Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 1: La [Mina] y Rorono

(Lalo: sep, un capítulo genial, porque se lo dedicaron a mi niña)

Confirmé el contenido de la carta que venía del señor feudal de una ciudad vecina.

El fraseo era excesivamente dominante, pero el contenido escrito era bastante fácil de seguir.

Para resumir:

Debe haber sido triste vivir en una tierra salvaje donde la influencia del imperio no llegó. Sin embargo, regocijense y no desesperen porque Su Majestad es benevolente; si nos muestra su sinceridad, Su Majestad le permitirá estar bajo la protección del imperio. En el ínterin, los soldados cuya tarea es examinar el estado real de las cosas serán enviados tres días más tarde y por lo tanto se espera que prepare una adecuada bienvenida para ellos. (Lalo: unos 500 obuses de 180 mm, unas 400 minigun y misiles, algo leve)

Es una manera tan condescendiente de escribir.

La carta no estaba equivocada.

Avalon era de hecho una ciudad construida en una tierra bajo el dominio de monstruos y por lo tanto no estaba bajo el gobierno de ningún país y estaban bajo la constante amenaza de ataques de monstruos. Dicho de otra manera, no teníamos un patrocinador que nos apoyara. No habría sido sorprendente ser atacados por cualquier país.

Ahí fue donde entró la “protección”. Tal vez no hubiera sonado tan mal, sólo que se había descompuesto y simplificado.

“Aceptar esto significará que los soldados estarán permanentemente estacionados aquí y estaremos esencialmente bajo la regla del imperio. Nos harán seguir sus políticas. A cambio de su “protección”, se espera que entreguemos dinero y recursos.” (Lalo: les entrego sus soldados como comida para perros, y si quieren)

En general, tendríamos que pagar un impuesto que el imperio determinó unilateralmente y también representará la mayor parte de nuestros productos.

El impacto en las pequeñas empresas sería significativo de manera negativa. Aparte de imponer impuestos separados a las empresas más pequeñas, esta propuesta nos hará perder incluso la capacidad de conceder libremente a estas empresas el derecho a conducir sus negocios.

Probablemente, incluso las manzanas y las armas enanas se nos exigirían como ofrendas adicionales.

Además, seríamos los que asumiríamos los gastos de los soldados que estarían permanentemente estacionados aquí. El comportamiento de esos soldados también afectaría negativamente a los demás ciudadanos.

“Bueno, esto es bastante tolerable.” (Lalo: como una patada en las bolas)

Si pudiéramos concluir pacíficamente las cosas con todo esto, pensé que no me importaría estar en silencio.

Si lo rechazaba, podíamos enfrentarnos a un número desconocido de seres llamados héroes. Algunos de estos héroes podrían ser de un país vecino, enviados para ayudar a ayudar al imperio. Aparte de la amenaza de los héroes, también me gustaría evitar el riesgo de ser atacado por otros señores demonios justo cuando nos cansamos de nuestra lucha con los humanos.

Puesto que sólo podíamos rebelarnos después de que la operación de Avalon se hubiera estabilizado y hubiera ganado suficiente fuerza de combate, pretender tener una lealtad al imperio no era tan malo.

Por supuesto, yo todavía tenía la intención de negociar mejores condiciones para nosotros, pero si durante todo el asunto, una línea que yo iba a determinar de antemano se cruzara, ni siquiera esa lealtad temporal pasaría y una demostración de fuerza no podría ser evitada.

Tal vez incluso llegaríamos a ser los gobernantes de la ciudad vecina.

Decidí que, por el momento, debería consultar con Wight, de cualquier forma; ese tipo es un tipo completo que bendice incluso con un sentido político. (Lalo: ha de estar como ingeniero al final de la chamba, con alcohol por sangre, jajajajajajajaja)

… no, es mejor hacerlo mañana; esta noche probablemente no es un buen momento para él, pensé mientras guardaba la carta.

Llegó la mañana siguiente y me desperté en mi cama.

Sentí algo suave y cálido en mi brazo izquierdo. Descubrí que era Kuina abrazando mi brazo izquierdo firmemente. Teniendo en cuenta que estaba vestida con su pijama favorito encantador, mientras que también muestra una cara indefensa dormir, se veía completamente como un ángel. (Lalo: ña, esa no me importa, pero no tocar, es de Procell)

Inconscientemente rocé su cara. Al hacerlo, aún dormida, su expresión facial se relajó.

Con sólo verla así, mi voluntad de soportar y trabajar todo el día fue renovada.

