The Dark King Capítulo 20: Alquimista

En este momento, una sombra gris brilló por Mason y golpeó a la serpiente sobre la arena.

“¡Corre!” Gruñó Dudian.

Mason se recuperó y huyó a toda prisa.

Dudian miró a la serpiente que empezó a girar su cuerpo hacia él. Se volvió para huir lo más rápido posible. Su chaqueta estaba fuertemente envuelta alrededor de su mano. Anteriormente golpeó a la serpiente gracias a la ayuda de la chaqueta que protegía su mano de posiblemente mordida por la serpiente.

¡Sou! (Supongo que es el sonido hecho al pasar Mason)

Dudian rápidamente adelantó a Mason y se dirigió al frente. En el entrenamiento de resistencia sus resultados fueron los mejores en comparación con sus compañeros de dormitorio.

Después de huir unos cuantos cientos de metros, Dudian miró hacia atrás, pero vio que Mason y el resto seguían con él. No había ningún rastro de la serpiente, probablemente debería haber comprendido que no pudo cazarlos, por lo que renunció decididamente a ellos. Después de todo, en un ambiente tan duro incluso los animales trataban de evitar el consumo inútil de energía mientras cazaban las presas.

Dudian se sintió aliviado y dijo: “Deja de correr. Ha dejado de perseguirnos.

Mason, Zach y Sham miraron hacia atrás y notaron que la serpiente había dejado de perseguirlos. Al siguiente momento se sintieron profundamente cansados, con la garganta seca. Estaban sedientos y el clima era terriblemente caliente. “Me asustó.” Zach tenía un miedo persistente mientras le daba palmaditas en el pecho.

“Tomemos un descanso, estoy agotado”, Sham respiró rápidamente mientras jadeaba.

Mason oyó las palabras de los dos, de pronto miró al Dudian. Él asintió ligeramente a Dudian y dijo: “Dean, esta vez me salvaste la vida, después de lo que……”

“No hables.” Dudian le dio unas palmaditas en el hombro, “Ahorra tu energía. Zach, fingir que no vamos a parar. Es posible que la serpiente continúe alcanzándonos mientras nos arrastrábamos bajo la arena. No sabemos si estamos fuera de su rango de caza. Además, se está haciendo tarde. Debemos encontrar agua tan pronto como sea posible, de lo contrario será muy difícil pasar esta noche.” Entonces, continuó dirigiendo el camino en frente.
Mason miró a Zach y Sham. Sacudió la cabeza a derecha e izquierda en desaprobación y siguió a Dudian.

Zach y Sham se miraron. Recordando su vacilación en la situación anterior, inclinaron la cabeza sin decir nada y siguieron a Dudian.

Dudian y la tripulación continuaron caminando hacia el oeste. Todo lo que vieron en el camino fue arena y terrones secos. Excepto Dudian, otros tres no podían dejar de preguntarse, si iban en otro directo que sería capaz de encontrar agua.

Sin embargo, por la insistencia de Dudian, no cambiaron la dirección.

Al anochecer, avanzaban con un ritmo más lento que una tortuga. Sus cuerpos sudaban, estaban cansados, sus rostros estaban bronceados.

“¡Lo encontré!”, Resonó el sonido de Dudian.

Las caras de Mason, Zach y Sham estaban tan entumecidas como cadáveres. Sin embargo, tan pronto como oyeron la voz de Dudian, la esperanza salió de sus ojos secos.

“¿Dónde?” preguntó Mason a toda prisa.

Dudian levantó la mano y señaló con su dedo índice. Había una pequeña pendiente delante. No muy lejos de la ladera, había césped verde seco y cactus, que eran plantas comunes del desierto.

“¡Plantas, plantas!”, Gritaban emocionados.

El rostro de Dudian también formó una sonrisa y dijo: “¡Si hay plantas, entonces debe haber agua!” Todos corrieron hacia las plantas al mismo tiempo, pero Dudian les advirtió: “Tengan cuidado, puede haber algo escondido aquí”.

Mason y otros dos miraron nerviosamente.

No pasó mucho tiempo antes de que Dudian comenzara a cavar la arena húmeda bajo la hierba verde. Después de excavar la arena a la profundidad de un metro, finalmente llegaron a ver agua. Era pequeño y mezclado con arena.

“Está sucio. ¿Cómo podemos beberlo?” Mason y otros dos estaban atónitos.
Dudian no habló. Colocó la chaqueta que solía utilizar para golpear a la serpiente en el suelo. Usó ambas manos para recoger el agua que se mezclaba con arena y se vertió en la chaqueta. Luego, retorció la chaqueta lo más fuerte que pudo. Sabía que la chaqueta estaba hecha de lana. Así que lo usó para filtrar el agua. Mientras seguía apretando el abrigo, el agua limpia empezó a fluir.

