Master Hunter K – Capítulo 3.

A A A

Master Hunter K
Capítulo 3: Tierras salvajes de los pieles verdes – Parte 3

 

Los ojos de todos se centraron en Sungjin. Con sus ojos entrecerrados, Sungjin continuó hablando.

“Ustedes deben seguirme de cerca. Completaré esta incursión rápidamente por ustedes.”

El plan de Sungjin era simple. Terminar esta incursión tan rápido como era posible, y luego buscar al jefe oculto.

Después de todo, su objetivo no era simplemente completar la incursión. Sin esperar que nadie respondiera, Sungjin continuó explicando.

“Y por si acaso, por favor, sigan y compren Ceniza de Salamandra. No necesitan pociones, así que no las compren.”

El equipo continuó mirando a Sungjin impactados. Él agregó una línea más.

“Y como último consejo, si todavía tienen puntos de estado sin asignar, por favor, inviértanlos en Resistencia. Entonces, serán capaces de sobrevivir al menos un poco más.”

Una vez Sungjin terminó, los otros cuatro hombres se miraron entre ellos. Finalmente, el hombre blanco habló primero.

“Quiero decir, no sabemos qué pasará…”

El árabe también se unió.

“Tiene razón. ¿No deberíamos considerar cuidadosamente nuestras opciones? ¿No creen?”

Sungjin mordió sus labios en frustración. Pero no tenía tiempo o razones para explicarle a todos. El Operador decidió que este era el mejor momento para hacerle una pregunta a Sungjin.

[Actualmente tienes 19 monedas negras. ¿Podrías…?]

“No compraré nada.”

Sungjin respondió con indiferencia, pero los otros cuatro hombres se sorprendieron y abrieron ampliamente los ojos. El hombre negro repitió el numero para confirmar.

“¿19?”

El hombre blanco también preguntó en respuesta.

“¿No usaste ni una sola moneda?”

Los dos hombres miraron a Sungjin con admiración, pero los otros dos parecían horrorizados. El asiático entrecerró los ojos, lleno de desconfianza, preguntó a Sungjin.

“¿19? ¿Tienes tantas y nos haces gastar nuestras propias monedas?”

El árabe también se unió.

“19… si tienes más monedas que nosotros, ¿no tiene más sentido que gastes las tuyas?”

Sungjin se masajeó la frente. Estaba empezando a renunciar a la idea de explicarlo por sí mismo.

“… soy incapaz de gastar mis monedas.”

Los otros cuatro dudaron de sus palabras. Especialmente el asiático.

“¡Mentiroso! ¡Sólo estás tratando de guardar monedas para comprarte montones de pociones! ¡Así podrás sobrevivir solo!” (BryanSSC: ¿Ves lo haces, Operador? Metiste la pata.)

El árabe también lo siguió.

“Cierto, ¡para salvarte a ti mismo!”

Sungjin sacudió la cabeza.

“No necesitan ayudarme. Sólo… quédense juntos y cacen cuidadosamente a los goblins en las afueras de las Tierras salvajes.”

Sin embargo, el asiático apuntó su dedo hacia Sungjin y continuó acusándolo de trucos.

“¿Cuál es tu problema? ¿Quién te crees que eres? ¿Quién eres para tratar de enseñarnos algo? ¡Sólo eres un adolecente!”

Sungjin empezó a fruncir el ceño. Ya esperaba que fuese difícil explicarse, pero aun así, se sintió molesto al ser abiertamente antagonizado. El Operador interrumpió la situación. (BryanSSC: Sí, ahora tratas de cambiar el tema ¬¬)

[30 segundos hasta que la incursión empiece.]

“Ok, ya basta de peleas. Todos tenemos que cooperar. Todavía tenemos 30 segundos. Compraré una Ceniza de Salamandra para empezar.”

El hombre negro trató de recuperar el ánimo, pero ya era demasiado tarde para eso. El árabe le habló al cubo.

“Operador, usa 6 monedas y cómprame dos pociones de recuperación.”

El asiático inmediatamente le siguió el juego.

“Operador, dame dos pociones de recuperación también.”

Los dos hombres gastaron todas las monedas que les quedaban en pociones. El hombre blanco empezó a molestarse con los dos.

“¿Qué están haciendo? ¿Qué están tratando de hacer?”

El asiático apuntó a Sungjin.

“No necesitamos gastar monedas en ítems. Él puede comprarlos para nosotros si lo necesitamos.”

El árabe y el asiático continuaron trabajando juntos para culpar a Sungjin.

“Sí, ¿quién es él para darnos ordenes?”

