Martial World-125

A A A

Capítulo 125 – Cultivación masoquista

El hermano aprendiz de diácono estaba totalmente confundido; ¿Había monstruos dentro del túnel de viento violento?

No, eso era imposible. El túnel de viento violento se usaba diariamente; ¿Cómo habría monstruos dentro? ¿O se había equivocado con el nivel de dificultad? Se dio la vuelta y miró el tablero de la formación de la serie; Era realmente el séptimo nivel de dificultad.

Pero, ¿por qué la apariencia del hermano aprendiz Lin Lin sería tan mala? ¿Qué pasó dentro?

¿Podría ser que la técnica de juego de pies del hermano aprendiz Lin no era estable?

Eso también era imposible. Recordó en la etapa marcial que el hermano aprendiz Lin había sido estable como una altísima montaña. Era imposible que hubiera algo malo en su técnica de juego de piernas.

En este caso, Lin Ming simplemente no podía explicar. Dijo: —Hermano Aprendiz Mayor, ¿podría molestarle a reducir la dificultad por un nivel, y abrir el sexto nivel de dificultad?

En el séptimo nivel de dificultad, la velocidad del viento era demasiado rápida. El tiempo que Lin Ming estaba en el aire era demasiado corto. Justo cuando estaba a punto de sentir el origen del viento, inmediatamente se estrellaría contra la pared.

Así que esperaba reducir la dificultad un poco. Para comprender el concepto de viento, no necesitaba resistir la fuerza del viento. La fuerza del viento tampoco importaba.

— ¿Quieres reducir la dificultad? El hermano aprendiz de diácono se estaba volviendo un poco paranoico, pero no había descubierto cómo abrir la boca y preguntarle a Lin Ming.

Lin Ming de nuevo entró en el túnel de viento, y a través de numerosas pruebas, comenzó a sentir que estaba empezando a ser capaz de sentir el concepto de viento. Quería utilizar esta oportunidad para entrar en el umbral del concepto de viento de una sola vez.

Después de que sus 8 horas de tiempo de práctica habían terminado, Lin Ming ya había golpeado la pared por lo menos diez mil veces. Si no fuera por la medicina de lesiones de primera calidad que había traído, el impacto de tantos golpes ya lo habría dejado con varias lesiones internas.

En este punto, no había un solo punto en el cuerpo de Lin Ming que no estuviera magullado. Cuando cambió de ropa y salió del túnel, el hermano aprendiz de diácono estaba completamente confundido.

Junto al diácono estaba un discípulo de la Morada Celestial. No reconoció a Lin Ming en su actual estado irregular. Sólo pensó: “¿Qué maravilloso discípulo de orden inferior es éste? ¿No podrías ni siquiera pensar en abrir un nivel bajo de dificultad? ¿Hubo necesidad de ser tan masoquista en tu práctica?

Hermano Aprendiz Lin, ¿qué demonios hacías allí? Preguntó el hermano aprendiz de diácono.

—Practicando. Lin Ming sonrió débilmente. Después de haber dado una respuesta superficial, no esperó a que el diácono le hiciera otra pregunta y se marchó.

El discípulo que todavía estaba esperando, preguntó: ¿Hermano Aprendiz Junior Lin? ¿Qué Lin? ¿Lin Wu? Eso no está bien, aunque Lin Wu es un poco débil, no es tan malo.

El diácono envió una mirada malhumorada al discípulo y rápidamente le dijo: ¡El Hermano Aprendiz Junior Lin Ming!

— ¿Lin Ming? Haha, Hermano Aprendiz Mayor, su broma es demasiado graciosa. Si ese Lin Ming realmente puede terminar así en ese nivel de dificultad en el túnel de viento violento, entonces caminaré al revés a partir de ahora.

—Puedes caminar como quieras. La próxima vez, si no crees, mira por ti mismo. El hermano aprendiz de diácono no estaba dispuesto a molestarse con el discípulo. Comenzó a cerrar la formación; Ya era hora de que se fuera del trabajo.