Sentían sed durante todo el día. Este agua simple y filtrada sabía tan delicioso como el néctar celestial para ellos.

Dudian bebió unos cuantos bocados de agua. Él no continuó a beber más, pero se mojó los labios con agua, y luego subió, dijo: “No beban demasiado. Es más que adecuado si se cumple el consumo básico del cuerpo.”

Había admiración en los ojos de Mason y otros dos niños.

“Esta hierba es comestible.” Dudian sacó la hierba verde. Amasó las raíces de la hierba de la tierra húmeda. Más tarde, los rompió. No hubo salida de jugo de color, así que inmediatamente lo mordió y masticó suavemente. Un débil sabor dulce se difundió de las raíces de la hierba y llenó su boca. Era un poco espasmódico, pero masticó cuidadosamente y luego lo tragó.

Los otros tres vieron a Dudian y rompieron la hierba para comer.

Tan amargo.

“¿Es tan difícil de comer!”

Zach y Sham estaban descontentos con el sabor, pero todavía masticaban y tragaban la hierba.
Dudian miró al cielo y dijo: “Esta noche deberíamos dormir aquí. Deberíamos recoger algo de madera seca para hacer que el fuego durara toda la noche. Además, uno de nosotros debe permanecer en guardia durante toda la noche. Vamos a elegir al que debe estar de guardia esta noche de inmediato para que pueda dormir inmediatamente.”

“Me ofrezco a estar de guardia esta noche”, dijo Mason. “Si te vas a dormir, no sabremos qué hacer.”
Dudian asintió con la cabeza, “Entonces ve y descansa. Zach, ve y recoge madera seca. Sham, ven conmigo para construir un refugio, vamos a encontrar algunas piedras.” Con su liderazgo, todos ellos comenzaron a ponerse ocupados con sus trabajos asignados.


Fuera del desierto, había un pub solitario.

Debido a la erosión del desierto, el pub estaba a medio correr. Las puertas y ventanas han sido remendadas repetidamente con madera. Justo en este momento, un hombre y una mujer estaban sentados en el bar, bebiendo cerveza de trigo helada.

“Trescientas sesenta personas deben ser evaluadas. ¿Cuántos pueden permanecer vivos esta noche?” Preguntó Kris mientras ella estaba usando la daga para tocar suavemente el hielo dentro de las tazas de madera.

Tobu indiferente sonrió y dijo: “Absolutamente más de lo que piensas.”

Kris alzó las cejas en tono burlón: “¿Quieres hacer una apuesta?”

“¿Estamos jugando?” Tobu mostró interés.

“Cuántas personas pueden permanecer vivas después de diez días” puntuó Kris entrecerrando los ojos. “Apuesto a doscientos niños.”
Tobu sonríe y responde: “Apuesto a trescientos estudiantes”

“¿Oh?” Kris lo miró con los ojos entrecerrados. “Parece que tienes confianza en tus estudiantes. Pero esta vez perderás.”

Tobu sorbió la cerveza de la taza y luego preguntó: “¿Por qué?”

“Haha……” Kris cubrió sus labios con su mano y dijo: “¿No sabías? este desierto solía ser parte de un territorio de la familia Ryan hace una década. Era una de las seis familias más prósperas del distrito comercial. Desafortunadamente, fueron destruidas por un alquimista malvado. La cosa es no sólo la familia fue destruida sus territorios sufrieron la desertificación completa por las fuerzas malvadas del alquimista.”

“Eso fue hace diez años, lo sé, porque yo estaba allí.” Tobu respondió.

Kris soltó una risita y continuó: “Pero no sabes que ese malvado alquimista que más tarde fue asesinado por la Santa Iglesia dejó algunas cosas en este maldito desierto. Ahora hay otros alquimistas malvados que se reúnen tranquilamente aquí. La cosa es que la Santa Iglesia ha visto a través de sus pequeños trucos y sabe de todo.”

La expresión de la cara de Tobu cambió repentinamente, “¡¿Qué exactamente quieres decir?!”

“La Santa Iglesia está lista para acabar con los alquimistas malvados que residen aquí. Pero el problema es que están muy bien ocultos. Si la iglesia envía a un caballero brillante encima, las sospechas serán levantadas. Por lo tanto, para atraer a esas ratas fuera de sus nidos se hizo otro plan. Se hizo a propósito que el lugar del examen Carroñero se trasladó a aquí. Estos niños serán utilizados como cebo para atraerlos. Además, creo que los alquimistas caerán en este esquema, ¡ya que no van a tratar de perder la oportunidad que se encuentra frente a ellos!” Dijo Kris con una sonrisa.

Traductor: Lalo

Anterior Índice Siguiente

Índice