Tower of Karma 8 (sin editar)

Tower of Karma

Capítulo 8: La Caída de Raconia (sin editar)

(Shiku: Habrás más caps, tengo unos cuantos en traducción, esperen pacientemente, la próxima vez subire más de 3, academia, una vez termine este “pack” de tower of karma, traducire como loco durante un tiempo. Estuve sin internet y no pude empezar a traducirlos todos, solos los que ya tenía :/) 

***********************************************************************

“¡William-san! ¡Buenos dias!”

“…Ya tienes tanta energía siendo tan temprano. Buenos días”

Karl miró a William, quien tenía una expresión molesta en su cara, con ojos centelleantes.

“Oh, ¿así que os conoceís? Entonces, cuida de él”

“¿¡Qu-!? ¡Pero!”

Debido al repentino arreglo, William dejó escapar alguna palabras

“¿Hm? ¿Quieres responder, extranjero?”

Siendo mirado así, William se estremeció. El otro hombre era su superior, y además un ciudadano de segunda clase. Había muchas razones por la que no podía responder.

“No, entiendo. Vamos Karl, el lugar en el que estamos estacionados es en aquella dirección.

“Ah, ¡Si!”

El superior les observó mientras William y Karl se marchaban.

William y Karl llegaron a la posición en la que fueron asignados. Era una de los pisos altos del fuerte, tras los arqueros. Uno podía ver en la distancia al enemigo preparándose en formaciones fuera del fuerte, justo como siempre. Exactamente como las veces previas, el ataque iba de acuerdo al programa.

“Tienes mala suerte. Tener que pegarte con un tipo odioso como yo”

Quizás por lo aburrido que estaba William, le habló a Karl. Karl siendo afligido por la presión del silencio, dándose cuenta de que le habían hablado, su cara se ilumino. Habiendo sido hablado, Karl decidió probar las aguas y preguntar.

“William-san, ¿No le caes bien al resto?”

(Shiku: No se si en latinoamerica se usa, “caer bien/mal” para indicar cuando una persona te gusta como amigo, pero es un conocido y te gustaría tener una amistad con esa dicha persona, entonces, ese me “cae bien” A mi me caen bien la gente que me da galletas Cough)

Karl le miraba desconcertado. Parecía que no entendía lo que le había dicho William antes.

“Si. Eso es porque desconocía el alcancé que tenía desde un principio”

Karl incline su cabeza hacía el lado, sin entender de que hablaba William.

“No, quizás simplemente es eso….simplemente no esperaba que habría tantos soldados así. También subestime la envidia humana”

(Shiku: Vamos que le tienen envidia)

Moviendo sus ojos del boquiabierto Karl, William miró el exterior del fuerte. Hoy no era una batalla en el campo, sino, una defensiva, una en la que te encerrarías en el interior de tu castillo y lucharías. William observaba el ejercito que se acercaba a Raconia.

(Shiku: Raconia suena a algún tipo de carne rica….*babea*)

“Hm, lo de siem….¿No son demasiados?

Los gritos de batalla resonaban a través del fuerte. Y en respuesta, los alrededores del castillo comenzaron a moverse.

“Más que el dicho cuantos más tienen, el dicho cuantas “veces” más tienen encajaría mejor”

Como siempre, el sonido de la guerra resonó. El ánimo ocioso fue arrancando del fuerte de Raconia.

Karl no podia mantener su espalda derecho debido al miedo. SU primera batalla fue ayer, y simplemente fue una pequeña escalamuza. Comparado al ejercito que enfrentaban hoy, había sido una batalla a pequeña escala.

“Tienes suerte, Karl-kun”…

Karl miró a William. La expresión en su cara….

“Porfin vas a poder saborear una batalla. Rebosaras con ello”

Era una sonrisa horripilante

Hoy, acaba la tranquilidad de Raconia.

