Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 10: Conferencia del profesor Kohaku sobre los monstruos espía

Después de confiarle a Wight los dragones de la oscuridad, fui al huerto de Aura para hablar con Kohaku sobre el tema de los monstruos espía.

Kohaku era un veterano experimentado así que pensé que había una buena probabilidad de que estuviera bien informado sobre el tema.

Después de caminar, finalmente alcancé donde descansaba, ese lugar estaba en algún lugar cerca del Primer Árbol en la parte más interna del huerto.

Allí, encontré a Aura sosteniendo sus manos sobre Kohaku mientras perlas de sudor se formaban en su frente. (Lalo: siento que terminarán juntos esos dos, ¿qué opinan?)

Mientras tanto, Kohaku tenía los ojos cerrados. Era casi como si estuviera soñando. A pesar de que era grande, todavía tenía esa ternura calmante peculiar de los gatos. (Lalo: mi anguila con bigotes así es, es grande, más que mi brazo, y es una cosa linda cuando duerme en mi regazo, aunque exterminó todo lo viviente de pequeño tamaño en la cuadra)

Cuando me acerqué, él abrió lentamente los ojos.

“Oh, maestro. Bienvenido. Ya he oído hablar de tu petición.”

Kohaku me lo informó con una voz algo soñolienta. Parecía que Aura había transmitido correctamente mi mensaje.

Eso facilitará las cosas. Pero, de todos modos, la razón por la que estoy aquí hoy es preguntarte sobre la reunión de inteligencia.

“Hmm, realmente no me importa, pero, ¿puede esperar un poco? El tratamiento de Aura se siente tan agradable, que casi me da ganas de dormir. Además, parar ahora sólo significará hacerlo de nuevo. Esta chica no lo mirará y sólo lo cumplirá sin fruncir el ceño, pero como sé lo dedicada que está en curarme y cuán preciso es ese proceso, no puedo pedirle que lo haga todo de nuevo.”

“No me importa, en realidad. No podemos dejar que el amo espere.”

Aura parecía como si estuviera a punto de detener su trabajo.

“Está bien, Aura. Sigue con el tratamiento. Tu máxima prioridad ahora es sanar a Kohaku. Retrasarlo no lo hará.”

“¡Sí, claro, maestro!”

Aura alegremente asintió y volvió a su trabajo que era la transferencia continua de energía mágica y energía vital a Kohaku. Fue un proceso que se hizo para contrarrestar el miasma que había llegado dentro de él.

Después de unos cinco minutos como ese, ella lentamente retiró sus manos.

“Kohaku-san, que concluye nuestra sesión de hoy. Continuaremos esto mañana. Por favor no te olvides de comer la manzana dorada.”

“Aunque no me lo digas, esas son manzanas tan deliciosas, que todavía lo voy a hacer. Dicho esto, quiero algo de carne en mi comida. Si yo como demasiado a los ladrones y disminuye su fuerza sobre su resurrección, Wight seguramente no me dejará escuchar el final de la misma. Es una molestia.”

Kakaka, Kohaku se rió.

Parecía que ladrones de manzana seguían viniendo a pesar de los riesgos.

“¿Quieres algo de carne? Entonces, supongo que, para agradecer tu valioso conocimiento, voy a tener alguna a ti más tarde. ¿Cuál prefieres, carne cruda o cocida?”

“Hmm, voy a ir con una rebanada gruesa hecho poco. No te olvides de sazonar con una amplia cantidad de sal, ahora. Eso es simplemente lo mejor.”

Casi me reí de su petición de tipo humano. Fue un poco sorprendente que a pesar de que es un tigre, todavía prefería tener comidas cocinadas.

“Entendido. Te lo traeré más tarde.”

“Mm, estoy deseando que llegue. Bueno, entonces, quería saber acerca de la reunión de inteligencia, pero me pregunto por dónde debería comenzar.”

Entonces empezó a pensar. Para avanzar en la conversación, decidí hablar.

“Me gustaría saber cómo un intruso ha pasado desapercibido por mis monstruos, monstruos como Kuina y Aura que tienen buenas capacidades de detección.”

Aura es capaz de reunir información de todo dentro de un radio de unos pocos kilómetros que tiene viento. Debido a eso, yo le había pedido regularmente que confirmara si un ser peligroso había entrado o no en nuestra ciudad. Incluso si fueran seres humanos, siempre y cuando tuvieran un fuerte poder mágico, serían reportados.

Además, también le había preguntado a Kuina, que a menudo estaba conmigo para decirme si alguna vez había sentido una presencia sospechosa. Para poder reunir información de manera efectiva, la otra parte habría necesitado estar cerca de mí, el punto central de información. Sin embargo, si alguna vez se centraban en mí, Kuina -cuya capacidad de detección de presencia no es algo para burlarse- se daría cuenta inmediatamente.

“Hmm, muy bien. En primer lugar, cuando se habla de monstruos de primera clase, son capaces de evitar completamente fugas de su poder mágico. Si no hay poder mágico que se escape, apariencias aparte, serán indistinguibles de los humanos.”