Después de que Lin Ming volvió a su cabaña esa noche, preparó una bañera llena de hierbas medicinales. Tan pronto como se despojó de la ropa, saltó y se metió en la bañera durante dos horas. Las heridas de su cuerpo comenzaron a sanar lentamente. Mientras estaba sentado en la bañera y mediados por la noche, al día siguiente su cuerpo había absorbido la potencia de las hierbas medicinales y sus magulladuras habían desaparecido.

El costo de esa bañera llena de hierbas medicinales era de unos 7000 liangs de oro. Antes, la cantidad de oro que había gastado en materias primas habría sido suficiente para practicar durante 7 u 8 años. Pero ahora, esa bañera con medicina ya había sido completamente agotada. Esto hizo que Lin Ming suspirara de emoción. Si uno quería cultivar artes marciales, pero no tenía dinero, entonces no importa qué talento tenían, sería inútil.

Ayer, había pasado 8 horas de práctica masoquista. Lin Ming finalmente había tocado el concepto de viento, pero aún no había logrado cruzar el umbral. Todavía estaba lejos de poder captar ese concepto de viento.

Con un esotérico y profundo “Roc de oro que rompe el vacío”, Lin Ming no esperaba ser capaz de cultivarlo en poco tiempo. Sin embargo, practicarlo un poco era infinitamente agradable.

Hoy, Lin Ming no fue al túnel de viento violento. Necesitaba un período de tiempo para permitir que su cuerpo asimilara plenamente las experiencias que había obtenido ayer.

Por lo tanto, encendió un talismán transmisor de sonido y pasó un mensaje a Wang Yuhan. Hoy, iría a la Asociación de Inscripciones.

En los últimos días, un asunto modesto había ocurrido en la ciudad fortuna celestial. La familia Zhu había anunciado que debido a que Zhu Yan había violado las reglas de la familia, su castigo era que había sido expulsado de la familia. No sólo eso, sino que el Décimo Príncipe, el Príncipe de la Nube, había trazado una línea entre él y Zhu Yan.

Este asunto se había tratado de manera muy discreta. Sin embargo, todas las grandes potencias habían tomado nota de este evento. Todo el mundo sabía que Zhu Yan y Lin Ming tenían un rencor entre ellos, y algunos de los aún más informados, sabían que esto estaba relacionado con Lan Yunyue.

Según algunas fuentes confiables, Zhu Yan y Lin Ming eran rivales profundos del amor, implicados en un sucio triángulo amoroso. Tuvieron muchas pequeñas batallas, y su conflicto se hizo cada vez más intenso. En este punto, la Familia Zhu había expulsado a Zhu Yan de sus filas, y el Décimo Príncipe había trazado una línea con Zhu Yan. ¿Cuál era el significado de esto?

Muchas personas pensaban que la Familia Zhu y el Décimo Príncipe, habían hecho esto para mostrar una medida de buena voluntad hacia Lin Ming. Con el fin de cortejar a Lin Ming a su lado, que había expulsado directamente a una persona con talento de su familia principal. ¿Pero no era esto demasiado crudo e imprudente?

Aunque Lin Ming era increíblemente fuerte, estaba obviamente cerca del Príncipe Heredero y de su lado. Si el Décimo Príncipe era incapaz de ganar a Lin Ming y aún había expulsado a Zhu Yan, ¿no era esta doble pena, simplemente dar a un enemigo su propia esposa, así como perder a sus propios soldados?

¿Cuál fue la razón detrás de las acciones del Décimo Príncipe?

Después de que Lin Ming oyera esta noticia, también la sentía algo incomprensible. ¿El décimo príncipe tomó esta decisión para demostrar buena voluntad? ¿Era necesario?