La batalla comenzó. El campo de batalla estaba lleno de cadáveres. Ya no había muchas tropas permaneciendo enfrente del fuerte de Raconia. Había muchos lugares con escaleras que permitieron la invasión de las tropas enemigas. Cosas como en que escuadras estabas o cual era tu posición ya no importaban más. Era una clara derrota. No era nada más que una batalla ya perdida.

“No está tan mal”

Con una sonrisa en su cara William cortaba los enemigos invasores. Compararle con Karl era como comparar un bebe con un adulto; Había tanta diferencia que incluso compararlos era presuntuoso .

“Está bien justo así. Si, ¡esto es lo mejor!”

William clavaba relajadamente su espada en las aberturas de las armaduras de los enemigos. Desgarrando sus gargantas, la espada hacía sonido al cortar por el viento. Siendo privados de sus gargantas, ni siquiera permitía que gritaran.

“Soy realmente suertudo”

William pateó con toda su fuerza la cabeza de un enemigo que escalaba hacía el fuerte. Miró la escena de varías personas cayendo juntos de la escalera uno tras otro con una sonrisa.

“Ahora entonces, se supone que debo permanecer cortandolos hasta que den una orden de retirada”

Saltando en la multitud caótica formada de ambas fuerzas luchando, William asesinaba a los soldados enemigos. Evadiría los ataques cuando era necesario, y a veces usaba a sus aliados como escudos. Ese estilo de lucha que carecía de aberturas venía de un concepto distinto de la idea de batallas en rangos y formaciones.

“”No soy como vosotros, ¡panda de gusanos! Mi compañero de práctica es grande como un puto gorila de los que verías en un circo. Además, no soy como vosotros que os manteneís blandiendo la espada como retrasados. Yo usé mi cabeza y entrené el cuerpo con los resultados en mente. Para empezar, en este mundo vivo diferente de vosotros, basura descerebrada inútil que es más baja que los insectos””

Como se esperaba, no hay forma de que William pudiera decir esos pensamientos. Una vez los dejo salir, no pudo contenerse de nuevo.

“”Hm, oh, ¿No sigue aun vivo Karl-kun? Bueno, parece que está apuntó de morir””

Karl blandía su espada desesperadamente, pero era obvio que sus movimientos eran los de un amateur. Los soldados enemigos no eran una gran amenaza por si mismos tampoco, pero a pesar de eso, Karl todavía era tan débil hasta el punto de que morir solo era una cuestión de tiempo para él.

“¡Ayu-ayuda!”

Pedía ayuda a su alrededores, pero como se esperaba, nadie reacciona a sus gritos. No tenían tiempo libre como para pagarle atención. Todos estaban concentrados en matenerse vivos. Como nadie reaccionaba a sus suplicas, la lanza del enemigo rozó su mejilla derecha. Karl cayó empapado en su pis. Justo al borde de su muerte….

“Alg-alguien”

En ese instante, los ojos de William y Karl se encontraron. Solo fue un instante; un encuentro momentario.

(Shiku: Esta frase suena la que verias en un Yaoi)

“”Como si alguien fuera a ayudarte. Después de todo, viviste una vida feliz, ¿no? Tienes una familia, comida caliente, una suave cama donde donde dormir, y además, y además….”

William movió sus ojos de Karl. Esto era equivalente como una sentencia de muerte para Karl.

“¡Mueeeeere!

El soldado enemigo, uno de Ostoberg, también arriesgaba su vida. El seguramente tendría familia. Una familia que se supone que ama y protege. Él estaba luchando para….defender su familia”

“¿¡Eeeeehhhhhh!?”

La lanza fue lanzada por los aires. No fue solo la lanza. El brazo que la agarraba también salió volando y la sangre se dispersó por el lugar. El roció de sangre cubrió la visión del soldado. No entendió que le acaba de pasar, no tuvo el tiempo para figurarse que había pasado, pero….

“Muere”

Entendió que iba a morir.

Su cabeza voló. Para que la sangre que brotaba del cuello no les cayera encima, William pateó el cadáver descabezado lejos de ellos.

