The Dark King Capítulo 25: Notas de Alquimia

A A A

Poco a poco, Dudian volvió a tocar el cadáver del anciano. Aunque había miedo en su corazón, no estaba tan nervioso como lo había estado antes. Buscó la túnica. Encontró dos objetos en la túnica arrugada.

Sacó el primer objeto y se levantó hacia el cielo para identificarlo bajo la luz estelar.

Era una pequeña hoz usada para encender el fuego.

El corazón de Dudian quedó gratamente sorprendido. Se esforzó por utilizar la fricción de la hoz de fuego para encender una pequeña antorcha. Pronto un pequeño fuego se encendió la oscuridad. Claramente vio el brazo fracturado del anciano desde el codo. Las costillas de su pecho estaban despedazadas y el resto estaba carbonizado.

El corazón de Dudian latía con rapidez. Confirmó que el pecho del anciano ya no ondulaba, así que se sintió mucho más aliviado. Había papeles esparcidos en el suelo, mientras que los pedazos de la tela que llevaba el viejo estaban desaparecidos debido a la explosión.

A medida que el fuego se hizo más grande, Dudian pudo ver la apariencia de la cámara después de la explosión. Todo tipo de equipo fue mandado a la tierra y dañado. Algunas de las cosas estaban enterradas bajo la arena que había fluido desde el exterior. Miró la ballesta a la que se le había roto el cordón. Obviamente, ya no se podía usar.

La mente de Dudian estaba en angustia. Preparaba fuego para quemar por completo la cámara subterránea. De repente, vio unos cuantos libros al otro lado de la cámara. Se acercó a la estantería y el primer libro que llamó su atención fue llamado “Alquimia de la Vida”.
Además de “Alquimia de la Vida”, había varios libros de alquimia. Había un pequeño manual sin ningún nombre impreso en él. Lo tomó y lo abrió.

“¿Notas de Alquimia?” Dudian se sorprendió. Revisó el contenido del manual. En realidad, era el diario de la alquimia del viejo.

“Calendario de pared gigante. Año 287. La temporada de nieve negra.”

“El experimento de hoy está avanzando sin contratiempos. Lo suficientemente seguro como para crear vida, tengo que usar a los humanos como materiales experimentales. El problema es cómo encontrar el material perfecto…”

Dudian pasó las páginas, había algunos registros del proceso experimental y otros eventos. No miró en profundidad, sino que lo escondió debajo de su ropa. En cuanto a la “Alquimia de la Vida” y los otros libros, simplemente pasó por alto. Aunque los libros tenían títulos de resonancia impresionantes, pero todos dan la sensación de libros de biología de nivel primario.

No tomó estos libros porque eran demasiado gruesos. Sería difícil de ocultar y serían fácilmente expuestos. De las acciones del anciano él sabía que la alquimia en este mundo no tenía una buena reputación. O bien no se escondería en este desierto para hacer experimentos en secreto.

Dudian rasgó los libros, los arrojó sobre las llamas y alimentó el fuego. Lanzó el resto de los libros sobre el cuerpo del anciano. Más tarde, encontró el aceite, que cayó al suelo, y vertió el aceite en el cadáver del anciano. El primer pensamiento en su mente fue destruir todo.

Mientras el fuego se extendía, Dudian subió a la escalera de madera de la que había rodado anteriormente. Salió y miró de nuevo al agujero. De la brecha podía ver vagamente el reflejo del fuego. Por un momento, sintió una melancolía. Suspiró, se volvió y corrió por el camino hacia su campamento.

Volvió a ver el pozo de fuego todavía ardiendo, pero no pudo encontrar a Mason y a los otros dos.

Dudian se negó a sentarse y descansar, arrastró su cuerpo agotado por el suelo levantando la vista. Pronto vio rastros de tracción, e inmediatamente siguió las marcas de arena. En un distante vio una sombra moviéndose.

A medida que se acercaba, vio a Zach arrastrando a Mason y Sham.

“¿No estaba afectado?” Dudian estaba confundido. Entonces pensó de nuevo. Zach siempre había sido un personaje cauteloso. Lo más probable es que él jugó a la zarigüeya (fingía estar muerto) de la misma manera que Dudian también lo había hecho.

El corazón de Dudian se calentó al ver a Zach luchando por arrastrar a Sham y Mason. Ató las Motas de Alquimia a su pierna con un cinturón y fue después tras Zach.

“¿Quién?” Zach saltó de miedo al escuchar los sonidos. Lanzó a Sham y Mason y se inclinó nerviosamente para agarrar la arena.

“Soy yo”, dijo Dudian.

Zach oyó la voz de Dudian. Se sorprendió, “¿Vuelves? ¿Estás bien? ¿Qué le pasó a ese monstruo?”

Al oír esto, Dudian comprendió que Zach lo había observado en secreto y al viejo mientras luchaban. Además, había visto la mutación: “Tengo suerte de huir. Deberíamos irnos rápidamente.” Agarró el brazo de Mason y lo vio respirar todavía. Se sintió aliviado al saber que la niebla verde no era una toxina letal.

El rostro de Zach se puso blanco por miedo. No pudo evitar mirar a Dudian como si el monstruo los contemplara desde la oscuridad. Se estremeció y agarró el Sham y dijo con prisa, “Corre …

“¡Que no nos vuelva a atrapar!”

Dudian arrastró a Sham mientras se arrastraba por la espalda. El agua era suficiente en ese lugar. Aunque el anciano estaba muerto, pero no había garantía de que no hubiera otros alquimistas que vinieran a visitar el agujero de riego. Cuando encuentren la siguiente fuente de agua, al menos tendría más experiencia.


Media hora después.

Por encima de la cámara secreta del viejo, pocas sombras aparecieron. El más corto sacó una pequeña lámpara de aceite y encendió el fuego. Miró a través de la abertura hacia la cámara. Vio fuego ardiendo dentro del desordenado cuarto.

“Ha sido asesinado.” Una de las sombras dijo, una figura elegante parecía ver lo que había sucedido.

Su voz estaba llena de frío mientras continuaba: “El cadáver está arruinado. La guarida está quemada. Parecía que no querían dejar huella alguna.”

“Estas bestias y sus métodos viciosos. Ellos son realmente los apóstoles del diablo.” Otra figura corpulenta dijo sombríamente.

“Los alquimistas han vendido sus almas al demonio”, dijo, “para alcanzar el poder del diablo a toda costa. Matarse unos a otros no es nada para ellos. Pero no deben luchar entre ellos sin ninguna razón. Creo que había algo muy importante que los hizo luchar entre sí. Sería mejor que hubiéramos llegado antes.

“¡Mira allí! ¿Qué tipo de fuerza fue liberada aquí podría destruirla instantáneamente?” La figura graciosa anterior estaba apuntando dentro de la cámara quemada, y la brecha colapsada, y agregó, “Parece que estos alquimistas tienen un terrible poder demoníaco.”

Traductor: Lalo

Anterior Índice Siguiente

Índice