The Dark King Capítulo 57: Derritiendo

“¡Esta cosa tiene características de ‘absorción de calor’! Esto demuestra que mi especulación anterior era correcta. Estos cadáveres son conducidos y controlados por él. Son inducidos por nuestra temperatura corporal. Es por eso que gradualmente se reúnen aquí. Dudian estaba revisando la información que había reunido: ““cott y el resto deberían atraer a más no-muertos, ya que su grupo produciría más calor en comparación con el nuestro. Además, hay un gran número de no-muertos y de ninguna manera fueron restos ignorados por los cazadores. ¡Lo más probable es que se habían mudado de otras regiones!”

Al pensar en esto Dudian frunció el ceño. Cerró los ojos para imaginar el mapa que Scott tenía. Había una zona gris cerca de la núm. 8. No había sido limpiadas. Había otras áreas coloreadas que eran el campo de caza para otros consorcios.

Concluyendo sus pensamientos, Dudian le dijo a Mason y Zach: “Nos ayudará a bajar la temperatura corporal. Pronto podremos deshacernos de estos no-muertos. Como ya no nos rastrean. Debido a que sólo tenemos tres de ellas significa que Sham no va a obtener ninguna por ahora. Tenemos que cazar otra y cavar la bola azul oscura de su cabeza. De esa manera tendremos bastantes bolas azul oscuro para cuatro para nosotros.”

Mason estaba alarmado: “¿¿Vamos a evitar ser rastreados por ellos si nosotros tenemos esto??

“¿Cómo podemos cazarlos? Son demasiado fuertes. No somos sus oponentes.” preguntó Zach.

Dudian sonrió y dijo: “Los humanos son los más fuertes porque somos buenos en la lucha, pero debido a la sabiduría que tenemos. No podemos luchar mano a mano con los no muertos, pero podemos usar nuestras mentes para matarlos fácilmente”.

“¿Es fácil?” preguntaron Zach y Mason aturdidos.

En tres años de entrenamiento duro se les enseñó cómo buscar presas en el desierto, así como en una variedad de entornos. Todo era cuestión de cómo buscar comida. Pero no se les enseñó cómo cazar, porque esa era la obra de los cazadores. Así que, aunque fueron entrenados, frente a problemas como enfrentar a los no muertos estaban en una desventaja. Pero en comparación con los otros niños, su falta de pánico ya era muy rara.

“La forma más fácil es usar fuego.” Dudian sonrió y dijo: “Primero encuentras algo de tela. Siempre y cuando el tejido se pueda encender. Mientras más, mejor. Voy a reemplazar Sham. Te daré diez minutos para encontrar y recoger la tela abajo en frente del edificio.”

Los ojos de Mason y Zach se iluminaron al adivinar lo que Dudian quería hacer. Rápidamente salieron de la habitación de manera separada para buscar en los diferentes pisos materiales combustibles.

Dudian subió a ver a Sham aun lanzando piedras incansablemente: “Debes descansar un rato, seguiré tirando las piedras”.

Sham respondió: “No. Trabajos como este, donde no se necesita poder intelectual, deben ser hechos por nosotros. Eres el único en el que podemos confiar para salir de este lugar.”

Dudian se echó a reír: “Mason y Zach están haciendo todo. Después de que todo esté listo podremos irnos. Sólo necesitamos el viento del este.”

“¿Qué quieres decir?” Sham estaba confundido.

Dudian sacudió la cabeza y dijo: “Nada. Estoy libre hasta que encuentren todo lo que pedí. Deberías subir las escaleras y traer algunas piedras. No vacíe este piso.” Él cogió una piedra del suelo. Miró a los no muertos errantes y encontró que el número de estos no-muertos había aumentado por unos pocos. Había un único no-muerto que se tambaleaba.

Dudian echa la piedra a otro lugar. Los no-muertos fueron llevados al otro lado del edificio debido al sonido emitido.

Diez minutos más tarde, Mason y Zach ya habían recogido materiales inflamables en un círculo en un espacio abierto frente al edificio. Dudian comenzó a lanzar piedras y vidrio cerca del círculo donde se reunían ropa y madera. El sonido resonó y llamó la atención del grupo de muertos vivientes. Se tambalearon hacia el círculo.

Debido a las anteriores instrucciones de Dudian, Mason comenzó a actuar cuando vio a los no muertos que venían. Estaba en el segundo piso. Encendió la antorcha y la arrojó al círculo. Encendió cinco antorchas. Cuatro de ellos caen sobre el círculo debido a la distancia cercana. La llama pronto se extendió por todo el círculo. La ropa y los muebles de madera podridos ardían juntos y pronto se convirtieron en un incendio.

Los no-muertos se acercaron al fuego, pero lo evitaron instintivamente. Sin embargo, comenzaron a caminar fuera del círculo de fuego.

Dudian estaba un poco desanimado al ver la escena. Tiró más piedras para atraer a los no muertos al fuego. Sin embargo, el sonido no fue capaz de atraerlos.

Dudian corrió escaleras abajo a toda prisa y gritó: “¡Quémenlos!”

Mason, Zach y Sham inmediatamente se pusieron a implementar el plan de repuesto preparado por Dudian en un caso como este. Era simple, ¡quemar a los no muertos! El plan fue hecho para que si los no muertos no entraban en el pozo de fuego. Ahora, el plan sólo sería útil.

Los tres recogieron rápidamente sábanas, edredones y mantas que se prepararon con antelación. Comenzaron a lanzarlos contra los no-muertos. A pesar de que no se vieron afectados por ellos, pero se cubrieron en sábanas, edredones o mantas. Estaban caminando alrededor de la hoguera para que las telas fueran encendidas por el fuego. Pronto sus cuerpos comenzaron a quemarse.

Dudian se sintió aliviado mientras miraba en silencio. Después de algún tiempo la llama se extinguió. Había cerca de una docena de no muertos que yacían junto a la hoguera. Pocos de los que habían evitado la llama habían huido a pocos cientos de metros de distancia y seguían avanzando.

Dudian arrojó piedras a la vez, las llevó a una distancia lejana. Él entonces dejó a Sham para substituirlo en continuar lanzando las rocas. Mason, Zach y Dudian bajaron las escaleras. Estaban listos para acercarse a los no-muertos cuando vieron a uno de ellos levantar un poco la mano. Se sorprendieron, ¿no lo quemó la llama?

“El cuerpo está carbonizado, pero la bola azul oscura todavía puede seguir controlándolos…” La cara de Dudian cambió. Le pidió a Mason y a Zach que arrojaran más telas combustibles y leña para que los quemaran más.

Siete u ocho minutos después, después de una cuidadosa observación de los no muertos, Dudian lanzó piedras sobre sus cuerpos. Se sintió aliviado al ver que no respondían a las piedras. Llevó a Mason y Zach con él y bajó hacia los cadáveres de los no muertos.

Sham llevaba a los no muertos lanzando piedras para que salieran fácilmente. Sus guantes fueron envueltos en tela para prevenir quemaduras en la piel. Después, les cortaron la cabeza.

Había un total de ocho cabezas que fueron traídas de nuevo al edificio. Dudian perforó la cabeza y vio que sus tejidos intracraneales se habían ablandado y casi estaban en estado líquido. La bola azul oscura en su cráneo se estaba derritiendo. Se había reducido del tamaño de un pulgar a una soja. Después de la fusión, el líquido era el mismo que el color translúcido del agua.
¿No puede manejar altas temperaturas? Dudian frunció el ceño.

Traductor: Lalo

Anterior Índice Siguiente

Índice