Master Hunter K – Capítulo 4

A A A

Master Hunter K 
Capítulo 4: Tierras salvajes de los pieles verdes – parte 4

 

Sungjin echó un vistazo a los alrededores, aún sosteniendo su katana. Nada destacaba en el salón del jefe. Era improbable que ambos jefes estuvieran en la misma ubicación.

Sungjin se movió para salir del salón, pero vio al oficial de policía, se giró hacia él y preguntó.

“Hey, ¿cuál es tu nombre?”

“Baltren. Gerald Baltren.”

“Bien. Escúchame, Baltren. Toma a esos dos y trata de buscar por aquí. Con ustedes tres, y con ese garrote en llamas, deberían ser capaces de manejar cualquier cosa, incluyendo a un troll solitaria. ¿Entiendes?”

El policía asintió rápidamente.

“Y si encuentran algo fuera de lugar, déjenmelo saber. Una ubicación oculta, o algún monstruo de aspecto extraño.”

“Pero ¿cómo nos pondremos en contacto?”

“Pueden hablarle al cubo del Operador y pedirle que te comunique con los miembros del equipo. Funciona como un walkie-talkie. ¿Alguna otra pregunta?”

“No, lo tengo.”

Baltren tomó su garrote y se giró.

“Lo escucharon, ¿cierto? Vamos a trabajar juntos.”

Sungjin empezó a caminar una vez más, cuando el asiático trató de hacerle una pregunta.

“Hey, ¿cómo descubriste que hay secretos que buscar?”

Él estaba gritándole y antagonizando a Sungjin hasta hace unos minutos, Sungjin no tenía necesidad de darle importancia a esa pregunta.

Una vez Sungjin se fue, Baltren tomó a los hombres y empezaron a moverse por las Tierras salvajes. Después de unos pocos minutos.

“¡Kakaka!”

Los hombres encontraron a un grupo de cinco goblins.

“¡Hagan un circulo!”

Bajo las instrucciones de Baltren, los otros dos hombres tomaron posiciones detrás de él con sus espaldas apoyadas entre sí. Los goblins eran inferiores a la mitad de estatura de un humano, pero eran cooperativos entre sí.

Los goblins corrieron primero, abanicando sus espadas. Baltren desvió la espada y aterrizó un golpe certero en la cabeza del goblin.

“¡Kack!”

El goblin que fue golpeado en su cabeza colapsó en el acto. Los goblins no eran duros, como es de esperar. Baltren se volvió más valiente y aplastó la cabeza de otros dos.

El hombre blanco y el asiático se miraron entre sí. Después de todo, cada uno de ellos había luchado contra un troll y habían ganado (a pesar de haber usado monedas negras).

Incluso si vinieran en grandes grupos, los tres podrían probablemente superar cualquier cosa que no fuera un troll. De hecho, probablemente podrían derrotar a un troll solitario sin muchos problemas.

“Esto parece… factible.”

El hombre blanco a su lado parecía haber ganado algo de confianza. Pero el problema era el asiático, como de costumbre.

“Hey… ¿hay alguna razón por la que necesitemos ponernos a nosotros mismos en peligro? Pensé que ya habíamos completado nuestros objetivos.

“¿No recuerdas la señal al inicio? Puntos de estado y monedas negras por goblin, etcétera. Probablemente es mejor matar más monstruos”

“Ah… ¿es así?”

“Por supuesto. No sé cómo o por qué estamos en esta “caza”… pero necesitamos monedas negras para después.”

Baltren, que estaba escuchando la conversación, estuvo de acuerdo.

“Sí. Y ese adolecente lo dijo él mismo. No necesitamos ayudarlo, sólo ir alrededor y cazar monstruos.”

Baltren recordó sus palabras.

No necesitan ayudarme. Sólo… quédense juntos y cacen cuidadosamente a los goblins en las afueras de las Tierras salvajes.