Zhu Yan fue expulsado de la familia y también dejó la Séptima Profunda Casa Marcial. Debo tener cuidado de él. Está viviendo una vida sombría, pero sabe cómo soportar el sufrimiento. Esto fortalecería mucho su dureza. Más tarde, sin duda intentará ir contra mí de alguna manera. Mi fuerza está creciendo y no tengo miedo, pero mis padres están en la ciudad mora verde. Debo informar a la familia Lin sobre esto y tener a mis padres protegidos.

—Desafortunadamente no lo maté cuando pude en ese encuentro, ¡y ahora he dejado un problema futuro!

Un frío se deslizó en los ojos de Lin Ming. Aunque no se había molestado en perseguir, cuando Wang Yigao y Wang Yanfeng habían intentado tratar con él usando métodos crueles, pero eso no significaba que él era una persona de corazón suave, especialmente cuando se enfrentaba a la posibilidad de que algo pudiera poner en peligro la seguridad de sus seres queridos.

Pensando en esto, Lin Ming envió un talismán de transmisión de sonido a la sucursal de la familia Lin de la ciudad fortuna celestial, exhortándolos sobre la situación de sus padres.

Esa tarde, Lin Ming había decidido ir a la Asociación de Inscripciónes, por lo que había hecho una cita con Wang Yuhan.

Mientras caminaba por el camino, Lin Ming de repente se detuvo. Se había topado con una persona. Lin Ming ya tenía una impresión de esta persona; Él era un artista marcial del período de condensación del pulso que trabajó bajo el Príncipe heredero – Liao Wenyuan.

El príncipe heredero había ayudado a Liao Wenyuan en su carrera y le había mostrado bondad. Antes de que Liao Wenyuan ganara fama y fortuna, un joven príncipe le había ayudado. Ese golpe de gracia y de valor inolvidable.

Por eso, aunque Liao Wenyuan tenía ahora un título y una carrera que avanzaba rápidamente, aún había decidido entrar en las turbias aguas de la lucha por el trono, y estaba dispuesto a ayudar al Príncipe heredero a ascender al trono.

—Señor Lin. Liao Wenyuan tomó su puño en un saludo educado hacia Lin Ming.

—El señor Liao es demasiado educado; Este joven debe ser el que se incline ante el señor Liao. Lin Ming ahuecó su puño y devolvió un arco de cortesía hacia Liao Wenyuan.

Lin Ming no encontró sorprendente que conociera a Liao Wenyuan aquí. Estos días, él había sentido ojos sobre él mientras caminaba por las calles, como si la gente lo estuviera haciendo intencionadamente o no. Pero, estas personas no tenían ninguna intención asesina o peligrosa; Obviamente fueron enviados por el príncipe heredero.

El estatus de Lin Ming era extremadamente sensible. Tan pronto como tomó un solo paso fuera de la Séptima Profunda Casa Marcial, habría gente inmediatamente tras de él y protegiéndolo en las sombras. Podría decirse que, si el Décimo Príncipe quisiera matarlo en la ciudad fortuna celestial, no sería mucho más fácil que matar al príncipe heredero.

El Príncipe heredero aparentemente estaba consciente de que a menudo estaba visitando a la Asociación de Inscripciones en estos días.

—Haha, no pensé que el señor Lin sabría mi nombre. Para ser sincero, soy una persona bastante cruda y no estoy muy cómodo con estas cortesías. Si no te importa, seré grosero y llamare al señor Lin, hermano Lin.

Lin Ming sonrió, Las palabras del hermano Liao son francas y directas. A decir verdad, tampoco me gusta la etiqueta y los honoríficos.

¡Haha, eso es genial! Hermano Lin, hoy he venido a buscarte especialmente. Puedes o no puedes saber, pero Zhu Yan ha sido expulsado de la familia Zhu. Liao Wenyuan había enviado estas palabras a través de transmisión de sonido de verdadera esencia.

—Mm. Lin Ming asintió con la cabeza, y también cambió a hablar con transmisión de sonido de verdadera esencia.

—Debes tener cuidado de Zhu Yan.