“Estoy al tanto. Pero incluso si ese es el caso, si están a menudo cerca, Kuina o Aura seguramente habrían notado que hay seres humanos que actúan extrañamente. He preguntado, pero las dos me dijeron que no había ninguno.”

Más razón para que sea cuidadoso.

“Entonces, la respuesta es simple. Hay un monstruo aquí que tiene una habilidad que le permite reunir inteligencia sin necesidad de estar cerca.”

Kohaku lo dijo con despreocupación.

“No pareces haber entendido, así que te voy a dar un ejemplo: hay monstruos que pueden sincronizar su conciencia con las aves y los insectos. Conocí a alguien que incluso puede sincronizar con una pulga. Tú, Aura y Kuina, no irían tan lejos como para estar vigilantes contra las pulgas, ¿verdad? De todos modos, una pequeña cantidad de poder mágico se filtra al establecer un camino hacia su objetivo, pero una vez que se establezca, su poder mágico sería completamente desapercibido.”

“…… he pasado por alto eso.” (Lalo: recuerda, tienes menos de un año, el otro sepa la chiflada cuántos años tiene)

Sólo me había preocupado por los humanos y los monstruos que se acercaban. No podía permitirme prestar atención a todos y cada uno de los insectos que no tenían poder mágico fluyendo dentro de ellos, después de todo.

“Además, también hay monstruos con una audición increíblemente buena. Estos chicos podrán recoger cualquier sonido dentro de un kilómetro en la misma sala de mazmorras. Así que, si ocultan su poder mágico y ellos mismos, pasarían desapercibidos. Después de todo, sólo se estiran las orejas mientras van en sus rutinas diarias para ganar inteligencia.”

“Incluso hay monstruos así, ¿eh?”

No había manera de reconocer al enemigo y sus patrones, ya que no se comportarían sospechosamente.

“Todavía hay más. Hay monstruos que pueden esconderse en otra dimensión y desde allí, hacer una ventana que pueden utilizar para mirar. En cierto sentido, éstos serían considerados los más fuertes. Con su habilidad, pueden mirar y escuchar tanto como quieran de esa otra dimensión. Si su enemigo no tiene ninguna habilidad de manipulación de dimensión, estos monstruos no serán descubiertos y ese enemigo está hecho para mucho. Aunque, tienen sus defectos, como es difícil para ellos hacer sus ventanas de espionaje en un lugar de una barrera mágica alrededor de ellos.”

“… son los más fuertes, ¿eh? O más bien, en términos de realizar ataques sorpresa, los suyos van mucho más allá de lo justo, ¿verdad?”

En los lugares que podían construir su ventana de espionaje, podían observar a cualquiera y aparecer de allí también si es necesario.

Sólo conocía a uno de esos monstruos: el Monstruo del Pacto de Marcho.

Para hacerme dar cuenta de mi ingenuidad antes de dirigirme hacia el Palacio del Señor Demonio, ella hizo que sus Monstruos del Pacto me atacaran.

Durante eso, un monstruo apareció repentinamente de mi sombra. Se veía y se sentía como un ninja, pero podría ser mejor decir que su habilidad caía bajo la clasificación de la manipulación de la dimensión.

“¿He estado mirando la respuesta todo el tiempo?”

Maldije por dentro. Marcho había demostrado definitivamente la capacidad de ese monstruo de probarme y, sin embargo, a pesar de eso, sólo conecté los puntos muy tarde. Tan estúpido, pensé que me sentía lástima.

Había una gran posibilidad, pensé, de que el monstruo que ella usó para espiarme era o uno de ellos o uno de los dos rangos debajo de él que ella pudo comprar cuando hizo el primero.

“Gracias. Has sido de gran ayuda. Supongo que lo que debo hacer ahora es erigir una barrera no sólo en mi residencia, sino también en el taller de Rorono. También le pediré a Aura que chupe periódicamente todo el aire en los lugares importantes para que todos los seres vivos atrapados allí mueran. Además, voy a prohibir a todo el mundo hablar de información sensible, excepto cuando están en una habitación completamente a prueba de sonido. Eso será suficiente por ahora, supongo.”

“Hmm, esa es una respuesta muy pragmática. Sin embargo, eso sólo tratará con los monstruos que he mencionado. Por otra parte, si las barreras son demasiado débiles o si el enemigo es demasiado fuerte, sólo pueden usar fuerza bruta contra la barrera y bajarla.”

“Para el primer punto, sólo podemos hacer esto, pero debemos hacerlo, sin embargo. Para su último punto, realmente no importa ya que, si la fuerza bruta se utilizara de hecho, sabríamos que hay algo extraño sucediendo y seríamos alertado de la presencia de un monstruo que tiene una capacidad de manipulación de la dimensión.”

Kohaku asintió con la cabeza como si estuviera satisfecho con mi respuesta, como un maestro en su estudiante.

“Ah, realmente eres inteligente. Realmente digno de mi servicio.” (Lalo: ya el gato te reconoce, felicidades)

“Estoy feliz de que digas eso. Y, dependeré de ti más a partir de ahora, Kohaku.”

“Sí, estoy casi completamente recuperado también.”

