Master Hunter K – Capítulo 5

Master Hunter K
Capítulo 5: Tierras salvajes de los pieles verdes parte 5

 

Sungjin se aferró a su katana con fuerza. El orco cargó directo hacia él como si viera comida por primera después de un largo periodo de hambre.

Sungjin empujó su espada con fuerza y rapidez hacia el cuello y corazón del orco.

‘Stab stab’

La hoja de Sungjin encontró su marca. Excepto que, el orco rojo no respondió en absoluto. A pesar de haber apuntado a los puntos vitales, no hubo respuesta alguna de parte del orco.

El orco continuó su carga y balanceó los brazos. Sungjin se vio obligado a saltar hacia atrás y los brazos perdieron su objetivo.

Pero justo cuando Sungjin iba a contraatacar, vio que las cadenas unidas a los brazos estaban volando hacia él con un ligero retraso. Sungjin se agachó con prisa.

‘Voom’

Sungjin sintió algo metálico pasar por encima de su cabeza. Cuando miró hacia arriba, vio al orco balanceando sus brazos una vez más. El problema no eran sólo sus manos.

Cada vez que balanceaba los brazos, las cadenas unidas a ellos también volaban hacia él como látigos. Sungjin se vio obligado a mirar las cadenas y predecir su ruta.

Retrocedió y se concentró en la defensa…

“Qué molesto.”

El jefe principal poseía una gran fuerza, mientras que este jefe tenía una increíble velocidad y alcance.

Era el peor enemigo posible para Sungjin, quien había invertido todos sus puntos a Destreza.

Ya que no tenía puntos en Resistencia, ser golpeado una o dos veces por las cadenas significaban «game over».

“Whoa, whoa, whoa…”

Mientras Sungjin retrocedía a la vez que evitaba y desviaba ataques, los otros tres hombres estaban ocupados escapando a toda velocidad para evitar interrumpir la pelea de Sungjin. Para ser justos, ni el jefe principal ni el jefe secreto estaban destinados a ser eliminados en solitario.

Pero los otros no eran de ayuda en absoluto. Incluso mientras Sungjin retrocedía y evitaba las cadenas, se mantenía atento a los errores. Una vez su brazo parecía vulnerable, Sungjin aprovechaba la oportunidad y lo apuñalaba tres veces.

‘Pa pa pa’

Pero como si no hubiera daño, el orco continuaba agitando los brazos. Su apodo “Loco” probablemente era debido a su rápida y salvaje forma de balancear los brazos y cadenas. Sungjin concluyó su rápido ataque e inmediatamente volvió a la defensa.

(Algo como este sujeto no es común, ni siquiera más adelante…)

A pesar de que cada uno de sus puntos estaban en la Destreza, el jefe se movía y atacaba a una velocidad comparable.

(Primero, tengo que hacer algo con esos brazos…)

Una vez estableció su plan de ataque, esperó una oportunidad. Se agachó por un ataque y luego pateó las espinillas del orco.

‘¡Bam!’

Con el sonido, el orco cayó. Pero a pesar de haber sido derribado, no dejó de atacar. Se mantuvo balanceando las cadenas desde el piso.

Sungjin tuvo que saltar para esquivar las cadenas que venían hacia sus pies. Las cadenas rápidamente pasaron por él. Una vez, dos veces, Sungjin saltó en el aire, como si estuviera jugando a saltar la cuerda, pero extremo. Incrustó su vaina en el suelo entre los saltos.

Cuando saltó, las cadenas del orco se enrollaron en la vaina.

(¿Funcionó?)

Pero después de una breve pausa, la vaina fue arrastrada por la fuerza de las cadenas y salió volando.

(Necesito algo más pesado.)

Mientras tanto, el orco loco se levantó.

“¡Kruagh!”

El orco empezó a atacar con sus brazos y cadenas incluso más rápido que antes. Sungjin no tenía oportunidad de contraatacar y tuvo que concentrarse completamente en la defensa mientras lentamente retrocedía.

(… ¿alguna forma de detener sus ataques?)

Sungjin echó una mirada alrededor, pero sólo vio a los tres hombres tratando de escapar del daño colateral.

Entonces Sungjin notó el arma del policía. Era un garrote hecho de metal. Mientras evitaba las cadenas con una velocidad inhumana, le gritó al policía.