—Lo sé, pero también encuentro algo extraño. ¿Por qué la familia Zhu era tan despiadada?

—Es despiadada a causa del hermano Lin. Tienes la posibilidad de convertirte en un Séptimo Enviado Profundo o el Maestro de la Casa Marcial. Con ese estatus, ya sea la Familia Zhu o el Décimo Príncipe, no se atreven a molestarle. Pero para ellos, Zhu Yan será a lo sumo, un artista marcial de condensación de pulso en el futuro. Un artista marcial de período de condensación de pulso es una pérdida aceptable, por lo que lo expulsaron. Más tarde, Zhu Yan te odiará y tratará de asesinarte. Si esto sucede, entonces Zhu Yan se llevará la culpa y la familia Zhu y el Décimo Príncipe no estarán implicados.

—Así que es así… bueno, cuando se trata de las luchas internas de las grandes familias y los poderes reales, ni siquiera la familia será salvada. Lin Ming no tenía interés en cosas como la lucha de poder real y los grandes intereses de la familia.

—Sí, es por eso que desde la antigüedad un gobernante debe ser astuto, de lo contrario sería imposible para ellos lograr algo. Liao Wenyuan hizo una pausa y suspiró. Estaba pensando en la humanidad y la rectitud del príncipe heredero, que lamentablemente no tenía suficiente determinación.

—Ah, es verdad, hermano Lin, antes habías pedido a Su Alteza el Príncipe Heredero que buscara algunos materiales, ya hemos empezado a buscarlos. Sin embargo, hay algunas cosas que el Reino Fortuna Celestial no tiene. El príncipe heredero ya ha enviado gente a los países vecinos a buscar. La Feria de la Nación Huoluo tiene cosas de todas partes, debería ser posible encontrar algunos materiales allí. Pero para recoger todos los materiales, tomará mucho tiempo. En cuanto a la cuestión del señorío que el hermano Lin desea volver, Su Alteza el Príncipe heredero ha dicho que él ya ha dotado la tierra al hermano Lin, ¿cómo podría él tomarla de nuevo? Hermano Lin, siéntete aliviado por ese asunto.

La nación de Huoluo era uno de los países más grandes bajo gobierno de los Siete Profundos Valles. Independientemente de las fuerzas militares, o el número de maestros que tenían, todo superó el Reino Fortuna Celestial. La feria de la nación de Huoluo era famosa y muy conocida en el área circundante de 100,000 millas. Era sólo que estaba demasiado lejos del Reino Fortuna Celestial. Incluso si uno montaba un caballo dragón de nieve que podría cruzar 2000 millas en un día, todavía tomaría una docena o así de días para llegar allí.

Con el tiempo que tardó en llegar a la nación de Huoluo, junto con el tiempo que tardaría en encontrar los materiales y el hecho de que algunos materiales no podían necesariamente comprarse, era incorrecto depender únicamente del príncipe heredero para obtener la lista completa De los materiales para el símbolo de la inscripción de cuerpo.

Lin Ming dijo con sincero agradecimiento, Por favor, dar gracias al Príncipe Heredero por mí. Yo, Lin Ming, siempre recordaré este favor.

—Haha, el hermano Lin es demasiado educado. Tan pronto como me encontré con el hermano Lin, supe que el hermano Lin era un hombre digno de saber. Tenga la seguridad, el príncipe heredero tiene algunos ahorros que ha acumulado a lo largo de los años. Puede soportar fácilmente la carga de comprar algunos materiales. Pero el que tiene una carga es realmente el hermano Lin. El hermano Lin no sólo tiene increíbles habilidades de artes marciales, sino que también tiene un profundo conocimiento de la técnica de inscripción. ¡Esto realmente hace que alguien se sienta incrédulo! Hermano Lin, realmente me da ganas de tirar lo que pensaba que significaba la palabra genio.

Traductora: Celty Strulson

Editora: Aucifer Sakuya

Anterior– InicioSiguiente

Índice