“Maestro, Kuina, despierten. Tenemos planes de ir a las minas esta mañana.”

Rorono entró en mi habitación. (Lalo: esta si me interesa, tan linda, esa tóquenla y no salen libres de madrazos)

“Gracias por venir a despertarnos, Rorono.”

“Mhm. El desayuno ya está preparado.”

Rorono miró con ligera envidia a Kuina, que seguía abrazando mi brazo izquierdo.

Hasta hace poco, todos dormíamos juntos en una cama, pero debido a las varias ocasiones en que alguien fue expulsada de la cama por Kuina mientras se dormía, un sistema cambiante ahora estaba en su lugar para determinar quién podía dormir a mi lado. La noche anterior era el turno de Kuina, la noche siguiente sería de Aura y la noche siguiente sería la de Rorono. Tengo que mimar a Rorono tanto como quiera en su turno.

Dormir juntos con todo el mundo a la vez era genial, pero dormir con una diferente cada noche era mejor. De esta manera, fui capaz de confirmar los encantos individuales de cada una y distintos. (Lalo: me suena a que tengo que castrar a Procell…)

“Gracias, como siempre, Rorono.”

“Mhm. Soy un enano, siempre y cuando esté haciendo algo, ya sea comida, armas o ropa, me encanta.”

Según ella, ella estaba aumentando su repertorio de cocinas que podía hacer a través del libro de cocina que hice con [Creación]. (Lalo: que liiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiinda)

El sabor no estaba a la altura de un profesional, pero la cocina casera de mi hija siempre traería alegría a mí.

“Entonces vamos. Aunque antes de eso, tenemos que despertar a Kuina primero, ¿eh?”

Y así, empujé la mejilla blanda de Kuina. Era suave, moderadamente elástica y aparentemente adictiva.

Después de un rato de golpear su mejilla, Kuina abrió los ojos.

“Oto-san, buenos días. Hmm, el olor de Oto-san.”

Kuina soltó mi brazo izquierdo, pero sólo para saltar sobre mi pecho donde ella presionó su mejilla.

“Eres una niña tan mimada, ¿verdad? No puede ser ayudada entonces.”

No tenía corazón para arrancar a Kuina, así que me puse de pie con ella todavía aferrada a mí y se trasladé a la cocina donde Aura nos estaba esperando. (Lalo: aún extraño cuando Aura violaba a abrazos a esa zorrita)

Después de terminar nuestro desayuno, me dirigí hacia el área de la [Mina] con Rorono.

Kuina dijo que visitará la tienda atendida por los zorros mitológicos, mientras que Aura dijo que iba a cuidar de una nueva fruta.

El área de la [Mina] era un secreto, así que fuimos allí siendo consciente de no ser vistos por el público. Saludé a los golems vigilando la frontera de las salas de las mazmorras y luego entré.

Un aspecto de la Mina era que era muy ancha. En la parte frontal estaban los minerales duros, mientras que en la parte trasera estaban las piscinas de lava.

“¿Cómo es? ¿Ha cambiado algo desde la última vez que hemos estado aquí?”

“Mhm. Se produjo un movimiento de la corteza a gran escala. Yo no sabría las cifras exactas a menos que examinar muy profundo con mi sonar, pero parece que podemos esperar buenos resultados. Esta Mina ciertamente ha crecido.”

“He subido de nivel mucho y he conseguido volverme más fuerte así que sí. Además, he completado mis [Monstruos del Pacto]. Incluso ahora, puedo sentir tu poder fluyendo en mí.”

Normalmente ajustamos el tiempo y el nivel en la [Caverna Carmesí]. Sin embargo, puesto que los monstruos de la [Caverna Carmesí] estaban ahora en peligro de extinción, habíamos elegido cazar solamente los que salían de los [Maelstroms].

Debido a eso, la cantidad de puntos de experiencia que ganaba en un día era limitado.

Sin embargo, gracias a los muchos monstruos de rango y nivel altos con los que luchamos en la anterior [Guerra], yo me había nivelado mucho.

Además, el completar de mis [Monstruos del Pacto] también fue un gran impulso. La fuerza de un Señor Demonio crecía en proporción a su fuerza de sus [Monstruos del Pacto] después de todo.

Por último, pensé, me puedo llamar un verdadero Señor Demonio.

“Estoy contento de que el amo se fortaleciera. No sólo por el poder de la [Mina], sino también por su seguridad………. Voy a comenzar a examinar el terreno, entonces. [Resonancia mineral].”