El oficial de policía negro que estaba tratando de reunir al grupo, empezó a masajear su frente. Sungjin miró a los cuatro hombres con ojos entrecerrados.

(Si estuviéramos en circunstancias normales, este grupo enfrentaría la eliminación.)

El primer grupo en el que Sungjin había entrado, trabajó en equipo para superar la incursión juntos. Fue difícil, pero como resultado de la cooperación, Sungjin fue capaz de sobrevivir hasta el final, volviéndose el último superviviente. Grupos como este, donde los miembros discutían y buscaban ganancias personales sobre el interés del grupo, casi tenían garantizada la eliminación.

[10 segundos hasta que la incursión empiece.]

Sungjin se puso de pie de la roca en la que se sentó y se dirigió a la entrada de la incursión.

“Hey, espera un minuto…”

El oficial de policía negro trató de detener a Sungjin, pero él lo ignoró y esperó en la entrada. Pronto, el Operador empezó la cuenta atrás.

[5, 4, 3, 2, 1. Comenzando incursión.]

En el momento en que la incursión empezó, Sungjin se precipitó hacia las Tierras salvajes.

 

 

*****Espaciador SOLO*****

 

 

Después de que Sungjin se fue, los cuatro hombres no dieron un sólo paso.

“¿Quién estará en la vanguardia?”

“El arma que escogí es una lanza… así que voy en la retaguardia.”

“¿Qué? ¿De qué estás hablando? ¡Puedes pararte al frente y usar el rango para mantener a los enemigos a raya!”

“¿Estás loco? ¡Obviamente es mejor apoyar desde atrás!”

Los dos que estaban discutiendo, miraron al oficial de policía negro.

“Tú… eres un policía. Deberías estar en la vanguardia.”

“Proteger a los civiles” ahora era una frase sin sentido. Pero los otros hombres seguían mirándolo y confiándole su protección a él. El policía no tenía más opción que apretar con fuerza su garrote (era el arma más parecida al bastón de policía al que estaba acostumbrado) y se paró al frente.

“Vamos… uh, tratemos de atraer a uno o dos a la vez y evitemos ser superados en número.”

Él cuidadosamente entró en las Tierras Salvajes. Pero una vez ahí, no pudo evitar quedarse impactado.

“¿Qué es todo esto?”

Frente a sus ojos había una montaña de cadáveres de piel verde. Los otros también expresaron su sorpresa.

“¿Cómo es esto posible?”

“¿Ese adolecente hizo todo esto por sí mismo?”

Una sola mirada era suficiente para ver que había más de una docena de monstruos masacrados frente a ellos. Los otros habían ido de fase en fase, apenas ganando en un uno a uno, apenas manteniendo sus propias vidas. El árabe preguntó.

“¿Qué debemos hacer?”

El policía negro en el frente recordó las palabras de Sungjin.

Deben seguirme de cerca. Completaré esta incursión por ustedes.

“Sigamos a los cadáveres. Si seguimos adelante, eventualmente deberíamos alcanzarlo.”

Siguiendo el camino de cadaveres, los hombres avanzaron lentamente con cautela. Repentinamente, el cubo dejó salir una advertencia.

[Peligro: Monstruo Jefe]
[¡Jefe Orco “Kamun el Astuto” ha aparecido!]

Simultáneamente, un poderoso rugido pudo oírse más adelante.

“¡Kurruagh!”

El policía apuntó hacia adelante.

“¡Vamos rápido!”

Pero los otros tres fueron cautelosos.

“¿Incluso… tenemos que ir?”

“Sí, vamos a dejárselo a él.”

“Sí, solo dejémoslo.”

El policía negro sacudió la cabeza en desaprobación y corrió hacia la dirección donde se escuchó el rugido. Adelante, vio numerosos enemigos de piel verde, desde orcos hasta trolls. Pero de pie en el centro había un orco 1.5 veces más alto que cualquier otro orco.

Uno podría ver de un simple vistazo que ese no era nadie más que el monstruo jefe. El jefe sostenía un enorme y temible garrote incrustado de punta a punta con calaveras.

“¿Qué… diablos?”

Contemplando al monstruo jefe por primera vez, incluso el valiente policía detuvo sus pasos. Pero el adolescente cargó directo y sin temor.

Goblins, hobgoblins y orcos intentaron detenerlo, pero fueron cortados sin misericordia. Cada balanceo de su espada enviaba a volar cabezas.

Dos trolls lo atacaron simultáneamente, pero el adolescente los evitó ligeramente, y le quitó el brazo a uno y las piernas a los dos.

Los trolls que habían perdido sus piernas cayeron al suelo. Ignorando a los trolls que perdieron su movilidad, el adolescente se precipitó hacia el Jefe orco.