“Bueno, eso es alentador. ¿Puedo hacer una pregunta? ¿Alguna vez has pensado en querer volver por el lado de tu antiguo maestro? Tu amo antes que Acero, quiero decir.”

“Ya lo creo. He pensado en mi amado ex amo, en mis compañeros importantes y en mis subordinados que me admiran.”

Kohaku lo dijo con despreocupación.

“Mi antiguo maestro ha considerado necesario que yo sea el que será enviado a probarlo. En el momento en que me dio esa orden, supongo que ya había predicho mi derrota y mi muerte. No, incluso podría haber previsto que vendría a servirte… eso es perfectamente plausible para él. Pero si eso es así, estar aquí y servirte, no puedo considerarlo más que mi destino.”

Realmente tenía fe para su antiguo maestro. Por eso, yo había tomado una decisión.

“Como estábamos de acuerdo, no le pediré que me diga nada sobre su antiguo amo, pero si por casualidad me encuentro con él y entramos en una negociación, tengo la intención de cambiarte de nuevo, por condiciones favorables, por supuesto.”

“Eso, ¿no sería innecesario?”

“Creo que es necesario que yo pueda ver que tu corazón anhela a tu antiguo amo. Y si eso realmente es así, creo que sería para su mejor interés que tú estés con él. Te perdería, pero como dije, no será por caridad; tengo la intención de obtener todo lo que se tome.”

“Kakaka, realmente eres interesante. Podría algún día, desde el fondo de mi corazón, admirarte como mi amo. Si eso sucede, pediré que se detengan esas negociaciones.”

“Oh, por favor. Si tu corazón realmente me pertenece, absolutamente nunca te dejaré ir. Te valoro no sólo por tus habilidades y conocimientos, sino también por tu carácter.” (Lalo: que lindos)

Kohaku y yo nos reímos.

Con eso, mi tarea allí fue completa.

“Kohaku, Aura, he decidido que para que el próximo monstruo se haga con [Creación], será uno con la habilidad de manipular dimensiones.” (Lalo: la venida del heraldo de la destrucción se acerca XD)

“¡Eso es genial! Después de todo, ni siquiera puedo lidiar con enemigos que están en otra dimensión.”

Aura comentó lo mismo.

Bajo la suposición de que el monstruo que puede manipular las dimensiones sólo puede ser tratado con uno que puede hacer lo mismo, estábamos realmente en una situación letal. Era como si una daga invisible estuviera siendo presionada contra nuestras gargantas.

Con eso decidido, todo lo que quedaba era averiguar cómo hacer al monstruo.

¿Qué medallas debo usar? me preguntaba… no tengo uno estrechamente relacionado con otras dimensiones y es considerado como una de las medallas más fuertes, pensé de repente. La identidad de esa medalla fue…

“Me iré ahora. Gracias, Kohaku, Aura.”

Con el fin de no olvidar los pensamientos en mi cabeza, así como para examinarlos más, me dirigí a casa.

Y así, esperé con ansia al monstruo que iba a hacer a continuación.

Eso me recordó entonces la única medalla de [Creación] que cambié. Me pregunto cómo se usó, pensé. (Lalo: la conocerás, y te ganarás el cariño de su amo y sus abuelos)

Con el que cambié a era el Señor Demonio [Tiempo] Dantalian, uno de los más fuertes Señores Demonio todavía vivo.

Entonces me pregunté qué tan fuerte podría ser un monstruo cuando mi medalla [Creación] fuera utilizada a su máximo potencial por él. (Lalo: digamos que es algo… interesante)

Dicho esto, todavía era sólo una medalla. Mientras que yo tenía cuatro monstruos de rango S comenzando con Kuina. No tengo nada que temer, pensé. (Lalo: 4 clase S, lo mismo que decir que eres casi invencible)

Traductor y editor: Lalo

(Lalo: bueno, con esto es el último capítulo antes de mi muerte, ha sido un placer servirles puntualmente, pero así es la vida, todos debemos morir, ya el lunes entro a la universidad y olviden los capítulos ese día, mi horario es pesado, y como tengo que tomar un deporte pues estaré violado, y por esta razón andaré de un humor de perros, así que ni le muevan, no quiero joderlos por andar de malas.

Aparte, estoy muerto, este día no pudo ir peor, anoche mi pecesito enfermó, lo cuidé toda la noche, y a las 5 am agonizaba, murió poco después, fueron 3 años de que los dos estuvimos juntos, que nos conocimos y aprendimos a querernos, aunque él fuera tsundere, sí, estoy triste y quería desahogarme, pero me quedo con la satisfacción de que hice todo lo que pude por hacerlo vivir, y estuve con él hasta que convaleció, luego me tuve que ir para dormir algo. También, en la mañana me rompí un ligamento en la rodilla por una torcedura, y duele hasta el alma, de milagro caminaba (gracias, mamá, por darme tu umbral del dolor), y luego mi madre me regaña por hacer caras del dolor, y al final me irritaron al estómago los medicamentos.

Bueno, hasta aquí lalo, nos vemos en el siguiente.)

Índice