Rorono puso sus manos en el suelo y usó la magia de tierra.

Al enviar energía mágica de una longitud de onda especial al suelo, podía examinar cualquier mineral que estuviera allí. Era como magia. (Lalo: no me digas, pendejo)

Y usando esta magia, ella podría identificar los mejores puntos de minería y lo que podría ser excavado de ella.

El alcance efectivo de la magia era de 500 metros de radio, que por supuesto incluía el subsuelo. Mientras tanto, el tamaño más grande de una [Mina] era 2Km por 2Km. Así que para inspeccionar la [Mina] en su totalidad, tendríamos que usar esta magia varias veces en diferentes lugares.

“¿Cómo está, Rorono?”

“Mithril y oro se pueden obtener de este lugar. No hay orihalcum, pero los depósitos de mithril aquí han aumentado, así que esto es una buena noticia.”

“Está bien, en el siguiente punto, entonces. Si el aumento de mithril en la tierra es alguna indicación estamos obligados a encontrar orihalcum pronto.”

Rorono asintió con la cabeza en mi declaración con su habitual rostro inexpresivo. Sin embargo, tan ligeramente, las comisuras de su boca se alzaron. Ella debe haber estado emocionada por poner sus manos en buenos materiales; buenas materias primas eran indispensables para los herreros después de todo.

Así continuamos inspeccionando diferentes puntos. Y entonces…

“Padre, aquí. ¡Orihalcum se puede extraer aquí! ¡Con esto, las cosas que podemos hacer aumentarán!”

Ella me informó emocionada. (Lalo: que cosita tan linda)

Estaba a punto de renunciar cuando finalmente encontramos orihalcum en el último lugar.

Todavía no podíamos extraer ningún adamantite, pero adamantite era un metal utilizado puramente por su dureza, mientras que orihalcum era utilizado por su alta afinidad con la magia y por lo tanto era más importante para nosotros.

“Eso es una gran noticia, Rorono”

“Mhm. Es indispensable para mi [Doncella Guerrera Mecánica] donde el mithril simplemente no será suficiente. Con orihalcum, puedo repararlo cuando esté roto e incluso hacer algunas mejoras en él. ¡Vengan golems y centran la excavación en este punto!” (Lalo: chances me equivoqué con el nombre, pero ya saben lo que es, y con uno, y repito, uno, que me lo diga es suficiente, que me llenan de comentarios por un error, ya parecen ecle)

Ella ordenó y los golems bajo su mando fueron convocados. Inmediatamente comenzaron a cavar. Cuando miraba de cerca, la forma de sus manos era adecuada para la minería.

Después de que ella se convirtiera en mi [Monstruo del Pacto], ella fue capaz de producir golems modificados. Además de los golems de la minería antes mencionados, también podría hacer golems centrados en el transporte que caminaban sobre cuatro patas, así como golems kamikaze para los atentados suicidas, por nombrar algunos.

La extensión de nuestras estrategias se había expandido junto con el aumento en la variación de los golems. Cuantos más tipos de golems pudiera hacer, más trucos podíamos sacar. En línea con eso, estuvimos continua y repetidamente investigando y experimentando en golems altamente eficientes.

“Parece que los golems ya han cavado un poco de orihalcum.”

Cuando Rorono colocó el orihalcum plateado en su poder mágico dirigido hacia él, empezó a cambiar de forma a través de su habilidad especial, el [Alquimista de Platino]. (Lalo: el gringo decidió cambiarlo de Alquimista de Plata, y pues como me gusta el cambio lo cambiaré yo mismo)

El orihalcum licuado cambió su forma según el deseo de Rorono. Las impurezas no deseadas se hicieron salir.

A continuación, mientras aplicaba presión a través de otros tipos de magia terrestre, lo encantó añadiendo los sellos mágicos.

A mitad del proceso de fabricación, sacó del bolsillo el mithril y la plata, lo licuó y lo añadió al orihalcum. Al convertirse en una aleación orihalcum, su rendimiento aumentó.

Si se trataba de un herrero ordinario, el proceso probablemente les llevaría unos meses, mientras que la terminó en pocos minutos con su magia.

Como toque final, la parte de la manija fue envuelta por el cuero de una bestia demoníaca. Y así, dos cuchillos hechos de aleación de orihalcum fueron creados. Eran pequeños, fáciles de usar, y se veían bien. Su hoja era muy delgada.

Las vainas estaban preparadas en su bolsillo.

