salir fuera era lo que normalmente hacía para liberar esa ira.

 

Índice