Y al final, eliminó al jefe por sí mismo. Baltren podía decir que ese adolecente no estaba simplemente presumiendo, había algo más. El asiático tocó su barbilla mientras escuchaba y preguntó.

“… ¿cómo se dividen los puntos? No es como si pudiéramos ver drops o algo así.”

Baltren también tenía curiosidad en este punto. Pensó por un momento hasta que notó el cubo flotando a su alrededor. Le habló al cubo.

“Operador.”

El cubo respondió con la voz del Operador.

[¿Sí? ¿Cómo puedo ayudarte?]

Él cuidadosamente hizo la pregunta.

“Um… ¿cómo se dividen los puntos de estado y las monedas negras?”

[La recompensa por cazador está basada en su contribución durante la incursión.]

“¿Contribución?”

Baltren preguntó por instinto. El Operador respondió a su pregunta de todos modos.

[Cuando cazan, los puntos por el daño recibido, golpe por muerte, buff otorgados, debuff repartidos, exploración y detección, todo es totalizado y dividido con exactitud.]

Los tres hombres se miraron entre ellos. Hasta ahora, no habían hecho casi nada. El hombre blanco susurró para sí mismo.

“Me pregunto, ¿cuál es mi contribución…?”

Y entonces, el cubo al lado del hombre blanco contestó.

[Tu contribución es de 4.3%]

El asiático pregunto rápidamente a su cubo.

“¿Qué hay de mí? ¿Cuál es mi contribución?”

Pero el cubo no respondió.

“¿Por qué? ¿Por qué no me lo dices?”

Mientras el asiático estaba asustado, Baltren calmadamente le preguntó a su cubo.

“¿Cuál es mi contribución en esta incursión?”

[Tu contribución es de 7.2%]

No era mucho, pero era mucho más que el del hombre blanco. Su ayuda al matar a los cuatro trolls en el salón del jefe había sido la causa de la diferencia en su contribución.

El asiático agarró su cubo y dijo cada palabra cuidadosamente.

“¿Cuántos puntos de contribución tengo en esta incursión?”

[Tu contribución es de 1.8%] (BryanSSC: Jajajaja, por eso no quería responder xD)

Él se sacudió por la sorpresa.

“¡¿Qué?!”

Tenía menos puntos incluso que el hombre blanco. Actuar cobardemente y evitar actuar tanto como podía se le devolvió a morderlo. El hombre blanco suspiró con pesar.

“Ahh, debimos sólo ir a cazar en grupo desde antes, cuando ese adolecente nos lo dijo.”

Baltren reunió a los hombres.

“Todavía quedan 10 minutos hasta que la incursión termine. No es demasiado tarde para cazar y ganar más puntos. Vamos a cazar y mantener un ojo atento por cualquier cosa extraña.”

 

 

*****Espaciador Arrepentido*****

 

 

Sungjin cargó atravesando las Tierras salvajes mientras seguía buscando.

“¡Eeek!”

‘Cough…’

“¡Kack!”

No se detuvo y cortó a todo lo que estuviera en su camino. Goblins, orcos, trolls. No era algo necesariamente malo ya que matar aseguraba más puntos de estado y monedas negras.

El problema era que no podía encontrar ninguna pista de dónde podía estar ubicado el jefe secreto. Había escurrido todo el lugar, buscando. Pero no podía encontrar nada que pareciera destacar.

“Operador, tiempo restante.”

[Serás invocado en el Salón del Cazador en 6 minutos y 24 segundos.]

“¡Maldición!”

Sungjin gritó en voz alta mientras continuaba corriendo sin tomarse un descanso. Pero había más cadáveres que seres vivos. En otras palabras, ya había buscado en casi todo el mapa.

“Kurman kao.”

Un orco arremetió hacia el enojado Sungjin. Fue mala suerte encontrarse con Sungjin ahora. Antes que el orco pudiera incluso levantar su hacha, él ya lo había apuñalado tres veces en puntos vitales.

El orco colapsó en el punto, sangrando. Sungjin miró alrededor. No podía ver nada más que cadáveres.