“Maestro, he hecho estos para conmemorar la primera vez que pudimos minar orihalcum. Son finas y ligeras, pero también muy afiladas. Están hechos de una aleación orihalcum así que, a pesar de su delgadez, puedo garantizar que son duraderos. Espero que lleves uno contigo.”

Acepté un cuchillo de ella. (Lalo: ese es indigno, que me los de a mí, siempre porto cuchillos y los uso como dignas herramientas)

Cuando lo recogí, me sorprendió mucho. Era tan ligera como una pluma. Cuando lo saqué de su vaina, su hoja reflejó la luz tan brillantemente. Era una hoja diabólica; sólo por mirarlo, se sentía como si mi alma estaba siendo absorbida.

“Lo haré. Si es esto, debe ser fácil de llevar. Es un buen cuchillo.”

“Mhm. Me alegro de que estés contento con eso.”

Cuando guardé mi cuchillo en mi bolsillo interior, ella hizo lo mismo con el suyo.

Rorono actuando como si estuviéramos reflejando el uno al otro era tan lindo.

“A propósito, Rorono, ¿has oído hablar de un metal mejor que el orihalcum?”

“No. ¿Hay tal cosa?”

“He venido a pensar recientemente que podría haber. Los metales que se podían obtener de una [Mina] eran proporcionales a la fuerza de un Señor Demonio y el metal actualmente más alto es el orihalcum. Lo más probable es que yo sea el único Señor Demonio que puede hacer monstros de rango S para que el poder que pueda obtener de mis Monstruos del Pacto sea mucho mayor de lo que cualquier Señor Demonio puede obtener de los suyos. Para el momento en que los tres de ustedes hayan crecido al máximo, yo sería más fuerte que cualquier Señor Demonio actual. Si eso es así, no sería tan extraño para nosotros ser capaz de extraer un metal que nadie más ha visto antes, ¿verdad?” (Lalo: tiene razón, luego de pensarlo debe haber algo muuuuuuuuuuuy poderoso esperándolos)

Pensé que tal cosa no estaba realmente fuera del ámbito de las posibilidades. Mientras que fueran mis hijas encantadoras, tenía la expectativa de que me traería a unas alturas en las nadie ha estado antes.

“Ciertamente es probable. Será genial si sucede. Un arma hecha de un metal más alto que el orihalcum… Quiero hacer que algún día con mis propias manos, el arma definitiva.”

Estaba en trance mientras pensaba en ese metal.

Entonces le rocé ligeramente la cabeza. Al darse cuenta de que se alejaba en sus reflexiones, su rostro se puso rojo. (Lalo: joder, me muero de ternura)

“¡Hemos hecho lo que vinimos por lo que volveremos?”

“Mhm. Maestro, haré todo lo posible para que obtengamos el mejor metal de la historia. Haré armas más fuertes y fáciles de usar para Kuina y Aura para que puedan ser más fuertes y estar más cerca de ese metal.”

Como lo decía así, no tenía ninguna duda en mi corazón de que lo haría realidad.

“Sí, espero mucho de ti, Rorono. Sé que puedes hacerlo.”

“Mhm.”

Mientras intentaba esconder su rostro enrojecido, le cogí la mano y caminamos hacia el exterior. Al llegar a ser capaz de obtener un suministro constante de orihalcum, mis monstruos crecerían aún más fuertes.

Además, había decidido que, si Rorono tuviera tiempo de sobra, le pediría un arma propia.

Después de todo, era una cuestión de honor para un Señor Demonio Padre ser capaz de proteger a sus hijos. Y para eso, necesitaba un arma poderosa.

Traductor y editor: Lalo

(Lalo: bueno, noticias de poca madre, pasé todo, con un 7 como mínimo, y en inglés si me pude meter al curso, sólo fue el puto buscador que no reconoció mi nombre sin acento, pero ya todo bien y con una moral alta.

Otra, ya al fin podré hacer mi máquina para el filamento, pero las putas brocas son más escurridizas que Alphard en un kínder, pero espero hoy encontrarlas, para al fin terminar todo y poder descansar en paz (no, no me muero, no hagan fiesta aún).

Bueno, que estén bien, su pobre navaja suiza se va a acostar, que siento cansancio en cada célula del cuerpo, y otra, no estén dando lata con los capítulos, adictos, me levanté recién esto tenía 6 horas y tenía cosas que hacer, no quiero recordatorios, diario entro a ver si hay cap.)

AnteriorIndice / Siguiente

Índice