“¡Hey, oficial! ¡Lánzame tu garrote!”

Baltren, que estaba viendo a la distancia, entró en pánico cuando su nombre fue mencionado. Sungjin gritó con más frustración mientras evitaba los ataques del orco.

“¡Maldición! ¡El garrote!”

Baltren dudó por un momento, ya que las cadenas del orco rojo estaban destruyendo todo dentro de un rango de 4 o 5 metros. Pero una vez tomó la decisión, se aproximó a los dos combatientes.

“¡Atrapa!”

Después de gritar ruidosamente, Baltren lanzó su garrote hacia Sungjin. Sungjin evitó las cadenas acrobáticamente saltando hacia atrás y atrapó el garrote con su mano libre.

Sosteniendo su katana en la mano derecha y el garrote en la izquierda, Sungjin pujó su tiempo hasta que pudiera patear al orco otra vez. Una vez el orco cayó, volvió a golpear furiosamente desde el suelo.

Sungjin plantó el garrote profundamente en el suelo y saltó esquivando las cadenas, para luego aterrizar justo sobre él, como algún tipo de artista marcial del Murim1.

 [1].– Es la versión coreana del genero kung fu/cultivación.

(BryanSSC: Por cierto, les recomiendo el manhua(?) The Breaker y su secuela The Breaker: New Waves)

Cuando las cadenas vinieron volando, golpearon en el garrote y se enrollaron a su alrededor.

‘¡Clink!’

Giró alrededor unas pocas veces y después se atascaron en el garrote. Por primera vez desde que el combate comenzó, sus brazos fueron inmovilizados. Sungjin fácilmente cortó su brazo.

“¡Graaaagh!”

Incluso mientras gritaba de dolor, el orco continuó balanceando su cadena salvajemente. Pero no podía golpear a Sungjin con ella; esquivar sólo una cadena era un pedazo de pastel. Sungjin esquivó la cadena con facilidad y le cortó el otro brazo.

“¡Kaaaa!”

El orco rojo ya no podía mantenerse o atacar debido a la perdida de sus brazos. Sungjin caminó hacia el orco.

“Ve en paz.”

Después de despedirse, Sungjin decapitó al orco. Momentos después, el Operador anunció su victoria.

[Jefe oculto “Ruark el Orco Loco” eliminado.]
[¡Felicidades! ¡Has logrado completar todos los objetivos de este Capítulo!]
[Omitiendo el tiempo restante y terminando la incursión inmediatamente.]

“Haaaa…”

Sungjin soltó un largo suspiro. Finalmente encontró la ubicación secreta y cazó a todos los monstruos.

Era la primera vez para Sungjin peleando contra un jefe oculto. La primera vez, su prioridad en cada incursión era simplemente sobrevivir.

Después de un respiro, Sungjin enfundó su espada en la vaina. Tomó el garrote clavado en el suelo y se lo devolvió al oficial.

Una vez el oficial atrapó el garrote, todos los cubos hablaron al unísono con la voz del Operador.

[Calculando recompensas ganadas.]
[Monstruos asesinados: Goblins – 100 | Hobgoblins – 30 | Orcos – 20 | Trolls – 10 | Total de puntos – 390]
[Monstruo jefe asesinado: Jefe Orco Kamul el Astuto – 50 puntos]
[Jefe Oculto: Ruark el Orco Loco – 50 puntos]
[Conteo final de puntos: 490 – Distribuyendo puntos.]

Ahora cada cubo hablaba individualmente, empezando por el asiático.

[Tu contribución es 0.7%. 3 puntos de estado, 3 monedas negras ganadas. Bonificación por completar la incursión 50 puntos de estado y 50 monedas negras ganadas. Distribuyendo 53 puntos de estado y 53 monedas negras.]

“…”

El asiático frunció el ceño y miró a su alrededor, como si no creyera lo que estaba ocurriendo. El siguiente fue el hombre blanco.

[Tu contribución es 1.2%. 5 puntos de estado, 5 monedas negras ganadas. Bonificación por completar la incursión 50 puntos de estado y 50 monedas negras ganadas. Distribuyendo 55 puntos de estado y 55 monedas negras.]

Y luego el oficial de policía negro.