“¿Es que no hay un jefe oculto en esta incursión por ser la primera?”

Una vez lo pensó, inmediatamente cambió su objetivo.

(Si es así, limpiaré todo el mapa.)

Sungjin ahora empezó a perseguir cada pedazo de cosa viviente que pudiera encontrar. Goblins que trataban de esconderse de él, orcos que comían carne en una hoguera, trolls que estúpidamente se lanzaban contra él…

Entonces, se encontró con los otros cazadores que estaban peleando en un encuentro cerrado con tres trolls.

Sungjin cargó como un relámpago, y decapitó a dos trolls, esparciendo sangre por todas partes.

“G-Gracias.”

El policía Baltren expresó su gratitud. Pero Sungjin respondió.

“Entonces, ¿fueron capaces de encontrar algo peculiar?”

“Nada fuera de lo ordinario.”

(¿Realmente no hay nada escondido? ¿Ningún jefe oculto o alguna ubicación secreta?)

Sungjin llamó al Operador.

“Operador, ¿cuál es el progreso de la incursión?”

[95% completado.]

95%. Sólo quedaba el 5% reservado para el jefe secreto. Ya que no podían quedar más monstruos, ciertamente existía un jefe oculto. Sungjin quería moverse a buscar otra vez, pero Baltren lo detuvo.

“Pero…”

Sungjin se irritó porque Baltren estuviera sacándolo de sus pensamientos, así que lo instó a seguir adelante.

“¿Sí? Por favor, habla.”

Baltren apuntó hacia algún lugar con su garrote.

“Sobre esa empalizada que rodea las Tierras salvajes, ¿no es esa área un poco extraña?”

Sungjin miró el área señalada por el garrote.

“He trabajado en control de tráfico antes, y tenía que poner barricadas. El hecho de que esas barricadas de madera se superpongan… parece ineficiente de alguna forma.”

Sungjin inmediatamente se dirigió hacia la barricada de madera para comprobarlo. Ahora que miraba de cerca, definitivamente se veía extraño. El resto de la empalizada de madera era más o menos perfectamente circular en su posición. Pero una porción del muro aquí estaba recortado hacia adentro. Fuera de la madera había algo como una varilla de metal.

Aunque parecía extremadamente curdo, Sungjin pensó.

(¡Parece una palanca!)

Sungjin comprobó detrás de él. Los tres hombres estaban viendo a la distancia. Una vez comprobó esto, Sungjin jaló la palanca.

‘Rattle rattle’

Un sonido pudo oírse como si algo estuviera girando, y la empalizada frente a él se levantó.

Sungjin decidió entrar.

Dentro había un área pequeña rodeada por más empalizadas, pero parecían las entrañas de un castillo. En lo más profundo había un orco rojo oscuro encadenado a la pared.

La piel rojo fuego de alguna manera contrastaba con la imagen de las “Tierras salvajes de los pieles verdes”. Sungjin estaba lleno de seguridad sobre lo que era esto.

“Grrrrr.”

La cosa estaba emitiendo un profundo gruñido mientras seguía encadenado. Cuando Sungjin dio un paso más para revisar el estado del jefe, oyó la advertencia del cubo.

[¡Precaución! ¡El Jefe oculto “Ruark el Orco Loco” ha aparecido!]

Sungjin apretó su katana firmemente y se preparó para la batalla. Oyó las voces de los tres hombres.

“¿Dónde está…?”

“¿Qué es eso?”

Sungjin les gritó rápidamente.

“¡Retrocedan! ¡Morirán!”

Y como si esperara ese momento…

“¡Gragh!”

Sungjin oyó un poderoso rugido detrás de él. Cuando se giró, el orco ya había cortado las cadenas y arremetía hacia Sungjin.

 

 

BryanSSC: Ahora se pone peligroso el asunto 😀 genial, veremos sangre 😀

 

Trad. BryanSSC

Editor Lykanos

 

AnteriorÍndiceSiguiente

Índice