“¿Qué….estoy haciendo?”

(Shiku: Jum jum, Karl, tu suerte roza el límite del protagonista de una novela Xianxia)

William no podía creer que estaba hacienda. Su mano temblaba, no estaba temblando porque hubiera matado a alguien, sino por que salvo a otra persona. Salvo un humano que no tenia ninguna relación con él. Salvó al joven que parecía afortunado, de ser feliz, y que su carácter no encajaba en este lugar de guerra. No podía creerlo.

(Shiku: Wow, Al/William, tiene algo de humanidad dentro, imagino que venció a un invasor, solo aquellos que jueguen Dark Soul entenderán el “chiste”)

“”Por un instante. Solo por instante, la cara de ese hombre se sobrepuso sobre su cara. Ese chico mimado pelirojo””

El joven pelirojo que había matado con sus propias manos. El hombre de quien robo su existencia. Ahí estaba su cara; con una expresión llena de resentimiento, le sonreía y llamaba por el, murmurando el nombre de “Norman”

“Ah, aaahh, ¡William!”

Siendo superado por sus emociones, Karl comenzó a llorar, se aferró a William y lloró, incluso olvido añadir honoríficos, continuó murmurando palabras de gratitud. William miro a Karl fríamente.

“No fue para tanto…¿Puedes levantarte?”

William extendió su mano sin mirar a los ojos de Karl. No había forma de que dejara que viera la expresión que estaba haciendo. No podía dejarle verla a nadie, ni siquiera a Kail o Havella.

“Gracias, William…..Ah, -san”

Recordando añadir el “-san” en el último momento, lo añadió forzosamente al final.

“Puedes llamarme simplemente William. Deberías prepararte para abandoner este lugar pronto”

“Eh, ¿pero esta bien abandoner nuestra posición?”

William mató casualmente varios soldados que se acercaban de un solo barrido, y entonces, giro sus ojos a Karl. Su expresión volvió a su calma habitual. Ya no estaba viendo la ilusión de “si mismo”.

(Shiku: Se refiere al verdadero William)

“No esta bien, es solo que todo el que te reprocharía por ello ya esta muerto”

William recordó como usó a su superior como escudo para escapar de una pica enemiga hace unos instantes. Admitía que era algo que había hecho en el calor del momento, pero había sido necesario.

“”Para empezar, lo más importante para mí en esta batalla perdida es matar a cuantos oficiales superiores me sea posible. Aquellos aun con vida….Solo necesito que mueran los suficientes para que me asciendan automáticamente.

Dejarse llevar y morir en una batalla ya perdida era el epitome de la idiotez

“Bueno, este tipo debe tener sus usos. Acabaré perdiendo mi motivación para protegerlo si no lo pienso de esa manera”

William miro la cara de Karl, la cual ahora tenía una expresión estúpida en ella, acaba de darse cuenta de que tan vergonzoso fue mojarse a si mismo y ahora estaba sonrojado. Actuaba bastante despreocupado incluso cuando estaban aun justo en el medio de la batalla.

“Vamos. Si no quieres morir, sigueme”

“¡S-si!”

Teniendo a karl siguiéndolo, William descendió del fuerte. Desde que querían escapar, era natural que tendrían que bajar y atravesar la puerta norte. Era muy obvio al ver como corrían. Debido a eso, su deserción podría convertirse en una carga innecesaria que tendrían que tratar más tarde.

“”Tengo que salir de aquí….No seré parte de la masacre de este lugar aburrido de mierda””

Mirando hacía atras, William suspiró

“”Ha, de verdad, ¿qué estoy hacienda?””

Detras suya estaba Karl, quien le seguía con ojos centelleantes.

Aquel día, el fuerte de Raconia cayó.

 

(Shiku: Me sentí tentando a llarmarle fuerte de Laconia xd)

 

 

Trad: Shiku

Editora: Galiza Sly

AnteriorÍndice Siguiente

Índice