[Tu contribución es 5%. 25 puntos de estado, 25 monedas negras ganadas. Bonificación por completar la incursión 50 puntos de estado y 50 monedas negras ganadas. Distribuyendo 75 puntos de estado y 75 monedas negras.]

Finalmente, el turno de Sungjin.

[Tu contribución es 92.9%. 455 puntos de estado, 455 monedas negras ganadas. Bonificación por completar la incursión 50 puntos de estado y 50 monedas negras ganadas. Distribuyendo 505 puntos de estado y 505 monedas negras.]

“Whoa…”

Los tres hombres miraron a Sungjin con envidia y respeto. Pero Sungjin los ignoró y calculó en su cabeza.

(19 monedas de antes y ahora… ¿524? Con esto, puedo obtener…)

[Y ahora distribuiremos los ítems.]

Una vez más, empezó con el asiático.

[Poción de recuperación – Pequeña x1]

Una pequeña botella apareció frente al asiático, y obedientemente la levantó del suelo, pero no se veía feliz.

“¿Esto es todo?”

Ahora el turno del hombre blanco.

[Poción de recuperación – Pequeña x2]
[Manto desgastado de orco]

Recibió sus ítems con ambas manos, pero parecía bastante infeliz. Después Baltren.

[Escudo de Acero]
[Sangre de Troll x1]

Un gran escudo cayó a los pies del oficial de policía. Rápidamente lo levantó. Debido a que llevaba un chaleco a prueba de balas, se veía como si llevara un escudo antidisturbios. El turno de Sungjin era el último.

[Yanhurat – La voz del dios loco]
[Arca Desatada – Grilletes del hombre libre]
[Craneo Romabel – Triturador de cráneos]
[Sangre de Troll x4]
[Poción de recuperación – Pequeña x5]

Un montón de ítems cayeron frente a él, y Sungjin se agachó para recogerlos. El asiático habló para sí mismo.

“Wow, todo un acaparador de contribución. Qué egoísta.” (BryanSSC: Ok, este merece ser incinerado por una Khal gal.)

Era sólo una queja expresada en voz baja, pero Sungjin lo oyó todo. Frunció el ceño con molestia.

“Tú. Si no fuera por mí, todos habrían muerto aquí. Ya sea por los monstruos o porque se les agotaría el tiempo. ¿Entienden?”

El asiático no sabía cuándo renunciar y se quejaba.

“… tú, no sabes eso.”

Ese momento y esa frase, finalmente empujó a Sungjin al borde. Ya había tenido suficiente. Sungjin sacó su katana y se aproximó al hombre.

“Escucha bien. Te enseñaré sobre una característica oculta de las incursiones, algo sobre lo que no sabes.”

“¿Q-Qué?”

El asiático retrocedió en sorpresa, pero Sungjin giró su katana hacia él varias veces.

‘Slash Slash Slash’

Siguiendo el sonido de la hoja cortando el aire, la camisa del asiático y sus pantalones se redujeron a harapos.

Una vez el asiático se dio cuenta de lo que pasó, palideció y cayó al suelo. Sungjin habló directamente y con vehemencia.

“En las incursiones, no existe ninguna regla que prohíba a un cazador matar a otro cazador ¿entendido?”

Cuando el asiático lo escuchó, asintió vigorosamente. Sungjin se puso de pie, aún sosteniendo su katana. Después de todo, las “incursiones” son así.

A medida que uno mata y asesina, la noción de la ética y moral se desvanece. Sungjin no fue la excepción.

Sungjin había olvidado hace mucho tiempo la ética y la moral después de participar en incursión tras incursión en su vida anterior.

Empuñar su katana para tomar la vida del asiático no planteaba ninguna duda en Sungjin, pero alejó su katana.

Con su inexistente recompensa en esta incursión, moriría en la siguiente. No, probablemente muera antes de que empiece la siguiente incursión.

Una vez guardó la espada, el Operador reanudó su último informe.

[Por último, pero no menos importante, recibirán los títulos que han ganado en esta incursión.]

–––

 

BryanSSC: Sungjin modo asesino xD un poco más y adiós cazador xD pero bueno, el Operador siempre cambiando el tema xD

 

Trad. BryanSSC

Editor Lykanos

 

AnteriorÍndiceSiguiente

Índice