“¡Kragh!”

El Jefe Orco dejó salir un rugido aterrador y abanicó su garrote. La velocidad de su ataque era increíble considerando el tamaño del Jefe Orco. Pero el adolescente era más rápido. Evitó el garrote como si predijera la dirección y el tiempo.

Contraatacó hacia las manos del jefe. Pocos dedos que sostenían el garrote salieron volando.

“¡Wagh!”

El jefe gritó de dolor. Pero no se podía ver ni una onza de misericordia en el ataque del adolescente. Con un ritmo de velocidad ligero, cortó la espinilla del jefe, el pecho y los hombros en rápida sucesión.

El jefe retrocedió en su dolor y trató de golpear con su garrote una vez más, pero no fue tan rápido. El adolescente fácilmente evitó el ataque y cortó la garganta del jefe. Sangre se derramó del cuello como una cascada.

“Kack… ack… ack…”

El jefe ni siquiera pudo gritar apropiadamente, y después de toser unas cuantas veces, se arrodilló y dejó de moverse. El Operador anunció alegremente…

[Objetivo completado. Serás invocado de vuelta al Salón del Cazador en 11 minutos y 32 segundos.]

El policía no pudo evitar exclamar.

“¡Increíble…!”

El adolescente, sin embargo, no tenía tiempo para descansar. Los trolls se habían regenerado por completo y empezaron a atacarlo de nuevo. No eran ninguna amenaza para el adolescente ahora. Rápidamente cercenó a los trolls. Era evidente que, con el tiempo, los reduciría a pedazos de carne y los mataría. Pero fue interrumpido.

“¡Ayuda! ¡Sálvanos!” (BryanSSC: ¿Por qué no usan sus preciadas pociones que les costaron unas miserables 3 monedas?)

El policía oyó gritos de terror detrás de él. Dos trolls estaban persiguiendo a los tres hombres que había dejado atrás.

“¿Qué demo…?”

No había tiempo para que el policía dijera algo. Vio el turbante blanco del árabe agarrado por una de las manos del troll. El hombre negro no tuvo más opción que correr también.

Los tres hombres corrieron dentro del salón donde Sungjin ya estaba peleando con dos trolls. Él se giró y vio a los tres hombres corriendo dentro, y además, dos trolls los seguían. El trio corrió hacia el otro lado del salón como si estuvieran ocultándose detrás de Sungjin. Los dos nuevos trolls lanzaron sus garrotes hacia Sungjin.

‘Woosh’

El garrote golpeó el aire, y el hombre negro cerró los ojos por instinto. Cuando los abrió, cada uno de los trolls había perdido un brazo.

“Grrrr.”

El problema eran los primeros dos trolls. Debido a los nuevos, los primeros dos tuvieron el tiempo para regenerarse. Sungjin, quien se mantuvo indiferente hasta ahora, dejó salir sus primeras palabras de frustración.

“Maldición, no tengo tiempo para esto…”

El policía negro se dio cuenta de algo por su expresión. Juzgando por su habilidad, Sungjin ganaría contra los cuatro trolls indiscutiblemente. Pero tomaría bastante tiempo ya que los cuatro se turnarían para regenerarse.

El hombre negro metió su mano en el bolsillo y sacó un paquete. Era la Ceniza de Salamandra que había comprado por obligación. La esparció en su garrote y la extendió uniformemente con sus manos.

‘Foof’

Su garrote se iluminó en llamas. Se acercó a Sungjin y le dijo.

“Por favor, inmovilízalos. Los acabaré.”

Sungjin rápidamente cortó a los trolls. En un momento, sus brazos fueron cortados desde los codos, y luego el tendón bajo sus rodillas. Los trolls que perdieron sus brazos y piernas cayeron al suelo y se golpearon.

El policía tomó su garrote llameante y golpeó a los trolls en sus rodillas. El fuego quemó la herida y evitó que se regeneraran. Dentro de unos momentos, los trolls fueron eliminados.

Una vez mató a todos los trolls, Sungjin no perdió tiempo y le preguntó al cubo.

“… Operador, ¿cuánto tiempo queda?”

[Volverás al Salón del Cazador en 10 minutos y 7 segundos.]

Ya había perdido más de 1 minuto. Tenía que encontrar y matar al jefe oculto en ese tiempo.

___

 

BryanSSC: Vaya vaya… el jefazo no duró nada, son más duros los trolls por esa rotísima regeneración xD ahora sigue el jefazo oculto xD sin duda tiene que durar más.

 

Trad. BryanSSC

Editor Lykanos

 

Anterior ÍndiceSiguiente

Índice